Cailleach, la Diosa Celta del Invierno

Cailleac-Buillia
Cailleach Béirre o la es una diosa celta adorada principalmente en Escocia y en la Galia Céltica. Su nombre significa la  Anciana Madre Azul.

El folklore celta es famoso por albergar historias de criaturas sobrenaturales que, a modo de tenebrosos relatos, deberían ser contadas bajo un cielo plagado de estrellas y alrededor de una confortante hoguera. Ante la proximidad de los meses más fríos del año nos centraremos en la leyenda de la Cailleach Béirre, la diosa celta del invierno, adorada en gran parte de las naciones celtas y que,  para unos tenia un carácter benigno y para otros maléficos,

LA BRUJA AZUL

Etimológicamente, su nombre significa la madre anciana azul, (del gaélico cailleach, «la madre anciana» o «la vieja que lleva velo» y bheur, azul).  Cailleach Béirre, también conocida como Cailleach Béarra, Cailleach Bheare, Cailleach Bhéara, Cailleach Beare, Cailleach Bolus, Cailleach Beara, Cailleach Bhérri, Calliagh Birra, Cailleach, Cailleac Buillia o, simplemente, como Cally Berry. También figura en el panteón celta de Inglaterra, donde es conocida como Black Anis, (también conocida como Black Agnes o Black Anna) en el irlandés y en el de Cornualles.

Cailleach está asociada con uno de los mitos de la creación celta (que generalmente pertenecen a las características locales de la tierra) y tiene un papel similar al de Gea en la mitología griega y Jord en la mitología nórdica . Como la diosa Hecate, a Cailleah en algunas fuentes la relacionan con las puertas del otro lado, acompañada por perros negros y cuervos, siendo patrona de los animales de este color.  Según algunas fuentes oscuras se utilizan perros negros para lanzar maldiciones y el bardo satírico con dicha habilidad es llamado Cainte, cuyo significado en gaélico es perro negro.

La Vieja del Invierno, la Madre ancestral, la Madre de los Montes… Como todas las Madres Primigenias es conocida por muchos nombres como «Cara de lechuza», «Diosa Osa», «Diosa jabalí». Ella es la Tierra cubierta con la blanca nieve. Ella puede ser una anciana encantadora o una vieja repelente.  Mujer sabia, hechicera o bruja, es el arquetipo de la madre terrible.

Es comparable a la diosa o gigante Hela o Hel  que era la encargada en el inframundo de uno de los tipos de muertos en la mitología nórdica. Hija del dios Loki y de la gigante hechicera proveniente del Jötunheim, Angrboda, Hela reina sobre el Helheim, donde vive bajo una de las raíces de Yggdrasil.

Esta deidad era representada como una mujer de avanzada edad con la piel un tanto azulada. Además, Cailleach presentaba tan sólo un ojo, justo en el centro de la frente, dentadura de oso y colmillos de jabalí. Sin duda se trataba de una imagen bastante aterradora, que además iba vestida con ropaje gris, un delantal y una capa de tela escocesa en los hombros. Algunas leyendas señalan que porta un carcaj con flechas de oro, un arco de saúco, un mazo y una varita mágica de acebo con la que, al tocar la tierra tres veces, llama a los primeros fríos en noviembre.

Esta divinidad posee gran variedad de apariencias, lo que nos indica su origen antiguo y posiblemente protocelta. Poseyó un culto muy difundido del cual existen referencias de escritores irlandeses, galeses, ingleses y escoceses. Estos últimos, además de comparar a la Cailleach Bheur con la diosa Artemisa, la llaman “hija de Griann, el pequeño sol”, que en el calendario celta reinaba desde Samhain hasta la víspera de Beltane, cuando era reemplazado por “Urrgach, el gran sol”, que regía desde Beltane hasta la víspera de Samhain.

