Magia Draconiana, Generalidades

El dragón era otra criatura de los mitos y leyendas de los celtas y de la magia druídica.

Dragones(2)
“El que no cree en la magia nunca la encontrará”, Roal Dahl

Hoy, profundizando un poco en la Magia Draconiana. Trataré de ayudar al Mago practicante a conocer un poco sobre el trabajo con dragones. Así como explicar someramente qué es la magia draconiana. Trataremos de conocer un poco sobre el poder de la magia con dragones , la magia draconiana en general.

Desde hace algún tiempo, he trabajado con energías espirituales como los totems  y los  elementales. Pero al profundizar en los arquetipos de las diosas, surgió la figura de su aliado Dragón, generalmente la Dama Verde y su Dragón de Tierra.

Sin embargo, como con todas las fuerzas verdaderas, estas energías contienen los extremos de la naturaleza que ejemplifican. Por ejemplo, mi totem primordial es la Osa, un totem  muy curativo, sabio y amable, pero la Osa  también es muy violenta y se enoja cuando alguien amenaza a sus cachorros o sus principios. Esto se traduce como sobreprotector y más que un poco intolerante de lo que se percibe como peligro para los seres queridos o para ella misma. Ahora una vez que se trabaja con un tótem, ambos lados del  espíritu de poder comienzan a emerger en el chamán.  Algo semejante sucede con nuestro aliado dragón.

La Serpiente y el Dragón son prácticamente sinónimos del mismo arquetipo.

Existe en el Universo un número infinito de energías arquetípicas con las que los magos modernos pueden aliarse. Sus números son tan vastos y diversos como los que trabajan con ellos. Los ángeles, los hadas, los elementales e incluso las fuerzas mito-poéticas, como los dragones, los elfos y los enanos, pueden usarse para invocar a los poderes superiores de la Naturaleza. Como con todas las cosas, la elección de las fuerzas que funcionan mejor para ti es personal, para mí son los dragones y las diosas. De ninguna manera estas fuerzas reemplazan a la Gran Deidad Creadora: Dios. Al contrario, facilitan un mayor aprendizaje y un conocimiento avanzado de la propia Creación y su magnificencia. A lo largo del estudio de tales fuerzas, aprendemos que las que elegimos invocar y la elección refleja cómo se forman nuestras almas.

Arboleda

Magia Draconiana, Generalidades

La Magia Draconiana o Magia con Dragones hay quien la considera  Alta Magia . Y que no todos los Magos practicantes llegan a lograr tener acceso al conocimiento de los dragones, pues exige mucho trabajo meditativo y purificación espiritual. Los dragones son mensajeros del equilibrio de la magia – nos anima a aprovechar nuestra naturaleza psíquica y ver el mundo a través de los ojos del misterio y asombro.

Cabe mencionar que la Magia Draconiana no es un sistema mágico por sí mismo, ya que se puede acceder a ella de muchas maneras. Un dragón es un ser de respeto y al que se le debe de temer. Respeto por el conocimiento y sabiduría que posee. Y, temor pues son observadores de todos los actos del hombre. Ellos saben de antemano y antes de que se les busque quien es digno de su conocimiento y quién no.

El Dragón estaba considerado un símbolo de poder y fertilidad. Originalmente, se creía que el dragón había sido creado cuando nació la primera célula viviente de la tierra. Esta célula fue entonces fertilizada por el cielo con agua y viento, engendrando de este modo al dragón mágico asociado con las energías de la tierra y la fertilidad de cada estación.

