Imagen Superior: Símbolo de Lilith, la Luna Negra.

La Luna Negra o Luna Invisible, Luna nueva astronómica o Luna verdadera, también denominada «novilunio» o «interlunio» es el período en que la Luna se encuentra tan cerca del Sol en el cielo que no puede ser vista desde la Tierra, ni siquiera durante la puesta o la salida del Sol. La Luna está totalmente ausente en el cielo, ya que queda oculta por el resplandor solar, es el fin natural de un ciclo lunar.

Durante la fase de la Luna nueva, la Luna no está iluminada por el Sol y parece desaparecer del cielo nocturno.

El concepto  hace referencia estricta a lo que se conoce como «Luna nueva astronómica», también conocida como «Luna negra» o «Luna Invisible», que es aquella posición en el espacio en el que el Sol, la Luna y la Tierra forman un ángulo de casi 180º, es decir, los tres astros celestes se encuentran en una aparente línea recta y mientras dura esta posición nos es imposible ver a la Luna desde la Tierra ya que ésta queda oculta por el resplandor del Sol. Dependiendo de cuán cerca la Luna pase sobre la línea-eje entre la Tierra y el Sol, la Luna negra podrá durar entre 1,5 hasta 3,5 días.

La fase de Luna «nueva astronómica» o Luna «nueva verdadera» ocurre justo en el medio de este período, cuando la Luna y el Sol están en conjunción exacta. Hay que aclarar que no necesariamente se produce un eclipse de Sol durante ese instante. La  Luna negra sólo es posible observarla cuando ocurre un eclipse total de Sol, los cuales acontecen, bien sea del tipo parciales, anulares o totales, durante esta fase lunar sólo cuando se dan ciertas condiciones muy específicas.

El término de «Luna negra» es utilizado para diferenciarlo precisamente de la Luna nueva tradicional o Luna nueva visible que es definido como el momento cuando la Luna Creciente es vista por primera vez en el cielo, justo después que el Sol se ha ocultado, este sucede, uno o dos días después de la conjunción Luna-Sol (Luna nueva verdadera).

La Luna  negra no debe confundirse con lo que se conoce como «Luna nueva visible» o «Creciente de Luna». El término de «Luna negra» es utilizado para diferenciarlo precisamente de la Luna nueva tradicional o Luna nueva visible que es definido como el momento cuando la Luna creciente (media luna) es vista por primera vez en el cielo, justo después que el Sol se ha ocultado.

Esto sucede aproximadamente entre 18 y 30 horas después de haberse producido la «Luna nueva astronómica», los tres astros cambian ligeramente de posición y ya no forman una línea recta (ángulo de 180º). Bajo esta nueva situación, la luna comenzará a verse en el cielo vespertino como un pequeño rasgo en forma de cuerno o de diminuta guadaña, ubicado hacía el oeste y una vez ya ocultado el Sol, en el crepúsculo que aún queda, podremos observar la «Luna nueva visible» que, antiguamente, era la señal esperada para dar comienzo al primer día de cada mes lunar.

Siempre tengamos en cuenta que todo tiene dos caras, por lo menos, y en cuanto a la Luna Negra aún más.  La Luna Oscura es el preámbulo de la luz, es la oculta semilla de la vida vista como tiempo que se manifestará en las fases siguientes. ¿Cuáles son los aspectos negativos? Los negativos provienen de tiempos inmemoriales y están asociados al miedo visceral que el hombre sentía por la oscuridad.

En la Astrología, el término de la «Luna negra» a veces puede referirse a Lilith, la segunda Luna hipotética de la Tierra.

En algunos aspectos del paganismo , particularmente entre los wiccanos , la luna negra se considera un momento especial en el que los rituales, hechizos u otros trabajos se consideran más poderosos y efectivos. Otros creen que los rituales o labores no deben realizarse en estos momentos. En ciertos ambientes religiosos y esotericos patriarcales, la luna negra o “Lilith” se asocia con el demonio femenino. A esta etapa se la considera nefasta.

Recuerda: El tiempo transcurrido entre dos novilunios se llama «Lunación», «Mes Lunar» o Mes Sinódico y es de 29,53 días solares medios, lo que es lo mismo decir: 29 días, 12 horas, 43 minutos y 12 segundos. Las fases lunares constituyen la base del calendario musulmán y judío, entre otros.

FUENTES:

Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Si te gusta, por favor ¡comparte!

Nos leemos en el próximo post.

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: