Meditación Elemental: Conectar con la Madre Tierra – Padre Cielo

Madre Tierra, Alma del Cielo, Corazón de la Tierra…

La Meditación Elemental es una forma de conectar con el aliento vital. El objetivo es conseguir un estado de conciencia profundo mientras dure la sesión, usándose varias técnicas concretas para conseguirlo.

Mi forma de enseñar la Meditación Elemental es observando un objecto que acompasa por si mismo la propia respiración. El objeto estará relacionado con alguno de los 4 elementos y la Madre Tierra , sino todos:

  • Tierra te ayuda a crear y producir, a aceptar la vida.
  • Fuego a transformar esas creaciones y a disfrutar de tu vida.
  • El Agua a auto-contenerte y ser flexible
  • El Aire hace que todo se mueva y fluya.

Hoy hablaremos de  utilizar  dos elementos, Tierra y Aire

En el Elemento Tierra se encuentran las raíces de toda la magia, porque si todas las formas de magia no son de este elemento, ciertamente son realizadas sobre la Tierra.

Estar conectada a la tierra significa estar en el cuerpo, consciente de lo que te rodea y presente y disponible para lo que ocurra. Muchas de las personas iniciadas en la espiritualidad que meditan a menudo, así como otros que todavía no han fortalecido su conciencia, no han aprendido a conectarse a la tierra, tendiendo así a vagar por el éter encima del cuerpo. Es importante tener una buena “toma de tierra”, y estar bien enraizados y anclados.

Tenemos que despertar nuestra conciencia y aceptar que los cuatro elementos de la Tierra están dentro de nosotros, y en la medida en que armonizamos nuestro interior, nos armonizamos con nuestra Madre Tierra. Esta meta espiritual requiere que te encuentres en tu cuerpo y por eso existe la necesidad de conectarse a la tierra. Es también un escenario excelente en el que (o con el que) practicar magia. He aquí esa magia natural.

Piensa en un puñado de tierra recién cavado. Huele la riqueza del suelo fértil. Mira el color sorprendente, desde la arcilla más blanca al rojo volcánico al negro más negro. Esta es la naturaleza fértil, el almacén de vitaminas y minerales esenciales para la vida.

Esto es especialmente útil para limpiarnos y descargarnos de bloqueos energéticos y de memorias antiguas que ya no nos sirven para seguir avanzando. Iremos descargando todo esto paulatinamente con nuestra intención al repetir este ejercicio todos los días durante 10 ó 15 minutos solamente. Se lo ofrendamos a la Tierra confiando en que ella sabrá qué hacer con todo eso. También nos va a servir para tener un mayor caudal energético, pues la Tierra representa el alimento básico. Somos sus hijos, y la Madre Tierra siempre nutre a sus hijos.

Nuestra Madre Tierra representa el amor maternal, es ella quien vela por nosotros y nos acoge con gran amor. Nuestra Madre Tierra nos renueva con su gran energía, dispersa en todos lados, basta con que nos percatemos de ello para que podamos en conciencia, disfrutar de todos los dones que ella nos ofrece.

En la medida que nosotros estemos en armonía con ella, ella nos protegerá y nos dará información para perfeccionarnos junto con ella, de éste modo, nunca nos atacará.

Enraizarnos a la Tierra es muy importante, y es aconsejable hacerlo todos los días por las mañanas, pidiendo estar conectados durante todo el día. Ser agradecidos a la Madre Tierra y al Padre Cielo nos eleva la energía.

Los siguientes ejercicios nos ayudarán a integrarnos con nuestra Madre Tierra y el Padre Cielo  aprovechando su energía y todos sus dones. 


Ejercicio de Meditación: Madre Tierra

 La Tierra, símbolo de la energía femenina, es la fecundidad, la nutrición, el acogimiento y el cuidado. 

NAMASTE

 La respiración es importante , pero debe ser natural, sin forzarla sin pensar en ella. Al empezar es recomendable prestar atención a la forma de respirar, si es lenta, agitada, pausada, rápida, corta… Y ver como evoluciona tal y como avanzas con la observación de la quema. Debemos sentirla y escucharla, pero sin pensar en ella, dejándola fluir por nuestro cuerpo. En ese momento de concentración, se puede continuar emitiendo un “mantra”, que es una frase corta o palabra que repitiéndola nos relaja.

La mejor posición es sentarse de forma cómoda en el suelo. No hace falta que sea específicamente la posición de loto, pero lo básico es que sea la postura que deje la espalda en ángulo recto para facilitar la respiración.

Primero saludar, para iniciar cualquier ejercicio espiritual  el gesto de Namaste nos acompaña con su fuerza de tres.
1. Namaste arriba la cabeza… __/|\__ (Apertura)
2. Namaste en la boca …. __/|\__ (Silencio)
3. Namaste en el corazon __/|\__ (Bendición)

Solemos cerrar cualquier ritual con el 3 namaste , o bien el 2º y 3º juntos.
Estos gestos ya conducen nuestra respiración de forma autómata, que es lo que se trata. No estar pensando en aspirar, expirar. El cuerpo debe hacerlo de forma natural , nuestra mente debe concentrarse en el espiritu, no en el cuerpo. Podéis observar como lo hacéis correctamente sin necesidad de mandar a vuestra mente que lo ordene al cuerpo. Gestos y objetos os ayudan a proyectar la energía de la mente consciente hacia el espíritu (psique inconsciente), que es de lo que se trata. El cuerpo queda relajado e inactivo.

curar-chakras

Empezamos con la conexión con la energía vital de la Tierra y purificadora al mismo tiempo Conectando con el elemento Tierra.

