LA LUNA Y EL CALENDARIO CELTA.

El mundo antiguo está cubierto de magia, mitos y leyendas que nos revelan entre sombras verdades eternas, misterios sagrados que esconde la naturaleza. Los celtas conquistaron el mundo antiguo desde el siglo quinto antes de Cristo hasta el segundo de nuestra era, transmitiendo a toda Europa y después a América profundos conocimientos y un gran amor por la señora de los cielos, la Luna.

El calendario celta, consta de una variedad de calendarios utilizados y propios de los pueblos celtas tanto gaélico hablantes como britano hablantes y de otras ramas celtas, en diferentes épocas de la historia hasta la actualidad. En el calendario celta se recogían las fiestas relacionadas con los ciclos naturales, actividades agrícolas y el culto. Uno de los más antiguos que se conocen se encontró en 1897 en Francia, en Coligny.

Existen más calendarios celtas como el de Coligny

Una cosa que mucha gente no conoce es que hay más calendarios galos que el de Coligny. Por ejemplo el galo-romano de Villars d’Héria que aunque no puede ser reconstruído, parece seguir el mismo patrón. Se trata de siete fragmentos de metal que cuentan con inscripciones similares.

Aunque existieron  anuarios como los galeses, irlandeses, neolíticos preceltas o paganos, primordialmente, el calendario celta regía las festividades relacionadas con los ciclos naturales, el culto y las actividades agrícolas de esta cultura.

El formato astronómico del año calendario que representa el calendario de Coligny puede ser mucho más antiguo, ya que los calendarios suelen ser incluso más conservadores que los ritos y las sectas. Se desconoce la fecha de su inicio, pero las correspondencias de los calendarios celtas insular celta y continental sugieren que algunas formas tempranas pueden fechar a los tiempos proto-celtas, aproximadamente 800 aC.

Mujer mirando a la luna

LOS DRUIDAS Y EL CULTO A LA LUNA Y AL SOL.

Uno de los pueblos amantes de la Luna fue la celta.

El centro del culto astrológico de los celtas era la luna, reina de los misterios de la noche y símbolo del espíritu femenino. La Tierra era venerada a su vez como generadora de toda fecundidad y ambas estaban representadas por la Gran Diosa. Reverenciaban al sol como dios del fuego y de la luz. Pero, para los celtas el verdadero poder espiritual residía en el astro lunar y en sus rituales o actividades domésticas daban gran importancia a sus distintas fases.

Sin embargo en algunos aspectos la Luna cobraría gran importancia en el mundo antiguo al ser la primera forma de que el hombre podía leer el tiempo. Al observar los ciclos de la Luna entendieron los cambios de la naturaleza, los ciclos de la mujer y los momentos de las cosechas, convirtiéndose así en una representación cosmológica de los ciclos de la vida del ser humano.

Los druidas se encargaban de las averiguaciones astrológicas y astronómicas necesarias para calcular los ciclos del año.

Para los Druidas -los magos y sacerdotes celtas- la Luna representaba el aspecto femenino de la naturaleza, la consideraban de forma simbólica, como la madre y esposa co-creadora del universo junto con el Dios padre, el Sol; por lo que la religión de los celtas reverenciaba a la Diosa y el Dios como divinidades complementarias que dieron origen a toda la creación.

En general, el calendario druida o celta es lunar por lo que cada uno de los tiempos viene marcado por las fases de nuestro satélite. Dado que la mitología céltica está compuesta por los dioses de la oscuridad y de la luz, esto se traspasa también al calendario de manera que cada uno de los meses contaba con su mitad de luz y su mitad de oscuridad. El medio mes positivo y luminoso se establecía cuando la luna estaba en cuarto creciente y concluía en llena. La otra mitad del mes, que era el tiempo oscuro, decadente y negativo, estaba vinculado a la fase de la luna menguante y luna nueva. Si bien este calendario permitía la instauración de meses y cada uno de éstos se correspondería, en teoría, con una letra del alfabeto del Ogham y con el nombre de un árbol sagrado, lo que prevalecía como las cuatro festividades sagradas.

Bajo la luna

CALENDARIO CELTA CONTINENTAL

Un antiguo y singular sistema de medir el tiempo y los ciclos de la luna y el sol

Hace aproximadamente dos mil doscientos años, en las tierras del occidente europeo se desarrolló el calendario celta, cuyo cálculo del tiempo guardaba una estrecha relación con el entorno y sus fenómenos naturales.

Los celtas al igual que los nativos norteamericanos y los mayas marcaron su vida con la Luna, elaborando y siguiendo un calendario conformado por trece luna llenas que corresponden a lo que nosotros conocemos como un año solar. Cada Luna llena está asociada con las cosechas, los vientos y los cambios estacionales, presentando así características específicas que permiten diferenciar una lunación de otra.

