El Hexagrama y la Estrella de David

Estrella de David
La estrella de 6 picos, conocida como Hexagrama, Estrella de David, Sello de Salomón, Estrella Hexagonal, Escudo de Sion o, en algunos casos también llamada Esalfa,   .

La estrella de seis picos o hexagrama consta de dos triángulos equiláteros cruzados que formarían a su vez seis triángulos mas pequeños con doce aristas, en algunos casos, aparecen inscrito un círculo en el centro.

Hay quien lo confunde  con el pentagrama (estrella cinco picos) que es un símbolo mágico de origen más antiguo. Por medio de la geometría, en la que Pitágoras y sus seguidores veían un simbolismo cósmico, el hexagrama y el pentagrama se convirtieron en expresión del cielo y su reflejo en la tierra, de lo divino y su reflejo en la creación, así como de la conexión entre el cielo y la tierra, el macrocosmos y el microcosmos, el espíritu y la materia

A juzgar por las evidencias arqueológicas, los artistas dibujaban pentagramas mucho antes de que se comenzó a dibujar hexagramas. Uno de los artefactos más antiguos conocidos es una jarra de barro con un pentagrama pintado en él, que se encuentra en Jamdad Nasr (actual Irak) y fechado el 4 º milenio aC.

Según los expertos en simbología, el signo del hexagrama posee un significado similar al del yin y el yang, como representación de los opuestos, así como de nexo entre el cielo y la tierra o plasmación ideográfica de la sabiduría sobrehumana. Sin embargo, el uso más conocido fue siempre el de su carácter protector y mágico, sin que estuviera vinculado a ninguna religión en concreto.

MAS INFORMACIÓN: 

☆ El Pentagrama, el Pentáculo y el Tetrágrammaton Esotérico

estrella (1)

LA ESTRELLA DE DAVID Y EL JUDAÍSMO

Hoy en día, al hexagrama es conocido con el nombre de Estrella de David y considerado un símbolo definido del judaísmo

No hay que confundir la Estrella de David y la Estrella Alquímica, con los talismanes basados en el Símbolo o Sello de Salomón (hablaremos de él, en otro capítulo( Hay mucha  confusión en torno a los orígenes, nombre y asociaciones del Sello de Salomon con el Escudo o Estrella de David.

estrella
Escudo de David. La Estrella de David generalmente se asocia más con la religión judía.

Al lado, imagen de la Estrella de David conocida en hebreo como “Magen David”, en  cuyo  centro  se  halla  la palabra  Paz (Shalom). En cada esquina lleva un nombre de Dios: esquina superior  izquierda, ÉL, concepto de Fuerza; esquina superior derecha:  Shaday, Omnipotente; esquina inferior  izquierda: Elyon, Altísimo, y esquina inferior derecha: Yah, Clemente

Si seguimos el patrón, la Estrella de David  es hueca, tiene seis «puntas» exteriores y tiene otras seis interiores y estos representan las doce tribus de Israel; este diseño no fue una invención de David sino del estado israelí.

La noción popular es que el rey David de Israel usó este símbolo en sus escudos, pero no hay evidencia de que esto sea cierto. Este símbolo no aparece en ningún libro hebreo antiguo sobre la vida religiosa en este sentido. Su único uso era el pasado distante del judaísmo era pues, como motivo decorativo ocasional, junto con otras imágenes del medio oriente.

Los dos triángulos superpuestos o entrelazados de la estrella israelita responden a un verso bíblico particularmente apreciado en el judaísmo y que de un modo simbólico expresa la íntima relación que se existe entre Dios y la humanidad: «Yo soy de mi amado, y mi amado es mío». Dicha connotación hizo que desde el siglo VII antes de la Era Común fuese un símbolo usado por las novias (se han encontrado vestigios de collares y broches) de territorios semitas dentro y fuera de Israel y Palestina.

“Ponme como un sello sobre tu corazón”

(El Cantar de los Cantares de Salomón, 8,6)

La evidencia sugiere que los primeros usos del hexagrama se limitaron a la «Kabbalah práctica,» esto es, la magia judía, probablemente alrededor del siglo VI E.C.  La primera aparición del símbolo en las escrituras judías fue en las escrituras cabalísticas orientales, por tanto es posible que se tratara de una transformación del pentagrama bajo la influencia árabe.

