El Búho en la Cultura Mágica Europea

atenea-
Para los griegos el búho era el símbolo de Atenea, diosa de la sabiduría y de la guerra, tanto la identificaban con esta diosa que en la actualidad el mochuelo común (búho pequeño europeo) lleva el nombre científico de Athene noctua.

El búho es el símbolo de sabiduría que traspasa la oscuridad de la ignorancia. De todos los animales que se suelen utilizar de amuleto, el búho es uno de los más populares gracias a que representa a la sabiduría y a la intuición.  La sabiduría está relacionada con atributos como la compasión, el autoconocimiento experiencial, el no apego y virtudes como la ética y la benevolencia. De hecho, suele ser un buen compañero para un mago. Y era considerado un ser que ayudaba a los chamanes en sus viajes astrales.

GENERALIDADES

Una lechuza ululó en un árbol próximo agregando su sonido inquietante al pavoroso esplendor.

(J. M. Auel: «El clan del oso cavernario»)

El búho o lechuza, en la tradición occidental, está inextricablemente asociado con la calidad de la sabiduría. Esto se debe en parte a sus antiguas asociaciones con la Diosa Atenea, y también con sus grandes ojos orientados hacia adelante. Palas Atenea (Minerva romana) era “la de los ojos de Búho”, porque son los que velan cuando todos duermen.

También el búho fue un tótem importante en el antiguo Egipto, en la Europa celta, y en la filosofía hindú. En todas estas culturas el significado del búho está relacionado en torno a la protección en el inframundo, y la protección de los muertos.

En el sistema jeroglífico egipcio, la lechuza simboliza la muerte, la noche, el frío y la pasividad. También concierne al reino del sol muerto, es decir, del sol bajo el horizonte, cuando atraviesa el lago o el mar de las tinieblas.

En África el búho está asociado con la brujería y la hechicería. Para la tribu Bantú el búho es el animal de los magos. En áfrica occidental también consideran al búho como un pájaro de hechiceros, y en la zona oriental se cree que actúa como mensajero de hechiceros y brujas. En Madagascar se dice que los búhos acompañan a las brujas cuando estás bailan sobre las tumbas de los muertos. Los antiguos beduinos creían que las almas de los muertos tenían forma de pájaro, normalmente de Búho, que sobrevolaba la tumba durante cierto tiempo. . En Argelia, se creía que si el ojo derecho de un búho era colocado en la mano de una mujer dormida, esta decía todo lo que se querías saber.

Esta ave está presente en numerosas leyendas y supersticiones del mundo entero, desde la antigüedad, aunque dependiendo de la época se las ha considerado con diferentes simbolismos como el de representar la sabiduría o algún augurio nefasto -debido a su relación con la noche al ser un ave nocturna-.

Buho
En el hinduismo, Laksmi es la consorte eterna del dios Visnú, y diosa de la belleza y de la buena suerte.

En otras culturas podían tener una imagen más benévola, ya que se les consideraba acompañantes de las diosas. Por ejemplo, en el hinduismo suele representarse a la diosa Lakshmi montando un búho blanco, cuyos ojos grandes simbolizan la visión aguda durante la noche; esto es visto como un presagio de prosperidad. Un dato curioso y agradable es que entre algunas especies de lechuzas, los hermanos mayores brindan alimento a sus hermanitos, lo que no es usual en otras aves.

En la India se cree que los alimentos hechos de búhos tienen muchas propiedades medicinales, entre ellas que son capaces de curar las convulsiones en los niños (caldo de ojos de búho) y el reumatismo (carne de búho). Se creía además que comer ojos de búho permitía a una persona ver en la oscuridad, mientras que la carne de búho se consideraba un afrodisíaco. También hubo creencias acerca de los eventos pronosticados por el número de búho (similares a ver números de urracas en otros países) .

La gente de Inglaterra también utilizó a los búhos y las lechuzas para predecir el clima. Un búho chirriante significaba que el clima sería frío o que se avecinaba una tormenta. En cambio sí era escuchado durante mal tiempo significaba que este mejoraría pronto.

Tuvo significados esotéricos para muchas civilizaciones antiguas, sobre todo la china, que lo relacionó con el trueno y el solsticio de verano. Los chinos lo señalaban como un animal que representa la claridad, por lo que lo usaban para tener amplitud de ideas y conocimientos. En China tenía un papel atemorizante, relacionado con el rayo (que ilumina la noche) con el tambor (que rompe la tranquilidad de la noche) y la destrucción.

Actualmente, la valoración de este animal es que irradia simpatía y buenas vibraciones. Incluso se considera que tiene un toque simpático, que no se puede comparar con casi ningún otro ave.

BUHO5

El Búho en la Cultura Mágica Europea

El búho es el símbolo de lo femenino, la luna y la noche y está simbólicamente asociado con la clarividencia, la proyección astral, y la magia.

El búho es una de las aves mas asociadas a las Tradiciones Celtas. Se decia de el que era el portador de la suprema sabiduría. La leyenda dibuja a Merlín casi siempre con un búho en su hombro. Pero lo cierto es que los Druidas tenían la seguridad de que ese pájaro atraía la lucidez a sus mentes, la intuición y la facultad de adivinar.

La  costumbre de clavar una lechuza o un búho en la puerta de un granero (probablemente heredada de los romanos) para alejar el mal y los relámpagos persistió hasta el siglo XIX. Otra creencia tradicional inglesa sostenía que si se caminaba alrededor de un búho posado en un árbol, su cuello giraría y giraría para verte hasta torcerse su propio cuello.

Entre las curas folklóricas inglesas para el alcoholismo se encontraba servir huevos crudos de búhos a los niños para evitar la embriaguez en el futuro. Los Huevos de búhos, cocinados hasta que se convirtieron en cenizas, también fueron utilizados como una poción para mejorar la vista. Los caldos de búho también eran utilizados para tratar la tosferina  y en Orkneys y Shetlands las ancianas solían decir que una vaca daría leche sangrienta si fuera asustada por una lechuza y si fuera tocada que enfermaría y moriría. Horacio, Ovidio y Shakespeare aluden al uso de lechuzas en pociones mágicas.

En la tradición galesa, el búho se encuentra entre los animales más antiguos, solo superado por el águila y el salmón del conocimiento. Era el tercer animal que Culhwch pregunta sobre el paradero de Mabon. También en Escocia encontramos esta rima:

Soy coetáneo con el roble antiguo 
cuyas raíces se extienden ampliamente en el musgo de allí, 
 muchas razas han pasado delante de mí, 
y aún soy el búho solitario de Srona.

El búho es un símbolo de la sabiduría y el secreto esotéricos. Mientras que el salmón del conocimiento ofrece un tipo general de sabiduría, el búho simboliza una sabiduría más circunspecta. Es objetivo y separado de lo mundano. El búho observa y espera en castillos en ruinas, torres de iglesias, graneros y árboles huecos.

En el folclore celta, el búho está asociado con la muerte, la noche y el silencio. El búho es muy conocido por su estructura única de plumas y alas que le permite volar en silencio. La vieja revista Puck registra una canción popular que vincula al búho con el silencio:

Un sabio búho vivía en un roble.
Cuanto más veía, menos hablaba.
Cuanto menos hablaba, más escuchaba.
¿Por qué no podemos todos ser como ese anciano sabio?

Desde la Antigüedad hasta nuestros días, se la considera la contrapartida simbólica del Águila por ser un ave nocturna que no tolera la luz solar. Los hábitos secretos, su vuelo silencioso y los diferentes sonidos que emite, las han hecho objetos de temor y superstición. Al ser aves que están activas entre el anochecer y el amanecer,a veces se les llama mensajeros del lado oscuro. Avistar uno sobre el ejército celta era un augurio de victoria, sin embargo, para los romanos el búho era portador de mala fortuna y solo predecía muertes y desastres. Lógico, cuando los totemes Buhos (celtas) y Aguilas (romanos) estaban enfrentados. El mito de ser un mal augurio para los romanos viene de cuando el ejército romano estaba a punto de luchar en Carrea en las llanuras del Tigris y el Eufrates en lo que es ahora la parte suroriental de Turquía una lechuza apareció en las líneas de los soldados y les advirtió de que iban a sufrir uno de los mayores reveses infligidos al impero romano, la muerte y mutilación de Craso, la aniquilación del ejército romano y la pérdida de las águilas romanas

Pero hay otro aspecto del simbolismo de la lechuza que menciona Guénon y que, por su importancia, no podemos pasar por alto: la lechuza es un animal nocturno¦ Vinculado, por tanto, a la luna. Ésta es la iluminadora de la noche¦ Por reflejo de la luz del sol que permanece oculto. El sol simboliza a la luz que procede directamente del Creador, mientras que la luna se asocia al reflejo de lo divino en lo creado, a la propiedad simbólica de la creación, a la posibilidad de la mente racional de captar un indicio de Dios y ascender, mediante una hermenéutica adecuada o una gracia especial, a su directa contemplación

Es, por tanto, la lechuza una buena compañera de viaje porque en nuestro camino todos pasamos por fases de oscuridad¦ Y no sería bueno que nos perdiéramos en medio de la noche. Adecuemos nuestra mirada para percibir la luz en cuanto nos rodea, para ver con claridad nuestras sombras, para ser capaces de ver el rostro del Creador en toda su obra¦ También en nosotros mismos¦ Sólo así seremos capaces de iluminar nuestra vida y la de nuestros seres queridos, no sólo con la refleja y fría luz de la luna sino con el calor y el amor que nacen de un corazón contemplativo.

Los búhos tienen una audición aguda y usan una especie de localización de eco para cazar a su presa. El búho puede ser un símbolo tanto de silencio como de la capacidad de escuchar esas cosas que otros podrían extrañar. Un tótem de búho puede ser un signo de que uno se beneficiaría de escuchar más.  

Uno de los nombres celtas para el búho es «Cailleach-Oidchce» (ave de la noche), vinculando al búho con la Diosa Negra como  Cailleach. La Diosa Oscura es la Dama de la vida en la muerte y la llamada del búho se ve como un presagio tanto del nacimiento de una niña como de la muerte de un hombre. Esta capacidad de predecir el futuro vincula al búho con la clarividencia y el viaje astral.

El búho es un ave solitaria. Ella caza de noche, y es acosada por otras aves, especialmente cuervos, durante el día. Los galeses señalan la historia de Math, Son of Mathonwy por la razón detrás de esto. Blodeuwedd, la novia de la flor de Lleu Llaw Gyffes, se transformó en un búho como castigo por traicionar a su marido.

«Y a causa del deshonor que le has hecho a Lleu Llaw Gyffes, nunca más te atrevas a mostrar tu rostro a la luz del día, y que por temor a todos los pájaros, y que haya enemistad entre ti y todos los pájaros, y que sea su naturaleza para abalanzarse sobre ti y molestarte donde sea que te encuentren, y que no perderás tu nombre, sino que siempre serás llamado Blodeuwedd «.

2-25
El búho o lechuza es Sigilo. Secreto. Vista aguda. Movimiento rápido y silencioso.

BRUJAS Y STRIGIAS

El Búho es el nombre común de aves de la familia Strigidae, del orden de los estrigiformes o aves rapaces nocturnas.  Los búhos y las lechuzas son animales muy parecidos de apariencia y tienen una estrecha familiaridad, las dos aves pertenecen la familia de las strigiformes), en efectos de amuletos ambas aves pueden ser utilizadas, sus diferencias son mínimas

La palabra latina Strix, que nombra un género de búhos, significa, además de búho, mujer o bruja, si bien en la mitología griega Strix era un ave de mal agüero que consumía sangre y carne humanas. El comentario de Plinio de que «[ strix ] .. empleado en maldiciones» significaba que este nombre se invocaba en maldiciones mágicas «potentes» de acuerdo con una interpretación, pero que solo se había usado como palabra de maldición , reflejando su respeto como una criatura maldita.  La mezcla rejuvenecedora de Medea que hervía en un caldero usaba una larga lista de ingredientes, incluidas las alas del strix .

Los striges también llegaron a significar «brujas». Un artículo especula que este significado es tan antiguo como el siglo IV aC, sobre la base de que en el mito de origen de Boios, varios nombres pueden conectarse a la región de Macedonia-Tracia bien conocida por las brujas. Pero se dan ejemplos más concretos en Fasti de Ovidio (a principios del siglo I d. C.) donde se ofrecen los striges como transformaciones de las brujas como una posible explicación, y Sextus Pompeius Festus (fl. A finales del siglo II) aparece como «mujeres que practican brujería». «( maleficis mulieribus )» o «mujeres voladoras» («brujas» por transferencia)

Strega (obviamente derivado de striga latina ) es el término italiano para bruja , y en rumano strigăt significa «grito»,  strigoaică es el nombre de la vampira rumana femenina, y strigoi es el vampiro rumano. Ambos pueden gritar fuerte, especialmente cuando se convierten en poltergeists, un rasgo que tienen en común con las banshees. Strigăt es también el nombre rumano de la lechuza común y de hawkmoth de la cabeza de la muerte

La imagen de la bruja nocturna, de la mujer que se transforma por la noche en ave de rapiña, que vuela emitiendo gritos espantosos, que entra en las casas para devorar a los niños, está en el origen del mito demonológico. Esta leyenda se remonta a la antigüedad, a la literatura romana y a la mitología germánica. Laborde en su libro Les Brouches sobre las brujas refiere un sistema de defensa: «Lechuza, yo te salo la cabeza y el culo, que todo el mal que tu traigas quede contigo».

En la Edad Media en Europa se creía que los búhos eran en realidad sacerdotisas de la diosa, brujas, hechiceras, y druidas encubiertos que tomaban esa forma para acceder a otros planos (al igual que el chamanismo americano) o para huidas rápidas ante el peligro. Para los cristianos, es un animal impuro y está considerado símbolo de las tinieblas del espíritu y esto es normal, ya que para los cristianos, todo animal que tenía una virtud positiva en otras creencias, pasa a tener un significado negativo en la suya. El choque de dos culturas produce siempre una mezcla y una alteración de las creencias.

En la región de Lorena en Francia, se creía que los búhos podían ayudar a encontrar marido a las mujeres solteronas. En Rumania, se dice que las almas de los pecadores arrepentidos pueden volar al cielo en forma de lechuzas blancas.  Cierta afinidad con este simbolismo hallamos en Cantabria, pues por el resplandor fosfórico en sus ojos es el pájaro de los muertos y se le considera ave de mal agüero, nuncio, aldabazo postrero de la muerte que va cerrando con un arco iris palidísimo nuestras vidas.

En Cantabria, las metamorfosis reversibles y recíprocas de la lechuza y de la bruja tuvieron amplia notoriedad, hasta el extremo de que ambas fueron las pesadillas de los aldeanos más crédulos. Así, cuando se cogía una lechuza se la degollaba enterrándola a varios palmos de profundidad echando piedras gruesas encima. Esta práctica, halla fundamento, en que dicha rapaz era para el vulgo una bruja en disposición de comenzar a hacer daño y antes de que esto sucediera la declaraban maldita y la eliminaban en un santiamén.

En Galicia, la Moucha es una meiga de mal aguero, con cara de búho y cuerpo de mujer. Cuando se posa en un árbol cercano a una casa donde hay un enfermo lo que está haciendo es anunciar la muerte de esa persona.

“Hay que añadir, además, que ciertas mujeres criminales, convertidas a Satán, seducidas por las ilusiones y fantasmas del demonio, creen y profesan que durante la noche, con Diana, diosa de los paganos (o con Herodiade) e innumerables multitud de mujeres, cabalgan sobre ciertas bestias y atraviesan los espacios en la calma nocturna, obedeciendo a sus órdenes como a las de una dueña absoluta.”

(Canon Episcopi; Caro Baroja, Las brujas y su mundo, pág. 97)

El hecho de que algunas especies, como la lechuza de los campanarios, vivan en cementerios y edificios ruinosos, reforzó la concepción negativa hacia ellos. Así que, se  asociaba al búho con la magia negra y las brujas. Se creía que si un buho ululaba durante un parto, el recién nacido no viviría mucho tiempo y que si un búho se posaba en el tejado de una casa o volaba alrededor de las ventanas por la noche, alguna persona enferma de la casa moriría en breve. Por eso, existía la costumbre de clavar en las puertas de las granjas y las casas búhos con las alas extendidas para protegerlas de los maleficios. También se extendió la superstición de que encontrar uno muerto en el campo y cruzar accidentalmente la mirada con él, vaticinaba que se sufriría pronto una traición de un ser querido.

Odo de Cheriton, predicador, teólogo católico y poeta autor de una famosa colección de fábulas del siglo XII tenía su propia explicación del porqué el búho es un animal nocturno: el búho había robado la rosa a las demás aves, la cual era un premio otorgado solamente a las más bellas,  los otros pájaros al enterarse lo castigaron y desde entonces sólo se le permite salir de noche, cuando no puede apreciar toda la belleza de las rosas.

En el Renacimiento, el búho perdió parte de su fama siniestra pero se le adjudico una imagen de tristeza, soledad y melancolía por ser un animal que vivía de noche. Fama que conservo hasta el Romanticismo, cuando aumento su presencia en cementerios y panteones.

Durante el siglo XVIII se comenzaron a estudiar y a detallar con seriedad los aspectos zoológicos de los búhos mediante una observación estrecha, reduciendo el misterio que rodeaba a estas aves, lo que permitió que muchas supersticiones y creencias funestas sobre ellas fueran desmentidas y permitiendo que el búho volviera  a su posición como símbolo de la sabiduría.

