La Danza del Ciervo o Venado

Los antiguos veían la naturaleza y todo lo que ella entiende como una manifestación de lo divino. El deseo de imitar a la naturaleza era visto como una manera de conectar a los dioses. Este fue el origen de la danza. Incluso en diferentes partes de cada cultura geográfica se ha experimentado un tipo de danza basada en la imitación de los animales y los elementos de la naturaleza. 

“En las sociedades cazadoras, la fertilidad de seres humanos y animales, la sociedad y las especies, se consideran estrechamente relacionadas. Existen todavía en la actualidad algunas culturas de Siberia donde la reproducción animal se propicia con danzas y luchas que representan el celo y el apareamiento. A estas ceremonias los chamanes las llaman Ritual de renovación de la vida. […] Es práctica común el hacerse trajes con pieles de animales y usarlas como abrigos o mantones de sus cabezas como capucha. Como un modo más de fusionarse con su espíritu guía o protector.” Neus Flores, “Schaman: hombre de conocimiento”

Los ciervos, tanto hembras como machos, aparecen frecuentemente como animales hechizados con una especial conexión con la Madre Tierra y el Mundo de las Hadas. Es un animal de enorme energía, muy totémico y si posee las astas blancas, poco comunes entre éstos, es un símbolo esencialmente poderoso, si además posee su cornamenta siete puntas, entonces es la máxima simbología de madurez, experiencia y sabiduría. En la canción de Amergin se canta: “Soy un ciervo de siete puntas”. Este prestigio del ciervo astado, en su simbología está también relacionado con la apariencia, belleza, gracia y agilidad de su porte.

“Entre los evenk de siberia existe un ritual de caza en el que el chamán se identifica con un gran ciervo macho. Esta asociación simbólica subrayada por otros elementos rituales, está confirmada por descripciones como el chamán es como un gran ciervo macho que defiende su manada o también, dos chamanes se enfrentan como ciervos.

    La razón de esto subyace no sólo en el modelo de masculinidad proporcionado por el ciervo macho en celo, que se evoca con el comportamiento del chamán durante el ritual. También es la expresión de un principio subyacente a los evenk y en otros pueblos siberianos que obtienen su sustento esencialmente de la caza. Este principio consiste en concebir la caza no como un acto de predación, sino como un intercambio entre los seres humanos y las especies salvajes que les proporcionan alimento.

    Los animales se ven como habitados por espíritus complementarios a los que residen en el ser humano, lo que hace posible que se pueda establecer con ellos el mismo tipo de relación. De la misma forma que la gente come caza, también los espíritus de las especies salvajes consumen la fuerza vital de los humanos, devorando su carne y bebiendo su sangre. La enfermedad, como la pérdida de vitalidad en la vejez, y la muerte, son parte del orden natural, son el pago por la caza que permite al cazador vivir, son indicación de que habrá caza para sus descendientes. La función del chamán es representar este intercambio en un nivel simbólico que prefigure y determine la realidad del cazador. Debe establecer las bases del intercambio de carne con las especies salvajes, garantizar la caza (la suerte en la cacería) para la siguiente estación y finalmente permitir que los espíritus complementarios devoren en compensación, lo cual es señal de muerte para algunos miembros de la comunidad.

    Los dos primeros estadios de esta actividad simbólica son ostensiblemente dramatizados durante el ritual, mientras que el tercer estadio, durante el cual el chamán yace echado sobre su espalda, inmóvil, se desarrolla en silencio: aquí el chamán asume su último rol como animal cazado, para lo cual se identifica ritualmente con un gran ciervo”

Roberte Hamayon, “Ritual indentification of the shaman with a large deer”

Instrumentos_Danza_del_Venado
Instrumentos empleados en la Danza del Venado de las etnias yaqui y mayo.

La Danza del Venado es una danza ritual celebrada por los indígenas de Sonora y Sinaloa. Esta danza es una dramatización de la cacería del venado, héroe cultural de estos pueblos, por parte de los paskolas (cazadores).

La antigüedad de la Danza del Venado se calcula en más de cinco mil años. Esta danza es una de las más antiguas que subsisten en México; algunas hipótesis señalan que su ejecución se ha visto poco alterada desde la época prehispánica, de ahí su relevancia histórica y antropológica.

El venado fue una de los animales más trascendentales para la cultura de los indígenas mayos y yaquis desde tiempos remotos, por lo que, la Danza del Venado, también llamada Mazoyiwua, es una representación de su actividad como cazadores por generaciones. La antigüedad de la Danza del Venado se calcula en más de cinco mil años.

Para los indígenas huicholes de México, también es un animal sagrado al que identifican con el maíz y con el peyote. La Danza del Venado es como un simbolismo primitivo, con el que el pueblo Yaqui se identifica con la naturaleza.

[youtube=http://youtu.be/LQpgpdT-DJw]

«Otli» Danza del Venado

Para los nativos americanos, el ciervo era una fuente primaria de carne para la tribu. Las tribus siempre oraban a los espíritus de los ciervos antes de cazar para asegurar un trabajo exitoso. Además, los cazadores sólo cazaban lo necesario para alimentar a la tribu. Los nativos norteamericanos creían que el espíritu del ciervo era un símbolo de compasión, generosidad y amor incondicional. Al cazar sólo lo necesario para la tribu, se creía que el ciervo también representaba el sacrificio de la vida para un bien mayor, opuesto al egoísmo.

La Danza del Venado está incluida en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, bajo la premisa de ser una tradición que refleja los valores socio culturales de una cultura viva a través de su expresión creativa.

 

Deja un comentario