El Merkaba o Estrella Tetraédrica

estrella1
El concepto de la Luz  se relaciona con la Merkaba. Todo esta escrito en luz.

Merkavah ó Merkaba  puede definirse como un vehículo interdimensional con forma de dos tetraedros de energía entrelazados en sentido inverso uno respecto al otro formando una figura llamada tetraedro estrella. Algo así como una Estrella de David en tres dimensiones.  Lo que sí es cierto es que ambas están relacionadas: la estrella tetraédrica, en su tridimensionalidad, constituye la sublimación de acción multidimensional de la bidimensional  Estrella de David.

La Merkabah (carroza en antiguo hebreo) es una de las figuras de la Geometría Sagrada.

Iconográficamente, el Merkaba a menudo se representa en forma de un vago halo de luz que rodea a un ser, pero también como en las obras de Drunvalo Melchizedek en forma de un volumen transparente de energía (cilindro o poliedro, a menudo un doble pirámide (tetraedro doble) anidadas una dentro de la otra o un prisma que tiene más o menos la forma de un cristal) dentro de la cual está representada la persona o la entidad. Este doble tetraedro también se llama «stelle octogona».

Ezekiel's_vision
La visión mística del profeta Ezekiel.

El Misticismo del Carro Celestial, la Merkabá

El concepto de Merkaba tiene su origen en el primer capítulo del Libro de Ezequiel . 

El Merkaba (o Merkavah ) es un término hebreo que significa carro o zodiaco (de la raíz RKB que significa ir a caballo o en carro ). Es uno de los temas más antiguos del misticismo judío .  Se habla de ella en la Biblia, haciendo referencia a que es la carroza de Dios.

Su forma consta de dos pirámides de base triangular sobrepuestas y una de ellas invertida. Se interpretan como la unión del corazón, la mente y el cuerpo. También se asocia con lo masculino (la punta que queda hacia arriba, tetraedro sol) y la de abajo, femenina, tetraedro Tierra. Este mismo símbolo aparece también en la tradición  hebraica: el doble tetraedro es, en plano, la Estrella de David (Magén David), y como volumen es la merkabah, que en las enseñanzas esotéricas modernas se define como un vehículo interdimensional bajo forma isométrica compuesto por dos tetraedros de energía con un centro común y colocados en sentido inverso, es decir, un tetraedro apunta hacia arriba y el otro hacia abajo.

El misticismo de Merkaba es la primera forma de misticismo judío , que se desarrolló desde alrededor del siglo I a. C. hasta el siglo IX-XI d. C., hasta la aparición de la Cabalá medieval . Los textos básicos del misticismo de Merkava son: Hechalot Menor (Hechalot Zutarti), Hechalot Mayor (Hechalot Rabbati), Merkava Rabba , Visiones de Ezequiel , Libro hebreo de Henoch y otros más pequeños. Proviene del apocalipsis judío ; También contiene muchos elementos de imágenes gnósticas , pero la interdependencia de ambas tradiciones no está del todo clara. Algunos, como Gershom Scholemestaban inclinados a considerarla como una forma judía de gnosticismo .

El Misticismo del carro celestial (o el misticismo de la Merkabá) es una escuela de pensamiento del misticismo judío primitivo (entre los años 100 antes de Cristo – 1000 después de Cristo), centrada en las visiones que se pueden encontrar en el Libro de Ezequiel, capítulo 1, o en la literatura de las hekhalot (los palacios), concerniente a las historias de las ascensiones a los palacios celestiales y al trono de Dios.

El contenido de las experiencias místicas se basa en el primer capítulo del Libro de Ezequiel , es decir, la visión del Trono de Dios, que el profeta tuvo en el río Kebar. El objetivo del místico Merkava también es obtener esa visión. Para lograr esto, sin embargo, primero debe pasar por una serie, generalmente siete, de palacios custodiados por ángeles . El conocimiento de las contraseñas secretas del sello permite que los místicos pasen. A menudo acompaña al místico como un ángel guía Metatrón , quien fue el patriarca transformado Henochem.. En el mundo de los cielos, además de contemplar el Trono, el místico aprende las jerarquías de los ángeles y la disposición de la bóveda celeste (el místico de Merkava contiene mucho contenido astronómico y astrológico) y los principios de la naturaleza. Algunos elementos comunes con el misticismo de Merkava también se pueden encontrar en el Nuevo Testamento (2 Cor 12, 1-4). Sin embargo, el avance de la era es solo un período de formación del misticismo de Merkava, por lo tanto, se puede hablar de recurrir a fuentes comunes en lugar de depender directamente.

El cuerpo principal de la literatura de la Merkabá (el carro) fue compuesto en el periodo de los años 200-700 después de Cristo, aunque existen referencias posteriores a la tradición del carro que pueden encontrarse en la literatura de los jasidim asquenazíes de la Edad Media. Un texto importante en esta tradición es el Maaseh Merkabah (las obras del carro).

Según Timo Eskola, la teología y el discurso cristianos primitivos fueron influenciados por la tradición judía Merkabah.  Del mismo modo, Alan Segal y Daniel Boyarin consideran los relatos de Pablo el Apóstol de su experiencia de conversión y su ascenso a los cielos (2 Corintios 12: 2–4) como los primeros relatos en primera persona que tenemos de un místico Merkabah en judío. o literatura cristiana. Timothy Churchill ha argumentado que el encuentro en el camino de Damasco de Pablo (por ejemplo, Hechos 9: 1–9) no se ajusta al patrón de Merkabah, pero esta experiencia no se describe en las cartas de Pablo, y Hechos no pretende ser una cuenta en primera persona. 

En el cristianismo, el hombre, el león, el buey y el águila se usan como símbolos para los cuatro evangelistas (o escritores de evangelios)  y aparecen con frecuencia en las decoraciones de la iglesia. Estas criaturas se llaman Zoë (o el Tetramorfo ) y rodean el trono de Dios en el cielo, junto con veinticuatro ancianos y siete espíritus de Dios (según Apocalipsis 4: 1–11).

Las advertencias contra niños o «personas excitables» que leen la historia de Ezequiel existen en algunas traducciones.

Las prohibiciones talmúdicas sobre la especulación de merkabah son numerosas y ampliamente sostenidas. Las discusiones sobre la merkabah se limitaron solo a los sabios más dignos, y se preservan las leyendas de advertencia sobre los peligros de la especulación excesivamente celosa con respecto a la merkabah.

Ezekiel_Nuremberg,_1702
Visión de Ezequiel

Explicación de Maimónides

La guía de trabajo filosófica del siglo XII de Maimónides para los Perplejos pretende, en parte, ser una explicación de los pasajes Ma’aseh Bereshit y Ma’aseh Merkabah . En el tercer volumen, Maimónides comienza la exposición del pasaje místico de las doctrinas místicas que se encuentran en los pasajes de merkabah, al tiempo que justifica este «cruce de la línea» de pistas a instrucciones directas. Maimónides explica conceptos místicos básicos a través de los términos bíblicos que se refieren a esferas, elementos e inteligencias. En estos capítulos, sin embargo, todavía hay muy poco en términos de explicación directa.

Con frecuencia hemos mencionado en este tratado el principio de nuestros Sabios «no discutir el Maaseh Merkabah incluso en presencia de un alumno, excepto que sea sabio e inteligente; y entonces solo se le deben dar los títulos de los capítulos». Por lo tanto, debemos comenzar con la enseñanza de estas materias de acuerdo con la capacidad del alumno, y en dos condiciones, primero, que sea sabio, es decir, que debería haber realizado con éxito los estudios preliminares, y en segundo lugar que sea inteligente, talentoso, lúcido y de percepción rápida, es decir, «tener una mente propia», como lo llamaron nuestros Sabios.

-  Guía para los Perplejos , cap. XXXIII

220px-Codex_Bruchsal_1_01v_cropped
Representación cristiana de los cuatro símbolos «animales» de los evangelistas (en las esquinas)

Explicación Jasídica

El pensamiento jasídico explica la Cabalá en términos de psicología humana. A través de esto, la Merkabah es una analogía de múltiples capas que ofrece una visión de la naturaleza del hombre, el ecosistema, el mundo y enseña auto-refinamiento.

