Lo que puede el dinero

dinero 2

PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO

La letrilla «Poderoso caballero» es seguramente una de las más conocidas de Francisco de Quevedo (1580-1645).  

Otra obra maestra es el Libro de Buen Amor del Arcipreste de Hita, Juan Ruiz, un texto escrito en el siglo XIV. Totalmente de actualidad, el sentido crítico de esta composición sigue muy vigente. Nada ha cambiado. El arcipreste de Hita denuncia sin ningún miramiento el poder extraordinario y perverso del dinero.

Por dineros se muda el mundo a su manera,
toda muger, codiçiosa del algo, es falaguera.
Por joyas e dineros salyrá de carrera:
el dinero quiebra peñas, fyende dura madera.

Arcipreste de Hita

Este fragmento es una muestra de la capacidad satírica de algunos representantes del mester de clerecía.  El Arcipreste de Hita escribe sobre el poder del dinero y no deja a ningún poderoso sin burla, incluida la propia iglesia.

 

Hace mucho el dinero, mucho se le ha de amar;
Al torpe hace discreto, hombre de respetar,
hace correr al cojo al mudo le hace hablar;
el que no tiene manos bien lo quiere tomar.

También al hombre necio y rudo labrador
dineros le convierten en hidalgo doctor;
Cuanto más rico es uno, más grande es su valor,
quien no tiene dinero no es de sí señor.

Y si tienes dinero tendrás consolación,
placeres y alegrías y del Papa ración,
comprarás Paraíso, ganarás la salvación:
donde hay mucho dinero hay mucha bendición.

El crea los priores, los obispos, los abades,
arzobispos, doctores, patriarcas, potestades
a los clérigos necios da muchas dignidades,
de verdad hace mentiras, de mentiras hace verdades.

El hace muchos clérigos y mucho ordenados,
muchos monjes y monjas, religiosos sagrados,
el dinero les da por bien examinados,
a los pobres les dicen que no son ilustrados.

Yo he visto a muchos curas en sus predicaciones,
despreciar el dinero, también sus tentaciones,
pero, al fin, por dinero otorgan los perdones,
absuelven los ayunos y ofrecen oraciones.

Dicen frailes y clérigos que aman a Dios servir,
más si huelen que el rico está para morir,
y oyen que su dinero empieza a retiñir,
por quién ha de cogerlo empiezan a reñir.

En resumen lo digo, entiéndelo mejor,
el dinero es del mundo el gran agitador,
hace señor al siervo y siervo hace al señor,
toda cosa del siglo se hace por su amor.

Arcipreste de Hita, fragmento de El libro del buen amor (1283 – 1350) – Versión adaptada de Paco Ibáñez

Paco Ibáñez – Lo que puede el dinero

La canción de Paco Ibañez es una adaptación del texto que recoge muy bien su espíritu sarcástico.  El mercantilismo, la falta de escrúpulos y de ética de todos los estamentos de la sociedad del siglo XIV al siglo XXI quedan perfectamente retratados.  El Arcipreste de Hita y Quevedo abordaron el tema del poder corruptor del dinero en épocas diferentes. Decía Quevedo (en un Alatriste, precisamente): «En España, señor capitán, no hay más justicia que la que uno compra«. 

También el gran poeta del Siglo de Oro, Luis de Góngora  (1561-1627) , usando magistralmente el lenguaje, denunciaba la corrupción y las contradicciones de su tiempo.

Todo se vende este día,
Todo el dinero lo iguala;
La corte vende su gala,
La guerra su valentía;
Hasta la sabiduría
Vende la universidad
¡Verdad!

Luis de Góngora : Dineros son calidad

No es necesario destacar, pues es de todos conocido y aceptado, la importancia que «el vil metal» tiene en esta nuestra mercantilista y materialista sociedad, dado que es el imprescindible medio para el trueque de servicios dados y recibidos, como confirma el tan conocido: «tanto tienes, tanto vales».

El hombre se deshumaniza al crear un dios monetario, al que reverencia todo el sistema. El problema se presenta como una tragedia porque sin el dinero, no se es nadie. Sin embargo, el dinero no puede crear lo verdaderamente importante ni la felicidad ni la amistad, valores que no tienen precio.

Libro_de_buen_amor_f._3r
Folio 3r.º del manuscrito T (Toledo) del Libro de buen amor de la primera mitad del siglo XIV conservado en la Biblioteca Nacional de España, Vitr. 6/1.

