Admirar el alba y el atardecer es bueno para el cuerpo y para el alma.

La técnica de la contemplación del sol es conocida en muchísimas culturas antiguas: tras algo de tiempo, la tensión mental y los pensamientos negativos desaparecen.

La contemplación no está separada de la vida; forma parte del vivir. De hecho, es la esencia misma de la vida. 

Y porque es la esencia de la vida, contemplar no requiere de ningún conocimiento misterioso ni tampoco exige adiestrarse en una enrevesada técnica. Somos ya conciencia contemplativa. Así que basta con depositar la atención serenamente sobre el presente que acontece para que aparezca la lucidez con todo su brillo luminoso y claro.

Vivimos luchando por las cosas complicadas y olvidamos que mirar los campos es mas que suficiente para complacer a Dios.

Kalhil Gibran

Vivir cada dia en equilibrio y pureza es el más elevado bien para ti y para la Tierra

La meditación es una práctica que consiste en concentrar la atención sobre un pensamiento, un objeto externo o la propia conciencia y que nos sirve de ayuda a la hora de aliviar determinadas condiciones de salud, tanto físicas como psicológicas, como pueden ser la presión alta, la depresión, la baja autoestima…

Existen varias definiciones de lo que significa meditación, así como miles de técnicas de meditación: un cacao total para el aspirante que no sabe a quién seguir. Lo importante es que comiences una práctica sistemática cada día, antes de desayunar y antes de cenar. Toda la vida.

 En esta oportunidad nos referiremos a la meditación contemplativa. 

La contemplación se vive con todo. Así, todo puede ser transformado. 

Contemplando descubrimos el porqué de la existencia, por qué sufrimos, por qué amamos. La unidad que crea la contemplación deshace todas las dudas originadas por la apariencia de separación, y las preguntas que nos hacemos, todas aquellas que permanecen sin aclarar desde el nivel del pensamiento, encuentran por fin respuesta.

Al contemplarnos y contemplar las cosas sin emitir juicio alguno, sintiéndonos y sintiendo nuestra naturaleza y la naturaleza de las cosas, podremos reconocernos como parte de un todo más allá de una individualización como seres humanos.  Somos parte de un Todo,  de Dios, de eso no cabe duda, pero cuántas veces  somos conscientes de ello.

Orar y contemplar significa siempre no hacer nada más que eso durante el espacio destinado a la oración. Ocuparse durante el tiempo de oración en pensar en no sé qué cosas, o preocuparse en qué haré después, hace infructuosa la oración. Cuando se trata de buscar a Dios en la contemplación, el único objeto de meditación y de deseo ha de ser él y nadie más que él.

Una maravillosa forma de despertar la consciencia.

Siempre procuro despertarme antes que salga el sol y hacer mi primera meditación del dia,  tras el «Saludo al sol» o el «Saludo al Dia»   , inició una meditación contemplativa que finalizo a través de una oración, no necesariamente religiosa, puede ser un poema, una lectura, o una fuente de inspiración de la propia contemplación.

Prefiero las oraciones  que salen del corazón libremente y expresan la sencillez de la Creación. Me suelo ayudar,  con un rosario  de cuentas, para saber después las glosas que he realizado.

Me levanto y doy gracias
Por el sol que nace y puedo ver con mis ojos,
Por los olores que danzan a mi alrededor y puedo sentir en mi nariz,
Por las cosas que me rodean y puedo tocar y acariciar con mis manos,
Por los sonidos que me envuelven y puedo escuchar con mis oídos,
Por lo que degusto y puedo saborear con mi boca.

Me levanto y doy gracias.
Puedo caminar y sostener,
Puedo sentir y hacer que sientan,
Puedo alegrarme y alegrar,
Puedo amar y que me amen,
Puedo dolerme y doler,
Puedo elegir y que me elijan.

Puedo y elijo rendirme o no,
Continuar el viaje,
Perseguir sueños,
Correr escombros,
Abrir la puerta de la vida.

Me levanto y doy gracias.
Dios me ha dado el día de hoy,
Un regalo que se me entrega para ser mimado.

Me levanto y doy gracias.

Levantarse al Alba…

Algunas de las emociones positivas que se consiguen a través de esta práctica son: la felicidad, el amor, la gratitud, la satisfacción, la esperanza y el interés, lo que incluye, como recurso personal, la autoaceptación.

El sendero de la meditación es el sendero del esfuerzo, del servicio y de la alegría. Conectamos desde el primer momento del dia con  nuestra esencia más recóndita. Es una llamada de liberación, de libertad, de renacimiento. Renacemos cada nuevo dia, al Alba.

Nos leemos en el próximo post.

FELIZ DIA

FUENTES:

  • Wikipedia
  • El arte de la contemplación de Consuelo Martín (Editorial Gaia)

Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Si te gusta, por favor ¡comparte!

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.
Imagen de Stefan Keller en Pixabay Previous post Hechizos para ver los Elementales
Next post LA IMPORTANCIA DEL SILENCIO

Un pensamiento en “Meditación Contemplativa: Bendición al Alba

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: