El Mantra OM ॐ

om
El ॐ OM  es el mantra que nos comunica con la Conciencia Universal.

El Mantra OM ॐ , también conocido como pranava, es el mantra más sagrado en el yoga, el hinduismo y el budismo. El Om representa a la más elevada divinidad, a Brahma, y al universo entero. Se dice que «Todo el universo procede de Om, descansa en Om y se disuelve en Om».

El Mantra OM ॐ es unos de los mantras más sagrados de las creencias dhármicas, como el hinduismo y el budismo. Según la tradición, cada cosa o ser manifestado surge de una Vibración Primordial, que es simbolizada por la vibración del Om.

El Mantra ॐ OM es el sonido primordial Creador, del que todo el Universo se ha manifestado. Significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual.  Es el sonido de la conciencia suprema.

El ॐ OM es el sonido más cantado entre todos los sonidos sagrados de la tierra. Se considera como el sonido de la existencia, de la energía cósmica, y el mantra raíz de todos los mantras. En la mayoría de los Mantras, se encuentra presente el OM.

El Mantra OM ॐ sería el sonido del propio Universo y el origen de todos los mantras.  Es la sílaba sagrada, el primer sonido del Todopoderoso, el sonido del que emergen todos los demás sonidos, ya sean de la música o del lenguaje.

El Mantra OM ॐ  no es en realidad una palabra: es un sonido, una vibración. Cuando se canta el mantra OM, además de liberar la mente, se cree que aumenta la energía espiritual, mental y emocional del quien lo pronuncia y le permite entrar en dimensiones desconocidas en un estado de meditación profunda.

El Mantra OM ॐ es el sonido de la Serenidad está grabado especialmente para limpiar y purificar el espacio, permitiendo sentir la calma y la serenidad interior. Es una muy buena herramienta para la Sanación. Cuando todolo demás falla canta el sonido OM (AUM) dijo el maestro.

El Mantra OM ॐ es más que un sonido, es la vibración del universo. Es la frecuencia de la energía que conecta y une a todas las cosas juntas. No es un sonido corto y agudo. Se rezaga y fluye como la energía misma.

AUM-300x281
El yantra (representación geométrica) del Om es la siguiente imagen, tan conocida y utilizada:

El Mantra OM ॐ en realidad se escribe como AUM, y sus tres letras guardan un significado muy especial:

– La A es la vocal más abierta que puede pronunciar el ser humano, es el alfa, Dios, la Vida y el estado de vigilia.

– La U es una vocal intermedia, y representa a la conciencia, a la materia y al estado de sueño con ensueños.

– La M es la consonante más cerrada que podemos pronunciar, es el omega, la madre, la energía, la dicha y el estado de sueño profundo.

Ahora bien, el mantra se pronuncia siempre como Om, ya que la A y la U en sánscrito se pronuncian como O. De ahí que el Om sea la síntesis de esas tres letras, y simboliza al cuarto estado de conciencia, el de meditación o supraconsciencia.


Cómo cantar el sonido OM (AUM)

 La esencia de Om está más allá de los atributos lingüísticos. Para entender debemos sentir la reverberación cuando cantamos este mantra. La forma en que unifica una habitación llena de personas, el modo en que cambia la energía de disipada a integrada, la forma en que calma el sistema nervioso, el corazón y la mente…

Sentados, con los ojos cerrados, inspiramos, y al espirar pronunciamos de forma continuada el «Ooooooooooooommmmmmmmmmm», sintiendo como la O resuena en el pecho y la M resuena en la cabeza. Lo repetimos varias veces concentrados en el sonido hasta que la mente se enfoque y obtengamos un estado de paz.

Pronunciado correctamente OM ॐ suena AUM. Comienza con una vocal nasalizada [o:] que se transforma en [u:] y termina con una larga y vibrante [m]. Om se pronuncia en una única y profunda exhalación.

AUM consta en realidad de cuatro letras: A, U, M, y la letra silenciosa. 

La primera letra es A, comienza en la parte posterior de la garganta y se prolonga hacia fuera. Puedes notar cómo el plexo solar y el pecho comienzan a vibrar en esta letra.

La segunda letra es U, pronunciada como un largo “ooo” con el que sentirás la garganta vibrar.

La tercera letra es M, pronunciada como un “mmmm” prolongado. Pronunciando esta letra notarás la parte superior de la cabeza vibrar.

La última letra es el profundo silencio del Infinito. A medida que la inteligencia surja del silencio, debes unir tu canto del “M” al profundo silencio.

