Kwan Yin: La Madre Divina del Oriente

kuanyin1

Kuan Yin, la diosa de la Misericordia de Oriente, es conocida como la Salvadora Compasiva. Se la conoce como la diosa de la Misericordia o la diosa del Amor y a ella rinden culto incontables budistas. Su nombre en pinyin: Guanshi Yin, significa «la que escucha el llanto del mundo». El papel de Kuan Yin como la Madona budista ha sido comparado con el de María, la madre de Jesús, en el Occidente, representado por la Virgen de la Merced o Nuestra Señora de las Mercedes,  Virgen Compasiva,  también llamada de la Misericordia.

Como una de las figuras más veneradas en el budismo de Asia oriental, se encuentra numerosa en iconografía , textos y religión practicada.

Guānyīn 观音o 觀音,o Kuan Shi Yin 观世音 o 觀世音, así es como se conoce en China a Bodhisattva Avalokiteshvara, en Japón se conoce como Kannon 観,   la deidad más popular en el panteón budista japones. Desde la llegada del culto a Japón a fines del siglo VI, las personas han buscado consuelo y felicidad en ella. En Vietnam como Quan Âm o Quan Thê Âm Bô Tát, en Thai se llama Kuam Eim, กวนอิม o Prah mae Kuan Eimuan Eim, พระแม่กวนอิม; Kuam en sanscrito Avalokistesvara, अवलोकितेश्वर, Kuam en su forma masculina.

El nombre Guanyin es una forma abreviada de Guanshiyin , que significa la esencia de la sabiduría que considera los sonidos del mundo 

A menudo lleva un vestido largo blanco que la cubre de pies a cabeza; ella sostiene en su mano el jarrón de jade y una rama de sauce; lleva un moño y su piel es tan blanca como la leche, al menos esta es la imagen más extendida que tenemos de ella en China. A veces está sentada en meditación, con las piernas cruzadas o sobre una hoja de loto y un halo dorado alrededor de su cabeza.

A la maestra se la representa de formas simbólicas. Por lo general esta de pie reposando en una hoja de loto que simboliza el pensamiento. En su mano izquierda, sostiene un largo tallo con una flor de loto que reposa sobre su corazón. Esta flor, simboliza a la Chispa Divina o Cristo Interno, que vive en el corazón de cada ser humano.

La mano derecha de la diosa generalmente es movible, sus devotos utilizan esta cualidad para hacerle una petición, volteando así su brazo móvil, y regresándolo a su lugar cuando esta petición sea cumplida, sin embargo esto simboliza la capacidad de la Madre , de extraer de la sustancia cósmica universal (hacia arriba) cualquier manifestación al mundo físico (hacia abajo). Los lóbulos de las orejas alargados, representa la rendición de la Madre ante la voluntad representada por el Padre. En la cabeza tiene un moño, que significa el chakra coronario despierto, algunas representaciones cambia este moño por una corona.

17th_century_central_tibeten_thanka_of_guhyasamaja_akshobhyavajra,_rubin_museum_of_art
Thangka tibetano : Guhyasamâja – Dinastía Avalokiteshvara Ming del siglo XVII

Guanyin tiene miles de formas diferentes para representar sus múltiples habilidades. Otras representaciones de Guānyīn se basan en Avalokiteshvara; por lo tanto, puede tener una a once cabezas y dos a cuatro, incluso ocho y hasta mil brazos. Tiene muchos ojos para ver el sufrimiento en todo el mundo y muchos brazos para ayudar en todas partes. Literario se describe con 1000 ojos y 1000 brazos. A veces toma la forma de una prostituta a liberar a los hombres de su deseo o para permitirles alcanzar el despertar .

Una conocida leyenda budista narra que Avalokiteśvara hizo el voto de nunca descansar hasta haber liberado a todos los seres sensibles delsaṃsāra. A pesar de su agotador esfuerzo, se dio cuenta de que todavía quedaban muchos seres desgraciados por salvar. Después de luchar para comprender las necesidades de todos, su cabeza se dividió en once partes. El buda Amitābha, al observar su apremio, le dio once cabezas para oír los lamentos de los sufrientes. Al oír esos clamores y comprenderlos, Avalokiteśvara intentó alcanzar a todos aquellos que necesitaban ayuda, pero encontró que sus brazos se destrozaban. Una vez más, Amitābha vino en su ayuda y lo dotó con mil brazos para que pudiera ayudar a las multitudes sufrientes.

Muchas versiones himalayas de este cuento incluyen ocho brazos con los cuales Avalokiteśvara hábilmente sostiene el dharma, cada uno de los cuales posee su implemento particular, mientras que las versiones chinas más específicas dan diferentes cuentas sobre su número.

800px-avalokitesvara
Avalokiteśvara con mil brazos, parte de los Relieves en Piedra de Dazu en el monte Baoding, distrito de Dazu, Chóngqìng, China.

Un bodhisattva es alguien comprometido en reducir el sufrimiento de los otros.

El título de pusa (o bodhisattva) hace referencia a un rango de logro espiritual que es superior al de Luohan (o Arhat) e inferior a Fo (o Buda). Alude a alguien embarcado en el camino del Buda de manera significativa. Es un término compuesto: bodhi («supremo conocimiento», iluminación) y sattva (ser).  Así pues, hace referencia a un ser embarcado en búsqueda de la suprema iluminación, no sólo en beneficio propio, sino en el de todos; se busca no solo la salvación individual, sino la colectiva.

En el budismo de Asia oriental , Guanyin es el bodhisattva Avalokiteśvara. En la mitología taoísta, donde se dan otras historias sobre su origen que no están directamente relacionadas con Avalokiteśvara, es conocida como Ci Hang Zhen Ren y es considerada un inmortal.

En China, es uno de los Ocho Inmortales Taoistas, Chi Han Zhen Ren, 慈航真人 Comúnmente, se conoce en el Oeste, como La Diosa de la Bondad. Guanyin, también se escribe Kuan Yin, una abreviación de Kuan-shih Yin o Guanshi Yin 觀世音, que significa “Observando los sonidos (o los gritos) del mundo”.

¿Hombre o Mujer?

Según el Sutra del Loto,  Avalokitesvara tiene el poder sobrenatural de adoptar cualquier forma necesaria para aliviar el sufrimiento.

 El canon budista afirma que los bodhisattvas pueden asumir cualquier género y forma que sean necesarios para liberar a los seres de la ignorancia y el dukkha .

Los más importantes bodhisattvas son  Avalokiteśvara,  Manjusri, Mahasthamaprapta  y  Samantabhadra.  El más popular es Avalokiteśvara, el bodhisattva de la compasión.

Con referencia específica a Avalokitesvara, se afirma en el Sutra del loto (Capítulo 25 «Perceptor de los sonidos del mundo» o «Pasarela universal»), haber aparecido antes como una mujer o una diosa para salvar a los seres del sufrimiento y la ignorancia.

Avalokiteśvara, el bodhisattva de la compasión, en China es conocido como Guānyīn, en Japón como Kannon y en el budismo de los himalayas como Chenrezig. Algunas escuelas budistas se refieren a Guanyin como hombre y mujer indistintamente.

 Históricamente, fue un discípulo de Buda. Con el transcurrir de los siglos pasó a ser representado en diferentes maneras y sexos en distintos países. Originalmente Avalokitesvara se representaba como Buda cuando era todavía un joven príncipe, incluso, aparece representado con bigote. Pero, en China, tras la dinastía Song, generalmente se representa como una mujer, con ropas blancas y en su mano derecha sostiene una jarra de agua pura y en la izquierda una rama de sauce. Se cree que puede ser hombre y mujer. Antes de convertirse en Bodhisattva fue maestra espiritual.

Kuan-yin es un caso especial de transformación, dentro de la iconografía budista, pues es un boddhisatva femenino, conversión de un boddhisatva andrógino. Mientras en India y en Tibet el boddhisatva de la compasión infinita es Avalokita o Chenresig, y en Japón es Kannon, Kwanon, Kanzeon o Kanjizai (alternativamente masculino o femenina), en China toma la forma de la deidad femenina después de la conversión Kuan Shi Yin (masculino) a Kuan Yin, la Madre de misericordia divina. Ella es la emanación en el plano angélico (Sambogakaya) del Buda primordial Amitabha, “la Luz infinita”. Algunos de los más célebres Rinpochés tibetanos son emanaciones físicas de Chenresig, como el propio Dalai Lama o el gran Karmapa.

Los sutras afirman que a través de su gracia salvadora, incluso aquellos que no tienen la posibilidad de ser iluminados pueden ser iluminados, y aquellos en lo profundo del karma negativo pueden encontrar la salvación a través de su compasión

Guānyīn juega un papel central en el Sutra del Corazón .

En el canon Mahayana, el Sutra del Corazón se le atribuye por completo a Guanyin. Esto es único, ya que la mayoría de los Sutras Mahayana suelen atribuirse a Gautama Buddha y las enseñanzas, acciones o votos de los bodhisattvas están descritos por Shakyamuni Buddha. En el Sutra del corazón , Guanyin describe al arhat Sariputta la naturaleza de la realidad y la esencia de las enseñanzas budistas. El famoso dicho budista «La forma es el vacío, el vacío es la forma» (,) proviene de este sutra.

El budismo tibetano relaciona a Chenrezig con el mantra de seis sílabas Om mani padme hum, motivo por el cual recibe también el nombre de Ṣaḍakṣarī. La conexión entre este famoso mantra y Avalokiteśvara ya aparece en el Karandavyuha Sūtra (probablemente a fines del siglo IV o principios del V), uno de los primeros trabajos budistas que llegaron al Tíbet (poco antes de finalizar el siglo V).

En el budismo Shingon, el mantra que se emplea para alabar a Avalokiteśvara es el On Aro-rikya Sowaka (¡Oh, Inmaculado, Salve!).

 LA GRAN MADRE, ARQUETIPO DEL AMOR COMPASIVO 

La Madre Guanyin es la personificación de la compasión y la bondad. La psicología analítica en la tradición de Carl Gustav Jung se aplica Guanyin sea expresión particularmente significativa del arquetipo de la madre . Representa la Gran Madre, la Anciana Sabia.

Situándonos en la vejez, este arquetipo se relaciona estrechamente con el sufrimiento y las pérdidas (viudez, seres queridos, amistades). Entonces, a partir del dolor, la sanadora es capaz de reconocer la finitud de la vida, y además comprender en carne propia el sufrimiento de los demás. Desde ese lugar, ella puede ayudar al resto, incentivando en los otros la autoexploración de los propios dolores, y la autosanación.

Kuan-yin es “aquella que escucha las súplicas y llanto de todos los seres”; es Madre salvadora, como Tara (la cual no es sino la personificación de la Actividad Compasiva de Chenresig / Kuan-yin, la que surgió de una de sus lágrimas de amor por los seres en el ciclo existencial), la que resolvió mantener su sexo femenino a lo largo de todos sus renacimientos físicos como boddhisatva.

El verdadero amor compasivo que expone el budismo no tiene nada que ver con la lástima ni con el sentimentalismo. Esto se debe a que la lástima o el sentimentalismo no alcanzan para apoyar a otro a lograr la victoria en la vida; no sirven para aliviar realmente el sufrimiento e impartir alegría.

Nada tiene que ver la compasión con el sentimiento de lástima. El sentimiento de lástima es condescendiente y complaciente. Sin embargo, la compasión nace del sentido de igualdad y de interconexión. La misericordia budista se basa en el respeto a la dignidad de la vida inherente a todos los seres vivientes y en el deseo de que dicha dignidad triunfe sobre otros aspectos. Por lo tanto, el amor compasivo genuino consiste en el fortalecimiento del prójimo como ser humano y en ayudarlo a desarrollar fuerza y coraje para superar los problemas.

 En los textos budistas en sánscrito, se describen extensamente los conceptos de misericordia y compasión mediante las voces maitri y anukampa. La compasión es la antítesis de los aspectos destructivos del ser humano y nace a partir de un sentimiento de solidaridad que anhela la felicidad y el desarrollo mutuo.

El acto, pensamiento y sentimiento de compasión y amor se ve como Guanyin. Se dice que un individuo misericordioso, compasivo y amoroso es Guanyin. Un estado meditativo o contemplativo de estar en paz con uno mismo y con los demás se considera Guanyin.

Al cultivar nuestras cualidades inherentes como el amor y la compasión, podemos despertar lo que en sánscrito se llama » bodhi» o la gran mente, la fuente de todas las cualidades positivas, aquella que realza la efectividad y profundidad de nuestro trabajo siendo mucho más poderosa que nuestra mente común.

