Meditación Visual de Caída al Vacio

caida-al-vacioVivir significa dar un salto al vació, cerrar los ojos y descender en caída libre hacia nuestras metas y nuestros sueños y son estos sueños los que nos hacen dejar las cosas mas importantes de nuestra vida en manos del azar.

TU YO ESENCIAL: EL VASO VACIO QUE SE LLENA DE EGO

Todos los tormentos, todas las angustias, tienen una raíz común. Esta raíz se llama ego, esta raíz es el yo. “Yo, yo pienso, yo creo, yo hago…”. La vida del profano está basada en el yo. Si dejas de creer en su existencia ya nada podrá afligirte. Es tu yo el que gana o pierde. Si él deja de existir, no puedes ganar ni perder nada. Un gran vacío se instalará en ti, el vacío de la libertad.

Meditar es apartarse de los procesos mentales, es entrar en el vacío mental. En  la meditación conectas con tu yo esencial ,  que es el que interviene y te habla para guiarte desde lo más profundo de tu interior, y con un yo construido a partir de todo aquello con lo que te identificas que es tu Ego mas puro y autentico: tu Presencia

En nosotros no existe ninguna entidad, ni ningún yo, ni ningún ego, ni nada parecido… sólo la Consciencia. Esta consciencia que hemos dado en llamar Yo profundo, para distinguirla del falso yo superficial y aparente, del que ahora estamos denunciando su inexistencia. Esta consciencia por la que conocemos la existencia y que es la consciencia del Ser: Ser Presente

Esta consciencia no contiene la mínima huella de ego alguno, está completamente vacía. Esta consciencia no es nuestra consciencia personal, pues en ella no hay nada y este mismo vacío lo contiene todo.

La Caida al Vacio es una practica de Imaginación Activa.

Al trabajar con la imaginación activa debemos recordar una regla muy importante. En cada ocasión en que entremos en nosotros mismos debemos prestar una atención plena y consciente a lo que decimos o hacemos, tanta -o incluso más todavía- de la que prestaríamos a cualquier situación externa importante. De este modo impediremos que se convierta en una fantasía pasiva. Pero una vez hayamos dicho o hecho todo lo que queramos debemos también ser capaces de mantener nuestra mente en blanco para poder escuchar o ver lo que el inconsciente quiera hacer o decirnos: Observar.

La técnica visual o auditiva consiste fundamentalmente en dejar que las cosas sucedan. Pero no debemos permitir, sin embargo, que las imágenes cambien caleidoscópicamente. Si la primera imagen es un pájaro, por ejemplo, no debemos permitir que se transforme en un león, un barco en medio del océano, el escenario de una batalla, etcétera. La técnica consiste en mantener nuestra atención sobre la primera imagen y no permitir que el pájaro desaparezca hasta que nos haya explicado porqué apareció, qué mensaje nos trae del inconsciente o qué es lo que quiere saber de nosotros. Resulta evidente la necesidad de entrar en la escena o de participar en la conversación. Si no lo hacemos así, aunque hayamos aprendido a dejar que las cosas sucedan, la fantasía podrá transformarse del modo que describimos o -incluso en el caso de mantener la primera imagen- permanecer pasivos ante ella como lo hacemos en el cine o al escuchar la radio. Ser capaz de permitir que las cosas sucedan es muy necesario pero resulta perjudicial si nos mantenemos en ello durante mucho tiempo. El único objetivo de la imaginación activa consiste en llegar a un acuerdo con el inconsciente y para ello debemos dejar que el inconsciente salga a la luz, lo cual nos obligará, necesariamente, a mantener un punto de vista suficientemente consolidado.

Visualización de Caída al Vacío

Este trabajo puede realizarse como ejercicio de  autoconocimiento. Te puede ayudar a descubrir quién no eres, lo cual si aprendes a manejarlo te ayudará y mucho en tu vida cotidiana. También para entrar en estados meditativos, como paso previo a un trabajo mágico.,  para detectar si estas en condiciones luminosas o hay oscuridad en tu entorno. Pero recuerda: No hay luz sin sombra ni totalidad psíquica exenta de imperfecciones: La vida no exige que seamos perfectos, sino completos. 