Ahora que reconoces la fonética, pasemos a la visualización o el sentimiento del sonido. Cuando empiezas el canto, imagina que la primera vocal aparece en el centro de tu pecho. Luego crece hacia la segunda vocal. moviendo hacia arriba, gradualmente, tu garganta. Y, finalmente, deberías sentir la última consonante vibrando dentro de la parte superior de tu cabeza.

El ॐ OM   cantado durante 15 minutos al día, puede producir un efecto notable en nosotros, nos ayudará a calmar la mente, calmar el proceso de pensar y conectarnos con nuestro SER. La mente se va enfocando y concentrando. Además, las vibración de este mantra tienen un efecto físico sobre el cuerpo, ya que armoniza el sistema nervioso. Cuando la mente se relaja, la presión arterial disminuye, mejorando la salud del corazón.

Practica a cantarlo, solo y en grupo si tienes la ocasión, cantar el sonido OM (AUM) en grupo de forma coordinada es una experiencia maravillosa. Practica también a recitarlo mentalmente, verás como en ese caso, el mantra hace alusión a su nombre y se convierte en un excelente instrumento para trabajar la mente.

¡También puedes cantar el mantra en silencio, en tu propia mente!

La sílaba OM es una antigua sílaba sánscrita mencionada por primera vez en los Vedas. Según la tradición hindú, el sonido OM (AUM) es el nombre más puro del Dios Creador. Om es también la forma sonora del atman (alma, o Dios).

En el marco del hinduismo, Brahmān (literalmente ‘evolución’ o ‘desarrollo’ en idioma sánscrito) es el dios creador del universo y miembro de la Trimurti (‘tres-formas’, la Trinidad hinduista), la tríada conformada por Brahma (dios creador), Visnú (dios preservador) y Siva (dios destructor). La sílaba Om también representa el Trimurti (‘tres formas’) de Brahmá, Vishnú y Shivá. Según los shivaístas, el tambor de Shivá produjo este sonido OM (AUM), y a través de él salieron las siete notas de la octava musical, a decir: sa, re, ga, ma, pa, dha, ni. Gracias a este sonido, Shivá crea y destruye el universo.

“Y al principio fue Brahma, con quien estaba la Palabra”. y fue el sonido Om el medio por el cual se creó el universo.

Rig-veda (el texto más antiguo de la India, de mediados del II milenio a. C.).

Las Upanishad declaran que todo, lo existente y lo no existente, puede ser controlado al pronunciar esta sílaba sagrada Om. Los hinduistas creen que el mantra Om es eficaz para eliminar los errores en los sacrificios de fuego y de otros tipos. La meditación en el Om satisface todas las necesidades y lleva al moksha (liberación espiritual).

Casi todos los rezos y lecturas sagradas son precedidos por la pronunciación del Om. Esta sílaba también se llama el udgīthá (‘canto fuerte’) o el praṇava mantra (‘oración vibrante’, siendo praṇauti o praṇu‘hacer un rumor vibrante’), pues es considerada por los hindúes el sonido primordial, origen y principio de la mayoría de los mantras, palabras o sonidos divinos y poderosos.

El mantra Om ciertamente representa Brahman (lo Absoluto). Es el sublime. Aquel que sabe su significado y lo reverencia alcanza la meta suprema y lo sabe todo.

Katha Upanisha

El Mantra OM ॐ es el sonido que simboliza la realidad. En la tradición Brahmínica representa todo en el universo, pasado, presente y futuro. Incluso representa todo lo que se encuentra fuera de esos tres tiempos. De esta manera, representa el tiempo mundano del mundo en el que la mente funciona normalmente, y también el mundo que es percibido por la mente que esta “despierta” o “iluminada” y que experimenta el mundo sin tiempo. Así Om representa la iluminación y mente no iluminada.

brahman
El Mantra OM ॐ simboliza el divino Brahman y el universo entero.

En el libro Siddhartha de Hermann Hesse, la palabra Om aparece en la vida de Siddhartha en momentos decisivos y cuando se da por vencido aventándose a las aguas del río la vuelve a escuchar, ahí entiende que el río es Om en el que no existe pasado, ni futuro, que las mismas aguas que se encuentran en el nacimiento del río se encuentran en la desembocadura y en su ultimo contacto con el río descubre esto:

Siddharta escuchaba. Ahora tan sólo permanecía atento, totalmente entregado a esa sensación; completamente vacío, sólo dedicado a asimilar, se daba cuenta de que acababa de aprender a escuchar. Ya, en muchas ocasiones, había oído las voces, el río, pero hoy sonaban diferentes. Ya no podía diferenciar las alegres de las tristes, las del niño y las del hombre: todas eran una, el lamento, el anhelo y la risa del sabio, el grito de ira y el suspiro del moribundo. Todo era uno, todo permanecía estrechamente enlazado, y mil veces entremezclado.

Y todo aquello unido era el río, todas las voces, los fines, los anhelos, los sufrimientos, los placeres; el río era la música de la vida. Y cuando Siddharta escuchaba con atención al río, podía oír esa canción de mil voces; y sino escuchaba el dolor ni la risa, si no ataba su alma a una de aquellas voces y no penetraba su yo en ella ni oía todas las tonalidades, entonces percibía únicamente el total, la unidad. En aquel momento, la canción de mil voces consistía en una sola palabra: el Om , la perfección.

 El Mantra OM ॐ es considerado el primer sonido, el sonido del universo, el sonido del cual todos los demás sonidos se han formado. Cuando se abre la puerta a la vibración del sonido OM (AUM), se sentirá el cosmos que te rodea. Al igual que una gota de agua se disuelve en el océano una vez que ha tocado la superficie, una vez que se siente la resonancia del sonido en la garganta que se siente durante las barreras que te separan del océano de amor que está a tu alrededor desaparece.

images (10)
El impacto en el agua es una analogía del alma en el Brahman.

Según la tradición hindú, el sonido OM (AUM) es el nombre más puro de Dios. Om es también la forma sonora del atman (alma, o Dios).

Las Upanishad declaran que todo, lo existente y lo no existente, puede ser controlado al pronunciar esta sílaba sagrada OM. Los hinduistas creen que el mantra Om es eficaz para eliminar los errores en los sacrificios de fuego y de otros tipos. La meditación en el sonido OM (AUM) satisface todas las necesidades y lleva al moksha (liberación espiritual).

Casi todos los rezos y lecturas sagradas son precedidos por la pronunciación del sonido OM (AUM). Esta sílaba también se llama el udgīthá (‘canto fuerte’) o el praṇava mantra (‘oración vibrante’, siendo praṇauti o praṇu‘hacer un rumor vibrante’), pues es considerada por los hindúes el sonido primordial, origen y principio de la mayoría de los mantras, palabras o sonidos divinos y poderosos.

La sílaba OM (AUM) también representa el Trimurti (‘tres formas’) de Brahmá, Vishnú y Shivá. Según los shivaístas, el tambor de Shivá produjo este sonido Om, y a través de él salieron las siete notas de la octava musical, a decir: sa, re, ga, ma, pa, dha, ni. Gracias a este sonido, Shivá crea y destruye el universo.

El mantra Om ciertamente representa Brahman (lo Absoluto). Es el sublime.
Aquel que sabe su significado y lo reverencia alcanza la meta suprema y lo sabe todo.

Katha Upanisha

Según la tradición, cada cosa o ser manifestado surge de una Vibración Primordial, que es simbolizada por la vibración del Om. Esto coincide con el pensamiento científico que dice que todo -cada átomo en cada rincón del Universo- es formado por energía en vibración.

Se dice que el sonido OM (AUM) vibra a la frecuencia de 432 Hz, que es la frecuencia de vibración de todo en la naturaleza. En todas las filosofías espirituales, la génesis divina de la creación está asociada al sonido (Verbo).

El Mantra OM ॐ no es única palabra mística recurrente en las enseñanzas filosóficas y religiosas. En la filosofía de la India, como en muchas otras religiones, incluida la cristiana, se dice que la creación evoluciona a partir de la Palabra. También la palabra Amén es generalmente reconocida tanto en la tradición cristiana como en aquella islámica, pronunciada en este último caso “amin”.

La palabra Amén aparece por primera vez en el Antiguo Testamento y está presente en el Cristianismo, en el Judaísmo y en el Islamismo como una afirmación que se traduce como “así sea”, pero el significado va más allá. El Amén no es tan solo una afirmación sino que es un vínculo que se establece con lo divino, lo cual en cierto sentido constituye una analogía con el OM.

 Si en el libro del Apocalipsis Cristo es llamado “el Amén” y su enseñanza es la puerta para entrar en el reino de los cielos, el Mantra OM ॐ es el medio para conectar con el universo.

Se dice que dicha vibración existía antes de que el mundo fuera creado. A este respecto, hay una cita muy conocida del Evangelio de San Juan (1:1-3), que muestra la amplitud de este concepto, más allá del Hinduismo:

‘En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios (…) Todo llegó a ser por medio de ella; y sin ella nada se hizo de cuanto fue hecho’.

En el Cristianismo, el término ‘Palabra’ se puede también cambiar por ‘Verbo’.
Asimismo, en la ‘Autobiografía de un Yogui’, Paramahansa Yogananda compara al sonido OM (AUM) , la vibración creadora, con el concepto cristiano de Espíritu Santo, al que se refiere como ‘energía vital invisible que divinamente sostiene toda la creación’. Encontramos también, en la cultura nativa americana y en la cultura aborigen en Australia alusiones en el mismo sentido.

Al cantar o recitar Om antes o después de cualquier actividad u oración, uno llama al poder de la palabra y a los orígenes primordiales del sonido. Explorar la sílaba Om y el poder del sonido, puede recordarnos que nuestras palabras son sagradas, creativas y divinas. Lo que pensamos y decimos, lo creamos. Somos creadores poderosos. También puede recordarnos que el uso consciente de las palabras hace que éstas recobren su poder transformador, trayendo más conciencia a las vibraciones que creamos con nuestros pensamientos y palabras.

A su vez, el sonido OM (AUM) representa la energía universal, conocida como ‘prana’ o energia vital. O sea, que todas las manifestaciones de vida en este Universo, incluyendo los pensamientos, son energía y son llamados en el Hinduismo como ‘prana’. Este ‘prana’ se manifiesta  a través del  sonido OM (AUM)

La pronunciación repetitiva del sonido OM (AUM) tiene un efecto directo sobre la glándula pineal (asociada al 7º Chakra), responsable de la producción de la melatonina (hormona de la juventud) que influye sobre el sistema inmunológico, envejecimiento, enfermedades cardiovasculares, cambios de ritmo diarios, sueño, afecciones psíquicas, etc. Igualmente actúa sobre la glándula pituitaria/hipófisis (asociada al 6º Chakra), encargada de segregar las hormonas reguladoras de la homeostasis, que es la capacidad de mantener nuestra condición interna estable, compensando los cambios del entorno, mediante el intercambio regulado de materia y energía con el exterior. Se trata de una forma de equilibrio dinámico de control, sobre los mecanismos de autorregulación de los seres vivos.

Mientras uno recita el mantra visualizamos una luz sanándonos, suavizando nuestro cuerpo, iluminando esa parte que está mal, que está enferma. A veces en la recitación pueden sentirse sensaciones raras como un sudor frío u otras, independientes de la temperatura externa, es simplemente que nos estamos desintoxicando, es común sentir esto en la práctica. Sin dejar por supuesto los tratamientos médicos ya que la práctica buscar la paz interior, hará que hagan su efecto con mayor facilidad.

El Mantra OM ॐ: es muy útil para iniciar una larga meditación y usarlo es muy sencillo acompañándolo de su mudra especifico


EL MUDRA OM ॐ:

ommudra_9288

Este mudrá requiere que lo ejecutes en las dos manos. Para realizarlo, une el dedo pulgar con el dedo medio de ambas manos, el resto de los dedos quedan extendidos;  Este mudra se practica con el pulgar y el dedo índice encontrándose:
Siéntate con la espalda recta. Con esta posición lo que se pretende, es conectarnos con la sabiduría universal.
Recita o canta el Om.
Al hacer esto, puedes decirte a tí mismo cuando se inhala: «Yo soy uno con el Universo» y mientras exhala: «El Universo y yo somos uno».

 Este es un mudrá muy interesante que nos pone en contacto con esa parte de nosotros mismos a la que pocas veces prestamos verdadera atención: nuestra voz interior., la voz de nuestra alma o esencia divina.

Una versión más cotidiana de este estereotipo, muchas veces se pone en práctica cuando una persona tiene una situación de stress o nervios y para calmarse, un poco en serio un poco en broma, coloca las manos en la posición descrita más arriba (índice y pulgar de la mano tocándose, resto de los dedos extendidos), y repite un penetrante sonido OM (AUM) . Ésta sería la variante oriental del más prosaico y occidental ‘contar hasta diez’.

¡Recuerda!
Los mudrás se practican con una presión ligera de los dedos hasta sentir un flujo de energía por el cuerpo, mientas que las manos están completamente relajadas.

Os deseo una jornada llena de bendiciones. Así sea

hommmmmero


FUENTES: 

 

3 Respuestas a “El Mantra OM ॐ”

Deja un comentario