Lilith, Señora de la Luna Oscura

fe5b1f57f5331b1ed6dbe05a488a61f5
Lilith tiene por costumbre sentarse sobre la concavidad de la media luna.

Seguimos hablando de Lilith o Lilit Lilith, la  primera mujer maldecida, transformada en demonio y diosa de la Luna Negra.

No podemos obviar las tradiciones de corte astrológico que relacionan a Lilith con la “luna negra”. En este contexto, estaría representada gráficamente por un punto concreto del cielo situado en la parte más alejada de la órbita lunar respecto a la tierra. A nivel psicológico, se supone que operaría sobre los impulsos inconscientes reprimidos que, individualmente, se expresarían según el sector zodiacal (signo y casa particular) activados por su presencia y conforme a los aspectos que presente con otros elementos astrológicos.

Hablar de la luna negra tiene, por denominación, un contenido negativo que está relacionado, sobre todo, con el color de la tiniebla o de la apocalíptica astral. Sin embargo, la luna negra es una de las representaciones más elogiosas que se han hecho de Lilith, un personaje que está a caballo entre la mitología antigua y la teología surgida de la tradición bíblica.

Astronómicamente, la órbita que la Luna forma alrededor de la tierra tiene un punto focal que se llama Perigeo. Este es el punto donde la Luna está más cerca de la tierra. Al otro extremo, el punto focal se denomina Apogeo y es el punto en que la Luna que está más distante de la Tierra. Esos dos forman un eje o una línea imaginaria. El vector o espacio que hay entre la Tierra y el punto focal conocido como Apogeo se le llama “foco de vacío lunar” y se conoce en astrología como La Luna Negra o Lilith.

La noche hebrea (Laila) que aparece en el Antiguo Testamento tiene su origen en el nombre de la divinidad babilónica Lilith. La misma etimología del nombre (Lilith) está relacionada con el vocablo hebreo de la noche (Laila). Lilith fue creada de la luz menor, la Luna. Se le asigna el cuerpo de una mujer muy hermosa desde la cabeza hasta el ombligo, y de este hacia abajo está hecha de fuego.

Lilith nos remonta a la tan mitificada, por otra parte, etapa matriarcal de la Humanidad, cuyos restos casi podemos exhumar si hacemos arqueología cultural y, aún ahora, contemplamos implícitos en algunos textos de la Literatura clásica y en el simbolismo de las Diosas lunares.

Para los rabinos, Lilit es consorte del demonio Samael con el que engendra cientos de demonios y vive convertida en la Señora del mal. Lilith se convirtió en consorte de Samael, el diablo, que habitaba en el submundo, mientras que la consorte de Dios era la Shekinah (considerada la presencia femenina de Dios). Como esposa del diablo, Lilith personifica un aspecto de la sombra femenina.

Referencias a Lilith fueron halladas en la Cábala a mediados del siglo trece, en concreto en el Zohar o Libro del Esplendor. (Los cabalistas eran místicos de la religión hebrea y el Zohar es un comentario místico sobre el Antiguo Testamento). En él se describe como Lilith fue creada de la cáscara o concha que rodea a la luna (llamada k’lifah). Según el Zohar, el Sol y la Luna originalmente eran iguales, pero más tarde Dios estableció una diferenciación:

“Es justo y adecuado que las dos luces gobiernen, la mayor de día y la menor de noche. Así, el dominio del día pertenece al hombre y el de la noche a la mujer. Hay dos tipos de luminarias. Las que ascienden son llamadas “luminarias de luz” y las que descienden son “luminarias de fuego”.

fb16a0734039718c5884dcaca53ae913
Lilith, diosa de la Luna Negra, es sobre todo la diosa de la cara oscura de la luna.  Eva es su cara blanca y visible

Lilith, la Señora de la Noche

Y así Lilith se convirtió en lo que ya era: la noche, con todos sus misterios y secretos; eterna, inmortal, escenario de los actos que por su naturaleza abominable deben cometerse bajo su manto de prudentes tinieblas.

Lilith significa reina de la noche. La noche nos pone en contacto con nosotros mismos. Todos los aprendizajes y poderes espirituales se dan durante la noche. Las personas que le temen a la oscuridad, que temen estar despiertos, son personas muy orientadas por las circunstancias al servicio materialista de la vida.

Lilith es tanto una diosa de sensualidad como de muerte, y la conexión entre las dos es la oscuridad. La Oscuridad es ella y ni ella ni sus hijos han podido volver a ver la Luz.  Ella es la Madre de la Noche, y toda la belleza oscura que se encuentra dentro de ella. Lilith es los misterios ocultos que la sociedad prefiere no conocer. Ella es todas las cosas en la vida que tientan y seducen al hombre en los momentos de oscuridad y caos

Hay tradiciones también han identificado a Lilith con la primera vampiresa o la primera mujer que se transforma los días de luna llena en aquel ser animal que ataca por las noches a los varones con el fin de convertirlos en adeptos de su doctrina y en caballeros de su ejército del mal.

La condena de Lilith por negarse a vivir bajo el yugo patriarcal es, en parte, una declaración de perpetua rebeldía, es que beberá sangre de los cuellos aún palpitantes y seguirá siempre sedienta, se alimentará de nuestras pesadillas, y, a pesar de la evidente paradoja, la tradición popular terminará asignándole un epíteto de maternidad que también en un signo de oprobio:Madre de los Vampiros.

Como el primer vampiro, quien vino a Caín después de que fue desterrado por Dios por el asesinato de Abel y juntos engendraron la maldición del vampirismo en el mundo. Los clásicos literarios de la vampirología sitúan a Lilith como la madre de todos los vampiros y la institutriz de las nuevas generaciones que perpetúan el encargo de sobrevivir a costa de la sangre de los demás.

Todos esto mitos y leyendas pueden que solo sean eso mitos, pero es cierto que forman parte del subconsciente colectivo, del ambiente en que nos movemos y vivimos, afectan a nuestra psique. Las hijas de Eva y Lilith, somos todas nosotras, es más somos todos nosotros, porque estos mitos –en su interpretación- no sólo nos han hecho daño a nosotras, como mujeres, sino también a los hombres y a la humanidad.

lilith613
La Luna Negra nos habla de cosas escondidas, ocultas, de rebelión

Las Dos Lunas

Lilith es sin duda una energía INvolutiva ligada al afecto, a las relaciones y manifiesta procesos de destrucción, corte y separación a nivel de vinculación. 

Todas las leyendas antiguas de Lilith hablaban de la existencia de dos influencias que determinaban la vida y la muerte de las personas, en donde residía el origen del bien y del mal. Aquel dualismo filosófico se centraba en la existencia de dos lunas: La luna blanca y la luna negra. En ellas estaban representadas las fuerzas femeninas de la sexualidad y de la maternidad. De ellas dependían el nacimiento de los niños, el florecimiento de los campos, el desarrollo de las cosechas y, en definitiva, la vida misma.

• La magia del plenilunio – Blanca – (punto de máxima luminosidad en el disco Lunar) asociada a Deméter-Eva, Diosas Blancas.
• La magia del novilunio – Negra – (punto de carencia absoluta de luz) asociado a Hécate-Lilith, Diosas Oscura

Todo dependía de la luna. La luna blanca y la luna negra eran los polos (positivo y negativo) de la creación y del poder. La felicidad, el amor, la vida y el bienestar dependían de la luna blanca mientras que el dolor, la guerra, la muerte y el mal dependían de la luna negra. La primera se identificó con el sol y la segunda con la luna nocturna. Una de las leyendas más influyentes definió el polo negativo como la sombra de la luna blanca a la que llamó Lilit.

La identificación de la Luna Negra con la leyenda de Lilith es absolutamente válida, pues la Luna Negra ha sido olvidada por unos, abiertamente rechazada por otros, o considerada como un factor maléfico.

Esta luna oscura aparece visible al tercer día de la luna nueva en el horizonte oeste, mostrando una breve franja de luz arqueada, permitiéndonos contemplar las sombras que envuelven al resto de la esfera.

Los tres días anteriores a la Luna nueva visible se conocen como Luna invisible o Luna negra. La luna negra o invisible es el momento final de una lunación (ciclo lunar).  Es el momento en que la Luna desaparece por completo del cielo. La peor fase lunar para las mujeres adultas y fértiles. En ella se dan los procesos oscuros del alma, donde se hallan los misterios más profundos. Es momento de recogimiento, y sus rituales tienen que ver con la muerte y transformación espiritual, con el karma y las vidas pasadas. A esta etapa se le considera nefasta. No es tiempo de acción; es tiempo de inspiración y reposo.

En astrología, Lilith no es un astro, o sea que no es una estrella, planeta o asteroide. Podría decirse que ella solo es un espacio nulo, una sombra que funciona como un “foco vacío”. Este fenómeno hace contraparte a la luna natural de la tierra, por ello se denomina a Lilith “La luna negra”.