La contraposición de lo luminoso y bueno, por un lado, y de lo oscuro y malo, por otro, quedó abandonada abiertamente a su conflicto en cuanto Cristo representa al bien sin más, y el opositor de Cristo, el Diablo, representa el mal. Esta oposición es propiamente el verdadero problema universal, que aún no ha sido resuelto.

C. G. Jung. Psicología y Alquimia, 1944, 21,  

El proceso es el siguiente:

  1. Crea el Circulo Sagrado o la  Rueda Medicinal
  2. Toma una posición cómoda, sentado en el centro.
  3. Cierra los ojos y comienza a respirar lentamente. Siente cómo se desvanece el ambiente, los ruidos disminuyen de intensidad, comienza a reinar la quietud.
  4. Respira cada vez más profunda y lentamente.
  5. Abstráete del entorno, y visualízate en un espacio oscuro, una oscuridad tangible y respirable, espesa, eterna, sin límites.
  6. Inhala profundamente, y exhala despacio, de manera lenta. Mientras exhalas, siente cómo se «materializa» un peldaño de escalera en la planta de tus pies.
  7. Continúa la respiración de igual forma, pero comienza a subir aquella escalera, invisible pero recta, con peldaños de tamaño constante. Inhala reposando en un peldaño, asciende al exhalar.
  8. Continúa hasta haber subido bastantes peldaños, tú sabrás cuántos, lo sentirás.
  9. Al llegar al último peldaño, inhala y exhala de pie en ese peldaño. Luego, inhala empezando a girar en 180° (el sentido del giro, para esta ocasión, es irrelevante).
  10. Exhala cuando completes la media vuelta, quedando de frente a los invisibles peldaños ya subidos, y de espaldas al abismo que hay detrás.
  11. Inhala profunda y lentamente.
  12. Exhala lanzándote de espaldas al vacío.
  13. Siente el vértigo de la caída, el hormigueo que invade toda la parte posterior de tu cuerpo, desde los talones hasta la nuca y la parte occipital del cráneo.
  14. Cae, respirando rápida y profundamente, no dejes de sentir el vértigo y el hormigueo.
  15. Cae, más profundamente que el primer peldaño de la escalera invisible.
  16. Inhala lentamente, y exhala de manera abrupta, deteniendo la caída y empezando a flotar en el vacío insondable.
  17. Piensa «Quiero saber sobre mí mismo», si ese es tu deseo. Déjate llevar por lo que veas u oigas, presta atención a cuanto se manifieste en aquel vacío eterno.
  18. Respira un par de veces más con calma, y realiza el trabajo interno o externo que debas realizar.
  19. Sal de la meditación de la forma habitual. Toma una infusión o te con miel, relajante. Reflexiona y anota la experiencia. No repitas esta meditación hasta al cabo de un mes. El momento optimo es en luna menguante.

Para descubrir nuestra verdadera identidad y potencial, es necesario ir más allá de los roles que jugamos en el día a día y admitir nuestras sombras y emociones más profundas.

En caso de que esta meditación se haga para el autoconocimiento propio, es normal comenzar a sentir a más de una entidad rondándote mientras flotas en ese espacio.  Focaliza tu atención de la mejor manera posible y trata de identificar a las presencias, cosa de «buscarlas» rápidamente en la segunda oportunidad y en las sucesivas. Pueden ser entidades ajenas a ti, o partes de tu propia psique, depende de los limites  que hayas impuesto a  estas presencias.  Pueden ser partes de tu propia psique, tus arquetipos o espíritus de poder o guias. También tus demonios interiores   de tu Yo pluralizado que has permitido que se instalen desde hace tiempo en tu Ego.  Cada sensación, cada emoción, cada pensamiento, cada sentimiento, pasión, odio, violencia, celos, ira, codicia, lujuria, envidia, orgullo, pereza, gula, etc., están constituidos por pequeños Yoes que quieren expresarse de forma caotica.