En función de las diversas culturas que lo han representado, la figura del dragón juega un papel importante como dios y/o guardián, o como monstruo y poderoso enemigo. Se le atribuyen cualidades y habilidades tales como ser poseedor de una gran sabiduría y conocimiento o pecar de gran avaricia y codicia que le conduzca a devastar poblaciones enteras para apilar gigantescos tesoros. Por lo tanto, la imagen y figura del dragón ha ido variando y ha sido interpretada de muy diversas formas a lo largo de la historia

El Dragón nos trae el Gran Saber, es el mensajero divino. A menudo desempeña un papel importante como  guardián, o como monstruo y poderoso enemigo. Se le atribuyen cualidades positivas, como una gran sabiduría y conocimiento, pero también defectos, como una avaricia y codicia insaciables que le conducen a devastar poblaciones enteras para apilar gigantescos tesoros. Temidos por algunas culturas y venerados por otras, todos en la Antigüedad conocían sus poderes fabulosos.

El Dragón representa lo sobrenatural, el infinito y los poderes espirituales de cambio y transformación. Es un fiero protector y añade poderes extraordinarios a cualquier magia del circulo que podamos realizar. Más concretamente, los dragones son la encarnación de la energía primaria – la regla fundamental de todos los elementos. Esto se debe a que el Dragón es el maestro de todos los elementos: Fuego, Agua, Tierra y Aire.

El Dragón también representa al espíritu y su unión con los elementos. Como ningún elemento trabaja totalmente solo, ya sea en tareas mágicas o actividades físicas, los dragones elementales, ya sean del agua, viento,  tierra o fuego,  unen sus poderes para cumplir sus tareas. A veces hay conflicto entre los poderes elementales, lo cual produce grandes disturbios atmosféricos y ambientales, pero este no es el caso en general.

El Dragón representa el domino que la mente debe de tener sobre la materia. Pero también debemos de tener en cuenta que puede representar el opuesto. El domino de los elementos sobre el espíritu. Pues tiene esa cualidad. El de ser la dualidad.  Cada dragón tiene parte de luz y parte de caos, creación y destrucción. Debemos saber hallar el equilibrio y tener claro que aspectos de nuestro dragón  debemos potenciar y cuales aplacar.

El Dragón surge mediante el encuentro de los opuestos. El Dragón está más allá del bien y del mal, de la noche y el día, de lo masculino y femenino, de más y menos.  El Dragón es la polaridad entre más y menos. El Dragón es el símbolo de Tao – el Viaje – y el Viaje es la meta. El Dragón es eternidad dinámica.

Los Dragones de la Luz y la Oscuridad son los dos más grandes, pero también los más difíciles de trabajar y ya estamos a este nivel hablando de Alta Magia y la autentica Magia del Caos, capaz de destruir nuestro  Universo para volver a recrearlo para darle otra oportunidad:  El Ouroboros, la serpiente dragon que se muerde la cola

Dragon Triskel
Ouroborus que limita un Triskel. Los Druidas usaban el Triskel, simbolo solar como talismán del poder de los Dragones.

TODO ES UNO

El Triskel y la Trisqueta, talismanes celtas, están relacionados con la magia de dragón.

La Magia Draconiana se apoya en el precepto de Principio y Fin. En el Ouroboros, la serpiente alada que muerde su cola y que representa el fin del comienzo. Así, el Ouroboros se transforma en símbolo del infinito y de la sabiduría draconiana. Para acceder a esta, el Mago practicante debe de tener una gran fuerza de voluntad y conciencia de espíritu. Ya que es la única y verdadera manera de acceder al reino del Dragón; y por ende: A su sabiduría. Estos grandes aliados en la magia solo se presentan si así lo desean y siempre y cuando no les quede duda del propósito y sentimientos de quienes les invocan. Son seres de gran poder dispuestos a compartir su sabiduría milenaria.

La Magia de Dragones sigue vigente para los practicantes de Alquimia, ya que dentro de los arquetipos que estudia este Arte se encuentra el Dragón, que es el Guardián de la Sabiduría más elevada, el custodio de las puertas entre los mundos y el que sobrepasa en poder a cualquier otra criatura sobre la Tierra, estando a la par de los hombres Iluminados. De ahí que en las historias mitológicas del Vajrayana del Budismo, los Sabios se conviertan en Dragones, como Kuan Yin, por ejemplo, y que en el Taoísmo (alquimia china) los Ocho Inmortales viajen en una barca que en la proa tiene la imagen de un Dragón que sujeta una Joya Flamígera entre sus quijadas.

Las actitudes tomadas en las culturas del mundo frente a la figura del dragón y la lucha que supone se distancian en ocasiones, particularmente si se compara la idea de dragón que existe en el lejano Oriente con la predominante en Occidente.

En Medio Oriente se sabe que antes de entrar el otro mundo, los iniciados egipcios tenían que ser tragados por un Dragón, que era como un Portal para poder cruzar. Pero no sólo en esos pueblos lejanos han tenido constancia de la aparición del legendario Dragón. En Occidente, también vemos narraciones que relatan simbólicamente el desarrollo del Mito del Héroe, donde éste tiene que vencer al Dragón para hacerse dueño de su tesoro. Y esto es porque el Dragón es el legendario custodio del Grial, de la Copa del Mundo donde el Demiurgo mezcló los elementos en un principio. Y según las crónicas más antiguas, que ya eran viejas desde que se hundió Atlantis, pero que nos han llegado por tradición oral, el Demiurgo Sammael designó a los Instructores como custodios de la Sabiduría porque, simbólicamente, antes de guardar el Grial, ellos lo habían poseído.

Actualmente, los dragones se esconden de los humanos porque están, como otras muchas especies, en peligro de extinción gracias a la caza indiscriminada. Antiguamente, los alquimistas decían que aquel que comía corazón de dragón podía entender el lenguaje de las aves, el que se zampaba la lengua, ganaba cualquier discusión y llevar sangre de dragón encima era mejor que cualquier antibiótico si se recibía una herida de arma blanca. Las leyendas germánicas dicen que el guerrero Sigfrido se volvió invulnerable gracias a bañarse en la sangre del dragón Fafnir, al que mató. Pero no se dio cuenta de que tenía pegada una hoja de árbol en la espalda. Ese punto fue su talón de Aquiles, el que permitió a su enemigo Hagen matarlo.

El simbolismo alrededor del dragón es esencialmente el de la lucha. La lucha entre el dragón y un héroe o un dios tiene, sin embargo, distintos significados. En estos míticos combates el dragón asume dos papeles, el de devorador y el de guardián, que tienen finalmente una sola raíz: el de un ser cósmico en espera, cuya acción implica la muerte -o el nacimiento- de un orden universal.

La dicotomía entre lo divino y lo demoníaco puede ser hallada en todas las tradiciones iniciáticas, en diferentes oposiciones: luz-oscuridad, vigilia-sueño, conciencia-inconsciencia, centro-periferia, unidad-diversidad, etc.  El camino del dragón nunca pasará por su destrucción, sino por la integración del mismo en nuestro yo a través de la espada flamígera que representa la Conciencia – Ser Conscientes -.

Lo oscuro es lo desconocido, lo que está reprimido de lo consciente. En lo oscuro están los tesoros ocultos del alma. Si encendemos una vela aparece una sombra. Mientras más luchamos por luz, mayor será la sombra que crece detrás de nosotros. En la oscuridad podemos encontrar el miedo. Mediante el confrontar la oscuridad estamos confrontando el miedo y podemos liberarnos de él. Si escapamos a la oscuridad, nuestro miedo crecerá de lo que hay en la oscuridad.

“Las personas que niegan la existencia de dragones a menudo son devoradas por dragones. Desde dentro.

Ursula K. Le Guin

Cinco Principios Draconianos Elementales

Todo es uno
El «ouroboros» o el dragón que muerde su propia cola muestra el eterno retorno y que el comienzo es el fin y el fin es el comienzo, en lo pequeño está lo grande y en lo grande está lo pequeño, el uno es el todo y el todo es el uno. Aquello que está arriba es como lo que está abajo.

Todo es fuerza
El universo es fuerza en diferentes formas. La fuerza es movimiento. La fuerza se revela mediante los siete rayos o niveles de vibraciones que representan los siete colores en el espectro. El Dragón es la fuerza y cuando el Dragón se manifiesta con siete cabezas representan los siete rayos.

Todo es posible
Todos los límites y limitaciones son ilusiones. Sólo las visiones y la fuerza del hombre crean límites. Seguir la propia verdadera voluntad es la única ley. El hombre puede volverse un creador de sí mismo.

Todo fluye
La realidad está constantemente cambiando. El orden es ilusión. Mediante el movimiento y la acción el hombre logra la vida y la fuerza para crear su vida. El estancamiento lleva a la ruina. Descansar en los brazos del Dragón es seguir la corriente de la fuerza.

Todo existe
Nada existe. La realidad es una cuestión de energía y percepción. El nihilismo es una expresión que revela falta de energía. El sentido existe si la energía existe. Todo puede ser verdadero y volverse verdadero mediante un enfocamiento de la visión adecuada mediante la fuerza adecuada y la acción adecuada sobre la meta adecuada.

Es necesario que entiendas completamente las Leyes del Poder y tengas una mentalidad ética firme antes de emprender cualquier trabajo ritual.

RECUERDA: El Dragón está más allá del bien y del mal, de la noche y el día, de lo masculino y femenino, de más y menos. El Dragón surge mediante el encuentro de los opuestos. El Dragón es la polaridad entre más y menos.

El Dragón es parte de la Alquimia Hermética

La Magia Draconiana, tiene sus fundamentos en la Magia Hermética, considerando que de cierta manera la primicia básica de la Magia Draconiana es Como es Arriba es Abajo. El cual es principio fundamental de la Tabla Esmeralda.

El Dragón, conformado por los cinco elementos, es Señor de los Elementos y de todas sus manifestaciones en todos los mundos. Y su Poder se extiende a conocer el Secreto de la manipulación de la Raíz de sus principios: la Materia Prima. Y para manipularla hay que ser capaz de verla, pero verla es adentrarse en la Nada, en el mismo vacío manifiesto. Por ello, quien logra ver la Primera Materia con la visión de sus ojos físicos, ha adquirido la llamada y legendaria Visión del Dragón. Aquí traemos de nuevo el significado de la palabra Dragón en griego: «el de la vista aguda o penetrante». El Dragón, siendo señor de las manifestaciones, se remonta a su substancia primigenia, y de ésta hasta sus esencias. Quien posee la vista del Dragón puede ver más allá de las apariencias y contemplar la Luz de la Verdad que se oculta detrás de ellas. Puede ver la Luz del Espíritu (aquí me refiero al Éter) que brilla en la Obscuridad y las tinieblas de la Materia. «Toda manifestación es un Templo Luminoso de Dios», han dicho los Alquimistas, y aquí tenemos el por qué de ese enunciado.

El Dragón  representa al espíritu y su unión con los elementos. El domino que la mente debe de tener sobre la materia. Pero también debemos de tener en cuenta que puede representar el opuesto. El domino de los elementos sobre el espíritu. Pues tiene esa cualidad. El de ser la dualidad.

A lo largo de la historia los dragones se han representado de muchas maneras distintas. Y mi forma de presentároslos es una mas. Debéis descubrir cual es la vuestra.

dragon azul
El Dragón ha existido todos los mitos, en todos los tiempos y ha sido, y aún sigue siendo, un importante símbolo en todas las culturas del mundo.
MAS INFORMACIÓN:

Los Cuatro Dragones de los Elementos.

Hay otros artículos en este blog  sobre este tema. Si estás interesado, puedes ir a la CATEGORIA: 

Serpientes y Dragones

0 Respuestas a “Magia Draconiana, Generalidades”

Deja un comentario