Las Siete Hermanas: las Pléyades

Pleiades_Elihu_Vedder
Las Pléyades en 1885 por Elihu Vedder pinturas

Las siete Pléyades eran ninfas en el cortejo de Artemisa,  compartían la afición por la caza de ésta, y como ella intentaban mantener su virginidad, pero no lo lograron, por su extraordinaria belleza muchos dioses posaron sus ojos en ellas.

El significado de las Pléyades en la cultura griego homérico es “bandada de palomas” también significa navegante, el cumulo de estrellas abierto u objeto M45.

EL MITO GRIEGO DE LAS HERMANAS PLEYADES

Las Pléyades eran las siete hijas del titán Atlas y la ninfa marina Pléyane.

Tras ser Atlas obligado a cargar sobre sus hombros con el mundo, Orión persiguió durante cinco años a las Pléyades, y Zeusterminó por transformarlas primero en palomas y luego en estrellas para consolar a su padre. Se dice que la constelación de Orión sigue persiguiéndolas por el cielo nocturno. Según otras versiones de la historia, las siete hermanas se suicidaron porque estaban tristísimas por la suerte que había corrido su padre, Atlas, o bien por la pérdida de sus hermanas, las Híades. Tras esto Zeus las inmortalizaría subiéndolas al cielo.

En la mitología griega, las Híades son las «ninfas hacedoras de lluvia», o al menos eso es lo que parece que significa su nombre. Se dice que las Híades son hijas de Atlante y Pléyone o la oceánida Etra, y hermanas de la ninfa Calipso, las Hespérides y las siete Pléyades.

La diosa Artemisa fue compañera de las Pléyades, quienes desprendían una gran belleza de la cual Orión quedo prendado, y se dedico a perseguirlas durante cinco años por los bosques. Atlas se quejo ante Zeus quien decidió enviar a un toro para protegerlas quien se coloco en medio de las Pléyades y Orion. Pero Orion utilizo un escudo y un garrote y lo vencio. Por esto Zeus ahora envio a un escorpion venenoso para proteger a las Pleyades de Orion.

Esta es la causa de que el cielo la constelación de Taurus se encuentre entre la constelación de Orión y la constelación de Pléyades. Cuando Orión ve que aparece la constelación de Scorpius huye por oeste para no encontrarse con el escorpión.

En el cielo las constelaciones de Tauro, de Orión, de las Pléyades están en una constante persecución, tauro por ser mitológico es inmortal y el cazador no podrá vencerlo definitivamente, siempre reaparecerá iluminando el cielo mientras que la constelación de escorpión arribará para separar a Orión de las Pléyades, y este siempre huye por el oeste y nunca se encuentra.

Al final, Zeus para ayudar  su hija Artemisa, se aseguró que el camino de la Luna en los cielos pasara cerca de las Pléyades, así Artemisa, como la diosa de la Luna, puede reunirse con sus ninfas.

Las siete jóvenes hermanas que, aun protagonizando muchas de las historias de la mitología griega por separado, corrieron sus mayores aventuras juntas hasta el punto de terminar formando uno de los cúmulos estelares más bonitos que podemos divisar.

Las Pléyades debieron haber tenido considerables encantos, pues varios de los más importantes dioses olímpicos(incluyendo a Zeus, Poseidón y Ares) mantuvieron relaciones con ellas. Mérope fue la única de las Pléyades que no mantuvo relaciones con los dioses. Fruto de estas relaciones fueron:

  • Maya, la mayor de las siete Pléyades, fue madre de Hermes con Zeus;
  • Celeno fue madre de Lico, Nicteo y Eufemo con Poseidón;
  • Alcíone fue madre de Hirieo con Poseidón;
  • Electra fue madre de Dárdano y Yasión con Zeus;
  • Estérope fue madre de Enómao con Ares;
  • Táigete fue madre de Lacedemón con Zeus
pléyades4
Pléyades, en la mitología griega traducen a pleias, “muchas” pleyanes “hijas de palomas”

El dios Zeus, tuvo varios hijos con las Pleyades, uno de sus hijos se llamó Harmonía.  La madre del fundador de esparta fue Taigete, quien junto a Zeus tuvieron un hijo llamado Lacedemón, luego Taigete quizo huir de Zeus y Artemisa para ayudarla la convirtió en ciervo.

