Magia Verde o Herbalismo Mágico

Hada destellos verdes

La magia consiste en producir cambios mediante el uso de fuerzas que todavía no han sido definidas ni aceptadas por la ciencia.

MAGIA VERDE, EL PODER SECRETO DE LAS PLANTAS

La Magia Verde o Herbalismo Mágico se considera dentro de la magia blanca ya que su practica no deriva de ir contra la voluntad de alguien ni busca hacer daño. La Magia Verde está mas ligada a la fitoterapia , fue una forma de medicina alternativa en muchas culturas desde épocas remotas.

El Herbalismo Mágico,  tiene como fin utilizar los elementos del mundo vegetal para la magia o trabajos mágicos. Se utilizan partes de distintas plantas para atraer, alejar o conseguir un determinado movimiento en el asunto que tengamos entre manos.

En la magia verde se aprovechaba el conocimiento de curanderos y personas que al vivir en contacto con la naturaleza sabían qué tipo de plantas o raíces podían ser beneficiosas para curar. No olvidemos la naturaleza es una gran farmacia, y que de árboles como el Sauce blanco de los que se deriva el ácido acetil silícico o sustancias como como taninos, flavonoides

Hay que entender que el mundo vegetal no es un mundo inferior, sino un mundo muy poderoso. Nos servimos de los poderes que existen en el interior de las plantas, hierbas, flores, árboles y hojas como un catalizador para la magia. Las hierbas contienen unas energías que nosotros podemos utilizar para mejorar nuestras vidas.

La base de la magia con hierbas, y de toda la magia, es la Energia Vital. Esta fuerza ha tenido muchos nombres y formas a través de los siglos; a veces mantuvo en secreto su existencia; otras, era de dominio popular. La  energía  generó el universo y lo mantiene en su constante evolución. La fuerza hace germinar las semillas, levanta los vientos y hace girar nuestro planeta. Es la energía responsable del nacimiento, de la vida y de la muerte. Todo en el universo es creado por ella, contiene un poco de ella, y tiene una relación directa con ella

La magia de las hierbas es fácil porque los poderes y/o las vibraciones yacen en las hierbas mismas. No es preciso la intervención de alguna fuerza externa, ya que la fuerza reside en el interior de la materia orgá­nica. Todo lo que hace falta son unos cuantos procedimientos sencillos: “rituales” tales como hacer nudos, hervir agua, encender lamparillas, hacer quemas, tejer, o enterrar objetos

La Magia Verde es uno de los subtipos de la Magia Natural.

Chamanes, curanderos, hechiceras, brujos… usan la magia verde a la que denominan de distintas formas. Considerada también como Herbalismo Mágico, es un tipo de magia cuyo componente central es el uso de plantas y hierbas. La mayoría de los conjuros de Magia Verde, se realizan sahumando o quemando flores, hojas y hierbas. En algunos casos también se queman hortalizas, frutas y algas. Quién conozca a fondo estas propiedades podrá manipular cuestiones energéticas muy profundas.

Además otra de las diferencias con respecto al resto de magias, es que la magia verde no suele utilizar invocaciones o ritos en los que tengamos que utilizar todo tipo de elementos. Su único valor son las plantas y el poder esotérico que muchas de ellas tienen.

En la antigüedad, la herbología fue una práctica empírica, relacionada con la alquimia. Desde siempre, la magia verde se utiliza como medio para superar muchas limitaciones humanas y poner a nuestro servicio las fuerzas de la naturaleza. La Magia Verde funciona muy bien para limpiar energías negativas, potenciar las positivas y otras cuestiones como disipar miedos, eliminar la envidia, incertidumbres, desactivar otro hechizo, y obtener valor, fuerza y claridad mental,  etc..

