Perros del Otro Mundo: El Cazador Infernal

Luna aulladora.jpgLA CACERIA SALVAJE se relacionaba con perros cazadores infernales que perseguían a los pecadores o a los no bautizados.  De Los Perros del Otro Mundo: El Psicopompo hablamos en un anterior articulo. Hoy destacaremos del papel del perro como cazador infernal, especialmente relacionado con la  CAZA SALVAJE. 

LOS PERROS MALDITOS

Se pueden encontrar enormes y terroríficos perros negros, de mirada fiera y brillante, en el bestiario mitológico y folclórico de prácticamente todos los países y culturas. Desde tiempos inmemoriales, las leyendas sobre estos canes infernales han atormentado a mayores y a pequeños, llegando en algunos casos a traspasar la delgada línea del mito para convertirse en contundente realidad.

Animal de compañía desde épocas antiguas,  para los celtas el perro simboliza lealtad, protección y caza. Pero además el perro negro también estaba vinculado a la función guerrera. El perro de presa era entonces usado para la guerra, ese escenario probablemente inevitable, donde la desintegración moral humana puede llegar a ser indescriptible el perro fue convertido en un enemigo infernal contra  los invasores.

Cuando el cristianismo se implantó en los países celtas, se asoció al perro negro celta a la presencia diabólica; en los montes de Arrée en Bretaña, el «perro negro» designa el alma de los condenados que aúllan por la noche en las landas. Y para atormentar  a los humanos el diablo se presenta muchas veces, como un perro. Quizás por ello en el Islam se considera al perro, a todos los perros,  impuro y jamás se permite su acceso al interior de la vivienda familiar.

En la cultura celta, el perro aparece como guardián de la casa y relacionado con la vida doméstica; algunas diosas celtas tienen un perro sobre las rodillas. Representado en un escudo, el perro simboliza valor, vigilancia y lealtad. Las razas más comúnmente representadas son el galgo y el mastín.

El término Cu (Perro) se le dio a muchos jefes, guerreros, héroes y campeones en el saber celta. Comparar a un guerrero con un perro para demostrar su valentía era  una gran alabanza. El mayor héroe, Cuchulaín, lleva un nombre que  significa «el perro de Culann». Como a Cuchulaín le estaba prohibido  comer carne de perro, las brujas que querían su perdición, le  propusieron y obligaron a comerla cuando se dirigía al combate.  Incluso ciertos reyes fueron honrados de esta manera. También hubo muchos héroes que fueron acompañados por un perro: Bran, Lugh, King Arthur, Tristan, Cu-Chulainn y Fionn MacCumhaill (Bran y Sgeolan).

Los perros también han sido retratados con Sucellus, el dios celta de la protección y la provisión (de un punto de vista agrícola). Los perros eran símbolo de lealtad, y hubo muchos perros famosos en las  historias

LA DIOSA CAILLECH iba montada en un gran lobo volador, distribuyendo el frío en todas las regiones. En algunas fuentes la relacionan con las puertas del otro , acompañada por perros negros y cuervos, siendo patrona de los animales de este color. Según algunas creencias negras se utilizan perros negros para lanzar maldiciones y el bardo satírico con dicha habilidad es llamado Cainte, cuyo significado en gaélico es perro negro. Los perros de Cailleah protegían las entradas del más allá y acompañaban a los dignos a ver a su dueña, la Velada, en la mitología irlandesa. La ogresa Black Annis, que tiene relación con la diosa Cailleach, cuando aullaba, se la oía a cinco millas de

Los perros de hadas, conocidos como Cŵn Annwn, Gabriel Ratchets o Yell Hounds, eran los compañeros de Gwynn ap Nudd, el Señor de la caza salvaje. Se dice que son blancos con orejas rojas y a veces tienen un brillo verdoso espectral. Sus ladridos se asemejaban al sonido de los gansos que tocaban la bocina en el cielo nocturno, y se decía que quienes presenciaran su paso pronto se unirían a ellos en el Inframundo. De acuerdo con el folclore gales, su gruñido es más fuerte cuando se encuentran a cierta distancia y, a medida que se acercan, se vuelve más y más suave.

En Gales se los llama Cŵn Annwn (los Sabuesos de Annwn, es decir, del Más Allá).  Estos pueden ser comparados con otras tropas fantasmales, como la Santa Compaña en Galicia, una procesión de muertos que toma a todos aquellos que se encuentren en su camino; y la chasse-galerie, o canoa embrujada, de Québec.

En el folclore celta, los perros de Arawn o Gwyn ap Nudd, el dios galés del inframundo, recorren los cielos en otoño, invierno y principios de primavera. El aullido de los perros se identificó con el llanto de los gansos salvajes cuando migran y la cantera de los perros como espíritus errantes, siendo perseguidos por Arawn, señor de Ännwn (el otro mundo)

Algunos dicen que Arawn solo caza desde Navidad hasta Duodécima Noche. La jauria de el rey de Ännwn también llegó a ser considerado como el acompañante de las almas en su viaje al Otro Mundo . El objetivo de esta caza salvaje es cazar a los malhechores en el suelo hasta que no puedan correr más, tal como lo hicieron los criminales con sus víctimas

En otras tradiciones se encuentran sabuesos perros espectrales, por ejemplo, Gabriel Hounds (Inglaterra), Ratchets (Inglaterra), Yell Hounds ( Isla de Man ), relacionados con los perros de Herne el Cazador , que forman parte de la Caza Salvaje. Hay perros similares en Devon, particularmente en Dartmoor y Cornualles, pero no está claro si proceden de orígenes bretónicos o sajones .

Más tarde, el mito fue cristianizado para describir la «captura de almas humanas y la persecución de almas condenadas por el rey Arawn , y Ännwn fue equiparada con el infierno de la tradición cristiana. Sin embargo, el Ännwn de la tradición galesa medieval es un lugar de abundancia sobrenatural y juventud eterna y no un lugar de castigo como el concepto cristiano del infierno.

610
Odín (Wotan), habia salido a cabalgar por los cielos acompañado de una jauria de perros o lobos salvajes, a la caza de almas que llevarse al Valhalla

En el área germánica la cacería salvaje, que no es otra cosa que la caza de la hueste de los muertos bajo forma de perros negros, lo que trae a colación el temor que genera en la gente el escuchar los aullidos de los perros fantasmales.

Ya en la mitología griega, Cerbero (en griego Κέρβερος Kérberos,​ ‘demonio del pozo’), también conocido como Cancerbero o Can Cerbero, era el perro de Hades, un monstruo de tres cabezas en la tradición más común o de cincuenta cabezas según Hesíodo, con una serpiente en lugar de cola.

Cerbero guardaba la puerta del reino de Hades (el inframundo griego) y aseguraba que los muertos no salieran y que los vivos no pudieran entrar. Era hijo de Equidna y Tifón, y hermano de Ortro. La existencia de un perro infernal en la entrada de los infiernos parece que ya estaba presente en la mitología indoeuropea original, pues aparece en los mitos de otros pueblos indoeuropeos, como es el caso del perro ensangrentado Garm en la mitología escandinava.

Cerbere
Cerbero, por Gustave Doré.

Garm o Garmr es el terrible perro que guarda las puertas de la morada de Hela en el Niflheim.

La diosa o gigante Hela o Hel era la encargada en el inframundo de uno de los tipos de muertos en la mitología nórdica. Hija del dios Loki y de la gigante hechicera proveniente del Jötunheim, Angrboda, Hela reina sobre el Helheim, donde vive bajo una de las raíces de Yggdrasil.

Entre los germanos, la entrada de Niflheim, reino de la diosa Hel, país de los hielos, las tinieblas y los muertos, está protegida por un perro terrible, Gram, que aúlla, rompe el ronzal y se escapa cuando se anuncia el crepúsculo de los dioses.

Las leyendas son persistentes en cuanto a estas asociaciones, incluso las tardías. Aún hoy, en Sajonia se habla de un perro que aparece con una cadena brillante por las noches en un lugar llamado Helloch, y si se fijan verán que tiene la raíz “hel” en el mismo nombre. Esto aludiría a que ese lugar era considerado antiguamente como una entrada al mundo subterráneo. Hay una leyenda proveniente también de Sajonia, específicamente de Freiberg y data de 1654. Es interesante que se le haya dado una fecha histórica. Dice que un perro espectral mantenía una larga vigilia nocturna fuera de la casa del Alcalde, durante tres meses y que, aunque se intentó espantarlo, no fue posible. Cuando terminó su vigilia, el Alcalde

4566814_640px
Una representación de Hela acosada por Garm, por Johannes Gehrts.

En el articulo  «LAS DIOSAS DE LA CACERÍA SALVAJE» mencionamos a Frau Gauden y Frau Holle , esta divinidad femenina tienen conexiones con cruces de caminos y con perros.

Uno de los muchos títulos de la LA DIOSA HÉCATE   fue «Ella de la encrucijada», y fue representada como tres cuerpos, capaces de enfrentar en todas las direcciones. Los perros eran sagrados para ella, y ella presidía los umbrales y los lugares de cruce, incluido el umbral entre la vida y la muerte. El perro es, por supuesto, el perro guardián del umbral hacia el inframundo.

A la diosa griega Hécate se le sacrificaban perros negros para evitar la peste, la cercanía con los eslavos se refleja también en un aspecto similar ya que antiguamente ellos creían que la peste llegaba bajo la forma de perro. Es la diosa Hecate la que informa a Demeter del rapto de Kore, y dice Jung que eso nos recuerda el papel de Anubis que ayuda a Isis en su búsqueda de Osiris desmembrado.

hqdefault

La aparición de canes es especialmente importante en Gran Bretaña. Algunos condados ingleses incluso les han dado nombres genéricos como Yeth Hounds (Devon), Devil Dandy Dogs (Cornualles), Gabriel Hounds (zona norte) o Gabriel Ratchets (Somerset).

En algunas poblaciones se cree que los perros negros auguran la muerte. 

De hecho, hay un fantasma, Black Dog que presagia la muerte o patrulla lugares antiguos de tránsito. Generalmente se lo conoce como Barghest, Black Shuck, Black Shag, Gytrash, Kludde, Shriker, Padfoot, Hooter y otros nombres.

Un hellhound o sabueso infernal es un perro del Infierno. Según la mitología, y la ficción, estos perros son muertos vivientes con una apariencia que puede recordar a unos perros de gran tamaño. Normalmente acompañan a los guardabosques esqueletos o a los jinetes muertos. En apariencia, suelen verse de color negro o blanco algo esquelético, ojos rojos o amarillos, además de poseer una enorme fuerza y velocidad, suelen oler a muerto y en ocasiones tienen la habilidad de hablar. Algunas creencias dicen que si una persona los puede ver físicamente se morirá al instante, significa que se le aproxima la muerte, ya que son invisibles como los fantasmas. Los perros del infierno están asociados con el fuego, y tienen habilidades al respecto, porque usualmente están encargados de resguardar la entrada al inframundo, a los muertos, a las almas perdidas y tesoros sobrenaturales. Existe una leyenda de que si alguien los mira a los ojos tres veces, la persona morirá instantáneamente.

El Barguest de Yorskshire (un perro monstruoso) aparece en localidades del norte de Inglaterra, en especial en Yorkshire. Se creía que quienes veían al animal con claridad morirían poco después, mientras que quienes sólo lo avistaban de lejos vivirían unos meses más antes de sucumbir.

“Lengua ensangrentada” es un perro fantasmal de la región de Yorkshire del Oeste relacionado con el más allá.  El Bhacain de Escocia: una enorme piedra con forma de cabeza de perro con propiedades de conexión entre los mundos.

Una criatura similar, llamada perro Mauthe, suele aparecer en el cuartel del castillo de Peel, en la isla de Man. Para probar su valentía, un soldado ebrio entró en una ocasión en el cuartel a solas, pero perdió el habla y murió tres días después.

En la mitología de las islas británicas existe una criatura nocturna conocido como el Grim, el cual es representado como un perro negro con brillantes ojos rojos que aparece en la noche para predecir la muerte. Este personaje inspiró a Sir Arthur Conan Doyle en El sabueso de los Baskerville y ha sido nombrado en varios escritos, cuentos y leyendas que datan de varios siglos

Un huargo o wargo es una criatura fantástica semejante a un lobo, pero de mayor tamaño, fiereza e inteligencia. En antiguo nórdico warg es un eufemismo para denominar al lobo, y de todos modos es la palabra moderna sueca para el lobo. También en antiguo inglés warg significaría algo así como “el lobo grande”. Además llaman warg al lobo en gileki, una lengua iraní que es hablada en Gilán, al norte de Irán.

Los lobos negros presentan una variación melanística en el pelaje de lo que una vez fueron lobos grises y que si bien ésto les podría servir para la caza nocturna, se trata de algo que ocurre en los perros domésticos y no precisamente de forma natural. Es decir que si realizaramos un seguimiento genético de los lobos negros nos encontraríamos con un cruce, la reproducción entre los lobos grises y los perros domésticos en el pasado. Otro dato curioso es que los lobos de pelaje negro presentan una inmunidad a las infecciones mucho más eficaz que los demás.

El Avesta cuenta que los perros se cruzaban con lobos, y que son los lobos los que son descritos como enterradores de cadáveres. De hecho, los perros juegan un rol importante en los rituales que giran alrededor de la disposición del cuerpo. En toda Asia, el perro y el lobo son considerados demonios de la muerte y seres del mundo subterráneo

Se pueden encontrar enormes y terroríficos perros negros, de mirada fiera y brillante, en el bestiario mitológico y folclórico de prácticamente todos los países y culturas. Desde tiempos inmemoriales, las leyendas sobre estos canes infernales han atormentado a mayores y a pequeños, llegando en algunos casos a traspasar la delgada línea del mito para convertirse en contundente realidad.

A pesar de que existen variantes regionales, la mayoría de los perros negros tienen el tamaño de terneros, sus ojos rojos son grandes y destacan por su pelaje enmarañado. Hacen su aparición en vías antiguas, cruces de caminos, cementerios y horcas, que son lugares asociados a supersticiones y acontecimientos misteriosos.

El perro negro belga se llama Kludde. A pesar de que suele tener el aspecto de un perro gigantesco, también se manifiesta como un gato, una rana, un murciélago o un caballo. En todas sus formas puede ser identificado por las cadenas que se arrastran por el suelo y por la llama azul que brilla alrededor de su cabeza. El Kludde salta sobre la espalda de los viajeros y los ataca con sus dientes y garras.

El método de ataque de la bestia resultaba particularmente atemorizante. Solía centrarse en la cabeza de su víctima, que aplastaba o arrancaba. También parecía preferir presas humanas, en particular mujeres y niños, en lugar de animales de granja. A pesar de que el rey francés Luis XV envió a sus mejores cazadores de lobos a perseguir al animal, la bestia fue finalmente derrotada por un cazador de la zona, Jean Chastel, quien aseguró haber rezado y leído la Biblia antes de su triunfo.

Algunas leyendas sobre perros negros se basan en acontecimientos reales. Entre 1764 y 1767, una misteriosa criatura similar a un lobo supuestamente atacó y mató a entre sesenta y cien personas en la zona del centro-sur francés. Llamada bestia de Gévaudan, la criatura era tan grande como una vaca, y tenía el pecho amplio, una cola larga terminada en un mechón de pelo, orejas grandes y puntiagudas y una boca enorme con colmillos salientes. Los habitantes de la zona creían que se trataba de un hombre lobo o una hechicera que había adoptado la forma de un monstruo para alimentarse de carne humana.

Pesanta

En la cultura popular catalana, la Pesanta es un animal mitológico con forma de perro enorme (raramente un gato), que se mete por la noches en las casas y se coloca en el pecho de la gente, dificultando la respiración y provocando angustia y pesadillas. Su aspecto es peludo y negro, con patas de acero, pero agujereadas de tal forma que no puede coger nada de la tierra sin que se le caiga. Es difícil de observar, porque si alguien se despierta, sale corriendo y no da tiempo más que a ver una sombra que huye.

Escudo de Pratdip (Wikipedia)
Escudo de Pratdip (Fuente: Wikipedia)

El dip es otro perro mitológico catalán. Una especie de perro malvado y peludo, un emisario del demonio que, como tantos otros, es cojo de una pierna. Se alimenta chupando la sangre de la gente. En el escudo del municipio catalán de Pratdip (Tarragona), puede verse una imagen de este animal. Precisamente en este pueblo es una leyenda muy viva.

En otras partes de España, como en Tenerife (Canarias) también existió la creencia en un ser o espíritu maligno con forma de perro lanudo conocido como Guayota (el demonio) o los propios Tibicenas, espíritus de perros malignos.

El perro fantasma del Escorial. Según una  leyenda, durante la construcción del monasterio de San Lorenzo de El Escorial,(Madrid) un misterioso perro negro aterrorizaba a los obreros por las noches, obstaculizando las obras. Quizás el perro infernal protegía el lugar, pues se ha atribuido a El Escorial el ser una de las puertas del Infierno que se extienden por el mundo (otra de las cuales es la ciudad italiana de Turín); ésta fue una de las razones por las que Felipe II mandó construir el monasterio en este lugar: para mantener cerrada dicha puerta.

El perro fue encontrado y se ordenó que se le ahorcase en una de las torres del monasterio, donde permaneció mucho tiempo. Cuando Felipe II regresó definitivamente a El Escorial para morir, desde su lecho de muerte (acompañado de multitud de reliquias de santos), siguió oyendo los ladridos de ese perro infernal, que ya había sido sacrificado hacía años.

Así en España la supersticion sobre los perros negros aún permanece es la cultura popular. En nuestras manos está acabar con este prejuicio (Prejuicio: opinión previa y tenaz, por general desfavorable, acerca de algo que se conoce mal) contra los animales negros. Si tiene intención de adoptar una mascota protectora, sea consciente de que–inconscientemente- puede pasar por alto a los perros negros. Quizá sea usted la persona que pueda ver su alma en lugar de su color y  ganar un nuevo amigo.

42373864_401
Los canes de la calle y asilvestrados son una amenaza para animales domésticos y especies nativas. Y el origen de muchas leyendas de terror.

¡Anímate a comentar! Tu opinión es muy importante para mi  🙂

0 Respuestas a “Perros del Otro Mundo: El Cazador Infernal”

Deja un comentario