España, Piel de Toro, Piel de Vaca, Piel de Buey…

Toro_Osborne_Cabezas_de_San_Juan
Toro de Osborne cercano a Las Cabezas de San Juan, Sevilla

Estrabón consideraba que era necesario asimilar una forma (cuadrado, círculo…) a cada región descrita. Para el caso de la Península Ibérica la piel de toro (o buey, o vaca…) marcaban la existencia de cuatro puntas correspondientes a cuatro extremidades y una punta más correspondiente con el cuello, es decir, cinco punas equivalentes a cinco cabos de la península

…Se parece [Iberia] a una piel de toro (de buey) tendida en el sentido de su longitud de Occidente a Oriente, de modo que la parte delantera mire al Oriente, y en sentido de su anchura del septentrión al Mediodía.

Estrabón, siglo I a.C.

El toro de Osborne es la silueta de un toro de lidia, de aproximadamente 14 metros de altura, concebida originalmente como una gran valla publicitaria de carretera para promocionar el brandy de Jerez Veterano del Grupo Osborne. Las vallas se encuentran repartidas a lo largo de la geografía española, de forma general junto a carreteras y sobre cerros para cortar el horizonte y favorecer de ese modo su visión. Aunque la función inicial era publicitaria, con el paso del tiempo y el arraigo cultural se ha convertido, traspasando los límites de la marca comercial de esta empresa, en un símbolo cultural de España

El toro de lidia, también denominado toro bravo, designa a los especímenes macho de una heterogénea población bovina desarrollada, seleccionada, y criada para su empleo en diferentes espectáculos taurinos, como las corridas o los encierros. Proceden de las razas autóctonas de la península ibérica, conocidas como «tronco ibérico», que desde tiempo inmemorial propiciaron las formas más primitivas de tauromaquia. Se caracteriza por unos instintos atávicos de defensa y temperamentales, que se sintetizan en la llamada «bravura», así como atributos físicos tales como unos cuernos grandes hacia delante y un potente aparato locomotor.

La Tauromaquia tiene antecedentes que se remontan a la Edad de Bronce, y se ha desarrollado a lo largo de siglos como una forma de demostración de valentía.  El Toro de Lidia es el animal más emblemático de España, hasta el punto de simbolizar la fiesta popular, y su figura fecunda todas las arte desde hace varios siglos, hasta las tendencias más modernas de la cultura española, representado en dibujos, grabados, pinturas, esculturas y por supuesto en nuestra literatura.

guernica
GUERNICA (1937) Picasso representará al toro a lo largo de todas sus épocas.

Picasso tenía una verdadera obsesión por el toro como símbolo de España. Guernica es un famoso cuadro de Pablo Picasso, pintado entre los meses de mayo y junio de 1937, cuyo título alude al bombardeo de Guernica, ocurrido el 26 de abril de dicho año (1937), durante la guerra civil española.

El toro en esta obra de Picasso es símbolo de la brutalidad a la que estaba sometida el pueblo durante la Guerra Civil española.   Justo debajo del toro, Picasso quiso escenificar las atrocidades del conflicto en la figura de una madre sosteniendo a su hijo muerto mientras mira al cielo con lágrimas en los ojos. Según diversos historiadores, esta estampa compone la típica imagen la Divina ‘Piedad’.

Picasso veía en los toros una manifestación de españolidad: «La vida de los españoles consiste en ir a misa por la mañana, a los toros por la tarde y al burdel por la noche. ¿Cuál es el elemento común? La tristeza», le espetó un día a André Malraux.

En la España de hoy , el complejo mundo cultural del toro divide el país a favor y en contra de la Tauromaquia, el «supuesto» arte de lidiar a los toros, forma de sacrificio moderno de animal.  Taurinos y anti-taurinos, la historia de siempre, las dos Españas con Piel de Toro.

La piel de toro – Salvador Espriu
XLVI

A veces es necesario y forzoso
que un hombre muera por un pueblo,
pero jamás ha de morir todo un pueblo
por un hombre solo:
recuerda siempre esto, Sepharad.
Haz que sean seguros los puentes del diálogo
y trata de comprender y de amar
las razones y hablas diversas de tus hijos.
Que la lluvia caiga poco a poco en los sembrados
y el aire pase, como una mano extendida,
suave y muy benigna sobre los anchos campos.
Que Sepharad viva eternamente
en el orden y en la paz, en el trabajo,
en la difícil y merecida
libertad.

Salvador Espriu, La piel de toro. Barcelona: Lumen, 1983, p. 157.

NOTA: A lo largo de la historia, a la Península Ibérica se le han asignado diferentes nombres.  Sefarad (en hebreo, ספרד) es un topónimo bíblico que la tradición judía ha identificado con la península ibérica —de ahí que en lengua hebrea sea la palabra que se utiliza para referirse a España y Portugal—.

SI, A LA PIEL DE VACA

La vaca representa alimento, maternidad y la Diosa Madre. Pero también simboliza uno de los mayores problemas del momento: la violencia de género y la Símbolo de sus derechos y soberanía, las reinas y diosas eran las dueñas del ganado y guardaban celosamente sus rebaños. Nuestra península es la piel que resta del sacrificio del animal simbólico de la Diosa Nutricia,  cuya leche ha sustituido a la del pecho materno.

La señora del pasto fértil: La Vaca.  Hembra dócil, obediente, tranquila y sufrida del Toro, el gran macho belicoso, cuyo tópico de  la bravura y la casta ya no les sirve, hoy,  ni para cubrir a las vacas.

De la Vaca que rie al Caserio. No son Marcas cualesquiera. Todos los niños y niñas de mi generación crecimos con ese sabor en el paladar. Y nutrió desayunos y meriendas de barrios humilde.  Niños nacidos en el «baby boom» de los 60. Tiempos de franquismo, de hambre, de represión… También de folclore, de fiesta nacional, de reivindicación de la España cañí. En ese contexto nació el Toro de Osborne, uno de los grandes símbolos de la publicidad patria. El Toro  de Osborne, la marca de los coñacs de la elite, pertenece a una epoca en que el alcohol, coñacs y whiskys  solo eran para «hombres».

Pero recien nacido el siglo XXI, el toro de Osborne, ha servido de lienzo para diversas reivindicaciones de cambios sociales. El 11 de mayo de 2005, amaneció transexualizado. por   Javier Figueredo, un joven artista cacereño, transformando el cartel publicitario del Toro de Osborne situado a la altura del kilómetro 535 de la N-630, cerca de Casar de Cáceres, en una vaca holstein. Pintaron unas manchas blancas cambiando su tradicional color negro y le colocaron unas ubres de chapa de color rosa que fijaron mediante tornillos y remaches.

Javier Figueredo sostuvo que la «vaca de Osborne» fue una reivindicación artística en pos de un mayor interés cultural en Extremadura, potenciar la candidatura de Cáceres como Capital Cultural Europea de 2016 y criticar los problemas sociales como la violencia de género o la discriminación sexual. ​ Figueredo fue denunciado por la Guardia Civil de Casar de Cáceres el 20 de mayo de 2005 como presunto autor de la pintada. En principio pedían seis días de servicio a la comunidad por la transformación del toro.  Finalmente todo quedó en dos días de arresto domiciliario, impuestos por el juez titular del Juzgado número 5 de Cáceres, quien lo consideró culpable de una falta de deslucimiento de bienes inmuebles

Vaca_de_l'Albera (1)
Dos vacas de l’Albera, mis vacas preferidas

La vaca de la Albera o vaca alberesa es una raza de vacas propia de la Sierra de la Albera,  situado al nordeste del Alt Empordà (Gerona), que ha sobrevivido en tiempos de semilibertad durante mucho tiempo. Se cree que la falta de interferencia humana podría haber ocasionado que fueran los ejemplares más cercanos al uro , el bóvido del que descienden todos los toros occidentales. El uro, que se extinguió en Europa en la Edad Media, es el antepasado salvaje de todas las razas bovinas domésticas existentes hoy.

El censo actual de animales de la raza de la Albera supera ligeramente los 400. Es una raza fuerte y resistente, de aptitud cárnica no muy relevante, muy bien adaptada al frío del invierno, ágil y de pequeña estatura, que le permite desplazarse por terrenos muy accidentados. Esta adaptación permite que sea útil en limpieza de bosques y prevención de incendios. Seamos realistas, las razas que viven en nuestras escarpadas montañas nunca podrán ser tan competitivas como las de explotaciones intensivas. 

Las vacas de l’Albera, junto al 20% de las razas de ganado antiguo incluyendo cabras, ovejas, cerdos, pavos, búfalos, asnos o pichones– se encuentran en peligro de extinción. No solo los toros de lidia, todas las razas autóctonas se han de mantener como un patrimonio ambiental y cultural.

Como persona que conoce el origen de las tradiciones de nuestros antepasados entiendo que el sacrificio del Toro Sagrado, nada tenia que ver con el circo que representa hoy la  lidia del toro. Y que el dinero publico  que mueve proteger la Fiesta Nacional podría tener mejores usos para estos animales que tanto se han sacrificado por la humanidad. Preservar su pureza  y el ambiente rural en el que vivían puede ser un atractivo turístico mucho mas digno que una Plaza de Toros.

¿Es que alguien querría un Pirineo sin vacas pastando en libertad?

Según cuentas las leyendas,  el Pirineo nació del amor de Hércules y de la bella Pyrene, dando origen a la cordillera más bella e impresionante de la Península Ibérica. Hércules conoció a la ninfa mientras trasladaba, en dirección a Micenas, el mítico rebaño de vacas rojas y bueyes del gigante Gerión y allí aún permanecen libres, indómitas, por los siglos de los siglos. Así debe ser. Así sea.

Como persona que vive en el siglo XXI sangre , lucha, muerte y áspera arena son las primeras palabras que asocio a la piel de toro y al mundo del toro. Nunca podrá haber belleza en el sufrimiento, la tortura, la humillación y la muerte de un animal.

Si no encontramos un punto de encuentro entre todos los intereses en conflicto, habrá que reconocer que vivimos engañados y prevalece la tercera opción…  SOMOS DE LA PIEL DE BUEY.

¡¡¡Estamos castrados!!!

Estamos castrados desde la epoca romana cuando Estrabon identifico nuestra península con la piel de un buey y el Imperio sustituyo los antiguos sacrificios rituales   por el circo romano. De aquellos polvos, vienen estos lodos.

images (3)

Deja un comentario