cabeza de mariposas

Meditaciones: Preguntas para el Alma

Tengo alguien dentro de mi que me está matando y creo que soy yo.

 Preguntas para el Alma: SIENTO

Siento que estoy en mis últimos momentos, no hablo de vida, hablo de mí misma. de tenerte dentro, de sentirme, de saber que soy yo la que está escribiendo esto.

Me estoy yendo lentamente, se me acaba el tiempo, y siento que estoy agarrándome por dentro muy muy muy fuerte pero que me escapo, que no consigo revivirme.

Que estoy abandonando mi cuerpo y tengo miedo de respirar porque no sé si sería la última vez.

Tengo alguien dentro de mí que me está matando.

y creo que soy yo.

Poema de Elena Codes

Llegados a esta realidad no podemos caer en la trampa de engañarnos a nosotros mismos. Por muy negra que veamos nuestra actualidad, por mucho que nos duela reflexionar sobre ella, hemos de ser capaces de definir nuestra situación. Ese análisis no es un trabajo de un día para otro, cada pregunta o varias que se escogen y meditan puede ser una sesión o una serie de sesiones.

Meditaciones para el alma  como inicio del camino para cambiar nuestra vida.  

Soy consciente de que estoy a punto de embarcarme en un viaje hacia mi interior. Desconecto el piloto automático, busco  un lugar cómodo para sentarme y hago una respiración profunda, observo mi mente, mis pensamientos, respiro, observo, respiro, siento, respiro, siénto, respiro, estíro el cuello, respiro…

OBSERVO

Siento en mi la Presencia. Sólo la conciencia siempre presente es la que permanece. Esta conciencia que observa, soy yo.  ¿Soy libre verdaderamente o no?  ¿Que he sentido? ¿Qué he observado? ¿Qué he respirado? ¿Reconozco mi pensamientos? ¿Puedo sentirme plenamente?  ¿Quién soy?, ¿qué soy?…  ¿Mi misión es nacer, crecer, cumplir toda mi vida con lo establecido y morir? ¿Sin más? ¿Soy un ser humano o un ser espiritual viviendo una experiencia humana? ¿Necesito el amor de los demás?, ¿Necesito el reconocimiento de lo que hago?, ¿Tengo baja autoestima?

 Preguntas para el Alma: SUELTO

En algún momento, me doy cuenta de que he acumulado un gran carga. Lo he venido arrastrando por demasiado tiempo. ¿Ciertos problemas recurrentes en mi vida o sentimientos podrían tener un origen en un pasado remoto?  Traumas, relaciones toxicas  desde la infancia, la juventud, la madurez y ahora, mi vida en la vejez con ellas se siente pesada. ¿Los miedos me frenan para seguir adelante? ¿Qué está bien y qué esta mal? ¿Qué me gustaría dejar ir? ¿Qué es aquello que se ha vuelto muy pesado o innecesario en mi próximo recorrido?  ¿Cómo sería mi vida una vez que me libere de toda las inutilidades que he estado cargando? ¿Que es lo realmente útil, imprescindible en mi vida? ¿Qué haría distinto de ahora? ¿Cómo comenzaría a mejorar mis relaciones? ¿Que hago? ¿Como fue la relación con mis padres?, ¿les he perdonado?. ¿Cómo pongo límites sin lastimar o lastimarme?

 Preguntas para el Alma: SANO

¿Que cosas tengo que sanar? ¿Necesito ser más benevolente conmigo misma y con los demás? ¿Necesito escuchar más atentamente sin necesidad de arreglar las cosas o justificar mi posición? ¿Necesito cultivar más fortaleza para establecer y mantener límites? ¿Necesito ser más honesta y encontrar una forma más amorosa pero directa de expresar mi verdad? ¿Qué características serían más benéficas para mi a fin de que puedas comenzar a dar los siguientes pasos?

Quiero ser yo misma. ¿Qué pasos necesito dar para sentir inspiración y motivación y así ir hacia adelante con firmeza? ¿Qué emociones, creencias o comportamientos necesito dejar ir para poder dejar de ser una víctima y convertirme en la persona que  deseo ser realmente?

Saco mi diario emocional y tomo nota de todo aquello que me haya venido a la mente durante la meditación. Mi reto es ahora: ¿cómo responderé a lo observado? Una vez realizado el texto lo guardo y pasados unos días lo leeré de nuevo y cambiare aquello que crea no se ajusta a la realidad o ha variado.

Dejar que todo aflore, dejarlo salir todo sin hacer ningún juicio, sin más, como si sólo fuéramos unos observadores. No como comisarios, no como inquisidores, sino imparcialmente, como si nuestra capacidad enjuiciadora estuviera en punto muerto.

No se puede ver bien si no se está a una cierta distancia. A medida que todo sale, nos vamos liberando. No juzgues lo que piensas y tampoco te culpes; trátate a ti misma con compasión y guíate inspira y expira cuando sientas que estás dando vueltas en un tema en especifico. Vuelve al presente y acéptalo sin prejuicios.

Es el momento de actuar en positivo. Vale la pena. 

Comparto esta experiencia para tu enfoque, concentración, observación y conciencia. Busca tu espacio y encuentra tu tiempo de calma para que se muestre tu alma en ti. Se necesita sólo una persona para cambiar tu vida, TÚ.

RELACIONADO: Deseo ser como la Flor de Loto

Agradezco a aquellos que me han herido o dañado,  porque han reforzado mi determinación.

Si te gusta, por favor ¡comparte!

Nos leemos en el próximo post.

PAZ Y GRATITUD

No copies, respeta y comparte

 

FUENTES:

 

8 Respuestas a “Meditaciones: Preguntas para el Alma”

Deja un comentario