ALMA DOLIDA, ALMA SUFRIENTE.

¿Has sentido alguna vez dolor de corazón? Quizás alguna vez has dicho aquello de “me duele en el alma” con ese dolor punzante, que algunos refieren en el pecho, al cual nos referimos cuando verbalizamos, “me duele el alma”.

¿Qué hacer cuándo nos duele el Alma y ése dolor abarca más de lo que podemos soportar?

EL ALMA, LA PRESENCIA DIVINA.

 El alma es el ser, el “Yo Superior” que habita en el cuerpo y actúa a través de él. Es como el motor que mueve el cuerpo, la chispa, la energía divina que hace que el cuerpo cobre vida, tenga pensamientos, emociones, inteligencia, se exprese y tenga voluntad, deseos, una personalidad y una identidad.

 La idea de la existencia de una entidad inmaterial e invisible que radica en nuestro cuerpo, bautizada con el nombre de alma, ánima o espíritu, está presente en la mayoría de las culturas y religiones del mundo; constituye el principio vital del ser humano, además es considerada un regalo de divino que hace único a cada individuo.

Espiritualidad y Trascendencia.

“Escritos sobre la espiritualidad y trascendencia” de Jung , son el reflejo de una mente siempre abierta, una mirada que siempre receptiva y sensible que intentaba mirar un poco más allá para hallar un sentido a la realidad del alma humana y su sufrimiento.

La trascendencia pone de manifiesto que el hombre es un ser espiritual, y no puede reducirse a la materia.

El estado trascendido del ego es el alma. La Presencia. Esto quiere decir que vivir desde el alma es vivir desde un estado de consciencia mucho más elevado que si vives desde el ego. La espiritualidad del hombre indica una apertura a otro Tú, a otras personas, esta apertura constituye fundamentalmente el ser del hombre. Un ser que existe en sí mismo y está abierto al SER. al ALMA. a Dios., al Absoluto.

Carl Gustav Jung no creía en Dios, creía en la espiritualidad y en el modo en que cada una de sus vertientes define y traza la esencia de nuestras culturas y en resultado, a la propia humanidad.

Si hubo algo que tuvo siempre muy presente es que para entender a las personas desde sus raíces, no podíamos descuidar el plano espiritual y todos esos fenómenos y tradiciones que según él, constituyen la raíz misma de la vida psíquica.

“Las religiones, con todo lo que son y afirma se hallan tan próximas al alma humana que a quien menos lícito le sería desatenderlas es justamente a la psicología”
-Carl Gustav Jung-

Es necesario recordar que en la obra de Carl Jung esta idea del Alma, este concepto está muy presente. De hecho, tal y como explicaba el propio Jung en su propia autobiografía, ningún médico lograría curar a su paciente si no lograba primero acercarse y tomar contacto con su alma.

Esta idea ya nos da una pista de ese enfoque integral que tenía Jung sobre el ser humano, ahí donde además, concebía la infancia y la juventud como el periodo más importante del ser humano y al cual, debía prestarse mucha más atención. Así, los posibles conflictos, carencias y perjuicios vividos en el contexto familiar de un niño y la propia personalidad de los padres, determinan sin duda el bienestar o los posibles problemas psicológicos de ese pequeño el día de mañana.

EL SUFRIMIENTO INTERIOR.

“El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”, nos recuerda Buda en sus enseñanzas.

Uno de los mayores sufrimientos de la naturaleza humana es el sufrimiento que se lleva en el alma. Lo llaman Sufrimiento Interior y es difícil porque aunque podamos contarlo a un amigo, nunca podemos expresarlo como realmente sucede en la experiencia.

Existe la creencia de que la felicidad viene de afuera, que depende de otros, evadiendo la propia responsabilidad. La felicidad y el sufrimiento son estados mentales y, por lo tanto, sus causas no pueden existir fuera de la mente. La verdadera causa de la felicidad es la paz interior

Sabes perfectamente, en tu profundo interior, que existe solamente una única magia, una única energía, una única salvación…el amar. Entonces, ama tu dolor. No lo resistas, no huyas de él, es tu odio lo que hiere, nada más.  

– Herman Hesse-

a_ton_etoile_by_julieoftheworldtree-d86xn5v

TODO EL SUFRIMIENTO ESTÁ EN LA MENTE.

EL DOLOR ES INEVITABLE, PERO EL SUFRIMIENTO ES OPCIONAL.

El sufrimiento Interior es una experiencia mental que creamos por medio de nuestros pensamientos cuando no aceptamos lo que nos sucede. Por ejemplo, frente al dolor que sentimos al darnos un golpe contra una mesa o cuando nos duele el estómago, el sufrimiento sólo aparece en el caso de que adoptemos una actitud victimista, quejándonos o lamentándonos por lo que nos ha ocurrido. Así, el sufrimiento no tiene nada que ver con lo que nos pasa, sino con la interpretación que hacemos de los hechos en sí.

“Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos”

Buda

Al aceptar que somos la única causa de nuestro sufrimiento, podemos decidir dejar de autoperturbarnos, tomando las riendas de nuestro diálogo interno. Si bien en un primer momento no podemos controlar ni cambiar nuestras circunstancias, siempre podemos aprender a modificar la forma en que nos afectan, cambiando nuestra manera de mirarlas y de interpretarlas. Esta es la razón por la que Buda afirmó que «el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional».

El dolor tiene un sentido físico y el sufrimiento un sentido metafísico.

«Dad palabra al dolor: el dolor que no habla gime en el corazón hasta que lo rompe». (William Shakespeare (Poeta dramaturgo y actor inglés).

Dolor no es igual que sufrimiento. Nacemos con dolor, y sufrimos por saber de nuestra muerte anticipada. Solo el sufrimiento nos abre las puertas del conocimiento profundo de la vida.

Seamos humildes y reconozcamos cuándo no podemos solos con todo. No sientas vergüenza de tu dolor porque -para otros-, éste no sea tangible.
El hecho que el dolor no se toque, no significa que no exista. No te ocultes, porque todos sentimos exactamente igual. Física y neurológicamente el ser humano está diseñado con las mismas células. Por lo tanto, lo que te pasa a ti, también me ha pasado a mi, y al de la esquina, y al de más allá. No te ocultes por algo que es común. Nada me separa de ti, ni tú de mi. Tú sientes, yo siento, él también siente. Todos somos almas «sintientes» en este Universo.

PRIMER PASO, ESCUCHARSE. ESCUCHAR EL ALMA.

«No eres la charla que oyes en tu cabeza. Eres el ser que escucha esa charla.» (Jiddu Krishnamurti)

Hay múltiples maneras de comunicarnos con nuestro interior, de sentir y alimentar nuestra alma: estar en silencio, pasear por un parque o un bosque, meditar, hacer yoga, oír música o bailar; en suma, la expresión artística y creativa en el más amplio sentido de la palabra

Si damos vueltas siempre a lo que no funciona, acabaremos agotados mentalmente. Controlar los pensamientos negativos y tomar perspectiva posibilita el cambio y aminora el dolor. Y cuando no podemos solventar algún problema, podemos buscar ayuda en conversaciones que sanan, porque cuando te escuchan, te escuchas y esas conversaciones son medicina para el dolor del alma. Si es necesario busca ayuda profesional que te guie, no esperes nada de fuera sino mucho de adentro.  Ayúdate, no te pierdas, no lo hagas…

En el momento en que se “apague” la negatividad, llegará la calma y el equilibrio. La experimentación ha demostrado que, cuando tú aceptas la realidad tal como es, se produce un cambio interno que te libera del sufrimiento. Cuando te haces uno con el dolor; lo lloras, lo gritas y lo “abrazas” hasta llegar al fondo -creyendo que es una miseria-, es cuando en realidad se convierte en tu salvación. Y así, éste va suavizando su intensidad para que pueda ser soportado hasta buscar la vía que mejor funcione para ti, hacia la sanación.

«Una cosa he aprendido: que hay que vivir esta vida. Esta vida es el camino, el más buscado, el camino hacia lo incomprensible, que llamamos divino. Yo encontré el camino correcto: me condujo hacia ti, mi alma… «

Carl Gustav Jung – El Libro Rojo

Jung se ocupó con la experiencia espiritual que no solo permea los credos, las iglesias y las tradiciones religiosas, sino que constituye la raíz misma de la vida psíquica. Lo que le interesa es comprender la psique como espacio de lo numinoso, conquistar nuevos modos de observar los fenómenos y las experiencias religiosas que hasta ese momento no eran usuales en la psicología de la religión.

Según la BBC, «la historia recordará a Carl Jung como uno de los médicos más grandes de todos los tiempos«, puesto que logró hacer un estudio de la mente mucho más certero que cualquier otro psicólogo, intentó adentrarse en la muerte y aquello que prosigue después del fin, pues, según Jung, la psique representada por el Alma  podría seguir existiendo más allá del tiempo y el espacio.

Hoy sé que me hice mucho daño, que el alma la tengo molida y que soy la única responsable de lo pasó y de lo que suceda en adelante.

Gracias Maestro por mostrarme el camino de la Espiritualidad y la Trascendencia

mar
A veces las transformaciones duelen. Pero una vez cambiados, nos damos cuenta de que el proceso era necesario.

Que la Luz de la Paz Interior nos abrace a todos algún día…

Volver a la paz. Volver a la esencia. Volver al alma.

Y no olvides NUNCA esto: Ése es tu estado natural.

FUENTES:

POSDATA:

Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Si te gusta, por favor ¡comparte!

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.
Previous post NOCHE DE SAN JUAN : LA COPA DE LAS HADAS
Next post LEVIATAN, LA SERPIENTE ESCAMOSA

4 comentarios en “El Sufrimiento Interior: ALMA DOLIDA.

  1. Entre el alma y espíritu solo cuenta la verdad eso nos hará libres de todo dolor…?

    Rider

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: