LAS DIOSAS DE LA CACERÍA SALVAJE

pietschfraugode
LA DIOSA BERTCHA, BERTHA, PERTHA, HOLDA, FRAU HOLDE…

Por toda Europa aparecen mitos que tienen el mismo esquema y patrón y que se repiten en muchas tradiciones míticas distintas. La Cacería Salvaje es un mito popular europeo que implica el paso de un grupo de cazadores elfos, hadas o fantasmas de los muertos.

El concepto fue desarrollado en base a la mitología comparada por Jacob Grimm en Deutsche Mythologie(1835) como un superviviente folclórico de la tradición pagana germánica, aunque se han encontrado mitos populares a través de Europa del norte, occidental y central. Grimm popularizó el término Wilde Jagd («Caza Salvaje») para el fenómeno.

Entre los héroes de LA CACERÍA SALVAJE también hay mujeres.

e7a4781d5e62b0fce1ea11062ee5efe6
Diana o Artemisa es una cazadora salvaje obvia.

Las diosas cazadoras se identifican a menudo con Diana en documentos antiguos de la iglesia. Desde principios del siglo XI, parece que se la conoce como la líder de las mujeres y los espíritus nocturnos femeninos, que «en el lenguaje común se llaman Hulden de Holda». Estas mujeres dejarían sus casas en espíritu, saliendo «por las puertas cerradas en el silencio de la noche, dejando atrás a sus esposos dormidos». Recorrerían vastas distancias a través del cielo, hasta grandes fiestas o batallas entre las nubes.   Una fábula del siglo XVI registrada por Erasmus Alberus habla de «un ejército de mujeres» con hoces en la mano enviadas por Frau Hulda.

El culto a ésta diosa a lo largo de Europa nos habla de las variantes y las movilizaciones de pueblos hasta fusionar diversas creencias en localidades diferentes. Esta diosa es conocida como Holde, Holla, Huldra, Frau Holde, Perth, Berta, a reina de Estantigua (así se le conoce en España) y a veces también es conocida como la Dama Blanca que teje los destinos y que en ocasiones, anuncia la muerte lamentándose por ella, frecuentemente confundida con Banshees.

El historiador Carlo Ginzburg ha identificado creencias similares que existen en toda Europa durante más de mil años, según las cuales se pensaba que hombres y mujeres abandonaban sus cuerpos en espíritu y seguían a una diosa cazadora llamada Holda, Diana , Herodias , Signora Oriente , Richella , Arada y Perchta . También identifica fuertes similitudes morfológicas con las diosas anteriores Hécate / Artemisa , Artio, las Matres de Engyon , las Matronae y Epona , así como figuras de cuentos de hadas, como Cinderella .

Durante el período navideño en las regiones alpinas de Alemania, Austria y el norte de Suiza, todavía se llevan a cabo procesiones enmascaradas salvajes en varios pueblos, haciéndose pasar por Holda, Perchta o seres relacionados, y la caza salvaje

diosa blanca

Frau Holle o Madre Invierno.

La diosa gérmanica Holda  (o Frau Holle ) tenía su lado oscuro.

Frau Holle es una de las figuras legendarias más duraderas de Alemania y representa a una deidad pre-cristiana que sobrevivió en la creencia popular y en la memoria de la gente común hasta bien entrado el siglo XIX

Marija Gimbutas nombra a Hulda (o Holda , Holla, Holle) como originalmente una antigua diosa germánica que antecede a la mayor parte del panteón germánico, incluidas deidades como Odin , Thor , Freya y Loki , que continúan las tradiciones de pre-indoeuropeos La Europa neolítica .

En el folklore germánico pre-cristiano, Hulda, Holda , Holle y Holla eran nombres para denotar un solo ser. 

Los orígenes de Frau Holle, Hulde o Holda son bastante discutidos. Hay quien la relaciona con Frigg o Frigga, la esposa de Odín, por su faceta benevolente y generosa y su relación con el tiempo atmosférico.
Se la asociaba principalmente al invierno, pero también se le adjudicaba el poder de controlar todo el tiempo atmosférico; en ese sentido, como ya hemos dicho, según el folclore, cuando Hulde sacudía su colchón de plumas provocaba la nieve, mientras que cuando llovía se decía que Hulde estaba lavando sus vestidos, señalando las nubes como su ropa puesta a secar o como hebras de hilo que estaba tejiendo.
En algunas leyendas Hulde es descrita viajando a lomos del viento para observar los actos de las personas y asi premiar con regalos a aquellos que se han comportado de manera honrada.
Hulde era descrita como una hermosa mujer de cabellera dorada a veces vestida de rojo (lo cual de nuevo asocia su figura mezclada posiblemente con atributos de los dioses Thor y Odín y la diosa Frigg con la de Santa Claus) y con una larga capa blanca hehca de pieles.
Como diosa del tiempo atmosférico y especialmente de la época invernal Hulde estaba también relacionada con la naturaleza, los bosques y los animales salvajes…poseyendo también atributos típicos de diosas lunares y de la fertilidad.

Hulde también se asocia a Hel, la diosa del inframundo dentro de la mitología nórdica; de hecho, el nombre de Frau Holle es muy similar al germánico utilizado para designar el inframundo, «hölle».

A medida que el cristianismo reemplazó lentamente al paganismo escandinavo durante la Alta Edad Media , muchas de las antiguas costumbres se fueron perdiendo o asimilando gradualmente en la tradición cristiana. Al final de la Alta Edad Media , el paganismo escandinavo estaba casi completamente marginado y mezclado con el folklore rural , en el que el personaje de Frau Hulda finalmente sobrevivió.

Como amante de la cacería salvaje, es conocida alternativamente como frau Gode, frau Gaue y frau Woden, demostrando su conexión con Odin.

Los pueblos germánicos ven dar vueltas por el cielo a Frau Gauden, seguida de veintiún cuatro hijas estribillos perros. Cuentan que la dama Gauden tenía una pasión loca por la caza y, como ella, sus hijas. Llevadas por su afán, un día la madre dijo que ojalá pudiera cazar para siempre y las chicas manifestaron el mismo deseo. Y el Cielo satisfizo su voluntad: condenó la madre a cazar eternamente seguida de las hijas y jaurias de perros, que nunca la dejan. La noche de San Silvestre, si encuentran una casa abierta, entran y dejan un perrito dentro de los fogones o junto al hogar. Una campesina descubrió la manera de saber si los perritos eran o no de buen ser. Puso cerveza en una cáscara de huevo. El perrito, sorprendido, dijo que, pese a ser muy, muy viejo, nunca había visto algo parecido. Y, dicho esto, subió por la chimenea y huyó como  hijo del diablo..

En  ocasiones explica Jacob Grimm, «Holda, como Wotan, también puede viajar sobre los vientos, envuelta en el terror, y ella, como el dios, pertenece a la ‘wütende heer’ [ejército furioso]. » De ahí surgió la fantasía, el viaje de las brujas en compañía de Holle … en Upper Hesse y Westerwald, montar a Holle , viajar con Holle , es equivalente al viaje de las brujas.

Grimm interpretó el fenómeno de la Cacería Salvaje con orígenes pre-cristianos, discutiendo que la figura masculina que aparecía en ella era un remanente de creencias populares del dios Wodan, quien había «perdido su personalidad sociable, sus rasgos casi familiares, y asumió los aspectos de un poder oscuro y terrible…un espectro y un diablo»

Grimm creyó que esta figura masculina era a veces reemplazada por un equivalente femenino, a quien se refirió como Holda y Berchta. En sus palabras, «no solo Wuotan y otros dioses, sino también diosas paganas, pudieron haber liderado la furiosa hueste: el cazador salvaje pasa a la mujer del bosque, Woden a frau Gaude«. Añadió que consideraba a la figura femenina la esposa de Woden.

 MADRE NIEVE

Madre Nieve es un cuento alemán recogido por los hermanos Grimm y publicado por primera vez en 1812 como parte de Cuentos de la infancia y el hogar. Era conocido originalmente como Frau Holle y es el cuento número 24 de la colección.

Una rica viuda vive con su hija y su hijastra. La viuda favorece a su hija biológica a quien le permite ser malcriada y floja, mientras que a su hijastra le deja todo el trabajo de la casa. Cada día la hijastra se sentaba fuera de la casa e hilaba junto al pozo. Un día se pinchó un dedo con la punta del husillo. Se inclina sobre el pozo para lavar la sangre del hilo, el husillo se cae de su mano y se hunde en el agua del pozo. La hijastra temía ser castigada por perder el husillo, y en estado de pánico saltó en el pozo para recuperarlo. Para su sorpresa, la chica cayó en otro mundo donde ayudó a un pan que estaba ardiendo, un árbol de manzanas que necesitaba perder sus manzanas, y a Madre Nieve (un espíritu femenino del invierno), ayudando al quehacer de su casa. Madre Nieve quedó tan impresionada por la amabilidad y el trabajo de la niña que la acompañó hasta un portón donde le cayó una lluvia que la cubre de oro.

La madre, pensando que su hija perezosa debería haber recibido el oro, envía a la hija perezosa al pozo a trabajar para Madre Nieve. Como su hermana, la hija perezosa hizo sangrar su dedo y saltó al pozo. Pero la hija perezosa se ​​negó a ayudar al pan que se quemaba, el manzano sobrecargado, o su a ama, Madre Nieve reprobó su naturaleza inactiva enviándola a su casa cubierta con brea.

Como muchos otros de los cuentos recopilados por los hermanos Grimm, Madre Nieve personifica el buen comportamiento y el malo, y la recompensa adecuada para cada comportamiento.

La leyenda de Hulda , la Madre Nieve, que con el tiempo pasó a los hermanos Grimm, tiene su origen en las tradiciones orales en el centro de Alemania en lo que ahora se conoce como Hessen. Se dijo a ellos por Henriette Dorothea Wild (con quien Wilhelm Grimm se casó en 1825) con más detalles añadidos en la segunda edición (1819). Todavía es una expresión común en Hessen y más allá el decir «Hulda está haciendo su cama» cuando está nevando, es decir, que sacude la cama y fuera de la nieve viene del cielo

Holle es la diosa a la que van los niños que murieron cuando eran bebés. Las almas de los infantes no bautizados se unieron para unirse a la compañía salvaje de Holle.   También conocida como Dunkle Großmutter (Abuela Oscura) y Weisse Frau (Dama Blanca), elementos que están más típicamente asociados con el cuento de hadas de los Grimms. Su conexión con el mundo espiritual a través de la magia del hilado y el tejido la ha asociado con la brujería en el folklore católico alemán. Se consideraba que viajaba con brujas en las ruecas , que se asemejan mucho a las escobas que se cree que las brujas montan.

Las costumbres agrícolas del norte europeo también conservan reliquias de la religión pagana. Al cortar el centeno, los aldeanos dejan que se alcen algunos tallos, atan flores entre ellos, y cuando terminan con su trabajo se reúnen alrededor de ellos y gritan tres veces: «Fru Gaue, guardas un poco de forraje, este año en el carro». En Prignitz, llama a su fru Gode y deja un montón de granos en cada campo que ellos llaman «la porción de Fru Gode». En el distrito de Hameln, era costumbre, si un segador atando las gavillas pasaba por encima de uno, burlarse y gritar: » ¿Es eso para fru Gauen ?

800px-Perchtenmaske
Máscara de Schiachperchten.

La Diosa Perchta

Hulda también está relacionada con la figura germánica de Perchta .

Según Grimm, el equivalente de Perchta sería Holda (Frau Holle), aunque también la figura mitológica de la Dama Blanca(Weisse Frauen, en alemán) podría derivar directamente de Berchta a raíz de una de sus representaciones como mujer vestida de blanco.

Perchta es otro avatar de Holda, pues ambas tenían el papel de «guardianas de las bestias», apareciendo durante la Cacería Salvaje, periodo comprendido entre la Navidad y la Epifanía (25 de diciembre – 5 de enero).2(En inglés: Twelve Days of Christmas o Twelvetide.)

Perchta tiene dos formas; puede aparecer como una mujer bella, vestida de blanco, o por el contrario como una anciana maléfica.  Asimismo, en muchas fuentes antiguas se dice que Perchta (o Bertha en alemán) tiene un solo pie gigante, a veces llamado pie de ganso o pie de cisne. Grimm creía que su extraño pie simbolizaba su capacidad para adoptar formas animales (metamorfosis).

El plural de Perchta es Perchten, nombre que se le daba a su cortejo de espíritus o seguidores, así como a las máscaras de animales empleadas en muchos desfiles y fiestas populares en las regiones alpinas de Austria.

Hoy en día, en Austria, y especialmente en Salzburgo, donde se dice que merodea la dama blanca en torno al castillo de Hohensalzburg en mitad de la noche, los Perchten todavía forman parte de las festividades tradicionales, como el carnaval de Fastnacht. Las máscaras de madera con forma de animal utilizadas en las fiestas también se siguen llamando Perchten. (ver imagen superior)

Durante el siglo XVI, se decía que los Perchten adoptaban dos formas distintas: unos eran bellos y luminosos, llamados Schönperchten (los «Perchten bellos»), y venían durante las doce noches entre la Navidad y la Epifanía (Twelvetide) para «traer suerte y abundancia a la gente»; los otros eran conocidos como Schiachperchten (los «Perchten feos»), con grandes colmillos y colas de caballo que se usaban para espantar a los demonios y los fantasmas. En el siglo XVI, durante las celebraciones, los hombres vestidos como «Perchten feos» iban de casa en casa para sacar a los malos espíritus.

A veces, se considera que el Diablo (der Teufel en alemán) es el Percht más feo (o el grado más alto entre los Schiachperchten) mientras que Frau Perchta es el Percht más bello (o el grado más alto entre los Schönperchten).

El culto a Perchta, en el que sus adoradores le ofrecían comida y bebida a ella y sus seguidores con la esperanza de recibir riqueza y abundancia a cambio, fue condenado en Baviera en el Thesaurus pauperum de 1468, y también en De decem praeceptis de Thomas Ebendorfer en 1439.

Otros documentos eclesiásticos posteriores caracterizaron a Perchta como una figura equivalente a otras deidades o seres mitológicos femeninos: Holda (Frau Holle), Diana, Herodias (o Aradia), Richella y Abundia.

Según Erika Timm, Perchta surgió de una amalgama de tradiciones germánicas y pre-germánicas, probablemente celtas, de las regiones alpinas después del período de migración en la Edad Media.  Perchta  habita en el fondo de un pozo, monta una carreta y primero enseña el oficio de hacer ropa de lino. Por otro lado, es una diosa cruel que castiga con dureza. Actualmente, se representa a Perchta como un ser femenino que recompensa a los niños generosos y castiga a los malos, especialmente a los mentirosos.

800px-Johann_Heinrich_Füssli_058
«El príncipe Arturo y la reina de las hadas «, de Johann Heinrich Füssli ; escena de The Faerie Queene

La Reina de Elphame

En el folklore de las tierras bajas de Escocia y el norte de Inglaterra, la Reina de Elphame, Elphen, Elfen o Elfan (y también Reina elfa, Reina de las hadas o Reina de las hadas) es el gobernante elfo de Elphame (Elf-home, comparar Norse Álfheimr), el cuento de hadas escocés subterráneo. Ella aparece en una serie de baladas sobrenaturales tradicionales, como Thomas the Rhymer y Tam Lin. También aparece en varios relatos de juicios y confesiones de brujería, incluida la confesión de Isobel Gowdie.

La Reina de Elphame se representa de diversas formas como atractiva y demoníaca. Una imagen similar está pintada por la confesión de brujería de 1591 de Andro Mann de Aberdeen. Mann confesó que vio «al Diablo» su «maestro en la semejanza y forma de una mujer, a quien tú llamas la Reina de Elfen». Mann además confesó que la reina de Elphen montaba caballos blancos, y que ella y sus acompañantes tenían formas humanas, «pero que eran como sombras», y que estaban «jugando y bailando cuando querían». La confesión de Isobel Gowdie también notó que la Reina de Elphame era «brawlie» vestida de lino blanco, y que ella obtenía más comida de la Reina de la que podía comer.

Pero, en Tam Lin, la Reina de Elphame es una figura más siniestra. Ella captura hombres mortales, y los entretiene en su hogar subterráneo; pero luego los usa para pagar un «teind al infierno». Esta balada cuenta la lucha de su heroína Janet, que debe superar la magia cambiante de la forma de la Reina para rescatar a una presunta víctima de Fairy Ride en Halloween. La magia de cambio de forma de la Reina se extiende a su propia persona. La confesión de Mann también señaló que «ella puede ser vieja o joven a su antojo».

La bruja blanca por James Weldon Johnson

O hermanos míos, ¡cuídate! ¡Cuídate!
La gran bruja blanca cabalga esta noche.
No confíes en tu destreza ni en tu fuerza.
Tu única seguridad reside en huir;
Porque en su mirada hay una trampa
Y en su sonrisa hay una plaga. ¿

La gran bruja blanca que no has visto?
Entonces, hermanos menores míos, por cierto
Como niños en la guardería, ustedes han buscado a la
vieja bruja y al diente de cerdo.
Pero no, no es así; la bruja aparece
en todos los encantos brillantes de la juventud

Sus labios son como claveles, rojos
Su rostro como lirios recién nacidos, hermosos
Sus ojos como aguas oceánicas, azules,
Ella se mueve con sutil gracia y aire
Y todo sobre su cabeza flota
La gloria dorada de su cabello.

Pero aunque ella siempre aparece así
En forma de juventud y humor de alegría
Son siglos innumerables
Los planetas infantiles vieron su nacimiento
El niño de la vida palpitante La
hermana gemela de la tierra codiciosa

Y detrás de esos labios sonrientes
Y abajo dentro de esos ojos risueños
Y debajo de la suave caricia
de mano y voz y suspiros ronroneantes
La sombra de la pantera acecha
El espíritu de las mentiras de los vampiros

Porque he visto a la gran bruja blanca
Y ella me ha llevado a su guarida
Y he besado sus labios rojos
y rojos Y cruel cara tan blanca y justa
A mi alrededor, ella ha entrelazado sus brazos
Y me ha atado con su cabello amarillo

. Sentí esos labios rojos arder y quemar
Mi cuerpo como un carbón viviente
Obedeció el poder de esos ojos
Como la aguja tiembla al poste
Y no me importó aunque sentí
La fuerza ir disminuyendo de mi alma

¡Oh! ella ha visto tus fuertes y jóvenes miembros
Y escuchó tu risa fuerte y alegre
Y en tus voces ha atrapado
El eco de un día lejano
Cuando el hombre estaba más cerca de la tierra
Y ella te ha marcado para su presa

Ella siente la antigua fuerza Antaean
En ti, el gran ritmo dinámico
de las pasiones primordiales, y ella ve
en ti la última retirada asediada
De amor implacable, lujurioso, feroz
Amor doloroso-extático, cruel-dulce

O, hermanos míos, ¡cuídense! ¡Cuídate!
La gran bruja blanca cabalga esta noche
O, hermanos menores míos, ¡cuidado!
Loo nudo sobre su belleza brillante
porque en su mirada hay una trampa
Y en su sonrisa hay una plaga.

a22ea8569b30ed51c7258c2fe799f6d4

LA DIOSA CAILLECH iba montada en un gran lobo volador, distribuyendo el frío en todas las regiones. Los perros de Cailleah protegían las entradas del más allá y acompañaban a los dignos a ver a su dueña, la Velada, en la mitología irlandesa. Aparte de ser la señora de los bosques era una diosa relacionada con la naturaleza salvaje y la caza, portadora de un arco con el que para según algunos mitos protegía a jabalíes, lobos y ciervos de los cazadores, y según otros guiaba a estos mismos con sus flechas durante las cacerías del invierno.

En Inglaterra, al menos una caza salvaje todavía posee una líder femenina. En Shropshire, Lady Godda monta las colinas para siempre con su compañero Wild Edric a la cabeza de su tropa. 

Frau Gauden y Lady Godda son ambas cazadoras salvajes sobrenaturales y los nombres seguramente son demasiado similares para ser una coincidencia. La única Cazadora Salvaje Británica que queda, Lady Godda, tiene un nombre similar al de Frau Gauden alemana, cuyas historias incluyen artículos (carros, perros, cruces de caminos) que recuerdan a diosas antiguas como Nerthus y Hécate

De acuerdo con el Diccionario Clásico de Everyman, Hécate fue probablemente ‘una deidad ctónica prehelénica’ y Hesíodo la considera capaz, como los Vanir nórdicos, de regalar a la humanidad la riqueza y todas las bendiciones de la vida cotidiana. Con su tropa de fantasmas y perros de caza del infierno, visitó las encrucijadas donde le dejaban ofrendas de carne, huevos y pescado. Y en la 3ª.Siglo aC en la Argonautica , Medea le dice a Jason que sacrifique una oveja a Hecate, eche miel sobre la ofrenda y se vaya sin mirar atrás, incluso si oye el sonido de pasos o el atronamiento de los perros . (Argonautica Libro III lineas 1020-1040)

Relacionado con nuestra tierra, existe la curiosa historia de la Dama d’ Heura (Hiedra) del castillo de Montsoriu, que guarda similitudes con la leyenda maldita de la reina Berta que fue la segunda esposa del Rey Pedro I de Aragón,

Mis mejores deseos de que este artículo sea de vuestro agrado.


FUENTES:

  • Wikipedia
  •  English Fairy and Other Folk Tales, «Wild Eadric

2 Respuestas a “LAS DIOSAS DE LA CACERÍA SALVAJE”

Deja un comentario