Los cuatro ángeles Hayyot representan los arquetipos básicos que Dios usó para crear la naturaleza actual del mundo. Ophanim , que significa «formas», son las formas en que estos arquetipos se combinan para crear entidades reales que existen en el mundo. Por ejemplo, en los elementos básicos del mundo , el león representa el fuego, el buey / tierra, el hombre / agua y el águila / aire. Sin embargo, en la práctica, todo en el mundo es una combinación de los cuatro, y la combinación particular de cada elemento que existe en cada cosa son sus ophanim o formas particulares .

El ‘hombre en el trono’ en la visión de Ezequiel representa descriptivamente a Dios, que controla todo lo que sucede en el mundo, y cómo todos los arquetipos que estableció deben interactuar. Sin embargo, el ‘hombre en el trono’ conduce cuando los cuatro ángeles conectan sus alas. Esto significa que Dios no nos será revelado si miramos los cuatro elementos (por ejemplo) como entidades separadas e independientes. Sin embargo, cuando uno observa la forma en que la tierra, el viento, el fuego y el agua (por ejemplo) que se oponen entre sí pueden trabajar juntos y coexistir en completa armonía en el mundo, esto muestra que realmente hay un poder superior (Dios ) diciendo a estos elementos cómo actuar.

Esta misma lección continúa para explicar cómo los cuatro grupos básicos de animales y las cuatro filosofías y personalidades arquetípicas básicas revelan una fuente más alta y piadosa cuando uno puede leer entre líneas y ver cómo estas fuerzas opuestas pueden interactuar en armonía. Una persona debe esforzarse por ser como un Merkaba, es decir, debe darse cuenta de todas las diferentes cualidades, talentos e inclinaciones que tiene (sus ángeles). Puede parecer que contradicen, pero cuando uno dirige su vida hacia una meta más alta, como hacer la voluntad de Dios, él (el hombre en la silla que conduce el carro) verá cómo todos pueden trabajar juntos e incluso complementarse entre sí. En última instancia, debemos esforzarnos por darnos cuenta de cómo todas las fuerzas en el mundo, aunque parezcan estar en conflicto, pueden unirse cuando uno sabe cómo usarlas todas para cumplir un propósito superior; es decir, servir a Dios.

saraswati yantra2
El doble tetraedro se encuentra también en otras tradiciones, como la hinduista. Es el llamado Saraswati yantra.

El Merkabá  como un vehículo interdimensional

 El Merkabáo ha sido retomado y el movimiento de la Nueva Era ha revisado el concepto , que habla de él para designar una supuesta propiedad secreta de los seres humanos para liberarse de la materialidad a fin de viajar en el espacio y el tiempo.

Todos los místicos de las diferentes culturas hablan de viajes por el pensamiento mientras «superponen» una cualidad especial:

  • el lama tibetano en su bardo (el bardo indica solo el estado intermedio, no es un vehículo – nota de Fergus)
  • el chamán en su tótem animal
  • el daraco en su dragón
  • los sufíes en el Boraq
  • El Merkaba tal como existe hoy es un vehículo, como lo es la esencia de su nombre. Es el vínculo entre el cielo (Mar), el cuerpo energético (Ka) y el alma (Ba) según la terminología egipcia.
  • Merkaba también es reconocido en prácticas como karate, yoga, etc., donde la energía que se puede llamar aquí Ki (Karate) se encuentra en la esencia de Merkaba

Mircea Eliade señala las similitudes entre los «vehículos» chamánicos y el Merkaba. Por lo tanto, observamos la existencia de correspondencias espirituales entre diferentes culturas.

Según algunos autores, el Merkaba designa un «vehículo espiritual» o «cuerpo de luz» cuya activación permitiría viajar en el Universo y en sus diferentes dimensiones más allá de la velocidad de la luz y los límites del tiempo . Algunos sostienen que esa facultad alguna vez fue utilizada, especialmente por los egipcios.

Las lecciones sobre la activación de Merkaba aparecieron en Occidente a fines de la década de 1990 .

El Merkaba se activaría mediante cierto tipo de meditación , técnicas de visualización mental y bajo la guía de seres de luz, como los Maestros de Sabiduría de los que habla la Teosofía , hombres sabios que ayudarían a la humanidad desde los planos de la conciencia. vinculado a otras dimensiones, para facilitar la evolución espiritual de la humanidad.

En las modernas enseñanzas esotéricas, el Merkabá es presentado como un vehículo interdimensional bajo forma isométrica, compuesto por tres tetraedros estrella superpuestos uno sobre otro, pero que al observarlo o dibujarlo se ve como si fuese uno solo. Cada uno de los tres está compuesto de dos tetraedros simples, uno que apunta hacia arriba y que es masculino: tetraedro sol; y otro que apunta hacia abajo y que es femenino: tetraedro tierra. A su vez cada uno de los tetraedros estrella tienen una clasificación y una dirección de movimiento. El primero gira en dirección de los punteros del reloj y es femenino; el segundo gira en contra de los punteros del reloj y es masculino. El tercero es neutro y no gira, se mantiene detenido.

Existen medallones con forma de Merkaba que algunas personas llevan siempre alrededor de su cuello, como un recordatorio constante del poder de ese vehículo de superación personal que todos poseemos en nuestro interior.

Dicen que es un vehículo de los Ultraterrestres o de los Ángeles Superiores, que puede descender del campo de luz de un cielo al campo de luz de un cielo menor o del siguiente espacio de conciencia. Ahí ya cruzamos la linea a magia sobrenatural con el Arcángel Metatron

800px-Metatrons_cube.svg
Cubo de Metatrón (versión incompleta que no contiene coordenadas válidas para el dodecaedro o el icosaedro). En la imagen se observan los trece círculos de la «Fruta de la vida»; a través del trazado de líneas se obtiene el Cubo de Metatrón, que sería justamente el contenido del hexaedro central que surge en el dibujo.

El Cubo de Metatrón

Metatron o Mattatron (heb. מטטרון; del latín mētātor , «agrimensor» ) es un ángel de alto rango en la mitología judía y la mitología islámica . Hoy en día es especialmente adorado en el esoterismo judeocristiano  En prácticas mágicas sobrenaturales, se  invoca a para alejar a los malvados genios , demonios , hechiceros y otras amenazas .

En Magia Sobrenatural,  se supone que es el Arcángel Metatron quien utiliza la Merkaba (llamada entonces Cubo de Metatron ) para sanar y limpiar las energías. Hay quienes le invocan o evocan para ello,  equiparándolo a Dios.

El cubo de Metatrón se considera también un glifo sagrado, y a veces se dibuja alrededor de un objeto o persona para protegerlo de los demonios y los poderes satánicos.Esta idea también aparece en la alquimia, en la que el círculo fue considerado un círculo de contención o un círculo de la creación. En otras palabras, puede ser un penteracto, un cubo en cinco dimensiones

En las primeras escrituras cabalísticas se dice que Metatrón creó este cubo a partir de su propia alma. Esto se puede ver también en el arte cristiano, donde este aparece sobre su pecho, o flotando detrás de él.

Metatrón representa al arcángel más controvertido de la creencia judeocristiana, un ser que a lo largo de la historia ha sido descrito con cierta dualidad y, en ocasiones, de manera contradictoria. Sin embargo, en cualquiera de sus versiones, se trata del arcángel más poderoso en el reino celestial, lo que le ha válido el título de “Pequeño Yahvé”.

En los apócrifos judíos y la Kabbalah temprana, «Metatrón» es el nombre que recibió Enoc después de su transformación en ángel .

Según el escritor Robert Graves, el término metatron sería una corrupción hebrea del griego metradromos (‘el que persigue con venganza’) o de meta ton thronón (‘más cercano al trono’).1​ No hay consenso acerca de su génesis o del rol que representa en la jerarquía del cielo y el infierno. De acuerdo con una doctrina judía, Enoc fue llevado por Yahweh y transformado en Metatrón. Sin embargo, esta opinión no es compartida por muchas autoridades talmúdicas. También parece que existen dos Metatrones, uno de siete letras y otro de seis. El primero sería el Metatrón primordial y el segundo Enoc. A veces a Metatrón se le identifica como hermano gemelo de Sandalfón, que fue el profeta Elías.

En algunas ramas del cristianismo y del judaísmo, Metatrón es el nombre de un arcángel. Sin embargo, no hay ninguna referencia a él en el Antiguo Testamento judío ni en el Nuevo Testamento cristiano. En la cristología existe la creencia de que el «Ángel de Jehová» descrito en la Biblia es una Cristofanía, una imagen del Mesías pre-encarnado.

El Talmud también registra un incidente con Elisha ben Abuya, también llamado Aher (‘otro’), de quien se decía que había entrado en el Paraíso y había visto a Metatrón sentado (una posición que en el Cielo solo se le permite a Yahvé mismo). Por lo tanto, Elisha ben Abuya consideró que Metatrón era una deidad, y dijo: «¡Realmente hay dos poderes en el cielo!». Los rabinos explican que a Metatrón se le permitió sentarse debido a su función como escriba celestial, que registra todos los hechos de Israel.

800px-Rembrandt_Harmensz._van_Rijn_035
Metatrón es representado como el ángel mediador entre Dios y el hombre

El Campo Prana

Todo es energía. La energía es la materia prima para ser elaborada en una flor, un movimiento o una emoción. 

Para poder explicar qué es el Merkaba se debe explicar en forma general el flujo de energía y los campos de energía que rodean al cuerpo humano. La primera definición se refiere Prana or Chi – está es la fuerza de la Vida. Esta energía invisible existe en todo lugar en el universo en grandes cantidades. Prana se introduce en el cuerpo por la coronilla de nuestras cabezas (por esta razón hay un orificio en los cráneos de embriones nonatos). El mayor flujo Prana corre a través del centro de nuestro cuerpo semejando a un tubo. De allí fluye dentro de ocho centros principales conocidos como Chakras. Esta palabra en Indio Sánscrito significa “rueda rotante”, por la apariencia de estos complejos flujos energéticos. Según los antiguos egipcios existen trece chakras que se relacionan a diferentes centros de energía.

El Campo Prana es la estrella tetraedro, una  Estrella de David  tridimensional. Una persona es capaz de hacer rotar dos de los tres campos tetraedros in direcciones opuestas al utilizar la antigua técnica respiratoria Prana, y así creamos un enorme campo de energía de 17 metros  – nuestra luz corporal, el Merkaba.

merkaba leonardo
El campo de Prana es la estrella tetraédrica, una estrella de David tridimensional.

El cristal merkabá está tallado en forma de dos pirámides entrecruzadas y se interpretaría como la unión de corazón, mente y cuerpo

Los seres humanos vivimos dentro de una estrella tetraedrica, o sea, dos tetraedros entrelazados, que se les denomina en conjunto Vehiculo MERKABA: MER: Reino de la Luz, KA: Espiritu, y BA: Cuerpo.

El Campo Prana en nuestro cuerpo es la estrella tetraedro. Una Estrella de David tridimensional. Una persona es capaz de hacer rotar dos de los tres campos tetraedros en direcciones opuestas al utilizar la antigua técnica respiratoria prana, de ésta manera creamos un enorme campo de energía de 17 metros, nuestra luz corporal- el Merkaba.

La estrella de David, con su forma bidimensional, alcanza a conectarnos con nuestra esencia, con nuestro Yo Soy. No en vano es el anagrama del chacra del corazón. Simboliza, en este plano, la unión perfecta de las energías terrestres y cósmicas; la unión perfecta de ambas identidades en nuestro Yo terreno. La Merkabah es una experiencia de la conciencia, que nos transporta a otros reinos de la conciencia; que conecta el pasado, el presente y el futuro.

El merkaba nos va a permitir ser consciente de lo que somos realmente, luz o amor incondicional, y que para mantener ese estado de iluminación permanente, tenemos que trabajarnos diariamente algunas conductas herederas, basadas fundamentalmente en el miedo o el esoterismo secreto.

