BRIGID, LA SEÑORA DEL FUEGO.

BRIGA o BRIGIT, señora del fuego, era una de las diosas de mayor entidad entre los celtas. El nombre Brig, viene de la palabra celta BRIG que nos sugiere poder y autoridad, significa «La más grande» o «La más venerada». 

BRIGA o BRIGID, la señora del fuego, es una divinidad femenina, antigua y poderosa dentro del mundo celta. Era la hija de Dagda «el buen dios» y Morrigan, una Tuatha Dé Danann, (irlandés antiguo: «de la tribu de Danu») los seres mágicos que habitaron Irlanda antes que los irlandeses actuales. Era la esposa de Bres de los Fomorianos, con el cual tenía un hijo, Ruadán. Tenía dos hermanas, también llamadas Brigid, y se considera una clásica diosa triple céltica, en este caso del fuego. Es madre, esposa y hermana de Lug, Dagda, Ogmé, Nuada, Diancecht y Mac Oc, los dioses del Tuatha Dé Danann. 

Brigid fue venerada en Irlanda, Gales, España y Francia como Diosa del fuego, la fertilidad, el hogar y todas las artes y artesanías, las artes marciales, la salud, la agricultura, la inspiración, la poesía, la adivinación y la profecía, la herrería, la domesticación de los animales, el amor, la brujería y el conocimiento oculto.

BRIGID, DESCIENDE DE LA GRAN DIOSA PRIMIGENIA DANA / ANA,

La mitología celta tiene la particularidad de tener un único principio femenino divino. Briga se considera la última descendiente de la Gran Diosa, Danu o Dana también llamada Anu o Ana, la madre de Dagda , y como tal, en ella renace la Diosa Madre en una forma renovada, rozando el arquetipo de la Diosa Virgen.

Brigit es en ocasiones identificada con la diosa Danu la madre de los dioses irlandeses (cuya identificación con Anu tampoco es muy clara), por quienes son llamados Tuatha de Danann, es decir los Hijos o la Tribu de Dana, pero como Dana también significa don, habilidad o regalo, se les llama Los Habilidosos.

Brigid, Brigantia, es transformada esquemáticamente como la madre, esposa, hermana e hija de los otros dioses.  Hija de Dagda y hermana de Angus, su nombre significa “la poderosa” o, como Brigantia, “la encumbrada”. Su nombre se encuentra en diversas grafías, y se manifiesta en forma de innumerables avatares. Este renacimiento de Dana en Brigit tiene paralelismos con el de Démeter, que renace en Perséfone o como tantos otros dioses resurgen actualizados en la forma de sus hijos.

La segunda vinculación de Brigit con Dana proviene de su relación con los ríos. Brigit es asociada a las corrientes de agua, al igual que Dana o Danu, cuyo nombre significa Agua del Cielo y cuyo nombre está directamente conectado con el Danubio, conocido como el Camino de Danu. Si bien Dana era la gran diosa madre, una equivalente de la diosa griega Gea, señala Joseph Campbell en su libro «Las máscaras de dios».

A Brigid se la compara frecuentemente con la diosa Minerva romana, con la que comparte cierto número de funciones. Es la diosa-madre, diosa de las artes, la magia, la guerra y la medicina. Es también la diosa de los druidas, de los bardos, de los vates y de los herreros. Brigit o Briganti, patrona del fuego, de la poesía y de los rebaños era la equivalente a Minerva y otros con la Atenea griega. El mismo Julio César lo había observado.

Brigid era la diosa de la sanación, de los artes y la poesía. Preside la herbolaria, conociendo como diosa todas las características que se derivan de este Arte. Para los poetas, era su Musa, como “banfhile”, a quienes ofrecía inspiración, abriendo los tenues velos entre los mundos. Ella es identificada numerosas veces como la Awen invocada por los poetas, es decir, bardos, en la tradición celta.

Brigid era la protectora del trabajo de granja, del ganado, y preservadora del hogar al cual protege contra el fuego y otras calamidades. Entre sus otras muchas atribuciones se encuentra la de ser la diosa de la diplomacia, pues mediante su matrimonio con Bres de los fomorianos se consigue unir a esta tribu con los Tuatha Dé Dannan mediante una alianza por matrimonio. También inventó el arte de la plañidera, al llorar por la muerte de su hijo Ruadán en batalla.

Es también una diosa guerrera a cuya protección se acogen los guerreros. En su aspecto de Brigantia, lleva una lanza, un orbe de victoria y lleva una corona de guerra. La palabra ‘Brigante’ deriva de esta versión guerrera de Brigit. En el himno nacional británico, “Salve Brittania, Brittania gobierna las olas. Los británicos nunca, nunca, nunca serán esclavos. Se enfatizan sus características guerreras y protectoras. Una diosa venerada en Irlanda y Escocia entre los gaélicos y presumiblemente en todo el territorio celta como veremos más adelante.

La diosa Briga tiene tres aspectos diferentes que son todos partes de la misma diosa sin edad.

LA TRIPLE DIOSA CELTA.

Las tríadas, en la mitología celta, consistían en la fusión de tres personalidades divinas en una sola persona.

El significado que poseía el número tres en esta mitología es el de «el medio», la indecisión que existe entre el bien y el mal. El tres representa en numerología la idea de la plenitud o totalidad, como en los tríos de pasado/presente/futuro y mente/cuerpo/espíritu. Los pitagóricos consideraban el tres el primer número completo, ya que, igual que tres guijarros puestos en fila, posee un comienzo, un medio y un final.

A Brigid se la considera una clásica diosa triple céltica, parecida a la Triple Diosa de origen lunar de la mitología griega donde se representa las tres etapas cronológicas de la vida de una mujer (la doncella, la matrona y la anciana).

Es una triple diosa, aunque no posee nombres diferenciados en sus aspectos, a no ser el que forma con otras deidades en su versión como Dana. 

En lengua gaélica, Brigid (significa algo así como “la sublime”) es una diosa celta triple cuyas otras manifestaciones son la Cailleach (la vieja, como nuestra vieya’l monte) y Danu, la madre, por tanto estaríamos ante una diosa con tres manifestaciones. Brigid como joven, Danu como Madre y Cailleach como anciana, al modo de las matres representadas en la Galia en el siglo I a.C. donde nos encontramos a Brigindo, la diosa gala.

La diosa Cailleach es la anciana que según diversas tradiciones celtas forma la triada celta junto con Dana, y Brigit. Las tres juntas tienen un simbolismo que representa la sucesión de las estaciones, la fertilidad de la tierra y el ciclo de la vida y la muerte.

La diosa Cailleah asociada al invierno, muchos piensan que en realidad esta diosa es la misma que la diosa del fuego, la poesía y la primavera, es decir, la diosa Brigit. Al parecer, el 31 de enero Cailleach, con su aspecto envejecido y azulado, viaja a la isla de Ávalon. Allí, toma un poco de los frutos del árbol de la juventud eterna. Tras comer se vuelve nuevamente joven y adopta otra vez la figura de Brigit, acudiendo así al ritual celta de Imbolc, el que abre la primavera.

Quizás tal vez el de la Cailleach escocesa o la Cally Berry de los irlandeses, o la Cailleach Bolus de los galeses, o la Cailleach Corca Duibhne de los córnicos, que representa el aspecto envejecido de la Tríada, pero entre los celtas de Irlanda era venerada tanto por herreros, a los que protegía con sus encantamientos y Artes, por los sanadores/as a los que asistía, ayudándoles con su protección y flujo divino en los partos.

Esas tres edades se ven reflejadas en el desarrollo del año. En Imbolc, Cailleach, como una vieja azulada, viaja al más allá donde crecen los manzanos de la eterna juventud, y tras comer de la fruta sagrada vuelve a renacer convertida en una joven, cuyo nombre podría ser Brigid, dando comienzo al ciclo de nuevo, igual que el invierno muere y da lugar a la primavera.

La dedicación a las madres Aufanian (AE 1930, 19)
Relieve de terracota de las Matres, 

A Briga se le relaciona estrechamente con la imagen de las Matronae o de las Tres Madres. Estas Madres se suelen representar como tres mujeres con símbolos de fertilidad, como niños amamantados, frutas, cereales y signos de abundancia. La producción de alimentos, la fertilidad de la tierra y la fecundidad de la Madre Naturaleza son todas las funciones clave de la Diosa Madre.

No en vano es una triple diosa en su misma concepción, forma una tríada en sí misma, como otros dioses pan-célticos como Lugh, Cernunnos o Morrigan y se le relaciona estrechamente con la imagen de las Matronae o de las Tres Madres.

Y es que a Brigit se la considera la única hija de la Gran Diosa Madre, Dana y del Dagda, y como tal, el renacimiento de la Diosa Madre en una forma renovada, rozando el arquetipo de la Diosa Virgen. Este renacimiento de Dana en Brigit tiene paralelismos con el de Démeter, que renace en Perséfone o como tantos otros dioses resurgen actualizados en la forma de sus hijos.

Podemos ver que esta vinculación de Dana y Brigit se reafirma en dos de sus asociaciones: por una parte, a Brigit, se le asocia con la Gran Vaca, representada como en el caso de “La Ensalzada” en una vaca blanca; la vaca, como animal, ha sido símbolo de la Gran Madre en diferentes panteones y mitologías; desde la egipcia Hathor, diosa vaca del cielo y la fertilidad, y en asociación con el disco solar se convierte en Isis o Audhumla , la vaca primigenia de la mitología nórdica, diosa de la creación nórdico.

Brígid nació al amanecer, mientras que su madre caminaba sobre un umbral, es decir, estando entre lugares y tiempos. En la tradición celta este es un periodo de espacio sagrado cuando las puertas entre los mundos se abren y pueden ocurrir eventos mágicos. La leyenda dice que cuando ella nació, una torre de llamas salió de su vivienda y alcanzó las alturas de los cielos, dando la impresión de que la casa ardía en las llamas. Como señora del fuego, el elemento fundamental en el culto a esta diosa, seria también guardiana del fuego de los antiguos faros, la luz en tierra firme que guia a los navegantes y los viajeros. El pebetero solia encenderse con una flecha encendida.

brigpicscanyellow

LOS TRES ASPECTOS DE BRIGID.

Brigit tiene tres aspectos diferentes que son todos partes de la misma diosa sin edad.

De Brigid se dice que tenía dos hermanas, y así, mientras ella se encargaba de la poesía y de la inspiración, habría también la Brigid médico, encargada de las curaciones y la partería y la Brigid a cargo del fuego del hogar, de las
herreras y de otras artesanías, pero es opinión general que las tres divinidades son en realidad una única deidad, pues sus hermanas no tienen nombres diferenciados.

En lo que coinciden todas las variantes célticas es que el fuego es el representante, siendo uno de sus principales atributos. El fuego de la hoguera, el fuego del sol o el fuego del interior de la Tierra, una tríada que de nuevo representa, la generación de la vida y como alegoría de la Diosa en su máximo esplendor.

Los aspectos separados de su triple naturaleza es una ordenada división del trabajo para esta diosa de la luz, de origen solar, que tiene múltiples facetas:

Un aspecto de Brigid es el de «Llama de la Sabiduría». Una divinidad a quienes los bardos y poetas adoran como el origén de la inspiración creativa. Honrada como diosa de la lengua celta, inventó el alfabeto Ogham. Patrona de la poesía, la historia y la canción. Protectora de todo el aprendizaje cultural. Brigid fue vista como la fuente de los oráculos de la adivinación y la profecía. Maestra de la magía blanca, el conocimiento oculto y druídico. Su animal iconográfico es un hermoso cisne blanco, tan evasivo como la inspiración misma. El otro animal relacionado con ella es el cisne blanco. Brigit está unida a este animal en su faceta de diosa comadrona, ya que se dice que bajo esa forma cuidaba de los niños recién nacidos apostada sobre sus cunas.

El fuego de la inspiración es un regalo que muchos desean ardientemente experimentar. Los Celtas de antaño suplicaron a la Diosa Brigit por esta chispa divina. La asociación de la Diosa con el Otro Mundo pervive en su figura cristianizada, puesto que en los epítetos utilizados para referirse a ella son usados términos como “Brigit, de la Delgada Raza de las Hadas” y “Brigit,  de la Tribu de las Mantas Verdes” en clara asociación con la Buena Gente, los habitantes de los Sidh.

Otra figura era el «Fuego del Hogar». Es la diosa de la familia, la fertilidad, la medicina, la salud, la curación y los partos. Cuidadora de los nacimientos y de la infancia. Posee un famoso caldero para este propósito. Brigid tiene muchas asociaciones con la chimenea y la casa, y se invocaba cuándo a menudo se atascaba la chimenea o cuando el umbral necesitaba protección o limpieza. Protectora de los suyos, se preocupa por la justicia, la ley y el orden. La vaca es su símbolo de la abundancia y la fertilidad., es una legendaria fuente de riqueza y alimentos. Símbolo de sus derechos y soberanía, ya que representa tanto a la tierra como al cielo. Al nacer, la Diosa Brigit es lavada y alimentada con la leche de una vaca sagrada. La vaca de la Diosa representa la generosidad de espíritu. Las vacas y sus terneros recién nacidos estaban bajo la protección de Brigit.

La tercera personalidad es el » Fuego de la Transformación». Ella también fue llamada la flecha ardiente porque fue asociada con el arte de la fundición de metales, el cual usa la herramienta alquímica del fuego para transformar metales básicos en objetos valiosos.

Diosa de las artes y la artesanía, ella enseña a los hombres la herrería y otras artes, relacionadas con el fuego como la orfebrería y la producción de armas para mejorar la habilidad en la guerra. La gente se reunió para aprender de Brigid el secreto de la utilización del fuego para ablandar el hierro y doblar a la forma de sus deseos. Ademas es descrita como la patrona de otras artes vitales de la temprana sociedad celta: el tejido y la elaboración de la cerveza.

Fue ella quien hizo el silbato para llamar a través de la niebla y en los viajes nocturnos. La serpiente, una sierpe alba con orejas rojas, la unen a la idea de la transformación, el renacimiento y la conexión con los dioses ctónicos. En su origen, la serpiente era considerado un animal benévolo, y por mudar de piel cada cierto tiempo, representaba la fertilidad, la regeneración de la naturaleza.

BRIGIT, SEÑORA DE LOS ANIMALES.

Brigid estaba relacionada con los animales salvajes y domésticos.

La serpiente áspid que representa en ella su arte adivinatorio, vinculada igualmente a los poderes de la Tierra.  Su asociación con la serpiente y por lo tanto, con la idea de renacimiento y de sabiduría es importante por la relación que existe entre serpientes y druidas.

Brigid también posee un pájaro mensajero, llamado bridean o brideun (pájaro Brid en Escocia) y giolla Bride (el sirviente de Brid en Irlanda). En español se traduce como Ostrero que es un pájaro de unos 45 centímetros de largo con el dorso negro y el vientre blanco que se alimenta de lapas y otros mariscos.

Los animales blancos (el cisne, la serpiente, la vaca…) que la representan, como otros tantos animales de similares características en las leyendas celtas, representan guía hacia el Otro Mundo: podemos ver ejemplo de ello en varios casos, desde los perros de la Cacería Salvaje, hasta el ciervo blanco perseguido por Arturo en su Viaje al Otro Mundo-.

Su flor representativa, se dice que es el diente de león, el cual posee muchas propiedades benefactoras para la salud, a la vez que contiene un líquido lechoso que lo vincula místicamente al ganado.

Realizando un estudio de sus símbolos y de sus manifestaciones hay varios elementos que la unen a un origen chamánico.

Uno, su asociación con las aves, con el cisne blanco. El vuelo mágico y su asociación con las aves es un punto fundamental del estudio chamánico, donde se relaciona el vuelo con el viaje a los Cielos. Mircea Eliade, en su estudio sobre el chamanismo, comenta: “Advirtamos simplemente que dos temas míticos importantes han atribuido a darle su estructura actual: la imaginación mítica del alma en forma de ave y la concepción de los pájaros como psicopompos” para posteriormente decir “El vuelo chamánico es la manifestación simultánea del éxtasis y de la autonomía del alma… Está asimismo relacionado con el simbolismo de la ascensión”

LA DIOSA BRIGID DE BRIGANTIA (HISPANIA).

La diosa celta Briga fue romanizada como Brigantia y cristianizada como Santa Brígida.

Brígid es un nombre femenino de origen discutido debido a su antigüedad. Según unos lingüistas, se relaciona con el vocablo celta briga, que significa población o colonia; según otros su origen es hebrero, de hir –ciudad–, caldeo, de ur –valle–, o céltico, de brigh, fuerza. Y, en fin, hay quien da a este nombre el significado de aquélla que es poderosa y fuerte; o el de la excelsa.

El nombre de Brigantia para la diosa surge de la de los pueblos antiguos que llevaban su nombre, los brigantes. Brigantia es una ciudad mítica de Galicia construida por el rey Breogán. Según la tradición celta, Breogán construyó Brigantia con su alta torre, desde la cual se podían divisar las costas de Irlanda, distantes a más de 900 kilómetros.  Se cree que la mítica Brigantia se asocia con la ciudad romana de Brigantium, cuya ubicación actual es desconocida aunque frecuentemente se asocia a la actual La Coruña (España), y la mítica Torre de Breogán sería la Torre de Hércules construida por los romanos en el siglo II.

Bryan Sykes (profesor de genética humana en el Instituto de Medicina Molecular de la Universidad de Oxford, Decano del Wolfson College (Oxford) y fundador de la empresa Oxford Ancestors) publicó en el año 2006 el libro «The Blood of the Isles», donde sobre la base del ADN de 10.000 voluntarios elaboró el mapa genético de Irlanda e Inglaterra, mostrando la vinculación genética de la población actual con antepasados provenientes de la Galicia celta.

 Briga todavía brilla a través de la niebla de los tiempos como el antiguo Faro de Breogan. En su más antigua encarnación, ella es Breo-Saighit, Flecha Ardiente, también llamada La Llama de Irlanda. La leyenda dice que cuando ella nació, una torre de llamas salió de su vivienda y alcanzó las alturas de los cielos. Su nacimiento, que ocurrió al amanecer, daba la impresión de que la casa ardía en las llamas.

BRIGID, LA LLLAMA DE IRLANDA.

La diosa, también llamada «La Llama de Irlanda» fue asociada a las llamas perpetuas sagradas. Un elemento fundamental en el culto a esta diosa, es el fuego. Se la supone guardiana del fuego del hogar y el fuego pervive en la efigie de Brigit como flecha flamígera que surca el aire.

La más antigua encarnación de la diosa Briga, es Breo-Saighit que significa «flecha ardiente». También era conocida como Brigantia en el norte de Gran Bretaña.  El libro de las invasiones celtas Leabhar Ghabhála Érenn afirma que los hijos de Breogán pusieron la vista sobre las verdes costas irlandesas. Ith, hijo del rey, fue asesinado en Irlanda. Como represalia, los descendientes de su hermano Bile, con su hijo Míl a la cabeza, conquistaron Irlanda con tan sólo un millar de hombres.

BRIGID Y LA FIESTA DE IMBOLC.

En Irlanda, Brigid es la diosa asociada a la fiesta de Imbolc, la purificación del 1 de febrero, ya que se cree que Brighid protege los rebaños y favorece la fecundidad. La festividad del Imbolc coincide con el día de Santa Brígida en la Iglesia Católica Romana, la Iglesia Ortodoxa Oriental y por algunos anglicanos.

Las fiestas a Brigid también fue asimilada por la cultura cristiana en la celebración de la Virgen de Candelaria, que representa la Purificación de la Virgen María. Este era un rito celebrando los 40 días desde el nacimiento del niño Jesús, cuando se consideraba que la madre era pura, pues ya había eliminado cualquier rastro de sangre producto del parto).
Según la ley judía, María debía ir al templo a presentar al recién nacido y ofrendar cirios encendidos. La iconografía de la Virgen de Candelaria se basa en este episodio bíblico de la presentación del niño Jesús en el Templo de Jerusalén (Lucas 2,22-40). La virgen sostiene la candela o vela de la que toma nombre y el niño Jesús por su parte sostiene en sus manos un pequeño pájaro.

Un último símbolo de la diosa y un poderoso amuleto asociado a ella es la Cruz de Brigit, cuya forma más común es una esvástica de cuatro brazos iguales. Las cruces de Bridget ( Bride De Bogha) se hacían formando gavillas de trigo o avena y se ponían en la casa para asegurar la protección de la familia.

EL SANTUARIO DE KILDARI.

Es innegable que el mayor santuario dedicado a Brigid es Kildare, (Irlanda) cuyo nombre en gaélico es Cill Dara, que significa Templo de (o entre los) Robles. 

Brigid tenía un sacerdocio femenino dedicado y el fuego sagrado siempre ardia en su santuario en Kildari. La tradición de las sacerdotisas femeninas que atienden a las llamas sagradas eternas, que surgen de forma natural, es una característica de la espiritualidad indoeuropea antigua pre-cristiana. Otros ejemplos incluyen la diosa romana Vesta, y a otras diosas del hogar.

El fuego pervive en la efigie de Brigit como flecha flamígera que surca el aire. La druidesa a cargo del cuidado del fuego sagrado de Brigid, recibía el nombre de la divinidad, lo cual explicaría la gran cantidad de funciones y leyendas que se le atribuyeron a la diosa y luego a Santa Brigida en la que se convertiria con la llegada del Cristianismo.

El número de sacerdotisas de Brigit era de diecinueve y se corresponde al número de años que se necesitan para completar el “Gran Año Celta”. Pero otras historias asemejan el número de cuidadoras del fuego a nueve. Ésta es una identificación con la figura de Morgana, la sacerdotisa de la Isla de Avalon. La imagen de las musas, inspiradoras del arte, conductoras del arrebato que conducía al artista hasta su obra, entronca intimamente con la esencia misma de Brigit y fue introducida en Grecia por Pitágoras. Se asociaba a Morgana al Caldero, al igual que a Cerriwen, y cuenta la leyenda del Grial que este Caldero era calentado con el aliento de las nueve musas que lo cuidaban. Morgana es quien vive en Avalon junto con sus nueve hermanas, las nueve doncellas de el caldero de Annwn, poseedora de poderes de transformación y sanación y perteneciente al pueblo de las hadas.

Se cuenta que a tan poderosa “isla de mujeres” no podía acercarse ningún varón. 

El mito cuenta que la llama sagrada en Kildare estaba rodeada por un seto que ningún hombre podía cruzar. Se dice que los hombres que intentaron cruzar el seto fueron maldecidos con la locura, la muerte o la impotencia.  Cabe recordar, sin embargo, que la diosa no siempre estaba de buen humor y, cuando el tema de la cosecha no iba bien y para calmarla, se solía sacrificar un gallo en donde tres corrientes de agua se encontraban.

Brigid también fue relacionada con los pozos sagrados, en Kildare y muchos otros sitios en las tierras célticas. Vestir el pozo, atar tiras de tela girando alrededor de los árboles cercanos a los pozos curativos, y otros métodos de solicitar o de honrar a Brigid todavía ocurren en algunas de las tierras célticas y de la diáspora céltica. Vestir el pozo es una costumbre practicada en la Inglaterra rural en la cual los pozos, los manantiales u otras fuentes de agua se adornan con diseños creados con pétalos de flores.

Curiosamente, en aquel lugar donde desde tiempo inmemorial los celtas había mantenido un altar con fuego permanente dedicado a la diosa Brigid, fundo santa Brígida un monasterio de religiosas.

Santa Brígida de Kildare, llamada también Brígida de Irlanda, nació hacia el año 450 en Faughart, región de Ulster al norte de Irlanda. Junto a San Patricio, es venerada como patrona de esa nación y su culto se ha extendido a gran parte de Europa.

VER: SANTA BRIGIDA DE KILDARE.

Cuando la diosa pagana fue “santificada” el cuidado de su templo, en Kildare, pasó a manos de las monjas católicas. Estas mujeres fueron conocidas como “las hijas vírgenes del fuego”. El altar de Brigit en Kildare permaneció activo hasta el siglo XVIII y fue cerrado por la monarquía. El fuego fue extinguido por primera vez en el siglo XIII y vuelto a encender hasta que Enrique VIII ordenó la disolución de los monasterios. La hermana Mary Minchin, monja de Santa Brígida en la iglesia de Kildare, volvió a encender la llama el 2 de Febrero de 1996. Y desde entonces continúa vivo.

OTROS NOMBRES DE BRIGID.

Maman Brigitte, la señora del cementerio vudú.

Maman Brigitte, uno de los loa haitianos del vudú, puede ser una forma de Brigid. Es probable que el concepto llegara al nuevo mundo a través de los irlandeses que fueron secuestrados, esclavizados y forzados a trabajar en el Caribe junto a Africanos esclavizados. Debido a la endogamia y la mezcla cultural entre el irlandés y los africanos, es posible que el vudú haitiano este influenciado parcialmente por supervivencias de politeísmo céltico.

El uso de Santa Brígida para Maman Brigitte obedece primeramente a un parecido de los nombres que a la iconografía respectiva o equivalente; (posiblemente la santa dio nombre a la diosa del vudú). Ya de por si Santa Brígida es de hecho una versión de una diosa celta del fuego y la inteligencia (la versión celta de Atenea) conocida como Brigit o Brigid.

Maman Brigitte se adora como la señora del cementerio; sus colores son púrpura, violeta y negro. Es la esposa del Barón Samedi, y es caracterizada como muy trabajadora, una mujer que maldice fuertemente, puede conjurar una centella azul y disfruta de una bebida especial hecha del ron con 21 pimientas fuertes. A la gente sospechosa de falsificar una posesión por ella, se le puede pedir beber su ron especial o frotar las pimientas fuertes en sus órganos genitales, como ella lo hace de vez en cuando. Identifican a los no poseídos de verdad pronto.

Otra etimología de Brigid

Brigid ha sido conocida por muchos nombres, sobre todo en función de la concreta ubicación o periodo de tiempo. Adorada en Irlanda, Gales, España, Francia, y Gran Bretaña, Briga era un calificativo que quería decir “La Ensalzada” o la “Elevada”. Otra traducción de Brigit es “La Brillante”. También se traduce como “La Poderosa” o “La Encumbrada”.

El Viejo irlandés Brigit [‘ el brɪʝɪdʲ] vino ser deletreado; Brighid en el periodo moderno irlandés. Tras la reforma del deletreo de 1948, éste ha sido deletreado; Bríd [‘ briːdʲ]. La forma anterior dio lugar a la Anglicanizacion Bridget , ahora comúnmente – visto como Brigid.
Brìghde/Brìde (Escocia)
Fraid (País de Gales) debido a las mutaciones de la pronunciación Galés, sus cambios de nombre a ‘ Ffraid’ cuando después de un sonido [s], por ejemplo en el nombre ‘Llansanffraid’ = ‘Santo Bride’s Village’
Breo Saighead (» la flecha ardiente; – una etimología popular encontrada en Sanas Cormaic)
Brigan
Brigandu (Galia)
Brigantis o Brigantia (Gran Bretaña)
Brigantis (Gran Bretaña)
Brigindo (Suiza)
Briga, Brigantia , o Bríxida (antigua Galicia)
Braga o Bragança (Norte de Portugal )
Se creía que recitar la genealogía de Bride proveería de protección al recitador. Muchos poemas y encantamientos han sobrevivido hasta nuestros tiempos.

Mi humilde opinión es que tras la invasión romana y la persecución de las creencias celtas, las deidades oscuras y lunares con fuerte carga guerrera,  como las Morrigans, fueron perseguidas y su culto prohibido. La luminosa diosa Brigid asumió  la particularidad de ser entonces la única divinidad femenina en la Celtica Romanizada. Conocida Brigid por sus muchas facetas, su semejanza a la sabia diosa Minerva /Atenea quizás ayudo a que los romanos permitiesen su culto. No olvidemos que también se le atribuye ser la diosa de la diplomacia.

Imagen de Enrique Meseguer en Pixabay

FUENTES: 

POSDATA

Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Si te gusta, por favor ¡comparte!

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.
Previous post Pachamama, la Diosa Madre Andina
Next post La Diosa Celta Epona, la Yegua Pelirroja.

11 comentarios en “La Diosa Celta Briga o Brigid

  1. Alguien conoce algún guía espiritual en Kildare de habla española, o algún viaje espiritual organizado a Kildare?

  2. Me ha gustado muchísimo el texto y su información sobre la Diosa Brigit. El más completo que he leído hasta ahora sobre este tema.
    Gracias

  3. Las muestras que Skyes utilizó para vincular genéticamente a la población del norte de España y las Islas Británicas fueron tomadas en Cantabria y Vizcaya, no en Galicia.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: