El Círculo Mágico. Introducción

El Circulo representa ante todo, el tiempo

Serpiente_alquimica
Uróboros o uroboros. En la iconografía alquímica el color verde se asocia con el principio mientras que el rojo simboliza la consumación del objetivo del Magnum Opus (la Gran Obra).

El Circulo es un símbolo que encontramos en todas las culturas y civilizaciones, posiblemente fue de las primeras figuras que el ser humano utilizo para comunicar ideas y conceptos. El Circulo en la mayoría de las culturas simboliza el sol, la totalidad, el ciclo de la vida y la piedra filosofal de la alquimia.

El circulo al carecer de principio y de fin, ha sido relacionado con la eternidad, la perfección, el infinito y el cosmos. Simboliza el tiempo y los ciclos de la vida y el mundo natural. 

El circulo y el tiempo están relacionados desde la mas lejana antigüedad. Sin principio ni fin, como una sucesión continua e invariable de instantes, idénticos unos a otros. Es un punto o centro extendido y participa de su perfección. Los babilónicos ya lo utilizaron para medir el tiempo y lo dividieron en 360 grados. En Grecia se siguió con esta relación que se represento con la imagen de la serpiente mordiéndose la cola:  el Ouróboros o Uroborus

Tanto el Ouróboros como el Círculo representan la naturaleza cíclica de las cosas, el eterno retorno y otros conceptos percibidos como ciclos que comienzan de nuevo en cuanto concluyen. En un sentido más general simbolizan el tiempo y la continuidad de la vida.

En la alquimia, el Uróboros simboliza la naturaleza circular de la obra del alquimista que une los opuestos: lo consciente y lo inconsciente. En algunas representaciones el animal se muestra con una mitad clara y otra oscura, lo que hace recordar la dicotomía de otros símbolos similares como el yin y yang.

El Paraíso terrenal es circular. El Cielo se mueve con movimiento circular y Plotinio se preguntaba el porque. Y es el mismo Plotinio que nos respondía de forma categórica: Porque imita a la Inteligencia.

En el budismo zen encontramos a menudo círculos concéntricos que simbolizan la etapa ultima de perfeccionamiento interior donde luce la armonía que el espíritu ha ido adquiriendo.

Muchos ritos religiosos comienzan con el trazado de un círculo. El espacio dentro del círculo ritual se transforma en espacio sagrado. Crear un círculo es un acto sagrado. También un intento de lograr resonancia con las armonías divinas del universo para sincronizar las propias acciones con el plan divino.

Ejemplo de esto son los círculos rituales de curación de los indios navajos: cuando se le solicita a un sanador navajo que ayude a una persona enferma, alisa una superficie en el suelo y crea un mandala con arena de colores siguiendo un motivo seleccionado por el sanador de acuerdo con las necesidades de la situación. Una vez completo el motivo se coloca al paciente en el centro de la pintura de arena. Se considera que el orden sagrado del diseño del mandala restaura la armonía y atrae a las deidades que ayudan a la restauración de la salud.

En todas las culturas en las que los mandalas influyen en la vida espiritual, la contemplación o la oración por medio de imágenes circulares desempeña un papel muy importante. Sólo a través de esta vía, el ser humano encuentra el camino de regreso hacia su propio centro interior, su fuente de energía, que acumula las energías anímicas dispersas y le devuelve la unidad. A este proceso de contemplación se le denomina meditación.

ritual 1
Entre los indios de norte América la luna,  la noche, el día, son círculos por encima de nuestro mundo. Para muchas de estas tribu americanas, el tiempo del año es un circulo alrededor del borde del mundo.

El círculo en la cultura celta

El círculo en la cultura celta es considerado el símbolo mágico por excelencia, representa el ciclo que no tiene principio ni fin, por lo tanto es infinito y eterno. Nacimiento, muerte y resurrección están incluidos en él. También representa la energía en movimiento, pues contiene implícitamente por su forma el concepto de movilidad, de ciclo.

Simboliza tanto a la representación masculina de la divinidad (al Sol) como la representación femenina de la divinidad (luna en su fase llena). Por lo tanto el círculo representa a la Diosa, la Madre Tierra, la Fuerza de la Naturaleza, la que da vida; y también al Dios (Sol) que bajo su luz hace que la semilla crezca.
De esta manera se lo vincula con la fertilidad en todos sus aspectos, es decir en la salud y en la prosperidad. En estas culturas la salud era la virtud por la cual las cosechas crecían, los animales se multiplicaban y las familias aumentaban.
También significaba protección, una clase de protección impenetrable pero a su vez amorosa, pues está dada por la unión con la divinidad.

Los druidas realizaban monumentos en forma de círculo en donde se llevaban a cabo importantes rituales en sintonía con el Dios y la Diosa. Originalmente eran realizados en claros del bosque, luego plantando bosques dejando círculos perfectos en el centro, en forma de círculos concéntricos utilizando diferentes especies de árboles. Estos bosques circulares eran considerados sagrados.
Luego comenzaron a cortar árboles que consideraban sagrados y con ellos construían círculos, y mas adelante erigieron esos fantásticos monumentos con piedras.

Los bailes celtas tradicionales consistían en círculos donde todos se tomaban de las manos y mientras bailaban giraban hacia un lado y hacia otro. Estas rondas tenían un carácter mágico y podían consistir en varios círculos concéntricos, cada uno de los cuales estaba compuesto únicamente por hombres o por mujeres girando unos hacia la derecha y otros hacia la izquierda, generando de esa forma la energía mágica que el ritual requería.

El círculo también puede representar el caldero visto de arriba.

Los guerreros celtas utilizaban escudos redondos, esta forma simboliza la protección.

En los rituales mágicos de sanación, la persona enferma era colocada en el centro del círculo que formaban los demás, entonces la energía se proyectaba en aquel que se encontraba en el centro. Si el ritual era un pedido que realizaba el druida, entonces la energía del circulo se proyectaba hacia él para que tuviera mayor fuerza para realizar la plegaria.

 

El círculo con un punto en el centro simboliza la unión de las energías femenina y masculina, la creación de la vida a partir de la conjunción de ambas.

Algunos lugares naturales también asumen la forma de círculo, como cavernas y montañas. Con frecuencia pueblos primitivos identificaban lugares imponentes como áreas sagradas, como por ejemplo el monte Fujiyama en Japón.
Tal vez con la esperanza de incorporar algo del poder de estos sitios naturales los pueblos comenzaron a construir estructuras con propósito ritual con formas que sugieren una montaña, como los zigurats: pirámide truncada de base cuadrada cuya cima era lugar sagrado, donde se plantaba un árbol sagrado y servía de plataforma de observación astronómica.
Esta tradición se continúa en las plantas de los templos budistas, adonde además el movimiento ritual de los peregrinos dentro del templo se realiza en forma circular.

No teniendo ni  principio, ni fin, el circulo es también signo de Dios y de lo eterno.   El circulo expresa el soplo de la divinidad sin comienzo ni fin. Este soplo se prosigue continuamente y en todos los sentidos. Si el soplo se detuviese, habría enseguida una absorción del mundo. El sol y el oro que es su imagen, se designan con un circulo. En la antigüedad el plano circular se asociaba al cultura del fuego, de los héroes y de la divinidad. El redondel posee un sentido universal que el globo o orbis, simboliza.

El trono de dios se representa sobre la base de un circulo, se trata del horizonte supremo. Platón presenta a la psquiqe como una esfera. La complementad del cielo y la tierra expresada por el circulo y el cuadrado, ya fue utilizada por los babilonios.

circulo cupula

El circulo también simboliza el cielo cósmico. El circulo simboliza la actividad celestial, su inserción dinámica en el cosmos y su capacidad de relacionarse con las cosas de la tierra.

La Luna, los planetas y el Zodiaco utilizan la  forma circular y cuando se quiere expresar igualdad se emplea la forma circular como en las mesas redondas de la ONU o la misma Tabla Redonda del rey Arturo.

Es emblema solar, igualmente tiene correspondencia con el número “10”, personificando el cielo y la perfección o incluso la eternidad. Su centro es el Principio y lo Real Absoluto, por tanto el Centro de los centros no puede ser otro que Dios. También es el centro, lugar de coexistencia de fuerzas opuestas, el lugar de energía más concentrada.

Jung ha demostrado que el circulo es una imagen arquetipo de la totalidad de la psique, el símbolo del si mismo, mientras que el cuadrado es la materia terrena, del cuerpo y de la realidad en donde experimentamos la dualidad.

El círculo expresa la totalidad de la psique en todos sus aspectos, incluida la relación entre el hombre y el conjunto de la naturaleza (…) aparezca en el primitivo culto solar, en la religión moderna, en mitos y sueños, en dibujos mandalas de los monjes tibetanos, en los trazados de ciudades o en las ideas esféricas de los primeros astrónomos, siempre señala el único aspecto más vital de la vida: su completamiento definitivo”

 Carl Jung. El hombre y sus símbolos.

En gran numero de culturas el ritual de caminar alrededor de un objeto sagrado, define y santifica el espacio que dicho movimiento circular encierra. Al dar una vuelta sobre el objeto sagrado, el orador imita a los ciclos solares y astrales, rindiendo homenaje a las fuerzas celestiales. Un buen ejemplo de estas ceremonias la tenemos en que practican los musulmanes en la Meca cuando dan vueltas entorno al cubo sagrado, la Kaaba. En la cultura mediterránea también encontramos la tradición de dar vueltas entorno a la hoguera de la noche de San Juan, la noche mas corta del año.

En la tradición islámica la forma circular es la considerada mas perfecta de todas. Sus poetas dicen que el circulo formado por la boca, es la mas bella de todas las formas porque es completamente redonda.  La bóveda rodante de los cielos o la rueda de los cielos son expresiones que implican la idea de destino.  Según el pensamiento islámico, todos los polígonos pueden ser construidos a partir del círculo, y son contenidos dentro de él.

El Islam heredó directamente de la antigüedad griega, junto con la ilustración clásica, la astrología y la alquimia que se incorporan a los estudios europeos, también dentro del saber árabe se difundieron los conocimientos mágicos judíos. No nos extraña entonces que en la tradición islámica la forma circular sea considerada como la más perfecta. Entre los sufíes se representaba a Dios con un círculo, tal vez por influencia neoplatónica.

La Magia del Circulo

samhain
Circulo de magia natural o hechiceria,

Los círculos dentro del mundo mágico no solamente eran usados como adorno.  En las practicas mágicas el Círculo es signo de protección contra los malos espíritus y energías destructivas.   Todos los amuletos en forma circular están diseñados para dar protección. La tradición de utilizar anillos y cinturones como protección a cualquier mal, también es debido a esta creencia popular tan arraigada.

El Circulo ha sido considerado el auténtico estabilizador y los movimientos circulares son los encargados de mantener la cohesión del alma y el cuerpo.
Los practicantes de la lucha cuerpo a cuerpo, trazan un circulo alrededor de sus cuerpos antes de entablar combate, es un forma de protección para que el combate sea justo.  El círculo es también una expresión de justicia, ya que representa la igualdad en todas las direcciones.

La Magia del Círculo  se combina la magia astral, típicamente árabe, de origen persa y griega (que actúa por el poder de los astros y depende su efectividad de ciertos signos celestes, días, horas, posiciones planetarias), con los exorcismos (típicamente cristianos y judíos). También se practica Magia del Círculo con  la Magia Natural o hechiceria, que se refiere al contacto con energias, entidades y sustancias naturales. Pero es imprescindible en Alta Magia y Ars Goetia (en latín, probablemente: «El arte de la Brujería»), en la que intervienen seres sobrenaturales, que deben  invocarse o evocarse correctamente.

Goetia2
El círculo y el triángulo son usados en la invocación de los 72 espíritus del Ars Goetia: el practicante debe permanecer en el círculo, mientras que se cree que el espíritu invocado aparecerá dentro del triángulo.

 

Que el poder  del Circulo os acompañe

2 Respuestas a “El Círculo Mágico. Introducción”

Deja un comentario