Meditación: La respiración cuadrada

Namaste
La respiración cuadrada o conocida como “sama vriti pranayama”es la más sencilla de todas.

Vivir desde la respiración consciente. La respiración consciente, como apoyo a herramientas como el yoga o la meditación, nos permitirá regular nuestras emociones y recuperarnos de nuestras alteraciones. Al focalizar la atención en la respiración se producen unas sensaciones corporales que facilitan el cambio a nivel físico y psíquico.

Prestar atención a tu respiración puede convertirse en la herramienta más eficaz de control del estrés y la ansiedad que hayas experimentado nunca. Y esto es lo que en Yoga se conoce como pranayama.  “Sama” es una palabra sánscrita que significa “igual, par, regular, suave” y “vritti y significa”movimientos o fluctuaciones”. Por tanto, el término alude a la capacidad de esta respiración de suavizar los movimientos de la mente a través de una respiración regular.

Esta técnica la usan los Navy SEALS para mantenerse calmados y concentrados bajo las condiciones más estresantes posibles. Es una técnica sencilla y poderosa para equilibrar y calmar la mente, así como para oxigenar el cuerpo y potenciar la musculatura respiratoria.

La respiración cuadrada favorece mucho la concentración y por tanto nos ayuda a silenciar los ruidos que habitan nuestra mente. Podemos llevarla a cabo en la cama y justo 20 minutos antes de ir a dormir: Nos ayudará a relajarnos y a conseguir un descanso profundo y reparador. El mero hecho de contemplar la respiración  como forma de meditación contemplativa tranquiliza la mente y el ser.

Meditar es un proceso de toma de consciencia interior basado en la observación de nosotros mismos en el aquí y ahora. El primer paso consciente para conseguir meditar es la respiración.

Limítate a contemplar la respiración, fluye con ella; la respiración llega al vientre… el vientre se alza. Limítate a seguir la respiración. A continuación se para durante unos segundos… párate tú también. Después vuelve, viaje de retorno, vuelve tú también… después sale…espera los segundos.
No hay ninguna necesidad de forzarla. No tienes que hacer nada, sólo tienes que contemplarla.

Te explico los pasos de cómo llevarla a cabo.

Pasos de la respiración cuadrada

  1. Siéntate sobre la cama con la espalda recta y las piernas cruzadas.
  2. Respira de forma profunda durante 3 minutos intentando relajarte.
  3. Ahora inspira durante 3 segundos, retén el aire durante otros 3 segundos y finalmente, expira el aire durante otros 3 segundos.
  4. Descansa.
    A continuación, volvemos a repetir la misma serie, pero esta vez aumentaremos el tiempo en 4 segundos (inspirar, retener, exhalar).
    Puedes repetir este mismo ciclo hasta llegar a los 7 u 8 segundos. Todo depende de tu experiencia y de tus características personales.

samavriti-pranayama

Es muy importante mantener el mismo tiempo para las 4 fases de la respiración. Si ves que al terminar un ciclo sientes la urgencia de parar y respirar amplio, es que has forzado, reduce el tiempo en cada fase.

Así que practica eso, es muy simple. Cierra los ojos y relájate, y olvídate de todo lo que hay en el exterior. Cuando sea que tu mente se distrae, usa tu respiración como un medio para retener la atención de tu mente de nuevo... Practícalo a diario durante 10 minutos antes de ir a dormir. 

Si controlas tu respiración, controlas tu vida.

Un abrazo para ti, y que disfrutes de tu práctica.

Namaste

 

3 Respuestas a “Meditación: La respiración cuadrada”

Deja un comentario