Existe otra forma de tratar con el inconsciente mediante la imaginación activa que siempre he considerado sumamente útil: la conversación con contenidos personificados del inconsciente. ¡Obviamente, resulta muy importante saber a quien estamos hablando y no considerar cualquier cosa que escuchemos como la voz de los ángeles o… los demonios! Con la visualización esto resulta relativamente sencillo pero también resulta posible sin ella porque podemos aprender a identificar las voces o la forma de hablar como para no cometer ese tipo de errores. Además, esas figuras son muy paradójicas: las hay positivas y las hay negativas y con frecuencia se interrumpen mutuamente. En tal caso también podemos juzgarlas por el contenido de sus mensajes.

Deberás sanar las brechas por donde han entrado estas sombras. En una manera sencilla de verlo, cuando una sombra se forma, es debido a que algo está bloqueando la llegada de luz a dicha área, ya sea física o algún aspecto de nuestra identidad. Reconstituir tu ego.   Un ego solitario herido y dolido es un ego rabioso, resentido, y agresivo. Es importante que seas capaz de ver que todas estas sombras exteriores no son más que ilusiones, fantasías que tu ego te ha creado.

La meditación trascendental (MT) es una técnica de meditación basada en la repetición de mantras.  No se trataría de una técnica de control mental ni de relajación sino de trascendencia, es decir lleva al practicante más allá del pensamiento. La palabra PAZ – PAU pronunciada de forma verbal o mental , repetida como un mantra te puede ayudar a salir de un bloqueo energético, la mayoria de veces provocado por los traumas inconscientes de tu psique, sombras de pensamientos recurrentes, que conforman tu oscuridad y quieren imponerse en la sesión de meditación contemplativa que estes manteniendo. Puedes incidir en la respiración o repetir un mantra tan simple como la palabra PAU, significa paz. Esta palabra mística PAZ o PAU debes repetirla tres veces, en el idioma que sientas mas cerca de tu corazón para un efecto inmediato. Estas proyectando… Paz interior, paz con el prójimo, paz con el universo).

El maestro espiritual y escritor armenio George Ivanovich Gurdjieff lo expresó muy claramente con estas palabras:

“Usted no solo no tiene control sobre las cosas que ocurren fuera de usted, sino tampoco de aquello que sucede dentro usted.

Debemos comprender que tener control sobre cosas externas comienza con poder controlar cosas internas, con tener control sobre nosotros mismos. Una persona que no puede controlar aquello que ocurre dentro de ella, no puede controlar nada.

sombra
Vacio mi alma de sombras y de ego, Madre.

Todos tenemos la necesidad de ser nosotros mismos con autenticidad; de vivir con una personalidad íntegra y completa. Es imposible vivir con plenitud sin vaciar la mente de sombras externas. En esta apacible contemplación silenciosa reside la Gran Paz.

MAS INFORMACIÓN:  La Vacuidad. El vacío de la mente y el ego

Nunca vayas más allá de lo que estés pre­parado y entrenado.  Hazlo con amor y sencillez.  La fuerza del amor y la fuerza que genera la superación de un miedo, la fuerza de la voluntad humana que puede imponerse sobre otra fuerza, eso también es magia.

Te puede ayudar a superar el miedo este otro ejercicio:

Visualización creativa contra el miedo

Te invito a reflexionar sobre lo que he compartido contigo en este trabajo, aplicando sus enseñanzas cada día de tu vida, porque el conocimiento sin puesta en práctica solo sirve para engordar aun más el ego.

¡Sé transparente y muéstrate tal y como eres! Que el poder  del Circulo Sagrado te acompañe

PAZ


FUENTES:

  • Wikipedia
  • C. G. Jung. Psicología y Alquimia, 1944,

Deja un comentario