Los primeros símbolos judíos incluyen el Shofar (cuerno de carnero), Lulav (rama de palmera), y la menorá de siete ramas (candelabro), pero no se encuentra ningún hexagrama en el simbolismo judío de esta época.

La fuente literaria judía más antigua que menciona este símbolo, el Eshkól Ha-Kofer del caraíta Judá Hadasí (mediados del siglo XII),dice en el capítulo 242: “Siete nombres de ángeles preceden la mezuzá: Miguel, Gabriel, etc. ¡El Tetragramaton te protege! Y de igual modo el signo llamado “El Escudo de David” está emplazado junto al nombre de cada ángel”. Por tanto, en esta época, era un amuleto.

El primer libro que se refiere al símbolo como «Escudo de David» fue escrito por el nieto de Maimónides, el rabino David Ben Yehuda HaHasid, en el siglo XIV.  Los textos medievales de magia judía hablan de un escudo mágico que poseía el Rey David y que lo protegió de sus enemigos.   Según estos textos, el escudo tenía inscritas las setenta y dos letras del nombre de Dios, o la palabra Shaddai (Todopoderoso) o nombres de ángeles, y fue eventualmente heredado por Judas Macabeo. Isaac Arama, cabalista del siglo 15, proclamó que el Salmo 67, posteriormente conocido como el «Salmo Menoráh» a causa de sus siete versículos (más un versículo introductorio), estaba grabado en el escudo de David en la forma de un Menoráh (candelabro).

Otra tradición sugiere que Isaías 11:2, enumerando los seis aspectos del Espíritu Divino, estaba inscrito en el escudo en los seis triángulos exteriores del hexagrama.   Con el tiempo, el hexagrama reemplazó al Menoráh en las leyendas populares acerca del escudo de David.

En 1,354 el Emperador Carlos IV permitió a los judíos de Praga desplegar una bandera roja sobre la cual figuraba una estrella de seis puntas, la cual luego se llamaría Maguén David o “Escudo de David”.

En Hungría, en 1,460, los judíos de Ofen (Budapest) recibieron al Rey Matías Corvinus con una bandera roja sobre la cual habían dos Escudos de David y dos estrellas.

En 1,592, alguien de nombre Mordejai Maizel de la misma ciudad obtuvo permiso para colocar en su sinagoga “una bandera del Rey David, similar a la ubicada en la Sinagoga Principal”.

En 1,648, los judíos de Praga obtuvieron nuevamente permiso para una bandera, en reconocimiento por su participación en la defensa de la ciudad contra los suecos. Sobre un fondo rojo había un Escudo de David amarillo que en el centro tenía una estrella sueca.

Hoy muchos judíos y cristianos usan esta estrella sin saber su origen. Antes del 1900 de nuestra era este símbolo no era usado en público por los judíos y los pocos judíos que tenían algo que ver con esta estrella eran los que estaban dedicados al ocultismo , la cabala.

La Estrella de David se puede encontrar sobre las lápidas de los judíos religiosos de hace centenas de años en Europa, cuando fue aceptada como el símbolo universal del pueblo judío.

Fue en la Praga del s. XIV cuando la comunidad judía incorporó este hexagrama que en el s. XIX se fue introduciendo cada vez más en las sinagogas y en objetos de culto. En la Viena del siglo XVII, el barrio judío estaba separado del barrio cristiano por una piedra fronteriza inscrita con un hexagrama en un lado y una cruz en el otro, siendo la primera ocasión en que la estrella de seis puntas fue usada para representar al judaísmo como un todo, en lugar de a una comunidad individual: los judíos cabalistas.

En 1890, el movimiento sionista adoptó la estrella de David como emblema. Con la emancipación judía que siguió a la Revolución francesa, los judíos comenzaron a buscar un símbolo para representarse a sí mismos comparable a la cruz usada por sus vecinos cristianos.   Cuando Theodor Herzl buscaba un símbolo para el nuevo movimiento Sionista, escogió la Estrella de David porque era muy bien conocida y también porque no tenía asociaciones religiosas.    Escogieron la estrella de seis puntas, principalmente a causa de sus asociaciones heráldicas. Sus características geométricas de diseño y arquitectónicas atrajeron grandemente a los arquitectos de las sinagogas, la mayoría de los cuáles eran no judíos.   Irónicamente, los judíos religiosos de Europa y el Oriente, acostumbrados a ver hexagramas en amuletos cabalísticos, aceptaron este símbolo secularizado de los judíos cultos como un símbolo judío legítimo, aunque no tenía contenido religioso ni base escritural.

estrella david
Los judios europeos fueron forzados por Adolfo Hitler a usar una estrella de seis picos amarilla durante el holocausto.

 Los judios europeos fueron forzados por Adolfo Hitler a usar una estrella de seis picos amarilla durante el holocausto.  En 1941, los nazis iniciaron la persecución de los judíos marcando sus casas y ropas con una estrella  con la apariencia de una estrella de David sobre un fondo amarillo y con la palabra Jude («judío»). Cargada de ambigüedad, la insignia amarilla solo tiene la apariencia de una estrella de David; de hecho, es un símbolo racista, concebido con el propósito de discriminar y segregarlos para su sacrificio y que ya tenia bases históricas en otros países europeos .

Algunos grupos judíos ortodoxos rechazan el uso del hexagrama por su asociación con la magia y el ocultismo. Sin embargo, la“Estrella de David” sigue siendo un símbolo importante en el misticismo legítimo judío y la cábala. Algunos grupos haredí (muy religiosos), como Naturei Karta, lo rechazan por su asociación con el Sionismo. Muchas sinagogas ortodoxas modernas y sinagogas de otros movimientos judíos despliegan la bandera de Israel con la “Estrella de David” muy prominente al frente, cerca del arca que contiene los rollos de la Torá.

O. J. Graham,  narra también como llegó la Estrella de David transformada mucho más tarde a Mayer Amschel Bauer, quien en el siglo XVII cambia su propio apellido en referencia a esta estrella de seis puntas roja que colgó en la puerta de su negocio en Alemania, y así comenzó la familia de «Rothschild» (traducido: cartel rojo). Luego la familia de Rothschild incorporó este símbolo en su escudo de armas. La investigación que este libro hace de la estrella de seis puntas, remonta a esta a través de la cábala, a la astrología, y más tarde a Hitler – quien ordenó, como ya mencionamos, que los judíos se coloquen una estrella de seis puntas amarilla durante el holocausto – al símbolo sionista y a la bandera del estado de Israel y más allá.

La Estrella de David en la Cultura Islámica

Hoy en día, el hexagrama conocido con el nombre de Estrella de David y considerado un símbolo definido del judaísmo se utiliza incluso en los países islámicos.

La civilización islámica constituyó una vibrante encrucijada de culturas por cuyo intermedio los logros del mundo antiguo pasaron a la Europa moderna; por ella se transmitió información de Oriente a Occidente y viceversa, y en sus seno convivieron diferentes grupos étnicos con idiomas y religiones distintos que contribuyeron al avance de la cultura.

El amor del artista musulmán por la geometría, permite expresar la verdadera esencia del Hexagrama como símbolo de conexión entre ambos mundos; en este contexto, simboliza la relación que hay entre la ciencia, la belleza y la metafísica, con elementos de medicina y magia, astronomía y astrología, el arte del regadío y su influencia en el jardín, y la conexión simbólica entre los jardines de recreo y el Jardín del Edén, entre el cielo y las cúpulas arquitectónicas y entre la cosmología tradicional y su nexo con la religión.

La Estrella de David y el Zóhar

La Estrella de David en la copia completa más antigua conocida del texto masorético, el Códice de Leningrado (página 474a), que data del año 1008.

El Zóhar es una colección de comentarios sobre la Tora, con el propósito de guiar a aquellas personas que ya han alcanzado elevados niveles espirituales hacia la raíz (u origen) de sus almas.

El Zohar (3:73a) dice: “Existen tres nudos [tres entidades] que se conectan la una a la otra: el Santo Bendito Sea, la Torá e Israel”. Los judíos conectan sus almas con el creador mediante el estudio y la observancia de la Torá. El triángulo representa la conexión entre estas tres entidades.

