bruja caldero buho

La Brujería en la Actualidad

En casi todas las culturas prehistóricas se practicaban ritos destinados a mejorar las cosechas, la fertilidad o propiciar la caza. A menudo las encargadas de ejecutar estos ritos (principalmente bailes o representaciones) eran las mujeres de la tribu. Esta tradición, de alguna u otra manera, se mantuvo en el seno de las sociedades hasta prácticamente la actualidad.

Brujas o Hechiceras del siglo XXI

La brujería es tan antigua como el hombre.

Mucha gente dice que las brujas eran, de hecho, las mujeres sabias que fueron perseguidas por la Iglesia (en su mayoría por su conocimiento de hierbas para el tratamiento de ciertas enfermedades). Diversos colectivos esotéricos afirman ser los herederos de las tradiciones ancestrales relacionadas con las prácticas de brujería

En la actualidad, , muchas mujeres se llaman a sí mismas brujas, por que tratan con hierbas medicinales,  el poder de la naturaleza, (magia verde o magia natural). Son hechiceras, no brujas,

En la época medieval, las hechiceras y las brujas se distinguían por los materiales cotidianos (minerales, plantas, animales, restos humanos –semen, pelos, uñas, orina, etc.–), más común entre las primeras, y por el recurso a pactos sobrenaturales y a la imaginación –potenciada con alucinógenos–, más frecuente entre las segundas. Fuera por una vía o por otra, los usuarios de sus ungüentos, invocaciones o pactos lo que buscaban eran soluciones a problemas frecuentes en la salud, el dinero, el sexo o el amor. Aun hoy es posible encontrar una “celestina” que nos busque pareja o alguien que mediante un conjuro nos “cure” el “mal de ojo”.

Hoy la reintegración a la naturaleza es una parte esencial de  brujería y hechicería. Aunque hay una gran  diferencias entre unas y otras, ambas creemos que la naturaleza es sagrada y buscamos el conocimiento que otorga conectar con nuestras raíces, honrar a los ancestros y ver el mundo desde otra perspectiva, que nos permita sentirnos parte del Todo. Somos mujeres libres, curiosas e inquietas que experimentan con los elementos de la naturaleza

Simbolos Wicca
El pentáculo (un pentagrama dentro de un círculo) es uno de los símbolos de fe fundamentales reconocidos internacionalmente por la  Brujería, pero también  en las practicas de Hechiceria . Utilizado como símbolo universal en el Día Mundial del Paganismo.

Brujería Moderna & Brujería Tradicional

Hoy, la forma actual de brujería es bastante diferente de su forma original cinco mil años antes.

Las brujas siguen existiendo.  Se consideran así los/las practicantes de la antigua religión o paganismo, recuperando la denostada palabra como homenaje a las antepasadas que sufrieron la persecución por sus creencias heréticas.

La brujería es vista con buenos ojos por diversos motivos. Actualmente, las brujas son presentadas desde una óptica relativamente más favorable y como menos peligrosas que antaño en muchas de las obras de ficción que circulan hoy día, y los miembros y adherentes de actualmente se presentan como herederos de un culto y de una cultura donde en su momento habrían estado enmarcadas las brujas del tiempo de las persecuciones

La Wicca es la religión moderna que hunde sus raíces en el paganismo pre cristiano, y que los británicos Gerald Gardner y Doreen Valiente empezaron a popularizar en Gran Bretaña a mediados del siglo pasado. Existen claras diferencias entre lo que se denomina brujería tradicional en contraposición a las corrientes neopaganas, basadas más en la magia ritual y nacidas al amparo de tradiciones o asociaciones de Alta Magia como la conocida The Hermetic Order of the Golden Dawn, de la cual bebieron Gerald Gardner y Doreen Valiente, creadores de los rituales de la Wicca. En la actualidad, con el desarrollo de las sendas paganas, neopaganas y una aceptación mayor, diversos autores y estudiosos, como por ejemplo Isaac Bonewits, prefieren utilizar términos más acordes como «brujería neopagana» o «brujería moderna».

Existen muchas otras tradiciones de brujería europea que no tienen relación con wicca ni ninguna de sus ramas. En algunos casos, son renacimientos contemporáneos de tradiciones europeas de brujería con fuentes distintas y mejor identificables que las influencias ceremoniales gardnerianas, e históricamente enfrentados a las aportaciones de Gardner.

La brujería tradicional no es Wicca, la brujería tradicional es el paganismo antiguo. Es la práctica de las creencias pre-wiccanas y pre-cristianas (o al menos tratar de revivir las viejas costumbres). Hay muchas tradiciones dentro de la brujería tradicional, y por tanto, debe señalarse que no todas las tradiciones tienen las mismas creencias o prácticas, pero hay principios básicos,que se siguen.

La brujería es un enorme cajón de sastre donde se unen y caminan muchas tradiciones y practicas diferentes. Si bien la mayoría de las personas que profesan creencias de este tipo se limitan a tirar las cartas, encender velas o a utilizar amuletos, no es menos cierto que otros traspasan la frontera de la magia «blanca» hacia la negra.  El uso de la magia oscura o caótica, sea real o fingida tiene muchas veces consecuencias inesperadas.  Pero este es otro tema.

Si quieres aprender sobre brujería tradicional o hechiceria, te aconsejo que leas e investigues sobre fiestas populares, folklore, antropología e historia para saber qué tipo de tradiciones están asociadas a tu zona, qué se hacía, cuándo se hacía y por qué. Indaga en los juicios de la Inquisición (de los cuales sacaremos importantes datos sobre la práctica brujeril y hechos históricos sobre los procesos de brujería), creencias, etc. Busca todas aquellas pistas que puedan conducirte a encontrar tu propio sendero espiritual, el eco de los Ancestros resonando en tus venas y recordándote que has nacido para practicar el Viejo Arte de la Hechicería.

Algunos consideran la brujería como una religión, mientras que otros lo consideran un Arte (la hechiceria), que la han incorporado a su religión, todo depende de la visión de cada uno confundir hechicería con brujería.  Se puede ser hechicera sin ser necesariamente bruja . Todo depende de la linea de camino que marque tu espiritualidad.

El aumento constante de la presencia de las brujas en las redes sociales es evidente. Hoy se vive la brujería como una forma espiritual, bipolar, focalizada en en buscar el equilibrio de la dualidad (dios y diosa), sin que uno someta al otro, sin que haya un Dios Supremo omnipotente, omnipresente, y omnisapiente. El equilibrio se da como resultado de conciliar polaridades, y no mediante tratar de eliminar una de ellas. Como no es una estructura dogmática rígida . generalmente  no se considera una religión en el sentido de las religiones patriarcales sino que  sus practicas específicas e independientes, y rituales son tradiciones familiares de practicas espirituales en  pequeños núcleos.

Infunde una gota de magia en tu vida diaria. Muchas mujeres están retomando algunas prácticas de la «brujería» como la herbolaria, la astrología y otros conocimientos ancestrales, quizá en una búsqueda de conectar con su fuerza interior y, a la vez, redimir a esas mujeres rebeldes que pagaron el precio más caro por el simple hecho de querer vivir en libertad. La Brujería Moderna es un reaprendizaje para ser libres. La nueva tendencia sobre la brujería como método para el autoconocimiento.

Resumir la brujería moderna con tantas y tantas facetas como tiene, es imposible, solo puedo aportar una pincelada,  desde la óptica de observadora… Solo puedo dar un consejo:

«Mientras a nadie dañes, haz lo que quieras»

orandoconvela

El Oscurantismo en pleno siglo XXI.

La brujería y las acusaciones de brujería son todavía muy común en algunas partes de África occidental. 

Las quemas físicas, asesinatos, o destierros en el mejor de los casos, siguen vigentes en países como Ghana, Papúa Nueva Guinea, Camboya e India, en donde una mezcla de superstición, pánico colectivo y misoginia se sigue llevando por delante a las mujeres. El proceso más generalizado actualmente es la acusación y asesinato masivo de mujeres ancianas acusadas de practicar la brujería en Tanzania. Entre 500 y 1000 personas, en su mayoría mujeres, son asesinadas, quemadas vivas o mutiladas tras ser acusadas de ser brujas cada año en ese país,

Las torturas y asesinatos de personas, principalmente mujeres y, entre estas, mayores bajo la acusación de brujería reaparece “a finales de los 80, durante los 90 y hasta la actualidad en varios países de África, en India, Nepal; ha habido casos de brujas quemadas en Papúa Nueva Guinea, incluso en Timor Oriental recientemente. Y estamos hablando de miles de mujeres en África, al menos veinte mil se han calculado, y también algunos varones, principalmente hombres mayores y niños.

Algunos investigadores creen que esto se debe al auge de ciertas enfermedades y, sobre todo, al mantenimiento de una población eminentemente rural y anclada en sus tradiciones y creencias supersticiosas. Para otros, estas muertes esconden conductas misóginas, despechos, envidias, celos…

Las acusaciones se originan en poblados que han sufrido el azote de enfermedades o persistentes malas cosechas. Y, del mismo modo, las mujeres detenidas son torturadas con hierros candentes para obligarlas a confesar. Muchas son apedreadas y asesinadas por sus propios vecinos, a la par que sus posesiones son confiscadas.

También hay pruebas de que parte de la responsabilidad de esta nueva caza de brujas, que a su vez se dirige especialmente a las mujeres mayores, debe atribuirse a la labor de las sectas cristianas fundamentalistas, como el movimiento pentecostal, que han traído de nuevo al discurso religioso el tema del diablo, aumentando el clima de sospechas y el miedo existente generado por el dramático deterioro de las condiciones económicas.

Como explica  Silvia Federici, activista, investigadora y autora de «Calibán y la bruja:

“esta situación ha ido de la mano de la globalización, de los ajustes estructurales, con los procesos de privatización de tierras y expulsión de la gente de ellas para su comercialización. Las mujeres han sido expulsadas de las tierras comunales y las tierras se reducen porque las compañías mineras, de agrocombustible, de negocios agrícolas llegan a acuerdos con los jefes locales y los gobiernos. Así que el sistema de tierras comunes, que prevalecía todavía en África, se está destruyendo. Una manera de resistir esto es que muchas comunidades de hombres están expulsando a las mujeres de la tierra. Así que este es el contexto, un contexto de privatización, expropiación y desplazamientos en el que tiene lugar esta caza de brujas. Que es un contexto muy similar al del siglo XVI y XVII.

Un abrazo y nos vemos en la siguiente entrada 

Si te gusta, por favor ¡comparte!

FUENTES:

  • Federici, S. «Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación originaria». Ed. Traficantes de Sueños, 2010

0 Respuestas a “La Brujería en la Actualidad”

  1. Que cruel siguen siendo algunas civilizaciones a estas alturas y en esta nueva era, ese tipo de barbaridades no deberian de existir, la mujer bruja en realidad es una mujer sabia y con un amplio conocimiento que llevan marcado en sus antepasados. Me quedo sorprendida que aun persista la caceria de brujas hoy día, espero que este tipo de actos dejen de existir. Y como siempre gracias por compartir esta interesante información.

Deja un comentario