El Roble Celta

roble triqueta
Para los celtas, el roble reunía la fuerza y la sabiduría, siendo el árbol real y el punto central de sus ritos, tanto públicos como iniciáticos.

El Roble se considera un árbol sagrado, siendo resistente a los fuertes cambios climáticos y predomina en España.

  • Nombre botánico: QUERCUS  Procede del celta quercuez: «árbol elegante».
  • Nombre antiguo: QUERCUS ROBUR
  • Nombre celta: DUIR  Etimologicamente Roble-Duir en lenguaje Ogham- significa Puerta. Es asi que los druidas los consideraban canal de conocimiento y de comunicacion con la divinidad y los seres de la naturaleza. A partir de su nombre gaélico: Druir, deriva la palabra Druida.

Der quiere decir “roble”. Roble proviene de “Der”, en celta, que deriva de la raíz indoeuropea Deria, Dunia, Diria y también Viria.  El significado celta del roble incluye atributos tales como: vida, fuerza, sabiduría, nobleza, familia, lealtad, poder, longevidad, patrimonio y honra. Este árbol canaliza una energía que le permite retorcerse sobre sí mismo.

El Roble presenta más de 400 especies diferentes en todo el mundo que van desde enormes árboles a arbustos, tanto de hoja perenne como de hoja caduca. Los robles están distribuidos principalmente en las regiones templadas del hemisferio norte, aunque también pueblan las zonas de montaña de climas más cálidos. Los robles suelen formar bosques de gran riqueza biológica, ya sean puros o combinados con otras especies. Los robles están adaptados para poblar todo tipo de suelos y climas.

Su fruto, la bellota, se desprende del árbol en otoño cuando ya ha madurado. Desde siempre, las bellotas se han empleado para alimentar al ganado. Antiguamente la alimentación basada en el roble estaba muy extendida tanto en toda Europa como en Asia, norte de África o Norteamérica: las bellotas se utilizaban para hacer harina, pan, galletas o papillas y también para consumirlas tostadas o crudas. Las bellotas contienen muchas calorías, azucares, algo de grasa, un 50% de fécula, importantes cantidades de vitamina C y caroteno. En las leyendas de muchos países se afirma que las bellotas fueron el primer alimento del ser humano, mientras que según la mitología griega fue el primer árbol.

En general, el roble tiene unas hojas muy originales porque sus bordes son ondulados. Este tipo de hojas se caen en invierno. De hecho las hojas de roble representaban un signo de estatus especial entre los celtas (así como también para los antiguos griegos y romanos).

El roble da alimento a los animales y a los humanos (crema de bellotas, aceites y demás), da medicina, da cobijo y materiales como el corcho y la no menos preciada madera. Era normal y lógico que este árbol fuera crucial en la vida cotidiana de nuestros ancestros, quienes lo usaban como parte de su sustento. Y ello lo tradujeron con símbolos y asociaciones divinas.

Del roble común las herboristerías emplean las agallas, la corteza de ramas jóvenes y, en menor medida, las bellotas.

Un bosque de robles recibe el nombre de robleda, robledo o robledal.

El Roble, Árbol Sagrado y Protector

El roble puede vivir hasta mil años y medir hasta cuarenta metros.

El roble no sólo proporcionaba alimento, sino que los europeos primitivos pudieron utilizar la madera de roble en sus hogueras para mantenerse calientes en sus viviendas de madera. Ejemplo de viviendas de madera de este período ofrecen testimonio de una sabia utilización de los recursos de los grandes bosques de la Europa templada. Estos europeos primitivos observaron que el roble era el árbol más venerable del bosque, el más resistente y el más útil. Desde este período, que probablemente duró unos mil años, se desarrolló la veneración por el roble y la aparición de los “sabios del roble”, que es una creencia capital en las más antiguas religiones indoeuropeas. Tener un conocimiento de los árboles, proporcionaba técnicas de supervivencia y, por tanto, sabiduría.

Hacia el comienzo del primer milenio a.C., cuando los celtas comenzaron sus expansiones, todo hombre y mujer con cultura dentro de la sociedad era descrito como poseedor del “conocimiento del roble”. Y, en la propia religión celta, el roble continuó siendo venerado como el gran símbolo del crecimiento de las plantas, así que, como culto, su simbolismo pervivió entre los celtas algún tiempo después de que se hubiese perdido entre los griegos y los latinos.

El roble fue elegido para las construcciones funerarias de madera tanto por la cultura de Hallstatt como la de La Téne, ambas celtas primitivas, y ramas de roble fueron recuperadas, igualmente, de un enterramiento celta en un sarcófago de roble de Gristhorpe, Yorkshire. El simbolismo del roble está omnipresente en la antigua cultura celta.

Para los celtas, el roble reunía la fuerza y la sabiduría, siendo el árbol real y el punto central de sus ritos, tanto públicos como iniciáticos. El roble está estrechamente ligado al poder. En muchas culturas la sucesión real se hacía al abrigo de un roble.