Cada una de ellas posee una dimensión interna (pnimiut) y una externa (jitzoniut). La Torá comprende enseñanzas exotéricas, como ser el Talmud y la ley judía, al igual que enseñanzas esotéricas como la cábala. La energía “revelada” de Dios provee y permite la existencia de todas las cosas del mundo, pero su esencia está completamente oculta y trasciende a toda la creación. De manera similar, el alma (que es un reflejo de Dios ) tiene un elemento revelado, aquella porción que se expresa dentro del cuerpo y le otorga vida, y una esencia que trasciende el cuerpo.

El doble triangulo de la estrella de David (maguén David) simboliza la conexión entre ambas dimensiones de Dios, la Torá e Israel: el nivel externo del alma se conecta con la expresión externa de Dios por medio del estudio de las partes exotéricas de la Tora; la esencia del alma se conecta con la esencia de Dios por medio del estudio y puesta en práctica de las enseñanzas de la cábala.

Otra explicación:

La cábala nos enseña que Dios creó el mundo con siete bloques espirituales: sus siete atributos “emocionales”. De tal forma, toda la creación es un reflejo de estos siete atributos fundacionales.

Estos atributos se dividen en tres columnas: la derecha, la del centro y la izquierda:

  • Gevurá (severidad),
  • Tiferet (armonía),
  • Jesed (bondad)
  • Hod  (esplendor),
  • Iesod (cimiento),
  • Netzaj (perseverancia),
  • Maljut (realeza).

Del mismo modo, la Estrella de David posee siete compartimientos: seis picos que sobresalen de un centro.

  • El extremo superior derecho es jésed.
  • El extremo superior izquierdo es gevurá.
  • El pico central superior es tiféret.

La cábala nos enseña que tiféret encuentra su fuente en kéter, la corona, que es infinitamente mayor que todos los atributos divinos que están vinculados a la búsqueda “mundana” de crear el mundo.

  • El extremo inferior derecho es netzaj.
  • El extremo inferior izquierdo es hod.
  • El triángulo inferior de la estrella que desciende del centro es maljut, el atributo que absorbe la energía de los seis atributos superiores y los utiliza para descender y crearlo todo, y para “reinar” sobre ellos.
  • El centro es iesod. Iesod es “cimiento” y como tal, todos los demás atributos tienen su raíz en este atributo y se desprenden de él.

Desde un punto de vista de geometría, el número seis y el hexágono, es una síntesis de las seis direcciones del espacio y el tiempo. Si atendemos al espacio lo organizamos en las direcciones: norte, sur, este, oeste, cénit y nadir. Los seis lugares alrededor de un ser humano.  El centro del hexagrama es la propia persona, el observador. Por lo tanto tenemos seis direcciones irradiadas en el espacio más un centro de observación. Dicho de forma numérica: 6 + 1 = 7. El mágico número siete.

Emisferi_celesti.svg
Ilustración de la posición relativa del cenit y del nadir.

Desde un punto de vista simbólico estas seis direcciones del espacio permiten la creación del Cosmos, y todas las direcciones parten de un punto único principal. Las seis direcciones son divinas y el centro desde donde se expanden es el punto primordial creador, o la Unidad múltiple, la causa primera. Ese punto como corazón que no es visible pero se intuye. Esto nos permite interpretar mejor el exagrama y su abundante simbolismo. Podemos establecer un paralelismo entre los seis días de la Creación Bíblica (seis direcciones del espacio) , y el séptimo día: “descansó de toda su obra” ( el centro creador ). El número siete en el hexagrama es el centro Unidad.

Para los cabalistas, el “Escudo de David” representa un símbolo nacional religioso conectado con el Fin de los Días, pues de los descendientes de David vendrá el Mesías. El profeta Isaías ofreció seis definiciones del honor acordado al Mesías, que se corresponden con las seis puntas del “Escudo de David”. Y del tallo de Jesé saldrá una vara, y una rama crecerá de sus raíces: Y el espíritu del Señor descansará sobre él, el espíritu de la sabiduría y el entendimiento, el espíritu del consejo y el valor, el espíritu del conocimiento y del temor al Señor; (Isaías 11:1-2).

Apocalipsis y 666. Como este símbolo se compone de seis dentro de seis, dentro de seises (es decir: 6 puntos, 6 triángulos y 6 lados del hexágono interno), la investigación también incluye una mirada al 666 profetizado en el libro de Apocalipsis y hay quien ve en ella referencia al antimesías y la marca de la bestia.