El calendario celta siendo luni-solar, conciliaba los ciclos solares y lunares, en función a ello, cada mes correspondía a un ciclo lunar que comenzaba con la luna nueva, correspondientemente los meses con 29 días eran llamados anmatos o desafortunados, y los de 30 días eran designados afortunados o matos. Igualmente para los celtíberos, el día comenzaba y terminaba con la puesta del sol, es decir, la primera mitad era oscura y la otra iluminada. Bajo este esquema, los meses tenían dos quincenas que se regían con la luna llena o atenoux, que justamente coincidía con la mitad del mes.

En la cultura celta, existían doce meses fijos relacionados a las estaciones del año, en consecuencia, cada año estaba dividido en seis meses oscuros que iban desde noviembre hasta abril, y otros seis meses con buen tiempo desde mayo hasta octubre, por lo tanto, el año comenzaba cuarenta días después del equinoccio de otoño con el mes de samonios, siguiendo consecutivamente los meses de dumannosiosrivrosanagantiosogronios y cutios, luego con el inicio de la primavera continuaban los meses de sonnocingosgiamoniossimivisonnacosequoselembiviosedrinios  y  cantlos.

Asimismo, con la finalidad de ajustar las diferencias existentes entre los ciclos del sol y la luna, no todos los años tenían la misma cantidad de meses, para ello intercalaban dos meses especiales de treinta días cada dos años y medio, en este sentido, ciallos se colocaba antes de giamonios, y mid anterior a samonios. Resultando, cinco años de 62 meses y un siglo de treinta años, con ello, los celtas consiguieron una duración media anual de casi 365,2 días por año.

La explicación anterior está basada en el calendario celta continental, que fue reconstruido a partir de dos hallazgos principales

El calendario Gaulish Coligny es posiblemente el calendario ritual celta solar / lunar más antiguo. Fue descubierto en Coligny, Francia, y ahora está en exhibición en el Palais des Arts Gallo-Roman museum, Lyon. El calendario está hecho de fragmentos de bronce, en un solo plato enorme. Está inscrito Gaulish con caracteres latinos y usa números romanos.

El calendario celta logra una sincronización compleja de los meses solares y lunares.

El calendario de Coligny es un intento de reconciliar los ciclos de la luna y el sol (como es nuestro calendario gregoriano moderno). Ya sea que lo haga por razones filosóficas o prácticas, apunta a un grado considerable de sofisticación.  El año lunar común constaba de 354 o 355 días.  Los investigadores discrepan acerca de si el inicio del mes era la luna nueva o la luna llena Sin embargo, el calendario de Coligny considera que las fases de la luna son importantes y cada mes siempre comienza con la misma fase lunar..

LAS 13 LUNAS LLENAS Y SUS CELEBRACIONES SAGRADAS.

De acuerdo con las diferentes tradiciones los nombres de las Lunas del año pueden variar, pero han conservado siempre una estrecha relación en su significado.  Hay una tradición pagana que sigue este sistema o calendario herbal celta. Es conocida como Fairy Faith que podríamos traducir algo así como Fe Feérica. La «fe feérica» es el complejo de creencias conectadas con la existencia en la tierra de otros seres  inteligentes que viven junto al hombre pero que son, por lo general,  invisibles.

 Cada luna (llamo luna a un mes) se extiende desde la Luna Nueva hasta la Luna Llena y cada una tiene una energía diferente, una personalidad, un estado de ánimo que difiere del resto y por supuesto cada Luna tiene un efecto en nosotros. Seres vivos como la naturaleza, como los ciclos naturales.

Este calendario energético permite que sincronicemos nuestra mente con el ciclo natural del planeta, nuestras emociones y deseos en cada luna llena. 

Es un calendario muy desconocido pero muy bello pues aporta un gran conocimiento sobre las energías que se mueven cada luna o mes lunar y, al conocerlas, podemos actuar en consecuencia, es decir, practicar nuestro Arte en armonía y conjunción con estas energías.

Luna fría (diciembre-enero)
Es la primera Luna del año, su energía nos impulsa a enfocarnos en los nuevos principios, en los objetivos que queremos alcanzar durante este año. La diosa triple nos regala tres deseos para el nuevo ciclo que comienza. Un deseo mundano o material, un deseo del corazón y un deseo espiritual.

Luna acelerada (enero-febrero)
Esta es la Luna de la creatividad y la inspiración: los fuegos de Brigith nos impulsan por los caminos del arte, la poesía y la curación. Es el momento de reconciliarnos con el pasado y superar los viejos conflictos, la Luna acelerada nos invita a traer compasión a nuestro espíritu y llenar de amor nuestro corazón.