El mes de mayo recibió su nombre por Maya quien con Zeus tuvo a Hermes quien fue llamado Mercurio en la mitología romana. Sus hermanas y ella, nacidas en el monte Cilene en Arcadia, son a veces llamadas diosas de la montaña. Maia era la mayor y la más bella y tímida.

El significado para cada uno de los nombres de las siete hermanas es el siguiente: Maya significa abuela, Celeno o Selene significa morena, Alcyone significa la que protege de las tormentas, Electra significa ambar, Estérope significa rostro del Sol, Taygeta significa largo tiempo contenido y  Mérope, significa la elocuente.

Sólo seis estrellas son claramente visibles a simple vista. En el cúmulo abierto de las Pléyades sólo seis de las estrellas brillan intensamente. La séptima, Merope, lo hace débilmente porque está eternamente avergonzada de haber mantenido relaciones con un mortal, Sísifo. Otras, en cambio opinan que se trata de Electra, que se encuentra de luto por la muerte de Dárdano o que, como afirman otras historias, decidió abandonar a sus hermanas para visitar las ruinas de la ciudad de Troya.

Otra explicación está relacionada con el mito de la Pléyade Electra quién es considerada el ancestro de la casa real de Troya. Los Griegos creían que Electra abandonó a sus hermanas en desesperación y se transformó en un cometa cuando la ciudad de Troya fue destruída.

Las leyendas griegas de la estrella que desaparece se repiten en el folklore judío , hindú y mongol. Estos mitos parecen ser confirmados por los estudios científicos de acuerdo con los cuales una séptima estrellas del grupo de las Pléyades se extinguió al final del segundo milenio A.C.

Cuando Tales de Mileto froto un trozo de ámbar y lo acerco a las pajas descubrió la electricidad estatica. Y recibió el nombre de electricidad porque en griego Electra significa ámbar.

Mas brillante que el Sol esta Alcione, esta formada por cuatro estrellas, es decir es una estrella múltiple y se casó con el dios del mar llamado Poseidón.  La estrella Celeno (Selene) es tres veces más grande que el Sol, y tuvo hijos con el dios Poseidón y con Prometeo, que era hermano de su padre. La esposa del dios Ares fue Astérope, está formada por dos estrellas.

La estrella Merope tiene una veloz rotación completa su giro en solo 18 horas, más rápido que el Sol, esta estrella se caso con un mortal llamado Sisifo, y tuvieron un hijo al que llamaron Glauco, este fue el padre de Belerofonte quien domo a Pegaso y dio muerte a la quimera.

Taigete significa cuello largo y fue adorada por los espartanos por ser la madre del fundador de la ciudad de Esparta, Lacedemón. El padre, cómo no, fue Zeus, del que Taigete huía. Artemisa para ayudarla la convirtió en ciervo, pero no sirvió de nada.

El poeta griego Hesíodo menciona a las Pléyades varias veces en su obra Trabajos y días. Dado que éstas son principalmente estrellas estivales, destacan prominentemente en el antiguo calendario agrícola. He aquí un consejo de Hesíodo:

Y si el anhelo te lleva a navegar en mares tormentosos,
cuando las Pléyades huyan del poderoso Orión
y se hundan en las brumosas profundidades
y todos los borrascosos vientos rujan,
no sigas entonces con tu barco en el oscuro mar
sino, como te pido, recuerda trabajar en tierra.

pléyades-24-1024x771

LAS PLÉYADES EN ASTRONOMÍA

En astronomía las Pléyades son un cúmulo abierto en la constelación de Taurus. Conformado por más de 3000 estrellas, se encuentra a unos 400 años luz de nosotros y se esparcen en una área de diámetro de aproximadamente 13 años luz. Son estrellas jóvenes, se calcula que aparecieron en la Vía Láctea hace unos cien millones de años (el sol tiene unos 4600 millones de años). Están rodeadas por una nube de polvo y gascósmico. Las partículas de polvo al absorber el espectro de luz de las estrellas reflejan ese brillo azul característico de las Pléyades que vemos desde la Tierra.