Según los estudiosos, el signo del hexagrama posee un significado similar al del ying y el yang, como representación de los opuestos, así como de nexo entre el cielo y la tierra o plasmación ideográfica de la sabiduría sobrehumana. Sin embargo, el uso más conocido fue siempre el de su carácter protector y mágico, sin que estuviera vinculado a ninguna religión en concreto.

El símbolo del hexagrama,  sobre todo cuando está inscrito en un círculo,  en muchas partes del mundo, se le han atribuido poderes sobrenaturales desde épocas antiguas. Como elemento abstracto,  la figura  esta conectada con las estrellas celestiales, el equilibrio del Cosmos y la Luz Suprema; su integridad geométrica hacen de él un símbolo universal.

La evolución de la estrella judía de seis puntas, «Magüen David,» literalmente «Escudo de David.», también conocido como el hexagrama, o más raramente Sello de Salomón, es largo y complejo.   Además de ser empleado por el judaísmo, el hexagrama regular se hace presente también en antiquísimas culturas del extremo oriente.

EL HEXAGRAMA EN OTRAS CULTURAS

A causa de su simetría geométrica, el hexagrama ha sido un símbolo popular en muchas culturas desde tiempos antiguos. Hay evidencias de una evolución gradual del hexagrama de símbolo cosmológico griego y romano a símbolo religioso y mágico no ligado a una religión o a un pueblo específicos.  Como simbolismo de la comunión entre el mundo celestial y mundo terrenal para representar el Universo, lo encontramos de múltiples formas en la historia del arte y las religiones.

El hexagrana representa el desarrollo de las matemáticas y la geometría por parte de los griegos y sus sucesores en toda la zona mediterránea.  Por medio de la geometría, en la que Pitágoras y sus seguidores veían un simbolismo cósmico, el hexagrama y el pentagrama se convirtieron en expresión del cielo y su reflejo en la tierra. De lo divino y su reflejo en la creación, así como de la conexión entre el cielo y la tierra, el macrocosmos y el microcosmos, el espíritu y la materia.

Tuvo también una gran importancia en la práctica y la iconografía alquímica, siendo representado en numerosos trabajos sobre la Gran Obra como emblema del fuego y el agua.

El Profesor Gershom Sholem formuló la teoría de que la “Estrella de David”   se originó en las escrituras de Aristóteles, quien usó triángulos en diferentes posiciones para indicar los distintos elementos básicos: la Estrella Alquímica.

Los triángulos superpuestos, entonces, representarían combinaciones de esos elementos. De las escrituras de Aristóteles, esos símbolos pasaron a la literatura árabe temprana, la pre-musulmana.  En la edad de bronce, este símbolo fue usado en ornamentos y magia en muchas civilizaciones y regiones tan apartadas como Mesopotamia.

BABILONIA: La estrella de seis picos fue usada para protección en Babilonia (2000 antes de nuestra era), donde se acostumbraba a representar tres estrellas dispuestas en un triángulo con el fin de invocar una triada astral de dioses.

EGIPTO: En Egipto, el dios Apis, que era un becerro, tenía una estrella de seis picos a su lado . Es digno de mencionar que en el Éxodo, el pueblo de Israel peco gravemente contra Dios por adorar al becerro de fundición. En la Escritura leemos:

-Entonces YAHWÉH dijo a Moisés: Anda,  desciende,  porque tu pueblo que sacaste de la tierra de Egipto se ha corrompido.    Pronto se han apartado del camino que yo les mandé;  se han hecho un becerro de fundición,  y lo han adorado,  y le han ofrecido sacrificios,  y han dicho: Israel,  estos son tus dioses,  que te sacaron de la tierra de Egipto. (Éxodo 32:7-8)

Idol_Moloch
Moloc o Moloch Baal fue un dios de origen canaanita que fue adorado por los fenicios, cartagineses y sirios. Era considerado el símbolo del fuego purificante. Griegos y romanos lo identificaban con Cronos y Saturno, respectivamente. Su símbolo: la estrella de seis puntas.

ROMA: 

roma
A través del Imperio Romano han sido encontrados decenas de descubrimientos arqueológicos con la forma de estrellas de seis picos.   Más de diez de esos mosaicos fueron descubiertos en Pompeya, Italia, El Monte Vesubio.    Uno de los más impresionantes mosaicos encontrados muestran la estrella de seis picos junto a una esvástica (la cruz nazi)
star-of-david-rome
Antiguo mosaico romano basado en un motivo hexagonal repetido (Museo Nacional del Bardo, Túnez). Antiguo mosaico romano basado en un motivo hexagonal repetido (Museo Nacional del Bardo, Túnez). En la imagen hay siete emperadores romanos que representan a los siete días de la semana o el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. Alrededor de ellos los animales sagrados para ellos: lobo, águila, paloma, caballo, toro y cabra. Alrededor de ellos los signos del Zodíaco.
ASIA: La Estrella de David es además conocida como la “Estrella del Rey” en círculos astrológicos y era sin duda un símbolo astrológico importante en el Zoroastrianismo.  Aparece en mandalas indoeuropeos que exhiben la geometría mítica de los vedas y en el sintoísmo de los japoneses.
El simbolo Anahatha o Chakra del Corazón,

INDIA:  En el Tíbet los monjes tibetanos daban una representación de este símbolo tal como la fusión de las dualidades, el fuego y el agua, el aire y la tierra, el sol y la luna, lo masculino con lo femenino; es decir, simboliza la creación.

En el budismo, algunas versiones antiguas del Bardo Thodol, también conocido como El Libro Tibetano de los Muertos, contienen un hexagrama con una esvástica en su interior. En tibetano, se le llama el «origen del fenómeno» (chos-kyi ‘-gnas Byung). Es especialmente conectado con Vajrayoguini, y forma la parte central de su mandala.  En realidad, es en tres dimensiones, no dos, aunque puede ser interpretado de cualquier manera.

En la India la estrella de seis picos es conocida como “Surya Yantra” instrumento de la Luz Suprema.  En la tradición hindú la estrella de David simboliza las dos trinidades divinas. Ellas representan el ciclo del renacimiento y la reencarnación. Brahman es el creador del universo, Vishnu es el conservador del universo, y Shiva es el destructor y el recreador. La segunda trinidad hindú son las tres diosas y las esposas de los dioses de la primera trinidad. Los seis de estos dioses y diosas tienen otras encarnaciones. El doble de la trinidad del hinduismo representa la estrella de David judía.  En otras palabras, dos triángulos, uno boca abajo y otro boca arriba que se cruzan entre sí.

El hexagrama es un símbolo mandala llamado satkona yantra o sadkona yantra que se puede observar en antiguos templos hindúes del sur de la India, construidos hace miles de años.

Om mani padme hum es probablemente el mantra más famoso del budismo, el mantra de seis sílabas del bodhisattva de la compasión.

CHIN: En China la estrella de seis puntas aparece en el “Libro de los Cambios o IChing que es uno de los libros más antiguos de la cultura china y ha sido usado por esta cultura como un arte adivinatorio.   El I Ching contiene un sistema adivinatorio comparable a la geomancia (adivinación de la tierra)  Fu Xi (伏羲) uno de los primeros regidores de China, entre el 2852 antes de nuestra era al 2738 antes de nuestra era, dijo que recibió por revelación sobrenatural los trigramas organizados como hexagramas .

Podemos ver que desde mucho antes del Éxodo de Israel de la tierra de Egipto ya era usada la estrella de seis picos en China con propósitos adivinatorios. El I Ching es usado en muchos círculos ocultistas, unido al tarot, el cual se deriva de la cábala judía, para adivinar y hacer hexagramas astrales (como las cartas astrales de la astrología.)

Trigrama del I Ching”

En la cultura Maya también aparece en el estado de Yucatán en México una estrella de seis picos que data de 1.000 años ac.

Algunas tribus indias de Norteamérica han utilizado desde tiempos antiguos como un símbolo que expresa la sabiduría de «como es arriba, así es abajo «, así como la unión del espíritu y la materia, el cielo y la tierra.»