Luna Tormentosa (febrero-marzo)
Esta es la Luna de la vida nueva, nos muestra el camino al renacimiento. Durante esta lunación meditaremos sobre la semilla primera que da origen a la vida en el universo.

Luna Ventosa (marzo-abril)
Es la Luna de la libertad. Nos impulsa a sentirnos libres, a dejar nuestra carga física y emocional para seguir el camino de la verdad. Es un momento para soltar ataduras del pasado, para renovarnos y sentir una nueva brisa que trae hasta nosotros buenas noticias.

Luna en Flor (abril-mayo)
Esta Luna nos recuerda la pasión, el amor y la entrega. Es la Luna de la fuerza que surge por la vida nueva, nos conecta con nuestro poder interior proveniente del amor.

Luna Solar Fuerte (mayo-junio)
Ésta el la Luna de la alegría y la belleza. Su intensidad y fuerza nos pone en contacto con las emociones más profundas del mar. El misterio y la paz de los lagos y océanos se vive en esta lunación.

Luna bendita (junio-julio)
Esta Luna nos trae el recuerdo de la conexión que tenemos con el mundo, nos reafirma que somos uno con el universo. Es el momento para recordar que todo cuanto existe es parte de nosotros y nosotros parte de ello.

Luna del grano (julio-agosto)
Esta es la Luna de la preparación para la primera cosecha. Es la Luna del maíz, la madre que nos alimenta como a sus amados hijos.

Luna de Cosecha (agosto-septiembre)
Esta Luna nos invita a compartir y celebrar las riquezas que nos brinda la naturaleza. Nos lleva a reflexionar sobre el alimento físico y espiritual que necesitamos para vivir. Es el momento de hacer el recuento de lo que tenemos y guardar nuestras provisiones para el invierno.

Luna sangrienta (septiembre-octubre)
Esta Luna nos invita a cerrar ciclos del pasado y prepararnos para el invierno. Es un momento de actividad mental, tenemos que meditar y prepararnos para los momentos de oscuridad.

Luna de luto (octubre-noviembre)
Esta Luna nos recuerda a los antepasados, nuestras raíces, la vida y la muerte. Nos invita a reflexionar sobre la existencia misma y a recordar que el camino recorrido hasta ahora es sólo parte del ciclo de la vida.

Luna de las noches largas (noviembre-diciembre)
Esta Luna nos invita a permanecer serenos, a buscar en nuestro interior la fuerza necesaria para terminar este ciclo y comenzar el próximo.

Luna azul (decimotercera lunación)
Ésta es una Luna llena de magia con la que no podemos contar todos los años, sin embargo, nos invita a recordar nuestro yo espiritual. Es una Luna de reflexión y contacto con los ancestros y espíritus de la naturaleza. En esta Luna puedes pedir deseos o repetir cualquiera de los hechizos anteriores, ya que es una oportunidad mágica de reflexión.

LA DECIMOTERCERA LUNACIÓN.

Es posible que los meses comenzaran en la luna llena, y se agregó un decimotercer mes intercalar cada dos años y medio para alinear las lunaciones con el año solar.

Dado que existe una diferencia entre el tiempo que transcurre por el Calendario Solar del que acontece a través del lunar, los sacerdotes celtas compensaron esta diferencia con un mes extraordinario que duraba treinta noches y que se debía aplicar aproximadamente cada tres años. Debido a que el cómputo del tiempo se establecía por noches en lugar de días, los druidas podían así rendir tributo a sus cosmogonías recordando perpetuamente que primero fue la noche y después aconteció la luz del día.

FUENTES:

  • Wikipedia
  • Biblioteca digital mundial
  • HYS, Sir John (1910) the Coligny Calendar. British Academy
    DUVAL, Paul-Marie (1962) Observations sur le calendrier de Coligny, in Hommages à Albert Grenier, Latomus, tomo LVIII
    T. KOCH, John (2006) Celtic Culture a Historical Encyclopedia. Tomo I. ABC-Clio. Denver.
  • Imagenes de Pixabay

POSDATA:

Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Si te gusta, por favor ¡comparte!

Nos leemos en el próximo post.

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.
Previous post Abracadabra y la Runa Corporal Dagaz
Next post Oración Curativa – La Medicina de la Tierra

3 comentarios en “La Rueda Pagana: Las Trece Lunas Celtas

  1. Hola! Estas 13 lunas que indicas de acuerdo a los meses, es considerando el hemisferio norte?

    Saludos.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: