Flor de loto

Deseo ser como la Flor de Loto

La flor del loto crece en el fango y se alza sobre la superficie para florecer con remarcable belleza. Por la noche la flor se cierra y se hunde bajo el agua, cuando al amanecer se alza y vuelve a abrirse. Sin haber sido tocada por la impureza, el loto simboliza la pureza del corazón y de la mente. La flor de loto representa serenidad, autocontrol y persistencia algo que deseo fervientemente alcanzar.

Si volviera a reencarnarme y pudiera pedir que habilidades me son imprescindibles en mi próxima vida, y hubiera deseado en esta, seria fuerza de voluntad y autocontrol para ser como la flor de loto,  serena ante cualquier circunstancia y resilente para superar la adversidad. Como no he nacido con estos maravillosos dones, debo meditar para alcanzar ser como la flor de loto. La meditación se ha vuelto imprescindible para mi.

“¿Tienes la paciencia para esperar
Hasta que el fango se asiente y el agua se aclare?
¿Puedes permanecer inmóvil
hasta que la acción correcta surja por sí sola?»

Lao Tse

pelea de barro

Estoy en un atolladero familiar

Atolladero deriva de  estar metido en el barro hasta las orejas.

 Los sueños con  lodo o barro pueden ser muy significativos. Generalmente soñar que estamos en mitad del lodo es que estamos sobrepasados por los inconvenientes que se nos presentan en el día a día, por los desafíos y problemas cotidianos, pero también por estar rodeados de «agentes» tóxicos emocionalmente, sean personas o actividades

Todos nosotros somos un delicado y caótico compendio de historias pasadas, de emociones vividas, de amarguras soterradas y miedos camuflados. Creo que no debo ser la única persona que se ha encontrado en medio de un familiar lodazal de lucha libre. Una familia inmadura emocionalmente y de temperamento volcánico, en donde la convivencia ha sido  especialmente difícil.

He vivido muchos años buscando el amor, la aprobación, la valoración y el apoyo de mi familia. Pero lo mas próximo a mi, han sido personas con comportamientos abusivos que a menudo suelen darle la vuelta a la tortilla y se enfadan conmigo como una herramienta para seguir manteniendo el poder y el control.

Lo peor es que estoy vinculada íntimamente a esas personas y no alcanzo a liberar mi dependencia emocional con ellas. Desde mi infancia, mantenerlos a raya ha sido todo un reto y un menoscabo de mi autoestima. Las críticas de toda una vida he acabado creyendo que eran verdad.  Cuando intento mantener un diálogo siempre parecen estar enfadados conmigo. Llegan a hacerme creer que el problema soy yo.

No he sabido gestionar y afrontar la dependencia emocional y cortar estos  lazos. De forma gradual he ido limitando el contacto, pero no ha sido suficiente. Ahora es una prioridad y deberé ser drástica. He decidido que  es necesario establecer una distancia definitiva, antes de que agoten toda mi energía positiva y no tenga capacidad de recuperar mi paz interior. Porque dejar que mi estado de ánimo quede determinado por las interacciones, chantajes y victimismos de las personas toxicas que me rodean, no es vida, porque nadie merece ser usado como moneda de cambio en ninguno de sus entornos sociales o personales.

Vale la pena. Porque la vida es preciosa y merecemos vivirla con personas extraordinarias, no con gente tóxica cuyo comportamiento es totalmente irracional y te hacen creer que la loca eres tu. Loca por querer ser diferente: por querer usar el lenguaje de la amabilidad, de la cordura, de la sencillez, por desear  la ternura y el diálogo afable y cordial entre seres que se supone se quieren y deben respetarse.

A veces la confianza da asco. Los padres y las madres tienen que respetar a los hijos y muchas veces no se hace adecuadamente. En el hogar la comunicación ha de ser delicada, con cariño y afecto. Huir de las voces, de los malos modales, de la agresividad verbal y de conductas, del desprecio mutuo, de la arrogancia, de la mentira…

Quiero huir de la insociable y rastrera basura dialéctica. Alejarme del lenguaje del insulto y del desprecio. No deseo ser parte  ese lodazal familiar. Quiero vivir en un remanso de aguas  claras, palabras luminosas y amor autentico.

No todo vale en las relaciones personales y familiares. No todo está permitido en la relación entre los hermanos, ni en la relación entre padres, madres e hijos. A veces hay que buscar ayuda profesional y cortar por lo sano discordias y salidas de tono. Estoy en ello, porque quiero salir de este atolladero No deseo transmitir a mis descendientes esta herencia generacional. Que al menos ellos sean  como flores de loto.

Trata a tus hijos como te gustaría ser tratado y no te equivocarás

“Las personas más bellas con las que me he encontrado son aquellas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la pérdida, y han encontrado su forma de salir de las profundidades”

Elisabeth Kubler Ross

RELACIONADO: Meditaciones: Preguntas para el Alma

Nos leemos en el próximo post.

Ámate a tí mismo: Cambiarás tu vida

PAZ

images cor

 

FUENTES:

NOTA: Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

4 Respuestas a “Deseo ser como la Flor de Loto”

  1. ni egustaria contarte lo que me pasó desde los 17 años hasta qie salí de mi casa para casarme, desde insultos uno tras otro todo tipo de desprecios , e incluso maltrato físico por no querer hacer daño a otra familiar por haberme cansado de chantajes ya no valía para nada , no merecía nada , me despojaron hasta de mi habitacion y de mi cama, me llamabas escuerzo marino por delgada, y otras cosas por mi nariz ect ect, desgraciadamente ya es sólo una anciana desgraciada y yo no puedo darle de lado porque es mi madre pero me hizo la vida imposible mucho tiempo, hasta el punto de una pesadilla tras otra, me insultaba despreciando mi físico no valia nada para ella, alentaba a otros de la familia a hacer lo mismo en fin que tu caso no es el único, lamentablemente mucho tiempo no he sabido decir no a nada por complacer a todos para que no me despreciaran , fallo gordo, perdí toda mi autoestima, y todavía sufro secuelas, supongo que nunca me recuperaré , pero es mi madre y aunque mucho tiempo la odié quizás la he perdonado aunque la mantengo lejos de mi y no me apetece verla porque aún sigure manipulándome sólo que ahora lo veo muy muy claro,no quiero cometer los mismos errores que ella cometió , ni hacer daño a mis hijos por comportamientos aprendidos, no quiero ser como ella nunca nunca.

  2. Cada caso es diferente. Lamento su experiencia,. Quizas no deberia haber personalizado, porque puede generar confusión. Muchos adultos tenemos un niño herido en el interior que cuesta mucho sanar. Niños infelices de familias con limitaciones. A veces, yo también puedo ser «toxica» sin querer con mis hijos , por mucho que me esfuerce en lo contrario y espero que perdonen mis limitaciones como yo he perdonado las de mis padres. .

    Quizas pueda serle de utilidad este articulo.
    https://santuariodelalba.wordpress.com/2017/07/25/sanar-el-arquetipo-de-la-madre/

    Gracias por su comentario 🙂

Deja un comentario