El Espíritu del Oso: La Introspección

madre-osa
El oso es un tótem importante en diversas culturas de todo el planeta.

El Oso está ampliamente considerado como símbolo de la creación.

La fuerza de la sabiduría del oso tótem es el poder de la introspección (Observación interna de los pensamientos, sentimientos o actos). El oso es el animal del invierno, el que se retira a repasar el día, el ermitaño solitario que reflexiona, el que hiberna.

La medicina de Oso incluye la introspección, la curación, la soledad, la sabiduría, el cambio, la comunicación con el Espíritu, la muerte y renacimiento, la transformación, los viajes astrales, y es una criatura de los sueños, los chamanes y los místicos.

El tótem del oso significa el liderazgo, los valores familiares y la magia lunar.
El tótem del oso significa además  el liderazgo, los valores familiares y la magia lunar.

El Oso  para los nativos americanos.

Muchas tradiciones Norteamericanas consideran al Oso Grizzly el primer chamán.

El espíritu del oso suele ser el que domina la introspección, el ver en el interior, el que puede «regresar» al inicio, soñar con el Gran Espíritu. No en vano, el oso duerme en su cueva durante todo el invierno, hasta la llegada de la primavera.

Los osos hibernan en el invierno, lo cual podría explicar su asociación con el «soñar al Gran Espíritu» o la retrospección. La cueva del Oso simboliza el regreso al vientre de la Madre Tierra.

Muchos pueblos antiguos encontraban  la conexión de la luna y el oso, por los patrones de hibernación de los osos. Pero también se le ha dado al oso un doble simbolismo sol-luna, en base a que cuando hiberna se conecta con el mundo lunar ( Ying, luna, invierno, inacción, femenino, oscuridad e introspección) y  cuando despierta, simboliza el mundo solar (Yang, sol, acción, masculino, primavera-verano, resurrección y extroversión)

En este sentido, vemos claramente que el oso llevaba dos caras de simbolismo. Después de un largo periodo de introspección profunda, en el que el oso está en estado de semi muerte con las constantes vitales al mínimo, el oso sale victorioso. Esta correspondencia con la duplicidad solar y lunar continúa en la tradición alquímica, donde se considera al oso en un símbolo de la transformación.

También sugiere un fuerte aspecto femenino, de nutrición y protección. Los oseznos, que nacen en la primavera, pueden quedarse hasta siete años con su madre antes de alcanzar la madurez. Como las madres salen en primavera con los Oseznos, se considera a los Osos la encarnación del renacimiento, la sabiduría y la fertilidad. La antigüedad clásica mantuvo la creencia primitiva de que los Oseznos nacen informes y sus madres “los lamen hasta darles forma”, por lo que crean el orden a partir del caos.

En los pueblos indígenas creen que el oso tótem  tiene una fuerte magia  y muchas tribus consideran que los osos son  chamanes por sí mismos. Se sabe que las tribus indias americanas y sus chamanes tienen al tótem oso  como “Guardián de la medicina”,  el tótem oso guarda todos los secretos de la curación antigua de los indios y los espíritus de la Tierra.

Los osos con sus pieles se utilizaban a menudo para protegerse del frío en forma de abrigos y mantas, sus garras fueron utilizadas para la fabricación de joyas y collares y sus cabezas se usaban como máscaras para el Chamán. Según los Navajo y los Pima, el Oso oye y entiende las palabras del hombre desde kilómetros de distancia. “La Tierra es la oreja del Oso” dicen los Siberianos. También invita a ser cauteloso y prudente. Si los Indios veían un Oso por el bosque, creían que esa zona era sagrada y habitada por espíritus buenos.

La fuerza de la Medicina del Oso radica en el poder de la introspección. Su lugar se encuentra al Oeste de la gran Rueda Medicinal de la vida. El Oso busca la miel, o la dulce verdad, dentro del hueco del viejo árbol. Durante el invierno, cuando la Reina de Hielo gobierna y la faz de la muerte cubre la Tierra, el Oso entra en la cueva-útero para hibernar, para digerir las expe­riencias del año. Se dice que nuestros objetivos residen también en el Oes­te. Para conseguir nuestros sueños y objetivos es necesario el arte de la in­trospección

Para ser como el Oso y entrar en la seguridad de la cueva-útero, debe­mos sintonizar con las energías de la Eterna Madre y nutrirnos de la pla­centa del Gran Vacío. El Gran Vacío es el lugar donde todas las soluciones y las respuestas viven en armonía con las preguntas que llenan nuestra rea­lidad. Si elegimos creer que la vida tiene muchas preguntas, también te­nemos que creer que las respuestas a esas preguntas residen en nuestro interior. Cada ser posee la capacidad de sosegar su mente y entrar en el si­lencio y el saber.
Muchas tribus le han dado a este espacio de conocimiento interior el nombre de la Cabaña de los Sueños, donde la muerte de la ilusión de la rea­lidad física se sobrepone a la expansión de la eternidad. Es dentro de la Ca­baña de los Sueños donde nuestros antepasados están sentados en Conse­jo y nos aconsejan sobre los caminos alternativos que nos llevaran hasta nuestros objetivos. Este es el poder del Oso.

