ARTEMISA o ARTEMIS EFESIA , LA PORTADORA DE LA LUZ.

La diosa Artemisa, Señora de los Animales, la «Portadora de la Luz» en la mitología griega, fue una una de las más antiguas deidades ampliamente veneradas en el Mediterráneo , incluida las costas de Iberia.

Salvaje, independiente y de una fuerza y belleza superiores. Así aparecía Artemisa, como divinidad de la fertilidad, la caza y la guerra, en la mitología griega. Hija de Zeus y hermana gemela de Apolo , es una de las doce grandes divinidades olímpicas. Homero se refiere a ella como la diosa con flecha o tirador de la flecha. Su arco es de oro. Es curioso que su hermano Apolo tenga un arco de plata.

DIOSA LUNAR Y VIRGEN.

Como virgen del Alba , la “Portadora de la Luz” en la mitología griega, Artemisa fue una de las más antiguas deidades ampliamente venerada en el Mediterráneo , incluida las costas de Iberia.

Como virgen, Artemisa personificaba la luna creciente que renacía. Como virgen, Artemisa personificaba la luna creciente que renacía.  Hécate personificaba la oscura luna nueva y Selene, o en ocasiones Deméter, era la luna llena. Juntas formaban la divinidad tripartita.  A Artemisa en Grecia se la identificaba frecuentemente con la caria Hécate y con Selene, una titánide que era la diosa griega de la Luna (razón por la cual en ocasiones aparece representada con una luna creciente sobre la cabeza) y a través de ellas y de su carácter lunar, con los ritos mágicos y la hechicería.

La Leyenda de su origen,

En la mitología griega, Artemisa era una de las diosas principales. Hija de Zeus y Leto, y hermana gemela de Apolo, se la relacionaba con la luna, como con el sol a su hermano. Diosa de la cacería, la castidad, los animales salvajes y la curación, también era protectora de los partos y su culto se extendió a lo largo del tiempo, llegando hasta los etruscos y romanos.

La leyenda dice que Hera descubrió la infidelidad de su esposo Zeus y le prohibió a Leto que diera a luz en tierra firma, o el continente, o cualquier isla del mar. Leto tuvo que buscar otro sitio para alumbrar y encontró la isla flotante de Delos, rodeada de cisnes. Pero eso no era todo, pues Hera también secuestró a Ilitía, la diosa de los partos, aunque los demás dioses luego la obligaron a dejarla ir. Leto dio a luz a Artemisa, quien luego ayudó a nacer a su hermano Apolo. Otra versión dice que Artemisa nació en la isla de Ortigia y que ayudó a su madre Leto a cruzar el mar hasta Delos para dar a luz a Apolo al día siguiente.

Cuando era muy pequeña, Artemisa le pidió a su padre que le concediese algunos deseos: virginidad eterna, sabuesos de orejas cortadas, ciervos para tirar de su carro, veinte ninfas como compañeras de caza, y sesenta bailarinas oceánides. Zeus le concedió todos sus deseos y sus compañeras permanecieron vírgenes, tal como ella misma guardaba su castidad celosamente.

Artemisa de Éfeso

Homero alude a ella como Artemis Agrotera, y Potnia Theron, «Señora de los Animales». La diosa minoica representada en sellos y otros restos , a la que los griegos llamaban Potnia Theron, ‘Señora de las Bestias’, muchos de cuyos atributos fueron luego absorbidos también por Artemisa, parece haber sido un tipo de diosa madre, pues en algunas representaciones amamanta a los animales que sostienen.

ARTEMISA EFESO.

La Ártemis de “Muchos Pechos” fue la patrona de la nutrición, fertilidad y nacimiento. Su imagen en Éfeso tenía todo el torso cubierto de pechos para demostrar que nutría todas las cosas.

En Éfeso, una diosa a quien los griegos asociaron con Artemisa fue venerada en una imagen de culto arcaica prehelénica [que fue tallada en madera (un xoanon ) y mantenida decorada con joyas. Las características son más similares a las deidades egipcias y del Cercano Oriente, y menos similares a las griegas. El cuerpo y las piernas están encerrados dentro de un término similar a un pilar que se estrecha., de la que sobresalen los pies de la diosa. En las monedas acuñadas en Éfeso, la diosa lleva una corona mural (como los muros de una ciudad), un atributo de Cibeles como protectora de las ciudades.

La interpretación tradicional de los objetos ovalados que cubren la parte superior de la Artemisa efesia es que representan múltiples senos, simbolizando su fertilidad. Esta interpretación comenzó en la antigüedad tardía y resultó en designaciones de la diosa efesia como Diana Efesia Multimammia y otras descripciones relacionadas.

La costumbre griega del sincretismo asimiló todas las deidades extranjeras bajo alguna forma de las divinidades del Olimpo, y está claro que en Éfeso, la identificación con Artemisa que hicieron los colonos jonios no era muy apropiada.

Desde el punto de vista griego, la Artemisa de Efeso es una forma distintiva de su diosa Artemisa . En el culto y el mito griego, Artemisa es la gemela de Apolo , una cazadora virgen que suplantó al titán Selene como diosa de la Luna .

Artemisa tenía en la ciudad de Efeso, el centro de su adoración.  En el interior de este santuario se hallaba la estatua de Artemisa, una obra de dos metros de altura en madera de vid revestida con plata y oro. De grandes dimensiones y hermosa arquitectura, es considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, tal como lo describió Antípatro de Sidón, quien elaboró la famosa lista:

He posado mis ojos sobre la muralla de la dulce Babilonia, que es una calzada para carruajes, y la estatua de Zeus de los alfeos, y los jardines colgantes, y el Coloso del Sol, y la enorme obra de las altas Pirámides, y la vasta tumba de Mausolo; pero cuando vi la casa de Artemisa, allí encaramada en las nubes, esos otros mármoles perdieron su brillo, y dije: aparte de desde el Olimpo, el Sol nunca pareció jamás tan grande

El santuario hacía, además, funciones de banca de toda el Asia Menor, poseía importantes propiedades y era considerado como un lugar de asilo. En Éfeso, a la diosa, se le rendía un culto en cierto modo pre-helenístico, representando más la fertilidad que la virginidad que significaba para los griegos. A Artemisa se la representa con una corona amurallada, símbolo de Cibeles, y, al igual que ella, la Artemisa de Éfeso era servida por esclavas llamadas megabyzae.

Los griegos y romanos posteriores identificaron a  la Dama de Efesia tanto con Artemisa como con Diana, y había una tradición en la antigua Roma que la identificaba también con la diosa Isis.

luna

EL CULTO A ARTEMISA.

Artemisa era la diosa de los terrenos vírgenes, de la fertilidad, la protectora de los nacimientos, ayudando a las mujeres durante el parto y como guardiana de los niños.

Patrona de las doncellas y sus nupcias. Artemisa se mantuvo eternamente virgen y joven , por lo que siempre fue un emblema de las doncellas jóvenes. Como protectora y cuidadora incluía la salud, era la que aliviaba las enfermedades de las mujeres, pero también se sabe que causaba y propagaba enfermedades, incluyendo la lepra, la rabia y la gota.

La diosa es la  protectora de las vírgenes  y de los animales salvajes, especialmente los osos. Las niñas y muchachas atenienses que se acercaban a la edad del matrimonio eran enviadas un año al santuario de Artemisa en Braurón para servir a la diosa, época en la que eran llamadas arktoi (‘oseznas’).

El culto a Artemisa se reflejaba incluso en la vida diaria, como antes del matrimonio, cuando se le pedía a la joven que sacrificara todos los complementos de la virginidad (juguetes, muñecos, mechones de su pelo) en un altar a Artemisa. Como protectora de las jóvenes, se dice que proporcionar una muerte dulce y plácida a las muchachas que moría durante el parto.

Artemisa tenía consagrado el ciprés y todos los animales salvajes, especialmente el ciervo.

Artemisa era ante todo diosa de la caza, a la que los cazadores invocaban antes de partir, y cuyas reglas, como la de no matar los animales jóvenes que le estaban consagrados, debían ser respetadas por todos. Siempre armada con su arco y flechas, Artemisa era conocida por sus habilidades de caza, su enfoque nítido y su perfecta puntería.

DE ARTEMISA A DIANA.

Algunos investigadores creen que su nombre, y de hecho la propia diosa, era originalmente pre-griega. Los arcadios creían que ella era la hija de Deméter. Los efesios adoraban a Cibeles, e incorporaron gran parte de sus creencias al culto de Artemisa. El dúo Artemisa-Cibeles distaba mucho de su equivalente romano Diana.
En la mitología romana, Artemisa se llamó Diana y era a adorada en un templo del monte Aventino, principalmente por los ciudadanos de clases más bajas y por los esclavos, que podían pedir y recibir asilo en sus templos. En su honor se celebraba un festival el 13 de agosto.

Diana la Cazadora, es una diosa itálica identificada con la Artemisa griega. Pero no hay que confundirlas cronológicamente. Su figura y culto debieron ser muy importantes en la Península Ibérica durante la época hispano-romana, tanto que era la primera divinidad femenina del Panteón Hispano- romano. La diosa Diana es, históricamente hablando, el resultado de una serie de cultos que se pierden en el tiempo.

En los cultos mediterráneos, existen una serie de diosas cuyas características están muy próximas a la diosa Diana. Con lo cual se aprecia la proximidad de estas diosas con diferentes divinidades del panteón romano. Todas estas divinidades tienen características que las asocian a la Artemisa griega, de la que es deudora la Diana romana.

