LA RUEDA DE MEDICINA II: Construcción de la Rueda 

rueda (1)

Las ruedas de la medicina física hechas de piedra han sido construidas por varios diversos pueblos indígenas en Norteamérica, especialmente los nativos de las naciones de las llanuras. Se asocian con ceremonias religiosas. Como una metáfora, pueden ser utilizados en el trabajo curativo o para ilustrar otros conceptos culturales.

El Camino Rojo está basado en la cosmovisión de la mitología nativa y supone la existencia de un camino cuádruplo, así como en otras culturas y filosofías orientales, como el Budismo Zen. Este Camino de cuatro sendas de sabiduría, se resume en la magia del 4, la CRUZ SOLAR, como el elemento que proporcionó el Gran Misterio desde su AMOR INFINITO, la inspiración sobre la cual creó el Universo mantenido en la luz por el Gran Espíritu Wakan Tanka.

La tienda de ceremonia de los Sioux está construida con veintiocho varas; una de ellas es la «clave» que soporta a todas las demás, y esta vara, dicen los sabios, representa el Gran Espíritu,»Wakan Tanka», el «Gran Misterio» que sostiene al Universo; éste es representado por el conjunto de la tienda.

Hay muchas maneras de utilizar o crear una Rueda de la Medicina o Mesa de Medicina . A pesar de ello, las filosofías/directrices y los resultados de la rueda son los mismos. 

LA RUEDA O MESA DE MEDICINA: CIRCULO SAGRADO

La cruz y el cuadrado dentro de un círculo son la expresión dinámica del cuaternario (las 4 unidades y los 4 elementos)

Rueda de Medicina o Rueda Solar . Cruz Solar.

Buena Lanza colocó primero una roca en el centro del hoyo, luego colocó cuatro rocas a su alrededor y otra sobre la que estaba en el centro. Estas rocas representaban la Tierra, las cuatro direcciones del universo y el Cielo.»

Leonard Crow Dog, curandero sioux

La rueda tiene muchos significados a numerosos niveles diferentes y todo lo que existe tiene su lugar en ella… En realidad es un lugar de belleza y construyéndola nos hacemos muchos planteamientos y nos abrimos muchas puertas.

Un excelente sistema para llevar a tu casa la energía de los cuatro puntos cardinales, de los cuatro elementos y del Gran Espíritu es construir una rueda de la medicina. Cada dirección representa las diferentes energías de la vida, en asociación con diferentes animales totémicos, plantas, rocas y otras cualidades inherentes de la Naturaleza.

La mesa, o rueda de la medicina, es un espacio sagrado constituido por símbolos interrelacionados. El chamán suele colocar un rubí o de otro tipo cristales especiales y piedras en el centro de la mesa, así como estatuas, objetos sagrados del templo y amuletos de jaguares y otros animales, para llamar a los espíritus de la Madre Tierra.

Una rueda de la medicina puede tener unas dimensiones que permitan sentarse y meditar en su interior, o puede ser sólo de unos centímetros de diámetro (cuando voy al bosque uso una esterilla redonda o un simple plato de pulpo decorado, como un tocón. El tamaño no importa, ya que una rueda pequeña puede servir a nuestros propósitos como una grande. Tampoco importa el sistema de creación de la misma.

Si por alguna razón no fuera posible realizar una Rueda de Sanación en un espacio libre, puedes crearlo en tu propio espacio con pequeñas piedras a modo de un jardín zen, te servirá para meditar y relajarte, recuerda que lo más lo importante es la Intención con que uno se conecta con el Universo desde lo más pequeño a lo más grande. También puede realizarse en el exterior si la vivienda dispone de terreno directamente en el suelo, o en el interior o una terraza utilizando una mesa redonda, donde actuará como un mándala que focalice e inunde de energía cósmica su espacio vital.

La Rueda Medicinal es un circulo sagrado, un mándala de sanación y protección. La rueda proporcionará a tu hogar un constante suministro de energía y del espíritu de la naturaleza. Y no olvides hacer una preparación interna, es decir, trata de estar en un estado de paz, preferentemente medita algunos minutos antes de comenzar tu Rueda Medicinal, conéctate con tu YO Superior . También puedes escoger un día de Luna menguante, que es ideal cuando queremos liberarnos de todo aquello que bloquea nuestras vidas, y luego continuamos a una purificación tanto interna como externa.

  • Si tu casa te lo permite, elabora una rueda curativa al aire libre.
  • Recoge 24 piedras que tengan un significado especial para ti. Elíjelas en un lugar natural.
  • A continuación, en tu casa, determina el sitio donde va a armar tu rueda. En el punto que más atraiga tu atención, dibuja una circunferencia lo suficientemente grande como para que puedas caminar por el interior. Marca el centro clavando una estaca o cuchillo.
  • De entre tus 24 piedras, elije las cuatro que más llamen tu atención. Esas corresponderán a los puntos cardinales. Colóquelas en torno al círculo, en correspondencia con los puntos cardinales, dejando un espacio equivalente entre cada piedra.
  • A continuación, coloca cuatro piedras pequeñas entre cada punto cardinal, siguiendo el trazado de la circunferencia. Las piedras menores configuran el sendero que enlaza entre sí los distintos elementos.
  • De ese modo, les quedará un círculo con veinte piedras (4 para los puntos cardinales y 16 de conexión). A continuación dispongan las cuatro piedras que le sobran en el centro del círculo, una para cada punto cardinal, formando un pequeño círculo interior dentro del más amplio. El círculo interior constituye la parte más sagrada de la rueda. Es la dedicada al gran espíritu. 

Los cuadrantes de la rueda representan los cuatro puntos cardinales y los cuatro elementos. Cada cuadrante tiene asignadas distintas cualidades. En términos psicológicos, cada cuadrante de la rueda de la medicina representa un aspecto específico de la personalidad individual. Esta idea también proviene del campo de la psicología, en donde se sostiene la idea de que la personalidad presenta cuatro aspectos fundamentales.

Tenemos que descubrir nuestra propia forma de invocar a las direcciones una vez colocada la rueda. Una manera de hacerlo puede ser cerrando los ojos y pronunciando lo que nos dicte la propia mente: imágenes, asociaciones, sentimiento o incluso alguna poesía.

Yo invoco al Sur, Oeste, Norte, Este, Abajo, Arriba y al Centro, de la forma como se mueven las manecillas del reloj, para crear mi círculo. Invoco a mis ancestros, guías, Ser Superior, ángeles, elementales, animales de poder, y todas mis relaciones sobre la Tierra. Cada dirección tiene su propósito, su personalidad, su elemento y su don.

Es importante dejarse llevar por las propias sensaciones al imaginar la rueda. ¿Qué asociamos con el Sur? ¿Y con el Norte? Y así sucesivamente. En otros artículos se explica  qué elementos y cualidades espirituales se asocian los cuatro puntos cardinales

Somos un círculo ..
En el Círculo, todos somos iguales…

No hay nadie delante de ti
y no hay nadie detrás de ti.
Nadie está por encima de ti.
Nadie está por debajo de ti.

El Círculo es Sagrado porque está diseñado para crear Unidad.

Sabiduria Lakota

Que el poder  del Circulo os acompañe


FUENTES:

  • Wikipedia
  • «The Medicine Wheel: Earth Astrology» – En español «La Rueda Medicinal: Astrología de la Tierra»- de Sun Bear y Wabún, (1980)
  •  «Medicine Wheel and Medicine Cards» – En español «La Rueda Medicinal» de Jamie Sams y David Carson, Ed- Integral
  • «El mensaje de los animales» de Helena Hawley Ed. Luciérnaga.
  • Teresa Moorey- «Los nuevos chamanes» de Ed. Océano, Colección Ámbar, Barcelona, 2000.

Deja un comentario