El roble es el árbol sagrado de los celtas, está asociado con las potencias celestiales. En el siglo II Máximo de Tiro afirma que la imagen de Zeus entre los celtas es un roble, Plinio describe el ritual druídico de recogida de muérdago del roble, este mismo autor hace derivar la palabra “Drus”( origen de druida )de “drus-Roble”.

Druida quiere decir: “el que aprende del roble” y Druidesa “la que guarda el roble” (Duir, roble).

Los Druidas llamaban al roble con el nombre “Duir”, cuya traducción es “puerta” y la tradición indica que los celtas espiritualmente avanzados, a través de este mágico árbol tendrían acceso a los planos etéreos de pensamiento superior que encontraba la puerta de acceso en el roble.

La fuerza del Druída estaba en relación directa con su comunicación  con el bosque; era de ese misterioso mundo de la naturaleza de dónde surgía la voz de los dioses;  entonces árboles y bosque eran sagrados; y  mas aún los calveros del bosque llamados por los celtas «nemeton» o santuarios; éstos eran partes del bosque abiertos al cielo, claros del bosque,  dónde el suelo aparecía cubierto por determinadas hierbas y se erguía algún roble solitario, junto al cual se oficiaban las ceremonias

La Ceremonia del Corte del Muérdago.

«Los Druídas nada tienen mas sagrado que el muérdago y el árbol que lo porta, si se trata de un roble»

Plinio

Quizás la imagen más representativa del roble y que se asocia a los druidas, es que era donde recogían el preciado muérdago (hierba parasítica que normalmente crece en estos árboles).

El druida partía en busca del muérdago el sexto día de la Luna nueva y si volvía con las manos vacías, era un mal presagio para aquel pueblo celta o galo. La ceremonia del día sexto de la luna creciente era el ritual del roble: en el claro del bosque, junto al árbol  se sacrificaban dos animales y el druída ascendía por sus ramas hacia el cielo, vestido todo de blanco tomaba una porción del muérdago que parasitaba al roble, y mediante una hoz de oro la cortaba para luego ofrendarla sobre un lienzo también blanco.

La ceremonia es realizada por tres personas, que encarnan los tres mandamientos: dos que aguantan, representando el amor y la inteligencia, y la tercera, que corta con la hoz de oro y que representa la voluntad. Esta última se apoya sobre los hombros derecho e izquierdo de sus dos compañeros. De este modo, puede penetrar en el árbol y cortar el muérdago, que es recogido por los dos hombres que le sujetan.
La hoz representa el poder de la Luna y de Saturno, símbolo del conocimiento y de la victoria sobre la muerte. El druida lleva una túnica blanca y canaliza las energías del cielo. La imagen del muérdago como talismán pervivió en las tradiciones y supersticiones de Francia.

Los Druidas enseñaban que si una persona necesita afianzarse en algún aspecto de su vida, solo de visualizar un roble con en el ojo de la mente, así como verse a si mismo entrando dentro de el para adquirir su fortaleza y sin duda esta la transmitirá y los objetivo serán alcanzados.

Además de los atributos mencionados el roble naturalmente suele atraer a los rayo, propiedad considerada por los antiguos como una señal de conexión con lo divino, principalmente con los dioses principales de ésta cultura que recibían el nombre de “Dagda”.

El Roble simboliza la solidez, la longevidad, la fuerza, y la elevación, tanto en sentido espiritual como material. La tabla redonda del rey Arturo fue cortada del tronco de un roble de 6 metros de diámetro datado en el siglo XII y que se encuentra en el museo Británico.

ArboledaSobre los robles hay mucha tradición y leyenda relacionada con ellos. Aparte de uno que se llama Herne’s Oak, fue el roble que alimentó los fuegos perpetuos quemados en Kildare (que significa célula de roble) por las sacerdotisas  de la diosa Brigit.   

La diosa Cailleach se sabía que se escondía en las ramas de los robles aguardando a que pase por debajo algún niño, o cordero descarriado, sobre el que arrojarse.

Los Gálatas se reunían en un bosque sagrado de robles llamado “DRUMEMETON”, se han hallado figuras votivas realizadas en maderas de Roble en ciertos santuarios Galo-romanos.
En Irlanda el roble fue importante en las relaciones toponímicas se nombra el “Rennes Dindsenchas” , en referencia al árbol de Mugna un roble que producía tres cosechas de diferentes frutos al año( Manzanas, nueces y bellotas), en Gales el Héroe LLeu tras ser herido, se convierte en águila y se refugia en un roble.

James G. Frazer ha señalado que “el culto al roble, o al dios roble, parece haber sido compartido por todas las ramas del tronco ario en Europa”, esto es, por pueblos que descendían de los indoeuropeos. De hecho, el roble simboliza frecuentemente al “padre de los dioses” en varias sociedades, quizás a causa de su apariencia majestuosa, así como de su tamaño y longevidad, comparados con los de otros árboles. En otras palabras, el roble era un antiguo símbolo falico.