DIOSA INDOMITA E INDEPENDIENTE, PROTECTORA DE LAS AMAZONAS.

Nunca conoció la dependencia a hombre. Era la protectora de las amazonas, quienes eran cazadoras y guerreras como ella y estaban libres del yugo masculino igual que ella. El Himno homérico dice que hay tres diosas que no han podido ser seducidas: HESTIA, ÁRTEMISA y ATENEA. Hay quien sostiene que la idea de la virginidad en estas diosas tiene que ver con que no están supeditadas a ninguna divinidad masculina. Incluso en ocasiones les dominan.

En Artemisa es todavía más contradictorio porque es diosa de la fertilidad animal. 

A menudo se la representaba como una cazadora llevando un arco y flechas y también figuraba como una osa. Como cazadora, Artemisa cargaba un arco y flechas con los que castigaba a los mortales que la ofendían. También podía convertir a los mortales en animales, como lo hizo con Acteón, un príncipe y cazador tebano que la vio bañándose desnuda. La diosa se ofendió tanto que transformó a Acteón en un ciervo y envió a sus propios sabuesos a que le mataran. Otra versión dice que Acteón alardeó de ser mejor cazador que Artemisa, y ésta le transformó en un venado que fue devorado por sus sabuesos.

Artemisa era dual, indomable, que no sólo daba la vida, sino que también la quitaba. Propicia a la cólera y era en extremo vengativa e impulsiva que incluso hacía daño a aquellos a quienes protegía. En su honor, y para apaciguarla, el rey Creso de Lidia mandó erigir el templo de Artemisa en Éfeso, a unos 50 km al sur de la moderna ciudad portuaria de Esmirna, en Turquía, en el valle a los pies de Ayasoluk.

UNA DIOSA UNIVERSAL Y VIAJERA

Artemisa tuvo mucha participación en la mitología griega. Entre sus muchas apariciones, figura la leyenda de la Guerra de Troya. Antes de partir, la diosa le pidió a Agamenón -comandante en jefe de los griegos- que sacrificara a su hija Ifigenia, lo que acarreó su propia muerte a manos de su esposa Clitemnestra, luego vengado por sus hijos Electra y Orestes. Su participación en la Guerra de Troya se manifiesta en el principio ya que retuvo la flota griega hasta que se le sacrificara una doncella. Agamenón no dudó en ofrecer a su hija Ifigenia que fue salvada posteriormente por la diosa.

Su culto fue llevado por los griegos focenses a la Península, donde había santuarios suyos. Al describir la costa del Mediterráneo, cita Estrabón varios templos de origen griego, fundados por los Focenses de Marsella. Entre Cartagena y el río Sucro (Júcar) había uno, muy venerado, de la Diana de Efeso, que dió nombre a la ciudad Dianium o Artemision, y allí mismo se encontraba un hemeroscopio u observatorio diurno, que había servido de atalaya a Sertorio. La misma Artemis era venerada en Ampurias y en Rosas (Rhodope).

«Dicen que al partir los focenses de su patria el oráculo había ordenado que pusieran como guía de la navegación a quien recibieran de la Artemis Efesia, y que ellos, habiéndose dirigido hasta Efeso, buscaban la manera de cumplir el mandato de la diosa. Fue entonces cuando a Aristarca, mujer de las más ilustres y reputadas, se le presentó en sueños la diosa y le ordenó que acompañase en su expedición a los focenses llevando consigo una reproducción del santuario. Así lo hizo, y dicen que cuando la colonización estuvo terminada construyeron el santuario y honraron muy especialmente a Aristarca designándola como sacerdotisa. En todas sus colonias veneran preferentemente a esta diosa y conservan hacia su imagen la misma deferencia y los mismos ritos que en la metrópoli». (Estrabón, IV, 1, 4 ss)

Con la llegada del cristianismo la figura de Artemisa fue sustituida con la Virgen María. Pero eso no fue fácil, como se comprueba que en Éfeso, hasta el siglo VI, algunos sacerdotes eran expulsados de la iglesia por tener creencias en Artemisa. En los Hechos de los Apóstoles, cuando los herreros efesios se sintieron amenazados por las prédicas de la nueva fe que hacía Pablo, se alzaron en fervorosa defensa de la diosa, gritando:

«¡Grande es Artemisa de los efesios!»

Artemis1

FUENTES:

Espero que encontréis aquí un lugar para aprender y compartir opiniones y experiencias. Agradecemos la lectura y difusión de #EL SANTUARIO DEL ALBA

Si te gusta, por favor ¡comparte!

SUSCRIBETE Y RECIBE GRATIS LAS NOVEDADES EN TU CORREO, CLIC AQUÍ.

 

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.

6 comentarios en “Artemisa, Señora de los Animales.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: