Conejo la luna llena de otoño

El Conejo de la Luna en China y Japon

 La posición de la luna, la tierra y el sol, la luna de otoño suele ser más brillante y grande y la mas celebrada

Todo empieza mirando a la Luna. Muchas personas pueden ver en ella, especialmente desde Asia, la forma de un conejo con lo que parece ser un tronco o un recipiente al cual le está golpeando o tocando. En japón esta imagen se asoció con un conejo haciendo mochi. por eso muchas veces vemos imágenes de conejos con el clásico recipiente golpeándolo para hacer estos dulces tan típico

La Leyenda del Conejo de Jade

En la tradición china podemos encontrar un relato conocido como La Leyenda del Conejo de Jade, donde el Emperador de Jade se disfrazó de un anciano pobre y hambriento, para mendigar alimento a cuatro animales: un mono, una nutria, un chacal y un conejo. El mono acumuló frutas, la nutria capturó peces, el chacal atrapó un lagarto y el conejo solo pudo recolectar hierba. Al darse cuenta que no podía ofrecer hierba como alimento a los seres humanos ofreció su cuerpo y se sacrificó en el fuego que había preparado el anciano. Para sorpresa de todos, el conejo no ardió y el Emperador de Jade agradecido por tan generosa ofrenda lo dejó vivir en el Palacio de La Luna, como mascota de la hermosa diosa Chang’e. Otras versiones cuentan que cuando la diosa llegó flotando, el Conejo de Jade ya se encontraba ahí.

En Corea esta misma leyenda se conoce con el nombre de Daltokki.

El Festival de la Luna Llena de Otoño

Según la mitología China esa noche se pueden ver conejos correteando por la Luna.

Esta celebración llegó a Japón desde China, hace aproximadamente 1500 años, sin embargo no se popularizó hasta el Periodo Edo, la tradición China surgió de la creencia budista de que en la luna habitan conejos y de que ese día podía apreciarse su silueta.

En China, durante el Periodo Heian, las élites que tenían barcos, hacían reuniones en ellos para observar la luna de otoño, no solo en el cielo, si no su brillante reflejo en el agua, bebían sake y recitaban poemas de amor,. Con el paso de los años, la tradición de observar la luna y leer poemas se fue popularizando por el resto de la población China y se añadió la costumbre de recolectar hierbas para ponerlas en casa como ofrenda al conejo en la luna. Con la migración e intercambios comerciales entre este país y Japón, la tradición comenzó a festejarse también en el país nipón.

A la par de esta leyenda, en China se tenía la creencia de que el conejo de la luna estaba ahí cocinando un elixir de vida eterna, sin embargo en el Tsukimi de Japón, la creencia es que ese enorme conejo está amasando la masa de arroz para hacer un mochi, un postre típico japonés.

Mochi 餅 es un pastel de arroz japonés hecho de mochigome, un pequeño grano japonés de arroz glutinoso.

El Conejo de la Luna Tsuki no Usagi

El conejo de la luna (Tsuki no Usagi), es un elemento de la tradición japonesa inscrito en las leyendas populares.

En sus primeros tiempos, esta costumbre se festejaba solo en la corte imperial, pero con los años se hizo una costumbre de todos los japoneses. Se dice que la luna llena de otoño es especialmente hermosa, y la familia se reúne para contemplar su belleza. Para esa ocasión consumen el “tsukimi dango” (月見団子), pequeñas bolas de harina de arroz. Y la acompañan bebiendo sake (酒).

La luna es casi tan importante para Japón como el sol de su bandera por eso tiene su festival: Tsukimi. Para ella hay canciones, comidas, leyendas y festivales.   En este festival se celebra la llegada de la primera luna llena de otoño, y antiguamente se agradecía la cosecha del arroz.

Una de las tradiciones más comunes y conocidas del Japón es la del conejo de la luna o Tsuki no Usagi (月の兎). Según los japoneses se puede ver la figura de un conejito preparando pasta de arroz o Mochi (餅) con un mazo llamado kine (杵). El “conejo japonés” está preparando unas bolitas de arroz a golpe de un martillo. De allí vino la receta para los mochi, que se preparan de igual forma. Y es muy divertido de ver, la gente se turna para martillar el arroz en las festividades.

El mochi es un pastelito japonés hecho de arroz glutinoso molido en una pasta y después moldeado. El proceso de amasar el mochi llamado mochitsuki (餅つき) coincide en pronunciación con el de la palabra Luna llena mochitsuki (望月).

La Leyenda Japonesa

La leyenda japonesa nos cuenta que un viejo peregrino encontró un día un mono, un zorro y un conejo (en otras versiones, el mono es un oso). El hombre, de avanzada edad, se encontraba agotado por su viaje, lo cual le llevó a pedir a los tres animales que le consiguiesen algo de comida. El mono se subió a un árbol y recogió jugosas frutas, el zorro con su gran habilidad para cazar atrapó un ave y el conejo, con gran pesar, volvió con las manos vacías.

 Al ver al viejo con la cara triste y cansada, se sintió culpable. Entonces recogió ramas y hojas secas, encendió una fogata y se lanzó dentro para ofrecerse a sí mismo como alimento
Al ver esto el viejo vagabundo, conmovido ante el trágico sacrificio del pobre animal, experimentó un profundo dolor, y lloró copiosamente mirando al cielo. Luego, golpeando el suelo con su bastón exclamó:
– Todos merecéis mis alabanzas, pues habéis sido buenos y valientes. No hay ni vencedores ni vencidos, pero la prueba de AMOR del conejo ha sido excepcional.

El viejo, entonces, reveló su verdadera identidad: era una deidad de gran poder que recogió los restos del conejo y los enterró en la luna como monumento a su gesto de solidaridad.

Ésta es una historia de sacrificio y entrega que forma parte de la cultura japonesa. Como nota curiosa, después de narrarla suele explicarse, principalmente a los niños, que los conejos saltan tratando de alcanzar a su héroe que descansa en la luna.

Es asombroso por su peso e importancia cultural, que una misma narración se cuente en culturas tan distantes solo nos hace pensar que es más antigua de lo que nosotros creemos. Pero hay que tener cuidado cuando observemos la luna en busca de aquel conejo, si lo encuentras piensa bien si debes seguirlo o no como lo hizo Alicia en aquel cuento. No olvides que la luna siempre guarda un lado oscuro.

Sailor Moon es un manga, perteneciente al género shôjo, creado por Naoko Takeuchi en 1992

La Princesa de la Luna Kaguyahime.

Otra de las leyendas que no tiene nada que ver con esta fiesta pero está relacionada con la Luna, es la de Kaguyahime (かぐや姫 que significa “Princesa de la luz”.

La leyenda dice que un día, un anciano cortador de bambú, caminando por el bosque, se encontró con un bambú del cual salía una luz dorada. Al cortarlo, encontró una preciosa niña y le puso el nombre de Kaguyahime. Después de 20 años, Kaguyahime se transformó en una mujer tan hermosa que todos los jóvenes del país querían casarse con ella. Pero ella no podía casarse con nadie, porque era la Princesa de la Luna. Y una noche de luna llena de mediados de otoño, tuvo que regresar a la Luna, dejando a sus ancianos padres con una profunda tristeza.

En muchas series de dibujos se aprecia la inclusión del conejo en referencia a la propia tradición japonesa.

La imagen del conejo en la luna, es parte de la identidad de Japón, tanto que ha salido en series populares como Dragon Ball o Shin Chan. Se hacen tarjetas y postales alusivas a esta creencia. Se han escrito poemas especiales al conejo en la luna, que se recitan en este día.

El ejemplo más notorio de ello es Sailor Moon, con el nombre de la protagonista, Usagi Tsukino (literalmente “conejo de la luna”). La historia del conejo también se observa en Saint Seiya (Caballeros del Zodiaco), donde es relatada por Shiryu. Igualmente, en Dragon Ball incluyen ese elemento, siendo Goku en esa ocasión quien se encarga de llevar el conejo a luna, o en Doraemon, donde éste lleva a todos los niños a la luna a probar un pastel de arroz hecho por el conejo.

Los fans de Dragon Ball. ¿Os acordáis de la banda del conejo, que terminan todos amasando mochi en la Luna por «culpa» de Goku

¿Les parece conocida la historia? ¡Las leyendas de estos animalitos se multiplican!  Poco a poco vamos publicando estos mitos que enlazan al conejo con la luna.

Espero que os haya gustado

Nos leemos en el próximo post.

FUENTES:

2 Respuestas a “El Conejo de la Luna en China y Japon”

Deja un comentario