Cailleach merodeaba por las Highlands durante el reinado del pequeño sol y la noche anterior a Beltane lanzaba su cayado bajo un acebo, su árbol preferido, y se transformaba en una roca gris, lo que hizo que muchos menhires se consagraran a su culto. Cuando, como una gigante, Cailleach creó las montañas, pequeñas piedras cayeron de su delantal. Estos formaron las numerosas islas alrededor de las costas de Escocia

Según la tradición celta habita en la montaña de Ben Cruachan, una de las más altas de toda Escocia. Ahí, la hechicera azul lava su manto, con lo cual provoca incontenibles temporales. Cuando su capa está limpia adquiere un blanco purísimo, que representa la nieve. Por esa razón, también es conocida como la señora de las tormentas y las nevadas, la deidad cósmica que controla el clima.

Poco antes de que llegue el invierno acude al golfo de Corryvreckan, una peligrosa zona con constantes corrientes marinas y grandes remolinos, para lavar su manto provocando así fuertes temporales de viento y lluvia. Hasta no hace demasiadas décadas, los habitantes de la región del estuario del rio Cromarty, en la costa este de Escocia, solían colocar ofrendas de pescados y mariscos en las rocas de las orillas para congraciarse con ella y aplacar su ira….

Su función es la de proteger a todos los animales durante el invierno y el otoño y cuidar la naturaleza, aunque se dice también que era «en sí» el espíritu del invierno, que no permitía que la naturaleza se desarrollara libremente. Los irlandeses la consideran una deidad fundamentalmente benéfica, protectora del ganado, mientras que los ingleses le otorgan una actitud maléfica. Los galos la veneran como la diosa-hada de la sabiduría, y los escoceses la consideraban solamente una deidad del invierno, sin adjudicarle ningún tipo de carácter adicional.

Conocida como la reina del invierno, esta diosa es la encargada de crear las colinas y paisajes montañosos de estos lugares. Unos piensan que de forma accidental, tropezando con la tierra y creando grandes surcos. Otros aseguran que de forma completamente intencionada, esculpiéndolos con su martillo para crear escalones por los que poder moverse a su antojo.

También afirma la leyenda que posee una varita mágica de acebo, con la que marchita las hojas que caen de los árboles en otoño. Según otras fuentes, la varita estaba hecha con piel humana y en su falda había rocas que iban cayéndose a medida que avanzaba. Otra leyenda dice que una larga caminata de la Cailleach dio origen a todos los valles, las montañas y los lagos. Además, en invierno, según otras tradiciones, iba montada en un gran lobo volador, distribuyendo el frío en todas las regiones.

Son muchas las leyendas que se asocian con Cailleach. Algunos pensaban que protegía a determinados animales salvajes como los lobos, ciervos y jabalíes. Así, si alguien osaba dispararles en su presencia, Cailleach no dudaba en atacarle con sus flechas doradas. Sin embargo, otros aseguran que en vez de protegerlos ayudaba a los cazadores a encontrarlos.

Según parece ser, Cailleach también es capaz de predecir el clima, proteger a los druidas o transformarse en grulla para salvar grandes distancias. Esta mujer, en ocasiones, buscaba guerreros y héroes en los bosques demandando y suplicando amor. La Reina del Invierno, título que le adjudicaban los celtas, busca guerreros y héroes en los bosques pidiéndoles amor, y cuando lo recibe se transformaba en una hermosa mujer joven. Cuando su esposo muere, repite la misma operación hasta conseguir otro. Tiene al menos cincuenta hijos, entre los cuales se cuentan pueblos y razas enteros.

La tradición señala que la Cailleach es el espíritu guardián de varios animales, entre los que se cuentan ciervos, jabalíes, lobos, cabras y vacunos salvajes. Custodiaba tambien manantiales, arroyos y fuentes, lo que la convierte en parte en hada de las aguas, protectora de la pesca.

El origen de Cailleach fue siempre, cuanto menos, incierto. Posiblemente la diosa Cailleach sea de origen fomoré. Los fomoré o fomorianos o fomoireos, eran en la mitología de Irlanda los dioses de la Muerte, del Mal y de la Noche, aberraciones infernales que tenían diversas formas: algunos con un ojo, un pie y una mano; otros tenían cabezas de animales, generalmente de cabra, aunque otros no, como Elatha, que era rubio y hermoso.

Pueblo misterioso que aparece constantemente en la tradición irlandesa. No invaden Irlanda, pero la amenazan sin cesar. Los Tuatha dé Danann se deshicieron de ellos en la segunda batalla de «Mag Tured». Los fomore son gigantes que viven en las islas que rodean Irlanda. Representan a fuerzas oscuras siempre dispuestas a llevar la confusión a la sociedad humana y divina.

CAILLEACH2
Caillech – Diosa de la enfermedad y la plaga. La destructora, o anciana, también es llamada «La de el velo».

Rituales en su honor: Samhain

El ritual de Samhain, celebrado el 31 de octubre, también conocido en inglés como Halloween (contracción de All Hallows Even, «Día de todos los santos»), es el ritual más importante del calendario celta. Se celebra a finales de verano y del año celta. Etimológicamente significa «el final del verano». Es una fiesta de cosecha y despedida, durante la que la diosa Dana muere o, según otras versiones del mito, viaja a una tierra lejana con toda su corte feérica.

En cualquier caso, los celtas cosechaban todos sus cultivos antes de la noche del 31 de octubre, porque creían que tras esa fecha éstos ya no le pertenecían al mundo humano, sino a la Cailleach.

En Samhain, la Cailleach era invocada mediante diversos cánticos para pedirle que cuidara los cultivos, la naturaleza y al mundo, y también para que les otorgase sabiduría a sus fieles. Tratándose éste de un ritual cuyo simbolismo predominante es el de la vida y la muerte como parte de un ciclo natural, es esperable que los celtas creyeran que la «frontera» entre el mundo de los vivos y de los muertos se disuelve en esta fecha, por lo que se justifica la actitud celta de dejar plazas libres a la mesa para que sus difuntos puedan también comer.

El origen de esta celebración se remonta hacia el año 43 a. C., cuando gracias a la ocupación romana, dos festivales originarios de esa ciudad mediterránea se fusionaron con el Samhain celta: Feralia, día de los muertos y Pomona, día en que se conmemoraba el nacimiento de esa diosa, creadora de los frutos y las plantas. Cuatrocientos años después, el Papa Bonifacio IV declaró el primero de noviembre «Día de todos los santos», en honor a todos los mártires, vírgenes y demás integrantes del altar católico. En el año 1000 d. C., se añadió a esta celebración la del «Día de todos los difuntos», que se conmemora el día dos.

La presencia de la Bruja azul simboliza el equilibrio, los ciclos, el renacimiento, la superación, la trascendencia, la sabiduría, la protección, el tiempo que nunca se detiene y el invierno. Su papel principal es el de facilitar la transición en épocas adversas. Es concebida como la personificación de los poderes elementales de la naturaleza. Por tanto, se conecta con los ríos, lagos, pozos, pantanos, el mar y las tormentas; con rocas, montañas, templos megalíticos, y con animales como cerdos, cabras, ovejas, lobos, aves y peces. Los elementos que caracterizan a esta deidad oscura son la nieve, los objetos azules, las montañas y rocas, y, según algunas tradiciones, se menciona que al gato como símbolo de la Caileach debido a que tomaba su forma y aparecía ante los cazadores para probar su moral durante las noches de tormenta

c52e7cc4bc6421814d42dd66115e5025
Brigit, Dana y Cailleach

Diosa del invierno y doncella de la primavera

Según las tradiciones celtas más diversas, la tríada formada por Dana, Brigit y la Cailleach tiene un simbolismo que representa la sucesión de las estaciones, la fertilidad de la tierra y el ciclo de la vida y la muerte. Además, según las tradiciones que refieren a la batalla entre Cailleach y Brigit, esta tríada representa el paso del tiempo, la vejez y la juventud, entre otras cosas

A pesar de que se encuentra más activa en los meses de Diciembre y Enero Cailleach Bérrie gobierna la mitad oscura del año, concretamente desde Samhain hasta Beltane. La llegada de los meses en que las temperaturas se suavizan provoca su debilidad y su pérdida de poderes, cediendo su reinado a Brigit, la doncella de la primavera y diosa del fuego, hasta que llegado el mes de Mayo acaba por convertirse en piedra aguardando la llegada del siguiente invierno.

¿Origen Indoeuropeo?

Además de la piel un tanto azulada, como la MADRE TERRIBLE KALI , la mas incomprendida de las diosas de panteón Hindú, el doble avatar de la diosa ofrece mas coincidencias con Kali . Kalies la faceta oscura de la Devi, la Gran Madre Hindu,  Devi es la esposa de Shiva y es adorada como la misericordia de Parvati o Uma como la feroz y vengativa Durga o Kali.

Cailleach  es el aspecto horroroso de la divinidad femenina de la Gran Madre, es la Madre Terrible, como la diosa hindu Kali. Su función es la de proteger a todos los animales durante el invierno y el otoño y cuidar la naturaleza, aunque se dice también que era «en sí» el espíritu del invierno, que no permitía que la naturaleza se desarrollara libremente. Su simbolismo es un poco más complejo, pero fácil  de comprender si relacionamos el ARQUETIPO DE LA MADRE TERRIBLE con las madres sobre protectoras que no permiten a los hijos desarrollar sus propias iniciativas .

A pesar de que la leyenda asegura la existencia de Cailleach y Brigit,  también existe una creencia que pone en duda esta parte de la tradición. Según esta versión del relato Cailleach Bérrie va rejuveneciendo con la marcha del frío hasta convertirse en Brigit llegada la primavera, por lo que la diosa del frío y la diosa del fuego podrían ser una misma.

Asociada al invierno, muchos piensan que en realidad esta diosa es la misma que la diosa del fuego, la poesía y la primavera, es decir, la diosa Brigit.  Al parecer, el 31 de enero Cailleach, con su aspecto envejecido y azulado, viaja a la isla de Ávalon. Allí, toma un poco de los frutos del árbol de la juventud eterna. Tras comer se vuelve nuevamente joven y adopta otra vez la figura de Brigit, acudiendo así al ritual celta de Imbolc, el que abre la primavera.

La diosa Cailleach es la misma persona que las diosas Brigit y Dana, según diversas tradiciones:

  • Brigit es la diosa del fuego, de la música y la patrona de las mujeres embarazadas. Su culto estaba muy extendido por todo el territorio celta. Cuando los evangelizadores llegaron a Irlanda, no pudieron eliminar su culto, así que decidieron adaptarlo al cristianismo, convirtiéndola en Santa Brígida de Irlanda.
  • Dana es una deidad relacionada con la fertilidad de la Tierra, el ciclo de las estaciones y la creación del mundo. El nombre de los Tuatha de Dannan significa textualmente «Hijos de Dana», en honor a ella. Se cree que es la esposa y madre de Dagda, y que sus hijas son, entre otras, Nimue y Morrigan.

Existe un nexo entre Cailleach y la triple diosa Morrigan. Cailleah representa la justicia violenta. Según otras leyendas, la diosa Morrigan era su hermana, aunque otras variantes sostienen que era su madre. El nexo que las une sostiene que ambas eran oscuras diosas de la sabiduría, aunque esto no es del todo cierto, porque Morrigan lo era además de la guerra

Yo soy Cailleach, la Diosa del Invierno, la Madre de las Montañas, la Dama de los Lugares Oscuros, la Antigua Bruja de la Sabiduría. El invierno trae la primavera, y en la muerte, estoy infinitamente renovada.