La masonería también cuenta entre sus símbolos con el hexagrama, que aparece plasmado en motivos decorativos de las logias, así como en objetos y obras de arte de cariz masónico.image016

Como podemos ver encontramos los mismos conceptos en muchas culturas, en la peninsula no ha sido diferente

ESPAÑA: A partir del siglo XIII, encontramos libros judíos religiosos decorados con Estrellas de David que a veces sirven de colofón en libros escritos en micrografía. El hexagrama había surgido antes como elemento decorativo que se utilizaba para rellenar espacios o para marcar la división entre capítulos en manuscritos hebreos y arameos. En algunos manuscritos hebreos procedentes de España, aparecen dibujadas Estrellas de David junto a los versículos que hablan de la nostalgia por retornar a Sión.

En la Edad Media este era un amuleto común entre los habitantes de esa época y era reproducido e impreso,  incluso en las puertas de sus hogares como símbolo de protección de demonios y espíritus maléficos o de mala suerte.

Los antiguos pueblos iberos y celtas usaron la estrella puntualmente como decoración, pues poseían otros símbolos protectores mas acordes con sus creencias.   Su uso popular se  inició en las iglesias cristianas de la Edad Media, especialmente en los edificios construidos por los Caballeros Templarios. Vemos el círculo representado en el arte gótico, en los grande ventanales o rosetones como en la catedral de Notre Dame, la catedral de Burgos, la catedral de Cuenca, la catedral de Girona o la catedral de Valencia.

La estrella Hexagonal es un símbolo que apareció en la Edad Media como un poderoso talismán.  La estrella de seis puntas se colgaba en las paredes para ahuyentar a los malos espíritus, y los alquimistas la usaban para representar la conexión entre cielo y tierra.  Es precisamente debido a esto último que la estrella de David evoca y simultáneamente refuerza el Pacto sellado entre Dios y Abraham.

BURGOS Catedral Hexagrama
Catedral de Burgos

La alquimia y las Catedrales Medievales están estrechamente ligadas. La piedra del templo es el papiro sobre el que escribir secretas fórmulas que sólo eran capaces de interpretar los sabios de la época o los iniciados en el arte o la ciencia de la alquimia


۞. La estrella de 8 puntas, símbolo de la  Gran Madre, la Materia Suprema  y la estrella de 6 puntas,  símbolo de la Luz Suprema están relacionadas. 

MAS INFORMACIÓN: 

۞ La Estrella de 8 Puntas, Venus o Spica, los simbolos celestiales de la Gran Madre

El origen y la historia de la estrella de seis puntas y su vinculación misteriosa con la humanidad, a partir de los días de Egipto, es intrigante. Podemos ver que la estrella de seis picos ha sido usada por casi todas las civilizaciones antiguas, mucho antes que Israel.  Los judíos, arabes y cristianos se sienten atraídos hacia este diseño y le han atribuido unos orígenes venerables y los tiene en su sencillez como símbolo de la Luz Suprema, pero encarcelar o dominar esa energia creadora ha sido muchas veces el  objeto de rituales ocultistas utilizando la cara oscura del hexagrama: el Simbolo o Sello de Salomón, porque el uso mágico o esotérico de este símbolo no termina aquí.


NOTA IMPORTANTE: Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no.

Lee, Informate e ¡Investiga! 

En el blog «El Santuario del Alba» se habla sobre la Geometria Sagrada del HEXAGRAMA (ver etiqueta) y sus variaciones en varios artículos


FUENTES: 

  • Wikipedia
  • The Six-Pointed Star (La estrella de seis puntas), por O.J. Graham.
  • De talismán místico a símbolo sionista – Moshe Ronen – Ynet
  • Historia de un Símbolo de Gershom Scholem.
  • http://www.laentradasecreta.com/el-sello-del-rey-salomon/
DESPUÉS DE CINCO MIL AÑOS DE USO Y ESTUDIO DEL HEXAGRAMA, LA INFORMACIÓN ESTÁ TAN DISPERSA QUE ES CASI IMPOSIBLE DAR UNA LISTA COMPLETA DEL ORIGEN EN EL QUE ESTÁ CADA AFIRMACIÓN. (TODO ESTÁ PUBLICADO Y POCO AQUÍ ES ORIGINAL).

11 Respuestas a “El Hexagrama y la Estrella de David”

  1. Solo indicar que la svastica no es «la cruz nazi», como decís en la página 12. La svastica es una de las cruces más antiguas de la humanidad, cuyo significado es «buenos auspicios», «desear el bien», y que por desgracia el nazismo intentó desvirtuar , dándole un uso maligno, totalmente opuesto al sentido de la svastica.
    En la India, Japón, en Oriente todavía la svastica mantiene su esencia, y no ha sido contaminada .

  2. La estrella de David, es de superficie plana, dos dimensiones, pero la realidad de la figura geométrica es en tres dimensiones; es decír: dos tetraedros invertidos el uno dentro del otro, lo que da el resultado de un Merkaba, siendo el Merkaba un punto indefinido y es lo que está arriba igual a lo que está abajo y lo que está abajo igual a lo que está arriba, siendo que no existe el arriba ni el abajo. Es el Merkaba un punto indefinido que emerge de lo micro a lo macro, siendo lo macro igual a lo micro. No ay más geómetria sagrada, ay otras formas de geometría, solo son formas geométricas aplicables al cosmos de la materia y el tiempo, que llegado su momento desaparecerán.
    Se representa a Dios, con un ojo dentro de un triángulo, un triángulo en dos dimenciones inconcebibles, por qué ningún ser y mucho menos Dios, es de forma plana, sino tridimensional, quiere decirse que el triángulo en donde se representa el ojo de Dios, es un tetraedro y su doble corresponde, a su igual, que es el Hijo.
    Es el pentagrama, o estrella de cinco puntas, una forma geométrica que no es ni buena ni mala, simplemente representa a la materia y el tiempo, símbolo bueno para el hombre exterior, pero malo para el hombre interior, por qué el hombre interior antes de tener conciencia de su existencia cayó de bruces en el mundo y se levantó como hombre exterior con el instinto básico y que a de despertar, conociéndose a sí mismo, para salir al exterior por el camino angosto y la puerta estrecha, al verdadero interior.
    Los evangelios, tanto los clásicos como los gnósticos, leídos superficialmente, son como cuento bonito para niños a la hora de dormir; dijo el Cristo: el que de verdad quiera seguirme no ha de seguir mis huellas, sino que a de meter su huella dentro de la mía.
    El que se mira sus ojos, no ve su ojo; ese ojo es el ojo que aprende a ver de forma progresiva y es el ojo que ve el derecho y el revés de las palabras del Cristo y encuentra no solo el amor, sino el antes y el después de la física y el antes y el después de la metafísica y al mirar atrás, poder ver que el universo donde habitamos, no alcanza siquiera a ser mota de polvo.
    Es la estrella de David, un Merkaba, no solo de los judíos, sino que es patrimonio de la humanidad.
    Un punto realmente es algo indefinido, nadie ni nada lo puede definir; tiene el Punto como soporte, la figura básica de la geometría, el tetraedro, el alma del Punto indefinido.

  3. Hola me pareció bastante interesante el artículo. Quería saber si me podrías Compartir el libro de O.J GRAHAM

    1. Ya escribí sobre ello hace dos años… https://santuariodelalba.wordpress.com/2018/09/18/el-merkaba-o-estrella-tetraedrica/.

      Este tema esotérico en el que parece interesado, tiene una entidad sobrenatural, el Arcángel Metatron. que nunca se deberia invocar y mucho menos evocar. La magia angelica, aparte de ser muy fantasiosa, no es una practica de magia natural y tiene mucho de oscuridad y ocultismo. Por otra parte es totalmente contradictoria con las creencias paganas, pues los ángeles y demonios tienen su origen en la cultura judeo cristiano.

      Nadie debería creer que tiene poder sobre angeles o demonios. Los ángeles son instrumentos de Dios, no nuestros.
      Solo Dios puede darles ordenes. Se puede pedir ayuda a los angeles, pero siempre respetando la voluntad de DIOS … Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. l Y por supuesto, cuando nos ayudan Dios es quien les retribuye, no cobran en dolares ni bienes materiales.
      El cubo místico no pertenece solo a Metatron. Todos tenemos nuestro propio campo de prana o mercabah, Es la llama interior que sostiene al alma en el cuerpo. APRENDER A CONECTAR CON ELLA, ES EL CAMINO A DIOS, AL TODO… y eso lo debemos hacer cada uno, sin terceros. Se llama meditación.

      un saludo

Deja un comentario