  • Crea un circulo de meditación, sitúate en el centro del vórtice.
  • Sentada cómodamente, respira profundamente, relaja tus músculos, en especial aquellos puntos donde existe tensión. Ahora fija tu atención en el suelo, siente su apoyo, observa el elemento tierra que te rodea.
  • Haz 3 respiraciones profundas, concéntrate en los latidos de tu corazón y a continuación visualiza cómo te salen unas raíces de color violeta de las plantas de los pies. Unas raíces que entran en la tierra y llegan muy profundo, al mismo centro de la Tierra, anclándote muy fuerte, creciendo rápidamente hasta el centro de la Tierra, conectándose con el corazón de la Madre Tierra.
  • Sentimos que la energía de Gaia la vamos absorbiendo por las raíces y que va entrando por la planta de los pies, rodillas y el primer chakra maestro (por el perineo) y sentimos como esa energía evolutiva  va pasando por todo nuestro cuerpo físico y energético y por todos los chakras hasta la coronilla y como va disolviendo y arrastrando los posibles bloqueos.
  • Esa energía, cargada de nuestra involución,  no la retenemos,  sale por la coronilla como si fuera una fuente y vuelve a caer alrededor nuestro volviendo a la Madre Tierra para regenerarse y volvemos a retomar de nuevo por nuestros pies y chakra base. Podemos hacer esto 2 ó 3 veces, o quizás más si sentimos que lo necesitamos.
  •  Tomate tu tiempo para abrir los ojos y mirar a todo tu alrededor, para sentir cómo estás.

Ejercicio de Meditación:  Padre Cielo

El Cielo (el Cosmos, el Sol), es la energía masculina, el principio creativo, la acción, la dirección y la voluntad. El Cielo  te ayuda a recordar tu origen espiritual y divino. El Cielo y el Elemento Aire estan relacionados. 

La Madre Tierra y el Padre Cielo, son los engendradores de la vida en este planeta

También podemos adquirir la energía de Vital conectando con ella a través de una meditación  del elemento Aire que esta en el Cielo.  El Aire hace que todo se mueva y fluya. Es ese empuje de fuerza de voluntad y pasión para andar por la vida y tomar definitivamente tu lugar. También te ayudará a mejorar tu comunicación y resolver todos los problemas relacionados con la piel y tu sistema respiratorio. El Aire es además el elemento del Chakra Corazón, nuestro centro de amor y compasión. Aire es en meditación, el aliento. Ideas, pensamientos,  palabras y proyectos.

Empecemos…

En esta meditación no es necesario estar en el exterior ni que corra el aire, pero en caso de hacerlo bajo techo es recomendable abrir una ventana para no sentirnos demasiado encerrados.

  • Crea el circulo de meditación,  sitúate sentado en el centro del vórtice. Saluda Namaste.
  • Respira suavemente y cierra tus ojos. Siente cómo tu respiración va llenando tu abdomen inferior de aire y al vaciarse siente cómo esa aire sale tibio por tu nariz.  Siente el aire que entra en tus pulmones al inhalar, respirando suavemente. Siente cómo se expanden y contraen tus pulmones,
  • Lo importante no es estar tensa, sino relajarte y tener una posición cómoda. Relaja cada miembro y siente cómo pesan tus párpados, cómo caen tus brazos y cómo se conectan las plantas de los pies con la tierra.
  • Lleva la atención a la cima de la cabeza, percibe que se abre y penetra una radiante Luz Irisada (Luz blanca con matices tornasolados, plateados y dorados) que viene de lo Alto., del Elemento Aire, de las Nubes (vapor de agua), del Cielo, el Sol
  • Imagina cada uno de los átomos que están ingresando en tu cuerpo con la respiración, trata de percibir la información que estos átomos te traen, pues han pasado por millones de cuerpos antes de llegar al tuyo. Han transitado por animales, plantas, océanos, personas y hoy llegan a ti, para seguir su viaje en el éter. “siente” la información. Percibe las experiencias que traen esos átomos, trata de sintonizarte de alguna manera con todo lo que te dicen.
  • La Luz blanca, la energia del Todo, recorre tu cuerpo, impregnándolo, llenándolo de esa luz transparente que limpia y renueva toda tu energía. Concentra tu atención en esta luz y ve como sale por los dedos de tus manos, las plantas de tus pies y la base de tu columna vertebral. Observa como se lleva todos tus males, trasladándolos al centro de la Madre Tierra… al llegar ahí son transformados en una nueva Luz Irisada que asciende al Cielo ante ti, con la energía  vital renovada. ¿Que percibes? Tómate tu tiempo para descifrarlo.

Cuando finalices el ejercicio elegido, incorpórate nuevamente con suavidad, disfruta de este momento de paz y tranquilidad. Instantáneamente te sabes sostenida y amada hasta lo infinito. Estas enlazada al Cielo y a la Tierra, y disolviendo tus límites: “Madre. Padre”

Cuando conectas con esta sabiduría te das cuenta de que cada uno de nosotros ocupa un lugar necesario en el Universo y que, pase lo que pase, siempre vamos a ser sostenidos y guiados. Contar con unos Padres que te aman y te apoyan, que confían en ti y que jamás te van a juzgar, en verdad te da fuerza y seguridad.

Recuerda que para poder ayudar debes estar tu mismo/a en armonía y bienestar.

NAMASTE __/|\__

 

2 Respuestas a “Meditación Elemental: Conectar con la Madre Tierra – Padre Cielo”

Deja un comentario