LA BRUJA BLACK ANNIS

Los ingleses tienen un punto de vista completamente negativo de LA DIOSA CAILLEACH.  Ven a la diosa azul como un espíritu maligno que altera las condiciones climatológicas a su antojo y que no permite el libre desarrollo de la naturaleza, la llaman BLACK ANNIS.

Cailleah
A comienzos del siglo XX, todavía se contaban historias aterradoras sobre Black Annis. Una bruja caníbal muy alta con cara azul y garras de hierro.

Black Annis (también conocida como Black Agnes o Black Anna ) es una figura del espectro en el folklore inglés . Black Annis es descrita como una entidad antropófaga de cara pálida y esquelética, dientes largos y agudos como colmillos, y garras afiladas con las que destrozaba los cuerpos de sus víctimas y con un gusto por la carne humana (especialmente los niños). Se la identifica con el mundo de los ogros y gigantes «come niños»-

La ogresa antropófaga de Leicester solia salir por la noche en busca de niños y corderos para comer, y luego seca la piel desollada de sus victimas colgando de un árbol .  Llevaba una falda cosida de las pieles de su presa humana.  Como la historia del hombre del saco, la leyenda  hace que los padres advirtieran a sus hijos que Black Annis los secuestraria si no se portaban bien.  También se sabía que se escondía en las ramas de los robles aguardando a que pase por debajo algún niño, o cordero descarriado, sobre el que arrojarse.

Durante ciertas noches, terroríficas para los habitantes de Leicester, Black Annis abandona la proximidad de su cueva para asediar las casas de campo. Prueba las cerraduras de las puertas e introduce su brazo por las rendijas de las ventanas, demasiado estrechas como para que ella pueda pasar. Otras tradiciones declararon que cuando apretaba los dientes, la gente podía escucharla, dándoles tiempo para cerrar sus puertas y alejarse de la ventana. Se dice que las cabañas en Leicestershire fueron construidas a propósito con ventanas pequeñas para que Black Annis solo pudiera tener un brazo dentro. Cuando aullaba, se la oía a cinco millas de distancia,

Afortunadamente, el rechinar de sus dientes o sus aullidos ponen en alerta a las familias, luego las madres sujetaban las pieles a través de la ventana y colocaban hierbas protectoras encima para mantenerse a salvo. Los habitantes de la casa, se juntaban en el centro del salón, esperando a que la bruja se diese por vencida. Y, aún así, a veces faltaba algún niño por la mañana…

«Vastas garras manchadas de sangre humana crecían en lugar de manos, y los rasgos de un vívido azul brillaban en su rostro; mientras que su obscena cintura era abrazada fuertemente por pieles cálidas de víctimas humanas.»

-John Heyrick Jr., poeta de Leicestershire.

Cuando no conseguía ninguna presa humana en las casas de campo, Black Annis saciaba su hambre con el ganado o, en otro tiempo, subía a acechar las cámaras subterráneas del castillo de Leicester. Según se decía, su madriguera conectaba con ellas a través de un largo túnel.

A comienzos del siglo XX, todavía se contaban historias aterradoras sobre Black Annis.  En 1941, una mujer relató su experiencia con la bruja: «Tres chicos habían sido enviados al bosque por su madrastra para recolectar leña. Al caer la noche, temían que Black Annis saliera por ellos, pues se decía que aparecía al anochecer porque la luz la convertía en piedra.
En el bosque, escucharon sonidos a lo lejos, y al asomarse por sobre unos arbustos fue que vieron a la terrible bruja al frente de su cueva. Incapaces de huir cargando la leña, decidieron tirarlos y salir huyendo; pero Black Annis los persiguió y casi estuvo por atraparlos cuando ya habían llegado a la puerta de su cabaña.
Afortunadamente, el padre de los chicos salió corriendo con un hacha en las manos, y la estrelló de lleno en la cara de Annis. La bruja, al verse atacada, salió gritando «¡Sangre! ¡Sangre!» y desapareció en el bosque.

La mujer decía que los aullidos de Annis fueron escuchados por todo el pueblo, y que el rechinar de sus dientes era un sonido de advertencia; pues además de ser audible a lo lejos, era una advertencia de que la bruja tenía hambre.
La describió con una mujer muy alta, de rostro azul y con grandes dientes perlados.

En ocasiones, se dice que Black Annis aparece como un gran gato negro y parece estar fuertemente vinculada a los gatos en general. Hasta finales del siglo XVIII todos los domingos de Pascua se realizaba en Leicester una cacería con perros. Debido a que Black Annis algunas veces se representaba como gato, entonces se realizaba un ritual simbólico, utilizando este animal muerto y bañado en licor de anis, representando a la Bruja.  Se creía que el anís evitaba el mal de ojo y, por otro lado, aún se usa para proteger a un mago que los espíritus malignos no entren por su boca; mientras que por otro lado, se usa para llamar a los amigos.. Con estas prácticas se cree que posiblemente la bruja pudo emigrar a las tierras altas de Escocia, donde también se le dio caza

Se dice que vive en Dane Hills, condado de Leicester.  La leyenda dice que ella usó sus garras de hierro para excavar su cueva en la ladera de un acantilado de arenisca, convirtiéndose en una casa que se conoce como Black Annis ‘Bower Close. La primer referencia escrita de este ser data del siglo XVIII, en un título de propiedad en los registros de Inglaterra, el cual se refiere a un terreno como «El Bower de Black Anny».

El autor Ronald Hutton explica que la leyenda de Black Annis en Leicestershire se basa en una persona real, una monja católica de la edad media llamada Agnes Scott.
Agnes nació en la localidad de Little Antrum y pasó toda su vida dedicada a la oración, en el interior de una caverna en las colinas Dane Hills.  Se preocupaba por una colonia de leprosos local. Llevaba el largo hábito negro de su orden y murió en 1455 y fue enterrada en el patio de la iglesia en Swithland.  La iglesia de Swithland tiene una placa de latón en su memoria, así como una estatua de tres pies con velo de ella. Posiblemente la memoria de Scott fue distorsionada para asustar a los niños del lugar. La historia de Agnes Scott pudo haber sido distorsionada a raíz de la Reforma Protestante, convirtiendo a la ermitaña mujer en una monstruosa criatura infernal.

Hay otra historia bastante más tenue en su asociación con Black Annis, ya que es la bruja o sabia que predijo la muerte de Ricardo III. Mientras cabalgaba sobre el puente Bow de Leicester en su camino hacia la batalla de Bosworth, su espuela / pie golpeó una piedra en el puente. La mujer sabia contó cómo, a su regreso, sería su cabeza la que golpearía esa piedra. Cuando el cadáver de Ricardo fue devuelto sobre el puente de Bow, su cabeza golpeó en el mismo lugar. Se colocó una tableta en el puente (de nueva construcción en el siglo pasado) que decía: «Su cabeza se rompió y se rompió como lo había dicho una mujer sabia (forsooth), quien antes de ir a la batalla, cuando se le preguntó por su éxito, dijo que donde había surgido su espuela. Su cabeza estaría rota «

Quién fue Black Agnes o si fue real, nadie lo sabe con seguridad; pero de ese nombre parte la leyenda que eventualmente evolucionó para convertirse en Black Annis.

Ciertos folkloristas, expertos en mitología y literatura inglesa antigua, consideran que el origen de la temible bruja se halla en la mitología celta; y que inclusive hace referencia a una diosa apócrifa de la Europa ancestral y que aparece en mitos vagos como «una devoradora de niños»y madre terrible.

En la época victoriana, la historia de Agnes Scott, o Annis, se confundió con la diosa de nombre similar Anu (Dana) de la mitología Celta. Thomas Charles Lethbridge hizo esta conexión y llegó a afirmar que Annis era la personificación de la gran diosa en forma de bruja. Prácticamente en todos los libros que se refieren a Ana o Dana hay una mención de Annis y aproximadamente la mitad de ellos se refieren a Gentle Annis o Cailleach Bheur (o Bear e). Black Annis aparece no solo en libros de folklore, mitología o brujería, sino también en tomos históricos, especialmente en Leicester.

Desesperación, terror, oscuridad… la materia de la que está hecha Black Annis es la misma que nutre las pesadillas. Ogresa diabólica con aspecto de vieja bruja, otro elemento de Black Annis que tiene relación con la diosa Cailleach , es el de que su cueva siempre se encuentra bloqueada por un roble de gran tamaño. En ciertas religiones de Inglaterra mucho más antiguas que los celtas, se realizaban sacrificios anuales de niños frente a robles para prevenir la cólera de los dioses del invierno. También podría ser la realidad de la mortalidad infantil ya que no todos los niños alcanzaban la edad adulta en epocas antiguas. La devoración de los niños por parte de Annis podría ser un recuerdo del sacrificio humano. Una forma ritual de liberar del sufrimiento  a los niños débiles o malformados que no iban a sobrevivir al frió invernal y eran una carga para el clan. Una especie de versión femenina de la Caza Salvaje, que se lleva a los más débiles (más traviesos, más estúpidos, etc.) para que los más fuertes sobrevivan.  Las vírgenes negras supuestamente concedían la felicidad eterna a los bebés muertos, y ciertamente es cierto que Cailleach o Annis  bien podría ser parte del lado oscuro de este aspecto de la diosa, la Madre Terrible

Quizás la succión de cuerpos secos y dejarlos en un roble no es más que otra visión de la creencia de que el lado oscuro / velado de la Diosa lleva al alma de los muertos a través del árbol del mundo, generalmente un tejo, al mundo de los antepasados . También podría ser una versión de colgarse en el Árbol del Mundo para obtener conocimiento. Una de las tres raíces de Yggdrasil ha llegado a igualar el Árbol del Mundo con el purgatorio para el reino de Hel, y la mitología del norte habría sido bien conocida en el antiguo Leicester. A medida que el cristianismo se apoderó, los viejos cuentos pueden haberse torcido Con la llegada de Hel convirtiéndose en el infierno gobernado por el diablo, el mundo de los antepasados ​​y el mundo inferior se convirtió en parte de un dominio degradado. Quizás esto sea verdad de Annis.

Bruja azul

¡Anímate a comentar! Tu opinión es muy importante para mi  🙂

2 Respuestas a “LA BRUJA BLACK ANNIS”

Deja un comentario