La energía receptiva femenina que durante siglos ha permitido a visio­narios, místicos y chamanes profetizar, está contenida en esta energía tan es­pecial del Oso. En la India, la cueva simboliza la cueva de Brahma. Se considera que la cueva de Brahma es la glándula pineal que está situada en el centro de los cuatro lóbulos del cerebro.
Si uno se imagina situado en lo alto de la cabeza, la visión de la parte su­perior sería un círculo. El Sur sería la frente, el Norte la nuca, al Oeste esta­ría el hemisferio cerebral derecho y en el Este el hemisferio cerebral iz­quierdo.

El Oso está en el Oeste, en el lado intuitivo, en el hemisferio cerebral derecho. Para hibernar, el Oso viaja hasta la cueva, que es el centro de los cuatro lóbulos donde está situada la glándula pineal. En la cueva el Oso busca respuestas mientras él/ella está soñando o hibernando. Luego el Oso vuelve a renacer en primavera, de modo semejante a como se abren las flores primaverales.

Durante siglos, todos los que buscaban el Tiempo de los Sueños y Vi­siones han caminado por el camino del silencio, acallando el parloteo inte­rior, para llegar al lugar de los ritos de tránsito: el canal o la glándula pineal. Desde la cueva del Oso, encontrarás el camino a la Cabaña de los Sueños y a otros niveles de imaginación o de conciencia. Al elegir al Oso, el poder del saber te ha invitado a entrar en el silencio y a conocer la Cabaña de los Sue­ños, para que tus objetivos sean realidades concretas. Esta es la fuerza del Oso.

 El Oso es el protector de la infancia (el Osito de peluche), querido por los niños, juguetón de cachorro y goloso de adulto; en los postes totémicos se le representaba con una larga lengua.
Protector de la infancia.

PROPIEDADES MÁGICAS DEL OSO

El Oso es un animal reservado y poderoso. Significa liderazgo, los valores familiares y la magia lunar.

El tótem del oso reactivará los valores familiares. Quien tiene al oso como animal de poder, demostrará un gran amor y cuidado hacia sus vástagos, de igual manera que lo hace la madre osa, al permanecer al cuidado de sus hijos durante más de 7 años, antes de que se valgan por si solos.

El Oso es el protector de la infancia (el Osito de peluche), querido por los niños, juguetón de cachorro y goloso de adulto; Además yo tengo una enorme fe en los ositos de felpa. Con mucha frecuencia el osito es nuestro primer amigo. Es nuestro confidente, puesto que uno le puede contar todos sus problemas y secretos y jamás se chiva. Siempre está allí para hacernos compañía. Saca del armario tu osito y haz que tu niño interior  lo coja una vez más. Sería maravilloso que en los hospitales hubiera ositos en todas las habitaciones para que cuando el niño interior se sienta solo y asustado a media noche, pueda abrazarse a su osito.

El oso  se asocia a la buena maternidad responsable. También sugiere un fuerte aspecto femenino, de nutrición y protección.  Vemos como la madre osa es de las más abnegadas y entregadas en el mundo natural. El oso tótem le prestará la determinación necesaria para la cría hasta para obtener los mejores  resultados..

En los postes totémicos se le representaba con una larga lengua. El oso con  su presencia física  nos recuerda que podemos ser más grandes que la vida si nos elevamos a nuestra condición inherente. Por otra parte, nadie pone en duda que  el oso tiene una  presencia de autoridad impresionante.

La gente con medicina de Oso son autosuficientes, y prefieren pararse en sus propios pies antes que depender de otros. A menudo son considerados soñadores. Muchos han desarrollado la destreza de visualizar cosas nuevas, pero como resultado pueden quedarse atrapados en sus sueños y no progresar mucho en la «realidad despierta».

Los osos son honrados y respetados por los espiritistas de todo el  mundo. Los osos son conocidos por  difundir la sabiduría pura y justa. Lo profano no entra en los valores nobles del oso. Por lo tanto, los osos son asesores de confianza en el mundo espiritual.

Cada uno de nosotros tiene la capacidad de aquietar la mente, entrar en el silencio y saber. Él  tótem oso nos enseña cuándo es el momento de actuar y cuándo es el momento de quedarse quieto. Para lograr las metas y sueños que tenemos, el arte de la introspección es necesario.

El tótem del oso se trata de un Tótem espiritual y su sabiduría proporciona una visión de gracia, así como la calma para los que buscan su consejo. El oso es significado de valentía, paz, resurrección, poder, benevolencia, soberanía, maternidad, paciencia e introspección. Demuestran poseer autosuficiencia y prefieren no depender de nadie.

d319e60a0a072671741e7367914f6a37El tótem del oso te dirá que las respuestas a todas nuestras preguntas se encuentran dentro de nosotros. Su fuerza es el poder de la introspección.

Parecen ser pesado y lento, pero puede tener velocidad del rayo cuando se ven amenazados.
No toma decisiones rápidas, el Oso toma todas las informaciones disponibles, con cuidado reflexiona por un tiempo, y luego toma sus propias decisiones.

Los Osos son asesores de confianza en el mundo espiritual. Suelen permanecer más tiempo en el mundo de los sueños y el plano astral que el resto de los seres, de ahí que sea un animal preferido por los místicos y chamanes.  Este gran protector también recomienda como terapia cuidar la alimentación y ayudarnos de plantas medicinales (fitoterapia) para avanzar en el camino.

La gente con medicina de Oso son autosuficientes, y prefieren pararse en sus propios pies antes que depender de otros. A menudo son considerados soñadores. Muchos han desarrollado la destreza de visualizar cosas nuevas, pero como resultado pueden quedarse atrapados en sus sueños y no progresar mucho en la «realidad despierta».

Los osos no son comedores de hombres como mucha gente cree y su nutrición se basa en peces, plantas, bayas, insectos, hierbas, e  incluso la miel. Aunque el oso es omnívoro, el oso prefiere una dieta sencilla con aperitivos dulces como bayas. Además, al oso le gusta tumbarse  en los lugares soleados en su tiempo libre. Se observa  en el oso una energía amistosa y positiva, cuando todo le es favorable. Es un animal feliz en su medio, y lo irradia. Aunque mucha gente ve a los osos como peligrosos, ellos solo se interesan por sus propios asuntos y sólo usan la fuerza cuando es absolutamente necesario.

El oso es un poderoso símbolo de la materia prima en la alquimia también. Los antiguos alquimistas observaron que el olor  de un oso dura mucho más que su presencia en las cuevas. Esto representa que el oso tiene una resonancia energética que perdura muchísimo. En otras palabras, si en el ritual se requería el poder del  oso estamos tratando con un espíritu de gran poder y permanencia en cualquier acto mágico.

Las grandes y fuertes patas del oso ocultan en su interior largas y afiladas garras. Los osos usan sus garras para la captura de una de sus comidas favoritas, los peces, y para trepar a los árboles. Es muy común hacerse amuletos con garras de oso, o su representación.

oso-grizzly


Todo está dentro de ti

La sabiduría de oso incluye:

  • Introspección
  • Curación
  • Soledad
  • Cambio
  • Comunicación del Espíritu
  • Muerte y renacimiento
  • Transformación
  • Viaje Astral
  • Criatura de sueños, chamanes y
  • místicos
  • Visionario
  • Defensa
  • Sabiduría

Si el Oso es tu Animal del Alma quizá hayas desarrollado la destreza de visualizar cosas nuevas, pero como resultado puedes quedarte atrapado en tus sueños y no progresar mucho en la “realidad despierta”. Sin embargo, el poder del Oso invita a abrazar nuestro guía interior, esa luz que permanece oculta en “la cueva” rodeada por nuestras sombras, y hacerla salir con fuerza. Desarrollando la intuición recuperamos la sabiduría ancestral guardada en el corazón. Escucha su latido.

bearshieldtee_thumb




FUENTES:

  • Wikipedia
  • Jamie Sams y David Carson: Medicine Cards
  • Julia C. White © 1995-99. ISBN 1-888059-25-7 
  • Madonna Gauding © Octopus Publishing Group 2006 ISBN-13: 978-1-84181-292-2
  • El descubrimiento del poder a través de la energía de los animales Editora ROCCO, 2000, libre traducción al español, Claudia Mesquita

Una Respuesta a “El Espíritu del Oso: La Introspección”

Deja un comentario