RITUAL DIARIO PARA SANACIÓN

14292407_332752240409004_5887531645785145131_n

A menudo finalizo una meditación  con una Afirmación. Las afirmaciones son el nombre moderno de lo que eran los hechizos. Autohechizos en este caso.

Una AFIRMACIÓN es un punto inicial, algo que abre el camino. Por medio de ella dices a tu subconsciente: «Asumo la responsabilidad». Me doy cuenta que puedo hacer algo para cambiar”

Porque lograr cambiar tu camino solo está en ti. Si repites a menudo la afirmación, ó bien estarás listo para dejar que lo que sea suceda, y la afirmación se volverá verdad, o se abrirá ante ti un camino nuevo. Para esto debes ser paciente .

PARA SANAR EL CUERPO FÍSICO

» Estoy en proceso de curación.
Mi cuerpo sabe sanarse a sí mismo.
Quito la basura negativa que lo estorba y lo amo.
Le proporciono alimentos y bebidas nutritivos.
Lo mimo. Lo respeto. Lo atiendo. Lo escucho
Creo una atmósfera de salud y bienestar.

Busco ayuda si lo necesito. Me permito sanar.
Mi disposición a perdonar inicia mi proceso de curación.
Permito que el amor de mi corazón me bañe, me limpie y sane las emociones enfrentadas en  las partes de mi cuerpo que no me han gustado
Amo mi cuerpo. Sé que merezco sanar»

Podemos colocarnos en una mesa sentadas comodamente o bien sentadas en el suelo y la llama ante vosotras. Cada cual decide como le va mejor.

Encendemos una quema ibérica blanca o una lamparilla de aceite  de sanación. No sirve la llama de una vela, demasiado regular.

Nos concentramos en el baile de la llama durante unos pocos  minutos, procurando que la única cosa que haya a nuestra mente sea la llama. En este proceso, la mente se aquieta y se ordena de manera natural. Continuamos fijándonos en la llama hasta que cuando cerramos los ojos todavía vemos la llama dentro de nuestro cuerpo. Imaginamos que esta llama se mueve en nuestro interior y nos llena de dinamismo y fuerza. Es la vida en nuestro interior. Quédate un tiempo saboreando esta sensación hasta que creas que ya puedes abrir los ojos y volver a tu realidad.

RUTINA:  Este ejercicio es bueno hacerlo cada atardecer, en un espacio que reservemos en nuestro hogar como refugio personal para meditar y conectar con nuestro YO interior . Se puede hacer al empezar el dia para iniciarlo con la mente en paz o por la noche para cerrarlo y purificarse de las dificultades del dia. Eso lo vais viendo cuando os va mejor : Pero debe ser una costumbre diaria, una rutina…


ADVERTENCIA: En caso de que tenga cualquier problema de salud, ya sea físico o psicológico, acuda primero a su médico de cabecera. Las terapias alternativas o espirituales solamente son un complemento no la solución.

Una Respuesta a “RITUAL DIARIO PARA SANACIÓN”

Deja un comentario