En Los Años 60… Crowley Resucitó

images (7)
Mi próxima reencarnación seré un dios de la guitarra..

Alesteir Crowley, Frater «Perdurabo» («perduraré», en latín), fue el ocultista más importante del siglo XX y el mago más poderoso de la era moderna.   Crowley además de ser un famoso mago ceremonial y profeta autoproclamado, «el hombre más malvado en el mundo» también fue un reverenciado escritor y novelista que produjo a lo largo de su existencia una abundante poesía y literatura.  Después de años de sufrir persecuciones personales y el silenciamiento de su obra, Crowley muere el 2 de diciembre de 1947, a los 72 años.

La Bestia había muerto, y  cuando sus contemporáneos creían descansar de ella, sus nietos la subieron a los altares.Alesteir Crowley busco y consiguio la aureola de satanista y mago negro que le valió el epíteto de «el hombre más perverso de Inglaterra».  El gurú definitivo de la cultura popular, décadas antes de que la cultura popular supiese lo que iba a ser eso. Es el creador del ocultismo moderno, un ocultismo que amalgama cultos antiguos, sociedades secretas y satanismo, el “ocultismo-espectáculo” en definitiva.

No fueron solo sus enseñanzas o escritos sobre alquimia y magia lo que lo convirtió en tópico del metal, sino que también tuvo una mística rockstar, impactando a las masas mientras se entregaba al sexo y las drogas hasta su muerte a los 72 años.

Crowley fue uno de los mayores exhibicionistas de la historia, un hombre que nos dejó un gran legado bibliográfico digno de estudio para toda mente curiosa, en especial lo que se conoce como los textos sagrados de “Thelema”.  En estos textos encontramos teorías que sirvieron como base a los posteriores movimientos “hippies”, ahí donde la libertad sexual, los cultos orientales, la meditación y una voluntad orientada exclusivamente al placer y la libre voluntad, motivaron a muchos jóvenes y grupos musicales como los Beatles.

La contracultura thelémica se anticipó notablemente a lo que más tarde sería el movimiento hippie, similar en su mezcla de libertad sexual, experimentación con todo tipo de drogas, meditación, mezcla de cultos orientales y occidentales, etc, aunque, dada la antelación de Crowley, fue criticado en su momento por tales razones debido a su bisexualidad y la experimentación con drogas. Es de destacar que el principio del movimiento (muy minoritario) se produjo en Gran Bretaña durante la época de la reina Victoria.

Crowley tras un viaje al Cairo, donde escribió el Libro de la Ley (Liber Legis) supuestamente por inspiración de una entidad superior, creo su propia doctrina, Thelema (voluntad). Cuya máxima es Do what thou wilt shall be the whole of the law (Haz lo que quieras, será toda la ley). Podria ser una pintada Okupa. Por cierto Crowley fue el primero que uso  la K en  su libro Magick in Theory and Practice (Magia en teoría y práctica) para reforzar el poder de este.

En los 60 Crowley fue adoptado por la cultura del flower power, que vio interesantes muchas de sus ideas vitales y misticismo. Los hippies predicaban y practicaban el amor libre, consumían drogas y vivían en comunas como él en la Abadia de Thelema. Así, sin ir más lejos la abadía de Thelema, experimento social (fallido) llevado a cabo por Crowley y Leah Hirsing en Sicilia en 1920, fue la precursora de las comunas hippies. En California, algunos de sus seguidores, como Manson, asesino de Sharon Tate, realizaban ritos satánicos.

Muchos dicen que Crowley fue un hombre adelantado a su tiempo, que lo marco fue  su bisexualidad y su adicción a las drogas. 

Crowley fue uno de los pioneros que trajo el peyote a la civilización occidental, y escribió numerosos libros sobre los efectos de cada sustancia y sus experiencias personales.  Su libreto The Drug es seguramente una de las primeras descripciones detalladas de una experiencia psicodélica, escrito décadas antes que Las puertas de la percepción de Aldous Huxley, el aclamado libro del que The Doors tomaron su nombre. Y no en vano Timothy Leary, el gurú del LSD, se confesaba eternamente agracedido al magus:

“He sido un admirador de Aleister Crowley. Creo que me estoy llevando en gran parte la obra que se inició hace más de cien años … Él estaba a favor de la búsqueda de ti mismo, y “Haz lo que quieras” será la totalidad de la ley en el amor. Fue una declaración muy poderosa.”

Además de las drogas visionarias Crowley también fue un avido defensor del uso de la cocaína, de la que aseguró que propocionaba la felicidad al hombre (no está de más recordar que Bowie y Page estaban en su pico de adicción a esta sustancia cuando más se referían a las enseñanzas del ocultista) y además escribió extensamente sobre la heroína en Diary of a drug fiend. Hachís, éter, opio… cualquier substancia era subsceptible de ensanchar las posibilidades del hombre y propiciar el contacto con otras realidades, dentro de la singular cosmovisión de Crowley.

Muchas estrellas del pop compartieron el gusto de Crowley por los alter-egos como una forma de explorar diferentes aspectos de su psique, y también por usar disfraces, luces, sonidos, símbolos y acciones transgresoras para «poner a la gente en marcha».

Figuras clave en los años 60 vieron en Crowley un genio explorador de estados alterados de conciencia a los que se accedía a través de las drogas, la música, la poesía y el sexo, tal como estaban tratando de hacer. Su Rito de Eleusis fue un anteproyecto para las pruebas de ácido de la década de 1960 y las de hoy en día, que también tienen como objetivo eludir el pensamiento racional y convertir a la audiencia en trances.

Haz lo que quieras será toda la ley.

Crowley no pudo comprender que esta perspectiva inflexible le había llevado a la trampa de la adicción a la heroína. 

Piensa en Jim Morrison: «Queremos el mundo y lo queremos ahora«. Jim Morrison dijo una vez, con palabras de Crowley: «Me interesa todo sobre la revuelta, el desorden, el caos, especialmente la actividad que parece no tener sentido», Uno de los discípulos de Crowley fue Adoux Husley autor entre otros títulos, de Las Puertas de la Percepción, libro de donde tomaron nombre los Door. En la parte trasera del álbum “13”, Jim Morrison y los otros miembros de The Doors aparecían posando con un busto de Aleister Crowley.

Los Beatles aprendieron de él y le reservaron un sitio en el collage de la portada del Sgt. Peppers. Los ojos grandes e hipnóticos de Alesteir Crowell nos miran en la portada de la Banda del club Lonely Hearts del sargento de los Beatles bajo un texto que decía: «Gente que nos gusta».  Paul McCartney dijo que la portada del álbum era un retrato de todos sus héroes, y que aparecía el propio Aleister Crowley.  Lennon dijo una vez: «Todo el asunto de los Beatles era hacer lo que quieres, ¿sabes?

sgt-pepper-crowley
Sergaent Pepper se volvió no sólo uno de los discos más influyentes del siglo, sino todo un objeto de culto

Los Rolling Stones se inspiraron en él para su elepé «Their Satanic Majesties Request» y especialmente en su canción «Simpathy for the devil».inspirándose, en el que decían era el hombre más malvado del mundo o “Su satánica majestad”. De ahí la famosa frase con la que, a menudo, asociamos a este mítico grupo musical.

Invocation of My Demon Brother (conocido en Hispanoamérica como Invocación de mi demonio guardián) es un cortometraje de 1969 dirigido y editado por Kenneth Anger. Fue filmado en locaciones de la ciudad de San Francisco.

REPARTO:

  • Speed Hacker es el portador de la vara
  • Kenneth Anger es el mago
  • Lenore Kandel es la diaconisa
  • Bill «Sweet William» Fritsch es el diácono
  • Van Leuven es el acólito
  • Harvey Bialy y Timotha Bially como los hermanos del arco iris
  • Anton LaVey es su Satánica Majestad
  • Bobby Beausoleil es Lucifer
  • Mick Jagger es él mismo

Según Anger, la película fue ensamblada a partir de restos de la primera versión de la cinta Lucifer Rising. Imágenes de un concierto de los Rolling Stones poco después de la muerte de Brian Jones mezcladas con el funeral satánico de un gato; Invocation of My Demon Brother le valió el décimo premio Film Culture a Kenneth Anger. También aparece Bobby Beausoleil (que lleva en la cárcel desde 1969 por su participación en los crímenes de “la familia” de Charles Manson) en el rol de Lucifer, y Anton LaVey (el fundador de la Iglesia de Satán en 1966) como siniestro oficiador de ceremonias. Todo ello aderezado con una minimalista banda sonora realizada por nada menos que Mick Jagger improvisando con un sintetizador Moog.

Kenneth Anger, es pionero del cine underground estadounidense que llevaba desde los años 40 escandalizando al público americano por sus films de abierta filiación con la homosexualidad (antes de la despenalización de la sodomía en el país) y el ocultismo. En especial, estaba obsesionado con Aleister Crowley y su filosofía de Thelema, que exploró en muchas de sus películas, como en la serie The Magick Lantern Circle, a la que pertenece esta Invocation of my demon brother.

La lista de los seducidos por la bestia 666 alcanza nombres de la talla de David Bowie, que no necesita presentación alguna. En la década de los 70, David Bowie habla de Crowley en su álbum «Hunky Dory». David Bowie se refirió a Crowley en su canción “Quicksand”, del álbum “El hombre que vendió el mundo”En su último disco, Blackstar, volvió a invocar las enseñanzas thelemitas. VER: David Bowie – Lazarus

Crowley cobró celebridad por su uso recreativo de drogas, particularmente cocaína y heroína, y también por su abierta promiscuidad. Su bisexualidad todavía era extremadamente tabú e ilegal en ese momento, por lo que no solo fue expulsad desde la primera sociedad oculta a la que perteneció, la Orden Hermética de la Aurora Dorada, sino también desde Sicilia por el propio Mussolini por «depravación sexual». Ahora ¡eso es punk rock?

La gran influencia del ocultista Aleister Crowley en el heavy metal es innegable. Grupos de rock duro como Iron Maiden están influenciados por el ocultismo en sus letras y en las portadas de sus discos.

Bruce Dickinson, vocalista del grupo Iron Maiden, es considerado un gran fanático de Crowley, tanto así que escribió y dirigió la película sobre la vida de Crowley: “The Chemical Wedding”. Además ha compuesto variados temas sobre el mismo Crowley y algunas de sus hazañas: Man of Sorrows, The Alchemist, Moonchild y Revelations.

Iron Maiden rinde homenaje a una de las novelas de ficción más veneradas de Crowley con el título y la letra de «Moonchild». En el libro, hay una guerra entre los magos blancos y negros. Un encantador mago blanco seduce a una famosa bailarina y la convence de dejar que la preñe con un niño divino, alegando que este niño terminará la guerra. Maiden no solo hace referencia a los temas de la historia de la maternidad y el ocultismo en las letras, sino que la línea «escuchar el grito de la mandrágora» es un guiño a Mandrake Press, el editor original del libro.

El músico Graham Bond  considerado uno de los padres fundadores del boom del rhythm and blues británico de los años 60 pensó que era hijo ilegítimo de Crowley y grabó álbumes de rituales satánicos con su banda Holy Magick.

Sting, ex miembro de Police, ha pasado muchas horas estudiando los escritos de Crowley.

Stiv Bators, vocalista de Dead Boys y The Lords of the New Church, tenían una canción titulada “Haz lo que quieras / Esta es la ley”, según la propia filosofía de Aleister Crowley.

Ian Gillan, cantante principal de Deep Purple, en su disco Gillan (también conocido como El Álbum Japonés), de 1978, tiene un tema llamado “Abbey of Thelema” (“Abadía de Thelema”).

Exhorder «The Law»: Este clásico del thrash metal se abre con la frase: «Do what thou wilt shall be whole of the law» («Haz lo que quieras, y será toda la ley» ) que es quizás una de las citas más famosas de Crowley y el principal principio de Thelema, una filosofía espiritual y religión desarrollada por el ocultista. El término se deriva de la antigua escritura griega y religiosa, la cual se usa típicamente para representar la voluntad de la humanidad. En sus propios desarrollos filosóficos, Crowley alentó a los practicantes de Thelema, también conocidos como Thelemitas, a seguir su propia «verdadera voluntad».

Ozzy Osbourne hizo una canción dedicada a Aleister Crowley, llamada “Mr. Crowley” publicada en el disco Blizzard of Ozz. Osbourne se inspiró  en Crowley para escribir esta canción después de encontrar una baraja de cartas del tarot en el estudio y leer un libro sobre Crowley. La canción ayudó a Osbourne a llevar su presencia satánica a su carrera en solitario después de salir de Black Sabbath.

Sr. Crowley
Sr. Crowley, ¿qué pasó por tu cabeza?
Sr. Crowley, ¿le hablaste a la muerte?,
tu estilo de vida parecía tan trágico,
con la emoción de todo ello,
engañaste a toda esa gente con magia,
esperaste la llamada de Satanás.

Sr. Encantador, ¿pensaste que eras puro?
Sr. Alarmante, en nocturna armonía,
descubriendo cosas que eran sagradas, manifestándose en esta Tierra,
concebido en el ojo de un secreto,
sí, repartieron el alumbramiento.

Sr. Crowley, ¿no montarás mi blanco corcel?
Sr. Crowley es simbólico, claro
acercándose a un tiempo que es clásico,
escucho el llamado de las doncellas,
acercándose a un tiempo que es drástico,
de pie con sus espaldas sobre la pared.

¿Es que fue polémico?,
quiero saber lo que quisiste decir,
quiero saber,
quiero saber lo que quisiste decir, ¡sí!

Ozzy Osbourne – «Sr. Crowley » 

Y como no podía ser de otro modo Marylin Manson hace referencia a la abadía de Thelema en su canción Misery machine: » We’re gonna ride to the abbey of Thelema, to the abbey of thelema blood is paviment». Manson en su canción “Misery Machine” contiene las letras: “Nosotros vamos a montar hasta la abadía de Thelema”.

Behemoth es una banda que ha centrado su música, letras, artwork y representaciones teatrales en torno al satanismo y el ocultismo. En esta canción perteneciente al disco The Satanist, la banda ofrece su propia versión de «The Bornless Ritual», que Crowley popularizó. El ritual se usa esencialmente antes de las ceremonias mágicas para invocar el espíritu de «The Bornless One», la entidad maestra de la que todos los espíritus, independientemente de si son buenos o malos, son subordinados.

Los Red Hot Chilli Peppers hacen alusión a los rituales de Crowley el la canción Blood Sugar Sex Magik de su disco homónimo con frases como la siguiente » copulate to create a state of sexual light»,

En la letra de la canción «Astaroth» del disco Finisterre del grupo español Mago de Oz , Txus di Fellatio incluyó una famosa cita de Aleister Crowley. La frase «Soy el que soy» es una cita bíblica, la respuesta que dio Dios a Moisés cuando se le presentó ante la zarza en llamas (Éxodo 3:14). Así como «El Portador de Luz» hace referencia a «Lucis Fero» Lucifer un nombre atribuido al Diablo

La gran influencia del ocultista Aleister Crowley en el heavy metal es innegable. No hay banda que no emplee temas del ocultismo, el satanismo y Thelema, la filosofía espiritual fundada por el mismo Crowley

Jimmy Page (Led Zeppelin) incluye en una de sus canciones el lema del Libro de la Ley: «Haz lo que quieras». Y ademas fue un seguidor y coleccionista  de objetos de Crowley, llegando a adquirir la famosa  y misteriosa Mansión The Bolerkine House

En 1971, Jimmy Page compró la casa Boleskine de Crowley a orillas del Lago Ness, donde Crowley practicaba sus infernales rituales, incluyendo sacrificios humanos. Según cuentan algunos, Page realizaba rituales de Crowley durante sus conciertos. Su canción “Stairway to Heaven” tiene claras referencias a la “reina de mayo”, que es supuestamente el nombre de un poema horrible escrito por Crowley. Así que algunas de las canciones de Led Zeppelin eran procedentes del ocultismo y la “escritura automática”, incluyendo la popular “Stairway to Heaven”.

El fanatismo del líder de Led Zeppelin hacia Crowley le llevó a hacer rituales en los que participaban todos los integrantes de la banda (excepto Jon Paul Jones) para alcanzar poder ilimitado. Se decía que su fama venía de un pacto con el diablo y eso, por lo visto, tiene consecuencias. Así nace la leyenda de la maldición de Led Zeppelin: los tres aparatosos accidentes de coche de Robert Plant, la muerte repentina de su hijo de cinco años, la caída mortal por una escaleras de la musa de la banda Sandy Denny y el final de Led Zeppelin, precipitado por la muerte de su batería John Bonham en 1980 tras beber 40 chupitos de vodka.

To Mega Therion (traducido la gran bestia en griego) , el clásico e influyente segundo disco de Celtic Frost, es una de las portadas más salvajes de todos los tiempos. Tras esta se escondía la influencia de Crowley y el mundo oculto.  La portada sobrecogía y servía de subtexto gráfico al título de aquel disco maldito: To Mega Therion, tal y como en varias ocasiones se autodenominó Aleister Crowley, el mago ocultista más famoso del siglo XX, o lo que es lo mismo: la Mega Bestia.

En la portada, un crucificado Jesucristo es utilizado a modo de tirachinas. Therion sería una deidad surgida con la fundación de Thelema, la filosofía y credo mágico de Crowley, pero que ya había sido anticipada en El Libro de la Ley de Crowley (escrito o, más bien, dictado por Aiwass, un ser sobrenatural, en 1904), como contraparte de Babalon.

La vida excesiva, espiritual y escandalosa de Crowley lo convierte en la primera estrella del rock.

Como vemos la cultura pop inglesa  ayudó a hacer que la filosofía de Crowley sobre el egoísmo sin restricciones, que cada uno haga lo que quiera, la filosofía dominante de la sociedad occidental. Todos somos hijos de Crowley. La sociedad esta poseída por Aiwass, aunque no seamos conscientes de ello.

Aquellos locos evangelistas cristianos que advirtieron que el rock and roll es demoníaco tenían razón. La música derivada del pop está empapada en lo oculto, particularmente en la versión altamente egoísta de Aleister Crowley.

Hacer una lista sería agotador, en cualquier caso, buscando palabras clave como Crowley, Thelema o Aiwass encontraréis centenares de referencias en títulos de temas, discos o nombres de bandas.

Aleister Crowley es hoy el mejor padre fundador del ocultismo moderno y del Ars Goetia. Su lamentable influencia se puede encontrar en todas partes en la cultura popular. 

Crowley Crepuscular
ESTOY PERPLEJO

LA REALIDAD SUPERA LA FICCIÓN

 Crowley, y su sombra sigue planeando sobre las pobres ruinas de occidente.


FUENTES:

  • Wikipedia
  • “Su satánica majestad, Aleister Crowley” de Martin Booth.
  • “Aleister Crowley. La naturaleza de la bestia” de Colin Wilson
  • “Aleister Crowley. La bestia desmitificada” de Roger Hutchinson.
  • http://www.thelemapedia.org/index.php/Main_Page
  • https://loudwire.com/rock-metal-songs-aleister-crowley/
  • http://www.philosophyforlife.org/crowleys-children/

 

Deja un comentario