Se dice que  Magia Verde tanto interactua con la magia blanca como con  la magia negra. Pero también la magia verde es famosa por las propiedades que ofrece para realizar pociones de amor, y hechizos de amarre, algo que la cataloga dentro de la magia negra. Recordemos que ningún hechizo que tenga como finalidad doblegar la voluntad de un individuo puede ser considerado como magia blanca ya que se le está causando un daño al mismo. Hay practicas de magia verde que no son sino  una especie de medicina natural y otras que añaden la superstición al uso de las plantas. Como las pociones supuestamente afrodisiacas, pociones para fomentar el amor, pociones similares. En este tipo de pociones lo que más se fomentaba es el efecto placebo de quienes las usaba, la famosa “pluma de Dumbo”

En ciertos casos, se han establecido dudas sobre la legalidad de algunas prácticas de magia verde que pudieran incorporar elementos psicoactivos de origen natural. La mayoría de los herbarios se empezaron a escribir en la antigua Grecia, y en ellos se entremezclaban sus usos medicinales con sus aplicaciones rituales o mágicas. Esos libros fueron copiados y recopilados durante siglos, esparciendo aún más las tradiciones de la magia herbal.

Los vegetales tienen una fuerza que es muy especial, ella es denominada en algunos círculos espirituales la fuerza etérica, y está relacionada con la energía vital de todos los seres vivos que hay en el planeta tierra, por lo que la magia verde es aplicada muchas veces a provocar grandes transformaciones energéticas.

Una particularidad de este tipo de magia, es que quienes incursionan en este campo, deben ante todo tener control sobre sus propias energías, ya que sólo después de esto, se podrá trabajar las energías de las plantas.

No debemos entender la magia, como un acto de fé, sino como un esfuerzo en el que se unen de la mente consciente y el poder inconsciente para lograr una concentración de fuerza y energía dirigidas a la consecución de un objetivo.

Cuando se realiza la magia con las hierbas y plantas aparecen ciertas energías, los espíritus elementales de la naturaleza. Se alza la llamada a la Dama Verde, la reina del mundo vegetal, y se rinde culto una vez más al poder natural de la Madre Tierra . Se intuyen las vibraciones de cada especie con las que se desea trabajar. Los que saben qué es la magia verde, tienen respuestas claras y un aprendizaje profundo sobre qué efectos produce un determinado sahumerio o un determinado brebaje.

Aprender magia verde no es fácil, no es algo que se pueda enseñar en un día y en pocas horas, de hecho requiere muchos estudios teóricos y prácticos para más o menos dominar la materia. Es ademas una magia muy antigua relacionada con el mundo elemental y requiere que la persona esté en un estado de pureza adecuado para que el reino vegetal la acepte. De lo contrario la magia verde no puede llevarse adelante. Para moverse en este campo, al menos así lo siento yo, se ha tener relación con el cuidado de las plantas, sus ciclos y su crecimiento, su forma de expresarse y de vivir sobre la tierra. Porque quien tiene mano con las plantas sabe cómo ayudarlas y cómo sacar provecho de ellas.

Hay que distinguir que al hacer uso de la Magia Verde no necesitamos hacer juramentos, ni evocaciones. No tenemos que reunir grupos o dioses ajenos al propio culto para trabajar con plantas. Las hierbas, las flores, los árboles, los musgos, los líquenes o los hongos, todos constituyen maravillosos dones de la Madre Tierra, no debemos olvidar que son seres vivos. Las plantas guardan una profunda sabiduría y no dudan en darnos lo que nos es menester. Por eso es un arte perfecto para practicar la hechicería y la Magia Natural

La Magia Natural, nos revela que la magia es inherente a la vida humana y a la naturaleza, y que está al alcance de todos. Para comenzar a recorrer el apasionante sendero de la Magia Verde, las reglas son muy simples, respetar y honrar la planta que se va a utilizar y estudiar mucho sobre los beneficios de la misma.

Coge con conocimiento, respeto y gratitud.

Dragon verde duende
Para los celtas, el dragón era una divinidad de los bosques, cuya energia verde podía ser controlada y utilizada por los druidas, expertos en magia verde

El libro de Scott Cunningham, «Herbalismo Mágico» es uno de los más adecuados para descubrir los poderes mágicos de las plantas.

Deja un comentario