El Dalai Lama es a menudo considerado como la reencarnación de KwanYin en el mundo. Citando algo que dijo el Dalai Lama una vez; dijo:

«El amor y la compasión son necesidades. No son lujos. Sin ellos, la Humanidad no puede sobrevivir».

El toque de Kuan-yin libera de todo sufrimiento y trae la verdad de cada ser a su plena manifestación. Buda Sakyamuni afirmó que “quienquiera que escuche simplemente su nombre, Kuan-yin, entra en ese instante en el camino de la iluminación suprema”. Todos los obstáculos mundanos o extramundanos son vencidos con sólo mantener devotamente su nombre en la conciencia.

El nombre de Kuan Shih Yin, como frecuentemente es llamada, literalmente significa “quien contempla, mira y escucha los sonidos el mundo”. De acuerdo a la leyenda, Kuan Yin estaba por entrar al cielo pero hizo una pausa en el umbral a medida que los clamores del mundo llegaron a sus oídos. Kwan Yin hizo votos para no ingresar al cielo o “Nirvana” hasta que el último de los humanos se haya liberado de su sufrimiento”

Debido a simbolizar la compasión infinita, en Asia oriental , Guanyin está asociada con el vegetarianismo . La cocina budista está generalmente decorada con su imagen y aparece en la mayoría de los folletos y revistas vegetarianas budistas

Guan Yin, diosa madre; patrona y madre de los marineros, que le rezan y le piden cuidado antes de sus viaje 

  1. IMAGEN: La Virgen María disfrazada de Kannon  (,kakure kirishitan (cristianos ocultos japoneses), siglo XVII. Salle des Martyrs, Sociedad de Misiones Extranjeras de París .
  2. IMAGEN: Guanyin y el niño, tema de la pintura china moderna, similar al tema de la Virgen y el Niño .

En Occidente muchos son los que asocian la figura de Guanyin con las de las diosas madres y figuras maternas protectoras de otras religiones, tales como la Virgen María en el catolicismo, Isis en el antiguo Egipto, Tārā en el budismo tibetano y Śakti, Párvati, Sītā o Radha en el hinduismo.

Durante el período Edo en Japón, cuando el cristianismo fue prohibido y castigado con la muerte, algunos grupos cristianos clandestinos veneraron a Jesús y a la Virgen María al disfrazarlos de estatuas de Kannon con un niño; Tales estatuas son conocidas como maria kannon . Muchos tenían una cruz escondida en un lugar discreto.

Se sugiere que la similitud proviene de la conquista y colonización de Filipinas por España durante el siglo XVI, cuando las culturas asiáticas influyeron en los grabados de la Virgen María, como lo demuestra, por ejemplo, en una talla de marfil de la Virgen María por un tallador chino.

La estatua de Guanyin (Gwanse-eum) en el Templo Gilsangsa en Seúl , Corea del Sur, fue esculpida por el escultor católico Choi Jong-tae, quien modeló la estatua después de la Virgen María con la esperanza de fomentar la reconciliación religiosa en la sociedad coreana.

1024px-dongguan_guanyinshan
Templo de Guanyin Shan (montaña de Guanyin) en Dongguan , China .

LA LEYENDA DE MIAO SHAN

Dado que se sabe que los bodhisattvas se encarnan a voluntad como personas vivas según los sutras, la princesa Miaoshan generalmente es vista por los budistas como una encarnación de Guanyin.

Hay muchas leyendas populares sobre Guanyin en China y en otros países del este asiático. Las leyendas sobre Guan Yin aparecieron por primera vez en el Reino Central hace más de dos mil años. Su popularidad se disparó durante la Dinastía Song (960-1279) y continúa siendo saludada y adorada como la “Diosa de la misericordia” hasta el día de

Se cree que Kwan Yin se reencarno en la Princesa China Miao Shan que habría vivido en el año 700 A.C. época en que habría realizado sus votos para ayudar a la humanidad.

Una de las historias sobre su origen dice así:

Hace mucho tiempo, en un pequeño estado chino, el rey tenía tres hijas, y como deseaba obtener ganancias mundanas, quería casarlas con familias adecuadas. Pero la más joven de ellas, Miao Shan, tenía un deseo diferente. Quería convertirse en monja budista y llegar a la perfección espiritual mediante la cultivación y así ofrecer salvación al mundo. El rey no la comprendió, por lo que desconoció a su hija y la envió al exilio.

Pasaron los años y el rey se enfermó gravemente. Un viejo monje que estaba de visita en el reino le dijo: “Para poder curarse, debe ingerir una poción destilada de los brazos y ojos de alguien que esté dispuesto a entregarlos sin nada a cambio”. Desesperado, el rey le imploró a sus hijas mayores, pero no estuvieron dispuestas a ayudarlo. El monje entonces le sugirió: “En la cima de la Montaña Perfumada vive una pusa de la compasión. Envíele un mensaje suplicando su salvación”.

Este monje resultó ser una transformación de Miao Shan. Después de varios años de una ardua práctica espiritual, se había convertido en pusa. Al escuchar sobre el problema de su padre, se transformó en un monje para aconsejar al rey. Luego, de vuelta en el templo, recibió al mensajero de su padre con su verdadera forma y le dijo: “Esta enfermedad es un castigo por sus pecados. Pero como su hija, es mi deber filial ayudarlo”. Luego se arrancó los ojos y se amputó los brazos para que el mensajero se los llevara.

De vuelta en el reino, el viejo monje reapareció para preparar el elixir mágico que permitió que el rey se recuperara milagrosamente. Estaba extremadamente agradecido con el monje, quien simplemente le respondió: “Mejor agradécele a quien se sacrificó por ti”.

Entones el rey viajó a la Montaña Perfumada. Allí se estremeció al ver a su hija encabezando a cientos de seguidores, ¡sin brazos ni ojos! Las lágrimas le rodaron por las mejillas al darse cuenta de todo lo que debía haber sufrido su hija. Sin embargo, Miao Shan lo recibió bondadosamente y lo invitó a vivir con compasión y a practicar el budismo. Luego, un destello de luz los envolvió a todos cuando ella se transformó en la imagen divina de una pusa, con sus ojos y brazos recuperados.

El culto a Miao-Shan en el Monasterio de la Montaña Fragante (Hsiang.shan ssu), fué hecho público por primera vez en una inscripción escrita por Chiang Chih-ch’i (1031-1104) en el año 1100. Despues, el monasterio ha sido conocido por su espléndida estatua de Kwan Yin, manifestada como La Gran Compasiva (Ta-pei) con mil brazos y mil ojos. La leyenda registrada por Chiang, identifica el Monasterio de la Montaña Fragante como el lugar de manifestación de Kwan Yin, donde ella reveló su forma como Gran Compasiva con miles de brazos y ojos, uniéndose así la leyenda de Miao Shan con la imagen de Kwan Yin entronizada en el monasterio. La creencia de que las reliquias de Kwan Yin fueron entronizadas en una stupa, han hecho del Monasterio de la Montaña Fragante un popular centro de peregrinación.

Una inscripción de 1185, conmemorando la restauración del Monasterio, da noticia de que desde aproximadamente 1100, «los Abades de este monasterio sucesivamente han ido construyendo en él con creciente magnificencia y aumentando la extravagancia. Debido a que las reliquias de Kwan Yin estaban en la stupa y muchos milagros fueron realizados por su intercesión. Cada primavera en el segundo mes lunar, viene gente de todas partes sin importar la distancia. Los adoradores contados por decenas de miles, hacen donaciones de acuerdo con sus posibilidades. Los monjes del monasterio no tienen necesidad de mendigar. Tienen suficiente para comer».

dragon Huan yin
En el arte chino, a menudo, se representa sola sobre un dragón y acompañada por un pájaro, flanqueada por un niño y una niña o dos guerreros.

LA MISERICORDIA DE KWAN YIN

Esta diosa de la misericordia puede ayudar a resolver cualquier problema. Pero recuerda: ella solo ayuda a quienes llevan una vida de bondad, honestidad y misericordia.

Kuan Yin es conocida como la Salvadora compasiva del Oriente.  En la tradición budista la madre Kwan Yin es una gran deidad, ya que se dice que escucha la compasión y súplicas de todos los seres humanos, incluso se menciona que sería la propia reencarnación de la Virgen María. En todo Oriente, en templos, hogares y grutas al borde del camino, existen altares dedicados a Kuan Yin como la Madre de la Misericordia.

Kuan-yin ayuda a las madres con dificultades a traer hijos a la Tierra, y es también extensamente solicitada para ello.

A la madre Kwan Yin se le han atribuido miles de milagros, tiene muchos templos alrededor del mundo que han sido levantados por sus devotos para honrarla y hacer sus invocaciones. A ella se le implora para ayudar a sanar enfermedades, desilusiones; para neutralizar malas influencias y muchas mujeres utilizan su imagen en la habitación  para ayudar a concebir.

“Decreto de Amor compasivo”

“Madre Kuan Yin, Invoco tu corazón de loto, dame la compasión y el perdón en esta hora, redime mis faltas, suaviza mi sendero y envía a tus Ángeles de puro amor  para que no sienta que me cubre la tristeza y el desaliento.
Transforma ahora toda sombra en luz y dame el perfume de tu esencia para purificar mi corazón redimido ya en la radiación de tu amor.
¡Yo Soy la Compasión infinita de tu propio corazón!
Amén “

Se dice que Kwan Yin ha hecho voto de no entrar en los reinos celestiales hasta que todos los seres humanos se hayan liberado del samsara (ciclo de nacimiento, muerte y reencarnación) al haber alcanzado la iluminación.

En general, se la ve como una fuente de amor incondicional y, lo que es más importante, como una salvadora. Sus devotos creen que pueden acudir a ella cuando se encuentran en problemas, sobre todo cuando están en riesgo de ser lesionados por el agua, el fuego o las armas. También se dice que oye las peticiones de quienes desean tener hijos sin importarle a que religión perteneces para que pueda escucharte.

Varias técnicas de curación energética atribuyen sus beneficios a la inspiración y ayuda de la maestra Kwan Yin, una bodhisattva enigmática y sabia a quien se le atribuyen conceptos tan valiosos como los siguientes:

«El amor salva todos los abismos».

«Siempre, por más profundo que sea el dolor, por más grande que sea el temor, por más oscuro y complicado que sea el problema, existe una rendija por la cual puede llegar a penetrar la luz del espíritu».

«Al corazón se le educa no con conceptos sino con emociones. Un corazón que ha crecido en medio de los suaves efluvios del amor, aprenderá a emanar estas mismas emociones sin medida y sin descanso. Pero un corazón forjado en la fría indiferencia, no podrá hablar el lenguaje del cariño y las caricias».

«La felicidad está siempre en nosotros mismos y no en cosas ajenas a nosotros. Nadie va a darme la felicidad, sólo yo puedo conseguirla».

«Lo que recibo ahora es lo que sembré ayer y lo que siembre ahora será lo que reciba mañana»

«Los problemas actuales son resultado de acciones incorrectas del pasado. El momento presente es el indicado para ir sembrando futuro».

«Tengo una misión en la vida: ser feliz y hacer felices a los demás».

«Sólo el camino del centro (el equilibrio, el punto medio, la mesura) es el único seguro, el único firme, el único que te permitirá seguir avanzando».

«Cultiva la mirada dulce, no descuides el lenguaje, esta es la más perfecta manifestación que el hombre ha desarrollado para acercarse los unos a los otros. Un apretón de manos, una palmadita en la espalda, tal vez sean capaces de romper los más duros cerrojos».

«Sólo en el amor y en la paz interior puedo tomar las decisiones correctas».

an_altar_of_guanyin_worship
Un altar de la adoración de Guanyin.

PAZ

 

0 Respuestas a “Kwan Yin: La Madre Divina del Oriente”

  1. Hola mi Nombre es Mario. Recuerdo muchos años atrás que tuve un sueño con esta Virgen Kwan Yin, donde yo estaba viajando con ella en una carreta, tirada por huelles y una de sus ruedas se había atascado cuando cruzábamos un arroyo que fluía agua muy limpia, yo ayudaba a mover la rueda de la carreta, eramos en la carreta muy pocos lo que acompañábamos a Virgen Hwan Yin y luego continuamos el viaje por unas montañas. Ahí termino mi sueño, Muchas Gracias. Paz y Bien.

Deja un comentario