Cailleach Bérrie está considerada de muy diferentes maneras por los distintos países del Reino Unido. Para los irlandeses la diosa del invierno es un ser benéfico y protector, ya que protege a los animales durante los meses más fríos del año. Los ingleses tienen un punto de vista completamente opuesto, ven a la Bruja azul como un espíritu maligno que altera las condiciones climatológicas a su antojo y que no permite el libre desarrollo de la naturaleza. Los escoceses por su parte la admiran como una deidad invernal, creadora de los hermosos paisajes invernales del país y por lo tanto de parte del encanto especial que tiene Escocia.

La “Madre del grano” es representada también como la más antigua de todas ellas, Cailleach, la Anciana de los celtas. En Irlanda se la conoce como Beara Cailleach o la Bruja. En el libro amarillo de Lecan, Cailleach es la madre de las tribus porque tiene 7 periodos de juventud, se casa con 7 hombres y cría 50 niños. Cailleach preside como protectora de muchas tribus celtas, considerada guardiana de los bosques y asociada a pozos sagrados o limites fluviales, como una diosa del territorio.

También existen diferentes creencias acerca de sus poderes. Algunos pueblos creen que es capaz de predecir el clima, de dar protección a los animales que viven en los bosques y de incluso llegar a convertirse en ellos. Otros aseguran que es capaz de tomar un aspecto físico joven y bello, con el cual seducir a leñadores y a los habitantes de las aldeas más recónditas de los parajes de Escocia.

En el Ulster se la denomina Cally Berry, y se la presenta como una divinidad destructiva. Durante los días de Samhain recorre la región golpeando la tierra con una rama muerta de roble para provocar nevadas y destruir la vegetación, congelando ríos y estanques.

Los ingleses tienen un punto de vista completamente opuesto, ven a la Bruja Azul como un espíritu maligno que altera las condiciones climatológicas a su antojo y que no permite el libre desarrollo de la naturaleza, la llaman BLACK ANNIS.

Cailleah
A comienzos del siglo XX, todavía se contaban historias aterradoras sobre Black Annis. Una bruja caníbal muy alta con cara azul y garras de hierro.

¡Anímate a comentar! Tu opinión es muy importante para mi  🙂


FUENTES:

  • Wikipedia
  • https://irlandairlanda.wordpress.com/2015/04/06/leyenda-cailleach-beirre-la-diosa-del-invierno/
  • Katharine Briggs, Diccionario de las hadas, Palma de Mallorca, José J. de Olañeta, 1992,
  • Michael Page y Robert Ingpen, Diccionario de cosas y lugares que nunca existieron, Madrid, Anaya, 1987

13 Respuestas a “Cailleach, la Diosa Celta del Invierno”

  1. ¡Muy interesante! Una pregunta, al inicio comenta que a Cailleach tambien se le conoce como Diosa Osa, y luego, que se le ha comparado con Artemisa, la Diosa Osa griega. ¿Podría por favor dar más detalles sobre esa relación? Gracias! Saludos

    1. Bueno, a la Madre Primigenia, la Madre Oscura, sea Anah, Hecate, Kali o Cailleach, las describiria como diosas ctónicas, duales de personalidad. A veces pueden ser ancianitas «encantadoras» benevolas, indulgentes y comprensivas gracias a la sabiduria que otorga la edad y la experiencia ( encantadora es sinomino de hechicera) y otras veces por esa misma experiencia y sabiduria se transforman en viejas terribles, repelentes, con una lengua mordaz que tiene mas filo que una espada y con la franqueza de quien no tiene nada que perder, hieren donde mas duele. El arquetipo de la diosa oscura tanto usa la mascara de hechicera encantadora o de bruja terrible, segun sus intereses.

    1. A ti, por exponerlo, me sirvio de fuente de inspiración… la diosa velada es muy interesante y poco conocida su dualidad de vieja repelente a dulce anciana que todo lo hace posible. Un arquetipo poco valorado.

Deja un comentario