Meditaciones: Momentos diarios para diferentes practicas

meditacion

Me gusta ver mis “enseñanzas” como un compartir de mi experiencia personal. La meditación es una técnica, una práctica que cada persona vive de manera particular.  Uno de los aspectos de la meditación es escoger el mejor horario y la practica adecuada.  ¿Cómo mantener esa atmósfera meditativa en nuestro entorno?, ¿Cómo proteger nuestra meditación del mundo caótico y rápido, en que vivimos? Intentare responder a ello, en este articulo

La meditación es un nombre general que engloba muy diversas técnicas: se pueden usar visualizaciones, la mente analítica, procesos de pensamiento positivo (afirmaciones), y trabajos de estabilización mental o indagación sobre los procesos de la conciencia. El mindfulness o atención plena es un tipo de meditación.

La  meditación es una actividad intelectual en la que se busca lograr un estado de atención centralizada en un pensamiento o sentimiento (felicidad, tranquilidad, armonía), un objeto (una piedra), la concentración propiamente dicha, o algún elemento de la percepción (los latidos del corazón, la respiración, el calor corporal…). Este estado se recrea en el momento presente y pretende liberar la mente de pensamientos nocivos.

Aunque cada persona puede buscar en la meditación un objetivo diferente, algunos de los más comunes son el descanso mental, la creatividad, relax, salud, concentración, felicidad, misticismo. La meditación en general, es un «arte intimo» y cada persona puede hacerlo de distinto modo , una vez dominada la técnica, las practicas pueden variar dependiendo del objetivo que se busca alcanzar con

El aspecto más importante de la meditación es la práctica y regularidad. En general, cualquier método funcionará   pero  se requiere de meses de prácticas variadas  persistente,  y del compromiso antes de que sea efectivo y se puedan apreciar los resultados.   Lo ideal es reservar al dia varias  franjas horarias para realizar practicas distintas.

Todo comienza con una rutina de meditación. Debes encontrar el momento del día que mejor te venga para esta práctica. Cuanto más estricto seas en tu rutina, mejores resultados tendrás. Puedes comenzar haciéndolo 5 minutos al día, pero cuando te vayas viendo capaz, puedes aumentar el tiempo paulatinamente hasta conseguir hacerlo durante 30 min.

Uno de los mejores horarios es a la salida y puesta de sol,  para meditación contemplativa, incluyendo la recitación de mantras, oraciones, afirmaciones o encantamientos (hechizos). También se puede realizar meditación dinámica con una tabla de ejercicios, saludo al sol, saludo a la luna, taichi, yoga etc… El paseo contemplativo es otra opción de meditación dinamica. Meditar andando o encima de la bicicleta estática puede ser la base de un programa saludable de entrenamiento físico.

El Mindfulness, es  una practica que tiene que ver con el modo en el que manejamos nuestro foco atencional, también se lo llama atención plena. La practica de Atención Plena, meditación en el “momento presente” puede practicarse en cualquier lugar y en cualquier momento y consiste en permanecer totalmente en el momento presente y concentrarse en la tarea que se realiza. Básicamente esto es lo opuesto totalmente a realizar múltiples tareas y requiere de la concentración totalmente centrada en la simple tarea próxima a realizar.

La respiración te ayudará a deshacerte de los ruidos. La comida adecuada también puede tener un impacto en la meditación. El ejercicio, la postura y las emociones refinadas, buen entendimiento, todo esto ayudará a la meditación.

Si se está comiendo, hay que concéntrarse completamente en el acto de comer, enfocándose en los movimientos de la mano y el brazo, necesarios para llevar la comida a la boca; los movimientos y las sensaciones que acompañan al acto de masticar, los sabores de la comida y cómo se siente el tragar diferentes alimentos y líquidos. Lo mismo puede realizarse con cualquier actividad, si se está preparando la comida, lavando la ropa, lavándose los dientes o escuchando música. La clave es enfocar la atención profunda y continuamente en la tarea a mano. Cada vez que se toma conciencia de que se está perdiendo la concentración, tomar nota y volver lentamente a la tarea renovando la concentración.

 La clave de la meditación  está en detener el bombardeo de ideas, es decir, lo que se conoce como “dejar la mente en blanco”.  Pero meditar no se trata de intentar poner la mente en blanco., si no centrarse en el momento presente y/o el pensamiento o emoción que deseamos, o no, controlar. Un ejemplo es la necesidad que tenia ayer de dejar fluir mi tristeza en un ambiente controlado, a traves de, una meditación sensorial, como fue, escuchar con atención plena un tipo de musica en concreto, como os explique AQUI. También escribir posteriormente la experiencia me fue muy util  para mitigar el sufrimiento. Para mi fue una sesión de musicaterapia. Las personas que tienen problemas para conciliar el sueño pueden recurrir a los CDs de musicoterapia antes de acostarse, es una forma liviana de meditación.