El Merkabá es un estado de conciencia, es el estado de conciencia que deberíamos haber alcanzado desde hace miles de años; mediante esta sagrada geometría entendemos que somos uno con el todo, y que el todo es uno con nosotros. En la Biblia se le menciona como el vehículo del ascenso o rescate. Este cuerpo de luz está diseñado con el objeto de permitirnos pasar a través de las dimensiones, comunicarnos con los diferentes universos hay un campo de energía que envuelve a cada elemento de la creación. Su naturaleza es cristalina y geométrica; la interrelación de estos campos en el universo le proveen orden y armonía a su estructura.

La forma humana irradia en su totalidad este campo, desde que comienza su concepción. La sabiduría y comprensión de estos campos fue entregada a la tierra hace más de trece mil años, a través de lo que se llamó geometría sagrada. Este campo de luz se llama Merkabá o vehículo de rescate; se accede al mismo a través de llaves geométricas específicas: estrella pentagonal, tetraedro, octaedro, dodecaedro y comandos de velocidad que aceleran o desaceleran dicho vehículo. Estas enseñanzas no tienen una connotación científica consensuada.

merkaba (1)
La Geometría Sagrada enseña que hay un campo geométrico de energía asociado con los seres humanos. Un campo de energía con la forma de un doble tetraedro que rodea enteramente el cuerpo.

CONCLUSIONES

Como he dicho en otras ocasiones, el esoterismo supone acceder a un conocimiento que está reservado para uno solos, como si de una sociedad o secta cerrada fuera, pero en los tiempos que vivimos esto ha cambiado y la secreta información hoy es pública como exoterismo… en gran parte… Sabemos que hay que coger con pinzas cualquier afirmación espiritual o mágica y pasarla por nuestros propios filtros.

Como punto negativo hay que mencionar el riesgo de atribuirle poderes mágicos a todo. Nos gusta creer que cualquier referencia que provenga de una “tradición milenaria” tendra  poderes extraordinarios o sobrenaturales. A muchos símbolos ancestrales se les atribuyen distintas propiedades mágicas. En mi opinión el Mercaba es el campo de Prana y poco mas, que ya es mucho.

No confundir con el campo del prana con el campo del aura, el cual es un campo energético con forma oval que rodea nuestro cuerpo y cambia de color de acuerdo con nuestros pensamientos, sentimientos y emociones.

El prana es energía, la energía vital en nosotros, la vida en nosotros. Esta vida se manifiesta a sí misma, por lo que al cuerpo físico concierne, como el aliento entrante y saliente. Son dos extremos opuestos. Los consideramos como uno solo. Decimos, «respiración», pero la respiración tiene dos extremos: la inspiración y la expiración. Toda energía tiene dos extremos, toda energía existe entre dos polos opuestos. No puede existir de otra forma. Los polos opuestos con su tensión y su armonía, crean la energía; como los polos magnéticos. Estamos hablando pues de la energia Evolutiva y la energia Involutiva que conocemos en Occidente como la Energia Vital.

NOTA IMPORTANTE: Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no.

Lee, Informate e ¡Investiga! 

En el blog «El Santuario del Alba» se habla sobre la Geometria Sagrada del HEXAGRAMA (ver etiqueta) y sus variaciones en varios artículos

merkaba


FUENTES: 

  • Wikipedia
  • The Six-Pointed Star (La estrella de seis puntas), por O.J. Graham.
  • De talismán místico a símbolo sionista – Moshe Ronen – Ynet
  • Historia de un Símbolo de Gershom Scholem.
  • http://www.laentradasecreta.com/el-sello-del-rey-salomon/
DESPUÉS DE CINCO MIL AÑOS DE USO Y ESTUDIO DEL HEXAGRAMA, LA INFORMACIÓN ESTÁ TAN DISPERSA QUE ES CASI IMPOSIBLE DAR UNA LISTA COMPLETA DEL ORIGEN EN EL QUE ESTÁ CADA AFIRMACIÓN. (TODO ESTÁ PUBLICADO Y POCO AQUÍ ES ORIGINAL).

Deja un comentario