FUENTES:

  • Wikipedia
  • https://profevio.wordpress.com/2014/10/31/don-dinero-quevedo-gongora-arcipreste-de-hita-cantados-por-paco-ibanez-2/

0 Respuestas a “Lo que puede el dinero”

  1. Que entrada tan negativa. No la he querido ni leer completa no sea que me contamine de malas creencias ;D
    Siempre es más eficaz señalar lo positivo que enfocarse en lo negativo. Dicen que hubo una a la que invitaron a una manifestación en contra de la guerra y dijo que no, «cuando queráis hacer una movilización por la paz me llamáis» o algo así. Ganó el novel de la Paz, el enfoque de su obra era el necesario para avanzar.
    El metal no es vil, es metal, ¿qué haces con el metal? ¿Cómo lo usas? ¿Estás hablando de dinero o de los valores que impulsan a las personas a actuar de uno o otro modo con su entorno?
    Si te interesa ahondar en el concepto de abundancia hay mucho material en youtube. Sobre inteligencia financiera he escuchado cosas interesantes de Sergio Fernández en Pensamiento Positivo, que hace entrevistas a expertos y hacen muy buen recopilatorio constructivo de lo mejor que se ha publicado sobre el tema. Sobre la gran importancia de dónde se pone el foco… a mi me encanta escuchar a Mario Alonso Puig. Me es más reconfortante escuchar palabras inspiradoras que críticas.
    Un saludo

  2. Gracias por su critica, Estoy en parte de acuerdo con usted porque comprendo el significado de los ejemplos que expone sobre la Paz y la Guerra: Debemos centrarnos menos en el problema y más en la solución. Pero… ¿ha dejado de leer todo el escrito por entenderlo como negativo..??? Entiendo entonces que usted me propone que debemos dejar de leer a estos clasicos que denunciaban el uso negativo que se le daba al dinero en otras epocas… Arcipreste de Hita, Quevedo Gongora… que escribia en el siglo XVI. y suena muy actual

    Todo se vende este día,
    Todo el dinero lo iguala;
    La corte vende su gala,
    La guerra su valentía;
    Hasta la sabiduría
    Vende la universidad
    ¡Verdad!

    Luis de Góngora : Dineros son calidad

    Que hacemos con esos poetas clasicos… ¿¿¿les quemamos los libros??? Y los modernos… ¿ los metemos en prisión? Y mientras tanto la Universidad que siga vendiendo sabiduria y masters… Ese tema estos dias levanta ampollas. Se ha rebautizado el poema de Gongora «Dineros son calidad» como «hacer un Cifuentes»

    La positividad de nuestro siglo es un problema mental, se llama apatia encubierta. Es una actitud vacía, En política se llamaría demagogia. Estoy en contra la frase de moda entre los «gurus»: Si no consigues algo, es porque no lo deseabas». Oiga… a lo mejor es que la experiencia de abundancia económica no me corresponde vivirla, porque ya la supere. La prosperidad para mi es mas deseable en el sentido que incluye un equilibrio entre amor, salud, recursos materiales para la subsistencia y alguna cosilla mas no material,

    Es triste pero la gran mayoria de personas solo piensa en positivismo cool… Teme al pensamiento crítico y eso es lo que la positividad molona pretende neutralizar.
    Sin ser conscientes de la negatividad que nos envuelve , difícilmente podremos hacer un trabajo liberador del ego. El pensamiento crítico y la capacidad de comunicación crecen cuando la felicidad disminuye. Fingir emociones positivas constantemente nos inclina a la frustración, al agotamiento e incluso a la depresión. Tergiversar nuestro estado ánimo tiene hasta nombre: disonancia emocional. Por cierto la ira es creativa.

    Precisamente, reducir la responsabilidad de nuestros éxitos profesionales o personales a nuestra actitud, no es algo con lo que esté de acuerdo Sergio Fernández, director del Instituto Pensamiento Positivo y autor de Vivir con abundancia (Plataforma, 2015): “Aunque una actitud positiva nos hace más creativos, entusiastas y responsables, pensar que solo con la actitud alcanzaremos lo que deseamos lleva a algunas personas a la frustración”. De hecho, según este autor, “todos los grandes genios de la humanidad fueron personas que desafiaron el status quo, que fueron capaces de imaginar un mundo diferente y lo hicieron trabajando tenazmente y con los pies en el suelo”. Por tanto, el enfoque más inteligente sería “actuar sabiendo que eventualmente van a suceder cosas que no queremos que ocurran, pero no debemos permitir que esto elimine la alegría de vivir”, sugiere el coach.