En astrología hablar de luna negra equivale a entrar en uno de los mundos más misteriosos, terroríficos y hasta macabros. La luna negra todavía sigue siendo evitada a la hora de hablar de astronomía y astrología por razones desconocidas, por prejuicios injustificados o, simplemente, por un desconocimiento mezclado con creencias tradicionales poco fiables. Hablar de la luna negra tiene, por denominación, un contenido negativo que está relacionado, sobre todo, con el color de la tiniebla o de la apocalíptica astral.  Pero no nos confundamos, Lilith domina todas las noches de la lunación, porque ella representa la cara oscura de la luna, es la anti luna y siempre puede surgir en la oscuridad de la noche.

En Astrologia Lilith (o Luna Negra) se refiere al lado oscuro de lo femenino. La cara oculta de la luna. Hace referencias a las cosas ocultas, a lo que tenemos reprimido dentro nuestro, es la experiencia dolorosa, los lugares oscuros de nuestra mente, también donde cuestionamos nuestras vidas, trabajos, creencias y nosostros mismos. Lilith representa a la mujer emancipada la que no se somete al hombre y busca la igualdad.  Lilith es el silencio, la voz interior, la Sabiduría, sin embargo las vías de acceso a la interioridad son diametralmente opuestas en ambas: trasgresión vs aceptación del Orden Celeste.

MAS INFORMACIÓN: 

La Dualidad de la Luna Negra

lilith (1)
En ciertos ambientes religiosos y esotéricos, la luna negra o “Lilith” se asocia con el demonio.

A Lilith se le ha identificado con lo negro, lo oscuro, la parte sombra de la psique. Lo negro como sinónimo de la noche. Separamos el día entre el dominio solar y el dominio lunar. Durante el día, los valores materiales dominan, desde las 6 am a las 6 pm, la parte material, racional, el mundo de los horarios, del trabajo, el mundo solar es el que prevalece. El pico lunar seria entonces a las 12 de la medianoche. No es en vano que a esa hora se la conoce como la Hora de las Brujas, la hora de Lilith, la hora de las Sombras… Y su día es el viernes.

En ciertos ambientes religiosos y esotéricos, la luna negra o “Lilith” se asocia con el demonio femenino  y la magia sexual.   Quizas la nueva Lilit no sea otra cosa que la visión actual, con nuevos ojos y desde otras perspectivas, de la LUNA NEGRA «Luna Nueva Invisible» que sigue siendo la misma de siempre y haciéndose presente, cada cierto tiempo, en medio de nosotros.

Lilith representa el arquetipo de lo femenino negado por una cultura patriarcal y ha servido como estandarte del feminismo.

¿Donde está tu Luna negra de Lilith? te invito a que la conozcas para conocerte a ti misma y que la integres, la trabajes junto a la luna blanca de Eva para poder armonizar contigo misma, integremos nuestras sombras, trabajemos con ella, porque lo que ocultamos y negamos nos obsesiona.

Diosa, demonio, vampiro, madre, prostituta, feminista y virgen todos estos títulos son las mascaras con las que Lilith ha caminado con nosotros.

HAY TEMA PARA VARIOS ARTÍCULOS

MAS INFORMACIÓN: 

Arquetipos: Lilith, la Sombra Incomprendida

a1be773cc429d3edb1b6db47c24b757b
Lilith es el aspecto femenino primitivo de la sexualidad tenebrosa.

 

FUENTES:

  • Wikipedia
  • La biblia de las criaturas míticas, de Brenda Rosen
  • Danzando en la sombra, de Marcia Starck y Gynne Stern, Gaia Ediciones
  • Los demonios y espíritus malignos de Babilonia, por Reginald Campbell Thompson 07 1973, AMS Press, ISBN: 0404113532
  • Magia Semítica: Sus Orígenes y Desarrollo, por R. Campbell Thompson Samuel Weiser ; ISBN: 0877289328
  • Magia y Hechicería babilónica: Siendo la Oración de la elevación de la mano, por Leonard W. King Samuel Weiser; ISBN: 0877289344
  • La Diosa hebrea, por Raphael Patai, Merlin Stone (Diseñador) Wayne State University Press, ISBN : 0814322719
  • La Cueva de Lilith: Cuentos judíos de lo sobrenatural, por Howard Schwartz, Uri Shulevitz Oxford Univ Pr (Comercio); ISBN: 0195067266
  • Gilgamesh y el Árbol-Huluppu: Un texto sumerio reconstruido, por S.N. Kramer de la Universidad de Chicago 1938
  • https://es.scribd.com/document/68694663/Lilit-Manuscrito-Del-Mar-Muerto
  • http://focusonwomen.es/lilith-o-la-demonizacion-de-la-mujer/
  • https://www.letraslibres.com/mexico-espana/lilith-una-figura-feminista-entre-la-tradicion-y-la-posmodernidad
  • http://www.tramayfondo.com/actividades/vii-congreso/las_diosas/downloads/mitjans-altarriba-bernia.pdf

Deja un comentario