El Secreto del Circulo : La Matriz de Luz (Ejercicio)

Practica siempre que puedas la iniciación en la Magia del Circulo , aunque solo sea para que medites en él, sin realizar rituales. Cuando meditas, haces yoga, en tus practicas de magia casera, sólo delimita un espacio alrededor de ti, es decir, un círculo, y experimenta la sensación de seguridad creando una espiral , un vórtice de energía que lo fortalezca.

Cualquiera sea el propósito deseado: sanación, prosperidad, equilibrar las emociones, expresar la creatividad, solucionar situaciones o reparar vínculos, aprender sobre nosotros mismos, e incluso encontrar nuestra misión, los círculos sagrados resultan reveladores y -sobre todo- transformadores.

Un pequeño ejercicio de iniciación con el círculo mágico

Monta el círculo mágico con lo que desees: piedras de río, harina, velitas, pétalos de flores o con cualquier otra cosa que centre tu visión en el color blanco. Blanco y circular  es lo importante para facilitar la conexión con el inconsciente.

Mi circulo preferido esta formado de caracolas de mar blancas, por el efecto espiral que poseen y como símbolo de la Madre Tierra. Las acompaño de cuarzos y piedras blancas halladas de forma natural, generalmente uso este circulo para potenciar la clarividencia a través de los 4 elementos.

Otra alternativa es tener un circulo de tejido natural ya previamente decorado de forma fija, por ejemplo en forma de mandala, donde debe predominar el blanco en la forma circular del borde del anillo; esta  alfombra o esterilla redonda es ideal para extender en un paisaje natural abierto cuando deseas hacer una meditación contemplativa.  Una cuerda gruesa , blanca de hilo,  con cristales engarzados u otra simbologia de Magia Natural  , por ejemplo runas, es una forma original y practica, de formar un circulo rápido de protección.

Si estáis en un bosque o playa, una zona húmeda, podéis usar dos esterillas normales, alargadas, colocandolas en cruz y cerrando el circulo con objetos simbólicos de los 4 elementos.  O simplemente 24 piedras redondeadas o de rió, creando el borde. Incluso podéis sentaros en el centro sobre un cojín blanco redondo, la comodidad es lo primero. Este es uno de mis preferidos para conectar con los 4 elementos, equivale a la rueda solar.

Así que siéntate cómodamente  en el centro del círculo inprovisado o creado como tu intuición mejor te aconseje .  Desliza tu vista sobre el color blanco de borde circular hasta que sea un punto en movimiento en tu mente, y, a continuación, cierra los ojos. Con los ojos cerrados, comienza a intentar visualizar el círculo. Ahora comienza a hacerlo pero visualizándolo con luz blanca. Ahora visualizate sentado/a con un círculo de luz a tu alrededor que va creciendo en forma de espiral, hasta crear una burbuja protectora a tu alrededor.

¡¡¡Logrado!!! Estas dentro de la burbuja protectora

«Quien mira hacia afuera, sueña. Quien mira hacia adentro, DESPIERTA»

Carl Jung

Estas dentro de la matriz de la luz. Es la matriz de la Creación y la fuente de la consciencia de unidad. Esto lo hacemos bajando las ondas cerebrales y entrando en coherencia con las de la Madre Tierra.   Ella te protege, te eleva. Este es uno de los secretos de su poder, la conexión con la luminosidad de Gaia, nuestro macrocosmos, fuente de vida y nutricia de todas las almas vivientes, la fuente de la energía vital.

Las espirales sagradas son pequeños vórtices de transformación. Si las construyes siempre que tengas intención de entrar en un estado alterado de conciencia o meditación plena, no solo estarás creando una nueva realidad para ti, sino que estarás colaborando en la reparación y sanación de nuestra Amada Madre Tierra y la Vida sobre ella

Construir una espiral sagrada como un cordón umbilical a la matriz, tiene – además de estos usos prácticos- un significado simbólico que no debemos olvidar. Nos permite recuperar la conciencia de que todos somos uno, de que estamos unidos con toda la vida, y que cada grupo humano, por diferente que parezca es un grupo hermano.

Todo fluye en espirales. Vemos como la energía de la Madre  la Naturaleza alimenta el cordón luminoso que hemos conectado a ella, en ningún momento usaremos nuestra propia energía para formar la burbuja, siempre usaremos la energía vital de la Madre Tierra, nuestro macrocosmos. Nosotros solo establecemos la conexión a la  luz.

«YO SOY UN HIJO DE LA LUZ, YO AMO A LA LUZ, YO SIRVO A LA LUZ, YO VIVO EN LA LUZ. YO ESTOY PROTEGIDO, ILUMINADO, COLMADO, SOSTENIDO POR LA LUZ Y YO BENDIGO A LA LUZ».

Cada uno debe conocer su singularidad, su punto de quietud (su punto de relajación y armonía) para estar mejor. Cuanto más practiques, más grande será el área que conseguirás cubrir con la espiral  y mayor será el tiempo que serás capaz de mantenerla. Trabaja este ejercicio siempre que puedas y el tiempo te recompensará, por lo tanto, sin prisa pero sin pausa.

Con la practica esta burbuja protectora la puedes crear con un simple gesto y en cualquier postura. Esto podemos hacerlo en cualquier momento, en cualquier lugar, y siempre que nos sintamos amenazados energéticamente podremos hacerla y reforzarla, conseguiremos así sentirnos protegidos. Esta espiral nos rodeará completamente, es luminosa, expansiva e impenetrable para las energías oscuras o involutivas.

Aunque no podemos ver directamente ese dominio invisible, podemos tener una indicación de lo que está ocurriendo porque vemos su reflejo en nuestro interior, y en el desarrollo armónico y luminoso de nuestra vida cotidiana. En nuestra evolución.

El pensamiento cruza el circulo. El sonido viaja mucho más lento que la luz, aunque  el pensamiento y por tanto también la palabra puede conectarse a luz. Si alcanzas una profunda meditación dentro de un circulo de ondas de luz (solo se logra con mucha práctica y tiempo), puedes recibir mensajes , imágenes, ideas que no son tuyas en origen . Algunas veces los mensajes que llegan son directos y no hay forma de equivocarnos, pero otras veces, son tan sutiles que los omitimos totalmente. A menudo, sin embargo, podemos pensar que significan una cosa cuando, de hecho, nos están diciendo algo muy distinto.  También una sucesión de ondas de presión producidas por el impulso de luz puede manifestarse como sonido como pequeños susurros u hojas agitándose por el viento.

Una vez el peligro ha pasado, puedes “bajar” la energía o deshacer la burbuja. Para ello, igualmente, utilizaremos la intención y visualizaremos como el escudo desaparece. Recordad siempre que la energía sigue el pensamiento. Se prudente y analiza lo escuchado, pero nunca obres por impulso y salgas del estado meditativo o trance sin control. Esto siempre debe hacerse de una forma lenta y armoniosa

Igualmente, podemos ayudarnos con alguna forma geométrica para reforzar:

El pentagrama. Traza un pentagrama sobre la burbuja. Para ello dirige la energía trazándolo con tu mente sobre él. Si te cuesta al principio, puedes ayudarte de la vara mágica. La vara nos ayuda a dirigir la energía al lugar que deseamos. Asimismo, nos permite dibujar las formas que necesitamos. El pentagrama en magia es utilizado para abrir y cerrar puertas. Solo permiten que entre una cierta cantidad de energía y que esta circule en una sola dirección.

El triángulo se utiliza para atar y contener energía.

El hexagrama: volver mas fuerte tu escudo impenetrable.

Hoy hemos aprendido a crear una espiral de energía, una burbuja protectora. De cerrar y abrir círculos mas complejos hablaremos próximamente.

Hallaréis mas información sobre este tema, en la categoria:  # Magia del Circulo

Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Que el poder  del Circulo os acompañe

Nos leemos en el próximo post.

LIBRO RECOMENDADO

  • «Autodefensa psíquica», Dion Fortune.

 

9 Respuestas a “El Secreto del Circulo : La Matriz de Luz (Ejercicio)”

Deja un comentario