Meditar favorece estados mentales positivos como la compasión, la amabilidad, el amor, la generosidad, la paciencia y la tolerancia. Esto se traduce en un sentimiento de felicidad, calma y libertad que ayuda a curar síntomas del estrés agudo, sentimientos de pérdida, soledad, dolor, frustración, ira, desesperación e incluso el miedo ante la muerte inminente.

La meditación también es útil para analizar una situación o un único  problema, que provoca pensamientos recurrentes en momentos inapropiados. Se trata de reservar una franja horaria para ello y aparcar estos pensamientos hasta el momento de la meditacion, (yo los freno repinitiendo mentalmente como un mantra: «ahora no toca» hasta la franja de tiempo diario que he reservado para ello. Es una meditación contemplativa para observar los pensamientos y emociones en el presente, dejando que pasen, pero sin oponerse ni agarrarse a ellos. Dedicarles un espacio de meditación ayuda aligerar la preocupación y que emociones o pensamientos saturantes interfieran en  otras actividades diarias. Tomamos conciencia de las distintas facetas de nuestra experiencia en el momento presente.  Al mediodía,   es ideal para  dedicar una franja de tiempo a meditar temas, uno a uno,  para evitar la preocupación descontrolada o pensamientos recurrentes el resto de la jornada.   Otra franja horaria para practicar esta modalidad es antes de entrar en la vivienda al finalizar la jornada  para que los problemas exteriores y de stress no accedan a nuestra vida intima y de descanso.

La Meditación Creativa es la enemiga del dolor. En especial, disfruto  con las meditaciones creativas , como «La Laguna Interior» que me permiten acceder a momentos felices de mis recuerdos o espacios relajantes, cuando mas lo necesito. El habito  me permite este acceso creativo en cualquier lugar o situación y me es especialmente útil  cuando tengo dolor , sofocaciones o  agotamiento. Ahora mismo la utilizo para evadirme psiquicamente de las largas y tediosas horas de hospital.

La meditación es una excelente herramienta para gestionar el dolor, ya que la mente suele potenciar el dolor físico con dolor emocional, y a través de la meditación se puede disminuir gran parte del sufrimiento interior. Algunos expertos sanitarios comentan que el aspecto emocional del dolor es más duro que el físico, una vez que gestionamos el dolor emocional a través de la meditación, el dolor físico es mucho más llevadero. Lo se por experiencia.

Mientras que los elementos básicos de una meditación  pueden aprenderse en minutos,  conseguir el objetivo requiere de la práctica diaria, como para jugar al golf, tocar un instrumento musical o aprender un idioma extranjero. Aunque en teoría meditar es sencillo, hacerlo no lo es tanto. La iniciación  es difícil, los pensamientos van y vienen, es necesario al principio  fijar la atención en un punto concreto de referencia, como el tacto de los dedos (mudras) o la respiración, y evitar la distracción del pensamiento

A mi me era y sigue siendo especialmente difícil practicar la meditación en grupo. Eso de  seguir la voz de un monitor no va conmigo. Necesito soledad y un lugar donde no ser molestada, ni me sienta observada. Que nada ni nadie desvié mi conciencia dirigida a un solo pensamiento , asi que suelo estudiar  una meditación que me gusta y ponerla en practica durante 10 o 15 días seguidos hasta haberla asimilado.  El desafío de la meditación es el seguir intentándola. La mejor actitud es: “Voy a hacerla todos los días, y lo que ocurra será lo que tenga que suceder.”

 Investigadores han descubierto que tan solo como 20-30 minutos al día de meditación pueden tener un efecto calmante y positivo en la mayoría de las personas; dos sesiones de esa duración cada día, son aún mejores. Cualquiera sea el tiempo empleado en la meditación, habitualmente es más relajante que no meditar nada

La meditación es un estado que hay que alcanzar.  Intento enseñar en «El Santuario del Alba» todas las herramientas y técnicas para poder llegar a este estado.  Os animo a buscar las que mejor se adapten a vuestra personalidad o situación en esta categoria de artículos del blog

VER: Meditaciones y Técnicas

ADVERTENCIA: En caso de que tenga cualquier problema de salud, ya sea físico o psicológico, acuda primero a su médico de cabecera. Las terapias alternativas o espirituales solamente son un complemento no la solución.

 

Deja un comentario