En la actualidad, los búhos son un símbolo de la sabiduría y la erudición, y no han faltado instituciones educativas que usan su imagen. El búho transmite simpatía y buenas vibraciones se ha convertido en el símbolo de sabiduría e intuición y se cree que un encuentro casual con uno es siempre señal de buen augurio. De hecho, vaticina suerte en casi todos los terrenos, especialmente en el económico.

 Pero también persisten ideas y leyendas que los asocian con la mala suerte o los consideran un mal presagio, lo que contribuye a generar cierto temor o animadversión entre algunas personas.

harrypo
Con Harry Potter han regresado las lechuzas, recordémoslas entregando la mensajería en la escuela Hogwats y la lechuza hermosamente blanca del protagonista

El Poder Mágico del Búho: la Sabiduría

Por su capacidad de ver en la oscuridad y por considerársele como animal de aspecto serio y pensativo, es el símbolo de sabiduría que traspasa la oscuridad de la ignorancia

Los animales están relacionados con los números, siendo el Búho el representante del numero 5. –Así es el Cinco positivo: busca comprender, salir de la hipnosis de ideas prefabricadas con las que se contenta la mente del promedio de las personas. El otro animal funcional del numero cinco es el Zorro. Su aparición simbolizaría no sólo la astucia dada por la inteligencia, sino también que el zorro es un animalito capaz de hallar soluciones a problemas nuevos que se le presenten.

Con sus plumas y con su sangre los druidas dibujaban muchos de los anagramas, símbolos y amuletos de protección; sobre todo aquellos con los que intentaban curar las enfermedades. En las pócimas que elaboraban los druidas antes de las batallas para dar de beber a sus soldados incluían huevos de búho y en los días en que la Luna Creciente consagraban sus plumas para hacer de ellas un amuleto de suerte, una muralla de protección contra los enemigos invocando a través de ellas los favores de la diosa Dana, la Gran Madre de Toda la Creación.

EL BÚHO UN BUEN AMULETO. Aún son utilizados como amuletos de protección.

En nuestros días hemos recuperado los valores mágicos de los búhos y los usamos como amuletos protectores. Si no a ellos, si a su representación. Se dice que no pueden entrar las malas energías, ni el mal de ojo, ni la envidia, en un lugar presidido por el símbolo de un búho. Siempre y cuando esa imagen este elaborada con materias nobles. Algún mineral, madera, metal, cerámica… Si crees que tienes a alguien enviándote malas vibraciones debes llevar el símbolo del búho colgado de tu cuello y si piensas que en tu casa se están instalando negatividades una figura de búho cerca de la puerta no las dejará pasar.

Los búhos protegen a sus portadores, su protección abarca las malas vibraciones y alguna brujería o hechizo. En casa podemos tener más de uno, y si se puede por lo menos uno en cada ambiente, su presencia aleja las energías negativas y cuidan el ambiente de todo mal. En nuestros días hemos recuperado los valores mágicos de los búhos y los usamos como amuletos protectores. Si no a ellos, si a su representación. Si crees que tienes a alguien enviándote malas vibraciones debes llevar el símbolo del búho colgado de tu cuello y si piensas que en tu casa se están instalando negatividades una figura de búho cerca de la puerta no las dejará pasar.

Se dice que no pueden entrar las malas energías, ni el mal de ojo, ni la envidia, en un lugar presidido por el símbolo de un búho. Son criaturas nocturnas, muy influidas por la luna, por lo que también se convierten en símbolo de la conexión con el mundo de los espíritus.

El búho es un talismán poderoso que ayudará a aquellos que deban pasar una prueba muy difícil o tomar decisiones muy importantes, ya que este ave simboliza la sabiduría y la capacidad de ésta de penetrar en la oscuridad de la ignorancia, por lo tanto es símbolo de actos inteligentes.
Ayuda y fortalece a la persona que busca la sabiduría con sinceridad y empeño.

Este talismán ayuda y fortalece a la persona que busca la sabiduría con sinceridad y empeño. El búho, como colgante, es muy beneficioso para los estudiantes, porque es símbolo de inteligencia, paciencia y sabiduría. Además, es el animal tótem de todos los videntes y de los psíquicos, ya que vive de noche y se guía por su intuición.

Podemos utilizar su imagen para hechizos en los que necesitemos entender y comprender situaciones, para que nos traiga luz  y guía en la oscuridad con inteligencia. Por ello, una forma sencilla de ritual es pintar mándalas con su figura.

mandalas-buhos


FUENTES:

  • Wikipedia
  • ADRIANO GARCIA-LOMAS, G. (1967): Mitología y supersticiones de la Cantabria montañesa. Santander.
  • https://www.debuda.net/mandalas/buhos/

Deja un comentario