    Otro libro muy interesante: El poder positivo del pensamiento negativo (Paidós, 2001). de la psicóloga Julie K. Norem, profesora de Psicología de la Universidad de Wellesley (EE UU),

    Dudo que lea mi respuesta … demasiada larga y quizas no de su agrado. Yo he disfrutado con ella , me ha permitido una larga reflexión. Saludos

  3. PD Y el metal es vil para la humanidad. Es el momento que el ser humano descubrió el metal , empezamos a destruir el planeta y a nosotros mismos, la manzana era de oro.

  4. Buena respuesta. Sí la he leído.
    Estoy de acuerdo con lo que dices del positivismo, no estoy en el saco de los que leyeron «el secreto». Tampoco creo que sólo con buenos deseos se consigan las cosas, ni que no las consigamos porque «no lo hemos deseado lo suficiente». Por supuesto que hay que tener los pies en la tierra y materializar las ideas con decisiones y actos en la dirección deseada para que se puedan cumplir. Creo que me has malinterpretado, o probablemente no me expliqué lo suficiente porque siento que me has etiquetado mal, a mi el rollo de los gurus de la new age no me van, ni el positivismo ciego. Soy una persona bastante crítica y abro mi mente hasta donde puedo, me gusta leer y aprender. Por cierto me apunto el libro del pensamiento negativo, tiene que ser interesante, gracias por la recomendación.
    De quemar libros nada, cada uno lee lo que elige y punto.

    -Sí siento por propia experiencia que una buena actitud es impulsora y una mala te desinfla.

    -Tampoco pienso que la abundancia se limite al dinero. Pero me hizo gracia una frase que dijeron en una entrevista en pensamiento positivo, que decían que quien le quita importancia al dinero es porque llega justo a final de mes…Es buen debate el que apuntas sobre el materialismo y el consumismo con respecto a la espiritualidad y el bienestar, pero no olvidemos que vivimos en un mundo material, hay que mantener un equilibrio. Los pies en la tierra y la cabeza en el cielo, tampoco volados.

    -No quería decir que hagamos caso omiso de la realidad sino que es más útil enfocarse de forma productiva. Reconozco que encontré tu entrada después de pleno subidón motivador por escuchar a Maro Alonso Puig y el contraste se me hizo demasiado grande.

    También entiendo que tu post tiene un fondo de crítica política y yo de la política me harté hace tiempo, porque todo me parece redundar en lo mismo.

    Siento si te molestó mi comentario (por tu tono) porque no era la intención, pero creo que al final ha sido bastante productivo. También hace tiempo te recomendé a Virginia Gawel en una entrada que escribiste, entonces sentí que tu artículo tenía que ver con cosas que yo estaba leyendo entonces. Hago los comentarios con intención de compartir lo que voy descubriendo, igual que descubro cosas cuando te leo a ti. Nadie tiene la verdad absoluta de nada, todo son teorías que nos hacen reflexionar y podemos intentar comprobarlas por si nos sirve o no, para seguir creciendo.

    Por supuesto que es tu blog y escribirás lo que te salga, lo que eres y lo que sientes, incluyendo crítica política, porque lógicamente vivimos dentro de un contexto social. Yo disfruto más de tus entradas que tienen que ver con simbología y conexión con la naturaleza. Un abrazo.

  5. Gracias por el tiempo que se ha tomado en responderme. Sus aportaciones siempre son interesantes , incluso si tienen tono de critica. La verdad es que tuve que leer y releer su aportación antes de entender el mensaje positivo que transmitía. Qui zas no era mi dia de comprensión lectora. Y si, soy de esas personas que tienen muchas dificultades para llegar a fin de mes; sin embargo esta semana he hecho una importante donación sin afan de lucro por mi parte, a una institución, de documentación y escritos originales fechados a finales del siglo XIX hasta 1933. Posiblemente su valor económico me habría ayudado a pagar alguna factura , pero asi aseguro su conservación, digitalización y acceso de futuras generaciones. Para mi, poder transmitir conocimiento y creatividad es uno de esos dones no materiales que agradezco poseer en abundancia. Un placer tenerle entre los seguidores de este blog. Un abrazo

Deja un comentario