El roble simboliza la fuerza y la libertad, por eso en Guernica, en su plaza principal se yergue un roble para simbolizar la libertad del carácter del pueblo vasco. En cada legislatura, el Lendakari vasco jura su cargo teniendo al roble como testigo.

druidesas23

LA MAGIA ANTIGUA DEL ROBLE:

  • Las Varitas de Magia se hicieron de su madera. Para auyentar a Gunbeolas, Dios de la muerte, en los rituales iniciàticos, los druidas usaban una bara de Roble y oro.
  • En los rituales de protección se empleaba una rama de roble para hacer un círculo alrededor de la persona que se quería proteger.
  • Aun persiste la costumbre de tocar madera para la seguridad, por ejemplo, que antes se llamaba a la madera de roble.
  • Los guerreros, de varias culturas, llevaban roble para la protección, y los viajeros llevaban consigo un pedazo de madera de roble. Si un rayo hería a un roble, sus hojas secas se usaban como talismán para proteger a los soldados.
  • Quemar las hojas caidas del roble purifica la atmósfera.
  • La bellota en particular, es un símbolo de la fertilidad masculina. Representa un pene y da el sustento y la inmortalidad. Debe reunir durante el día y utilizarlo en la fertilidad y prosperidad rituales.
  • Se pueden utilizar las bellotas en los hechizos de protección, la fuerza, el éxito y la estabilidad.
  • Colocando una bellota en una ventana sirve para alejar el mal y atraer la prosperidad y la buena suerte.
  • En los rituales de protección se empleaba una rama de roble para hacer un círculo alrededor de la persona que se quería proteger.
  • Las Agallas de roble, conocidas  como huevos de Serpiente, se utilizaron en encantos mágicos antiguos.
  • La corteza sirve para curtir el cuero y hacer varios colorantes.

El roble es el árbol sagrado para:

  • Para los romanos, que lo dedicaron a Júpiter
  • Para los griegos, que  lo dedicaron a Zeus
  • Para los eslavos es su divinidad Perun
  • Para los lituanos es Perkunas
  • Para los germanos: Donar
  • Para los finlandeses: Taaras
  • Para los nórdicos: Thor
  • El roble es el dios del cielo, de la lluvia y del trueno.

LA ENERGÍA DEL ROBLE

El roble es a los árboles lo que el león a los animales. El roble está considerado el Rey de los árboles (y para algunas tradiciones la Encina la Reina, para otras es la Haya).

Además de Fuerza y poder, otra de las palabras claves que define la energía del Roble a nivel energético es: LIBERTAD, libertad para recuperar la fuerza y la salud perdida.

Otros de sus significados:

  • La fuerza divina
  • La sabiduría
  • El conocimiento
  • La fuerza interior y la valentía
  • La superación de cualquier problema, sobre todo de salud física
  • La protección a todos los niveles
  • La recuperación de la confianza en uno mismo
  • Fortalece el campo áurico (sobre todo cuando se está físicamente cerca de él)
  • Renueva las fuerzas vitales
  • Equilibra la energía de todo el organismo tanto físicamente como psíquicamente como energéticamente.
  • Se considera que su energía es masculina por representar la fortaleza suprema de la naturaleza en el reino vegetal.
  • Tal es su vinculación con la fuerza, que cuando decimos de alguien que parece un roble aludimos a su formidable salud.

El roble representa en si una leyenda viva que haciendo referencia a todo lo que es verdad, sano, estable y noble. Y aún estando en un robledal o descansado bajo uno de esos ejemplares, a uno le embarga la sensación de estar en contacto con una cantidad vida inmensamente potente, quizás un poco más allá.

Oración Celta

Tal como un árbol. Del cual las raíces penetran en todas las capas profundas de la Tierra y suben hacía el Cielo para elaborar lo que justamente las Fuerzas Divinas le incitan a producir. Te pido árbol del Mundo que mi eje de vida este siempre en expansión y crecimiento, como el tronco de tu árbol.

Capa profunda de mi Tierra. Infunde el Flujo de mi Alma en mi Árbol de vida. Que el árbol de Vida proyectado, Así de mis raíces pueda realizar, El Destino de mis Frutos de toda mi Tierra”

Roble-750x458
El roble canaliza una energía que le permite retorcerse sobre sí mismo.

FUENTES:

  • Wikipedia
  • La Rama Dorada – James George Frazer
  • La Sabiduría de los Árboles – Fred Hagenede
  • BOIX LLAVERIA, S.: Elfos y hadas en la literatura y el arte: los espíritus elementales del aire. Palma de Mallorca, José J. de Olañeta, 2006.
  • ABELLA, I.: La memoria del bosque. Crónicas de la vieja selva europea. Cultos y culturas, mitos, leyendas y tradiciones. Barcelona: R.B.A. Libros, 2007.
  • https://irlandairlanda.wordpress.com/2016/09/19/tradicion-celta-el-roble-el-arbol-de-los-deseos/

3 Respuestas a “El Roble Celta”

Deja un comentario