Las Pléyades se encuentran dentro de nuestro sistema solar, a una distancia de 380 años luz del planeta Tierra, ubicadas dentro de un diámetro de 70 años luz donde adoptan la forma de una espiral dentro de la Vía Láctea

nombrespleyades
Estas estrellas se visualizan a simple vista siempre y cuando existan cielos muy limpios sin luz de luna

Las estrellas más brillantes de las Pléyades pueden verse a simple vista  incluso desde las grandes ciudades. Son uno de los cúmulos de estrellas más conocidos del firmamento del hemisferio norte

Las Pléyades se encuentran dentro de nuestro sistema solar, a una distancia de 380 años luz del planeta Tierra, ubicadas dentro de un diámetro de 70 años luz donde adoptan la forma de una espiral dentro de la Vía Láctea. El cumulo se origino debido al colapso de una nube de gas interestelar hace unos 100 millones de años, se presume que en la edad Mesozoica en la Era de los dinosaurios.

Su desaparición en el cielo de mayo hasta su aparición en el cielo otoñal marcaban la época de las cosechas y la época de navegación

Para muchas de las antiguas civilizaciones las Pléyades representaban diferentes acontecimientos y eran utilizadas para orientarse en cuanto a la navegación y saber cuándo cosechar ya que ellas se ocultaban en el mes de mayo y volvían a aparecer en el cielo cuando empezaba el otoño.

La energía de las Pléyades se hace más evidente cercano el 20 de noviembre, fecha en la cual la Tierra se alinea entre el Sol y el cumulo de estrellas, casi toda la noche se pueden ver muy cerca del cenit.

Busca a las Pléyades en el otoño y el invierno. En el hemisferio norte, el cúmulo de las Pléyades se vuelve visible para los observadores vespertinos en octubre y desaparece en abril. Noviembre es el mejor momento para buscar a las Pléyades ya que son visibles desde el anochecer hasta el amanecer y alcanzan su punto más alto en el cielo.
A principios de octubre, las Pléyades se vuelven visibles un par de horas después de la puesta del sol. En febrero, las Pléyades ya están altas en el cielo para cuando se pone el sol. (La hora exacta depende de la latitud).
Las Pléyades también son visibles a finales del verano y principios del otoño pero solo en plena noche.

Mira el cielo hacia el sur.  Las Pléyades salen por el sureste después del atardecer y se desplazan hacia el oeste durante la noche. En su punto más alto en noviembre, desaparecen hacia el noroeste antes del amanecer. A finales del invierno y principios de la primavera, solo son visibles durante unas horas, desplazándose del este al oeste por la parte sur del cielo

 

OTRAS HISTORIAS MITOLÓGICAS DE LAS PLEYADES

Entre cuentos y leyendas las Pleyades marcaron historia dentro de  cada civilización, no solo la griega.

Existen una infinidad de mitos y leyendas donde las Pleyades se transforman en siete hermanas que al querer escapar de un peligro fueron ascendidas al cielo convirtiéndose en estrellas.

Casualmente, una leyenda similar a la de los antiguos griegos es contada por la tribu Kiowa de América del Norte. Siete doncellas fueron transportadas al cielo por el Gran Espíritu para salvarlos de osos gigantes. El Espíritu creó el Mateo Tepe (el Monumento Nacional de la Torre del Diablo, Wyoming) para colocarlos más allá de los osos. Sin embargo, la caza continuó, mientras los osos subían por los escarpados acantilados: las estrías verticales en el lado de la formación rocosa se atribuían a las garras de los osos, que se hacían temblar cuando subían tras su presa. Al ver a los osos acercarse a las doncellas, el Espíritu los colocó de manera segura en el cielo.

Pero además,  fueron mencionadas en muchas escrituras antiguas:

Las Pléyades fueron registradas en el siglo III a. c. por los chinos. Recibieron el nombre de Thurayya por los Persas. Homero las menciono en la Ilíada y la Odisea, plasmadas en el escudo de Aquiles. Para los antiguos egipcios, las Pléyades representaban a la diosa Net o Neith, la «divina madre y dama del cielo». En el Majabhárata son las seis ninfas que criaron al dios Kartikeia.

En el calendario del labrador de Hesiodo, se hace referencia a las hijas de Atlas que desaparecen cuarenta noches y cuarenta días y luego vuelven a aparecer al empezar el año mientras se afila la hoz.

En la Biblia se hace menciona a las Pléyades tres veces en los libros de Job y Amós. La Biblia contiene tres referencias directas a las Pléyades en Job 9: 9 y 38:31, y Amos 5: 8, y una referencia indirecta única en el Nuevo Testamento. Este último pasaje (Apocalipsis 1:16) describe una visión de la venida del Mesías, que sostiene, en su mano derecha, siete estrellas …La biblia Septuaginta las llama Kima y en la Vulgata las confunden con la estrella Arturo.

La supuesta conexión entre Samhain y el punto más alto en el cielo de las Pléyades sobre o cerca de la medianoche del 31 de Octubre, tuvieron lugar en el siglo 11 (1001-1100) y el siglo 12 (1101-1200). Esto fue varios siglos antes de la introducción del calendario gregoriano.

Los Rapanui, los pobladores de la isla de Pascua, las nombraron como Matariki.  Su aparición  determinaba el incio del año nuevo y daba comienzo a las fiestas y ceremonias.

Las Siete Hermanas o Tzab-ek fueron tomadas por la cultura maya como referencia para su calendario civil Haab. En libro sagrado de los mayas el Popol Vuh aparecen con el nombre de Motz que significa “montón” Los mayas las llamaron Motz y contaban que estas estrellas eran las almas de 400 guerreros que murieron en batalla y el Gran corazón del Cielo llamado Gucumatz, las había convertido en las pleyades. El ciclo anual de las Pléyades fue utilizado por la civilización Maya para elaborar su calendario civil llamado Haab, las Siete Hermanas, Tzab-ek o cola de serpiente eran consideradas por los mayas como el inicio de su cultura.

Los Incas las relacionaron con la siembra por eso nombraron a las Pléyades como Collca que significa “depósito de alimentos”. Cuando las Pléyades aparecían  los incas pronosticaban las precipitaciones y determinaban si podían adelantar o atrasar las cosechas, además con su primera aparición se daba inicio al año inca. Los Incas consideraban a este grupo de estrellas como la madre de todo el firmamento y las llamaban también la «Asamblea». Consideraban que era el punto donde se había originado el universo.  Cuando las Pléyades aparecían  los incas pronosticaban las precipitaciones y determinaban si podían adelantar o atrasar las cosechas, además con su primera aparición se daba inicio al año inca.

Fueron nombradas los Niños del Pedernal por los indios navajos. Para la tribu Blackfoot del sur de Alberta y el norte de Montana, las estrellas eran conocidas como los Niños huérfanos. Los niños sin padre fueron rechazados por la tribu, pero se hicieron amigos de una manada de lobos, que se convirtieron en sus únicos compañeros. Enojados por sus vidas en la tierra, pidieron al Gran Espíritu que les permitiera jugar juntos en el cielo, y así los puso allí como un grupo de pequeñas estrellas. Como un recordatorio de su crueldad en contraste con la bondad de los animales, cada noche la tribu fue afligida por el aullido de los lobos, que se abalanzaban sobre sus amigos perdidos.

El indio Cinta Larga fue para los indios norteamericanos el que recibió el premio de ser llevado al cielo para vivir por siempre en esas estrellas como una  gratificación por haber guiado a su pueblo desde otro mundo hasta la Vía Láctea.

Los inuit relatan una leyenda que en los primeros tiempos un gran oso amenazaba a la humanidad. Fue perseguido en el cielo por un grupo de perros. Como las Pléyades, todavía persiguen al oso a través de los cielos.

En la Obra Don Quijote también se hace mención a las Pléyades, llamándolas las siete cabrillas.

Fueron incluidas en el catalogo de Charles Messier en el año 1769, con el nombre de M-45 en la lista de nebulosas y cúmulos de estrellas.

Una gran cantidad de monumentos ancestrales fueron orientados hacia la dirección de las Pléyades, se han encontrados indicios de que han sido adoradas desde los tiempos de las cavernas ya que en la cueva Lascaux que tiene una antigüedad de 17.000 años hay representaciones graficas de un Toro sobre el cual se pintaron seis puntos que por su forma y posición , se cree representan a las Pléyades en relación a la constelación de Taurus.

Otros monumentos en honor a las Pléyades son los alineados enclaves megalíticos de Malta y Cerdeña, así como los templos de Teotihuacán en México. En el templo del Sol peruano poseen una estancia dentro del Coricancha. En todas estas civilizaciones aparecen marcando pauta en cuanto a sus mitos y leyendas.

Las Pléyades fueron utilizadas por las antiguas civilizaciones para realizar sus diferentes construcciones, a lo cual muchos refieren que si en esas épocas no existían métodos de medición como los que actualmente existen, como es posible que nuestros ancestros pudiesen realizar semejantes edificaciones, sino con alguna ayuda fuera de este mundo, además hay la creencia en ufologia que las Pléyades sirvieron de nexo entre las diferentes culturas y mitos de dioses y extraterrestres que provenían de ellas.

Las antiguas civilizaciones adoraban antes al Fuego y luego simultáneamente varias culturas empezaron a adorar al Sol. Los investigadores de estas aun manejan muchas incógnitas ya que Alcyone es punto central de la órbita del Sol.

pléyades-11
El Sol es la octava estrella de la espiral que forman las Pléyades, y para completar su órbita alrededor de Alcyone le toma 24.000 años.

EL MITO AZTECA

Si hay una historia comparable en importancia a la griega es  la relación de las Pleyades con los mitos aztecas: 

El tiempo era medido de acuerdo al movimiento de las estrellas y el Sol. El calendario estaba basado en ciclos de cincuenta y dos años. Ellos observaban cuidadosamente el movimiento de las Pléyades en el cielo para asegurarse de que el mundo no terminara.

Por la semejanza al tumulto que se forma en un mercado los aztecas llamaron a las Pléyades Tianquiztli que significa “el mercado”.  Los Tianquiztli , en la mitología azteca, eran los dioses de las Pleyades.

Otra alineación se presenta en la Pirámide del Sol de México en una de sus caras la occidental y muchas de las calles aledañas presentan una alineación con el punto de la puesta de la Pléyades a Medianoche cuando esta en su punto más alto.

Cada 52 años Tianquiztli o las Pléyades aparecían sobre las cabezas de los habitantes de la civilización azteca, con lo cual les reiteraba que la vida continuaba y que el mundo no llegaría su fin. Para celebrar este día los aztecas realizaban una ceremonia religiosa llamada la Danza del Fuego donde aseguraban el movimiento del cosmos y el renacimiento del Sol.

Se puede acceder a la cúspide a través de una escalinata formada por unos 260 peldaños, 52 por cada sol o era. Numerosos pueblos mesoamericanos explicaban la creación del mundo en su cosmogonía a través del mito de los Cinco Soles. Éstos corresponden a cinco períodos en los que reinaba una deidad en concreto. Sin embargo al final de los cuatro primeros soles hubo un cataclismo surgido de las luchas entre las diferentes deidades, y los hombres y el mundo desaparecían. Para estas civilizaciones nos encontramos en el Quinto Sol que será destruido por un terremoto.

Al finalizar cada ciclo de 52 años, una ceremonia religiosa tenía lugar para asegurar el movimiento del cosmos y la permanencia del sol. Los aztecas creían que así podían evitar que los demonio Tzitzimime de las Pleyades (¿extraterrestres? Mañana hablaremos de ellos) bajasen a la tierra y se comieran a los hombres ofreciendo sacrificios humanos a los dioses.

En la década de los años 70 los arqueólogos realizaron un hallazgo formidable: bajo la pirámide se encontró una cueva a la que se entraba justo por enfrente de la pirámide. La cueva de 102 metros de largo, terminaba en lo que parecía ser una flor de cuatro pétalos, siendo cada pétalo una especie de cámara. Se supone que existe un vínculo entre estas cuevas y el mítico lugar de origen de los aztecas, llamado Chicomotzoc o “el lugar de las siete cavernas”, pero no ha podido establecerse con claridad.

Un aspecto interesante relacionado con la Pirámide del Sol es que se halla orientada de modo que señala realmente el movimiento del sol, desde el amanecer hasta el anochecer y los equinoccios, así como el punto de la bóveda celeste por donde salen las Pléyades.

Las Pléyades han sido comparadas a lo largo de la historia de las civilizaciones con joyas dentro del estuche tapizado de azul de un joyero, con ojos brillantes en la noche, con palomas, con princesas. La belleza de su luz azul no deja de ser conmovedora aunque sepamos que es la luz reflejada por los cristales de carbono esparcidos en la nébula que las rodea.

Sea como sea, cualquiera de las historias es bonita para evocarla alguna noche, mientras observamos el cúmulo estelar e intentamos decidir con cuál de las jóvenes ninfas se corresponde cada estrella. ¿Os animáis?

Pleyades2


FUENTES:

 

Deja un comentario