EL CAMINO ROJO 5: Una Filosofía de Vida

indios americanos,alma

Los indios profesaban un profundo respeto hacia la naturaleza.

El indio veía en la naturaleza virgen, símbolos directos del mundo espiritual. Para él, como para otros nómadas, la naturaleza era un santuario.Creían que la armonía con la naturaleza era necesaria para evitar la muerte y el dolor. La tierra, el aire, los seres vivos y el agua eran compartidos por todo el grupo y nadie podía poseerlos de forma individual.

 Para el indio todo venía de la naturaleza, hasta sus propios nombres: Nube Roja, Toro Sentado, Lobo Gris, Perro Rojo, Caballo Triste, Pequeña Corneja, Dos Lunas, Lluvia en la Cara, Toro Oso, Toca las nubes, Viento que Habla.

Contaban el tiempo en lunas, hablaban de acontecimientos ocurridos durante la luna de la hierba seca, la luna en la que cambian los alces su cornamenta, la luna en la que maduran las cerezas o la luna de las hojas caídas. Su relación con la naturaleza era tan profunda y tan rica que llegaron a comprender el inmenso poder destructivo que el “hombre blanco” tenía.

El espíritu del universo se comunicaba con el hombre mediante los fenómenos naturales. El viento, la lluvia, el trueno el relámpago, eran sus voces múltiples y queridas; incluso en sueños llegaban las palabras del gran espíritu al corazón del indio, y éste escuchaba todas las cosas.

Debemos comprender que todas las cosas son obra del Gran Espíritu. Debemos saber que Él está en toda cosa: en los árboles, las hierbas, los ríos, las montañas, y todos los cuadrúpedos y los seres alados; y, lo que es aun más importante, debemos comprender que Él está también más allá de todas estas cosas y de todos estos seres. Cuando hayamos comprendido todo esto profundamente en nuestros corazones, temeremos, amaremos y conoceremos al Gran Espíritu; entonces nos esforzaremos para ser, actuar y vivir como Él quiere.

Hehaka Sapa (Alce Negro), 1863-1950
Medicine man de los siux ogalala.

El indio no podía entender la mentalidad del blanco, su deseo de propiedad de la tierra, su necesidad de acumular riquezas. De lo que sí eran conscientes los indios era de que esta conducta codiciosa tendría como consecuencia el exterminio de un modo de vida que ellos habían mantenido durante miles de años, una reflexión basada en el respeto a las tradiciones y dotada de sentido en cuanto a la supervivencia del grupo.

La raíz de sus creencias y métodos está en la premisa de que las enfermedades del ser humano nacen de los espíritus enfermos, que enferman a la naturaleza, crean sociedades enfermas y enfermedades sociales como el hambre, la pobreza y las guerras.

Su enseñanza está en recuperar la visión y la esencia de los valores vitales de las tradiciones antiguas, como el culto a la naturaleza, a los diferentes elementos (sol, fuego, cielo, tierra, piedras) que son considerados como los padres y abuelos sagrados de la vida; el hombre no es visto como el centro y medida de todo sentido, es tan sólo un hermano más e hijo en igualdad del Gran Espíritu.

El Lakota cree profundamente en el silencio, señal de un equilibrio perfecto. El silencio es el balance o equilibrio absoluto de cuerpo, mente y espíritu. El hombre que mantiene su individualidad siempre calmada y firme ante las tormentas de la existencia tiene la actitud y conducta de vida ideal en la mente del sabio. El autocontrol, la verdadera valentía, la paciencia, la dignidad…

chamana-india

Sobre el Silencio

Charles_Eastman_(Ohiyesa)En la vida del indio sólo había un deber ineludible —el deber de rezar—, el reconocimiento diario de lo Invisible y Eterno. Sus devociones diarias le eran más necesarias que el alimento diario. Se despierta al amanecer, se calza los mocasines y baja hasta la orilla del agua. Allí se echa agua clara y fría en la cara, o se sumerge en ella. Después del baño, permanece en pie ante el amanecer ascendente, frente al sol que baila en el horizonte, y ofrece su oración sin palabras. Su compañera puede precederle o seguirle en sus devociones, pero nunca le acompaña. ¡Cada alma debe encontrarse con el sol de la mañana, la tierra nueva y dulce y el Gran Silencio a solas!

Charles Alexander Eastman, (Ohiyesa), intelectual, médico y escritor sioux.

El primer Americano mezclaba una humildad singular con su orgullo. La arrogancia espiritual era extraña a su naturaleza y enseñanza. Nunca sostuvo que el poder del lenguaje articulado fuese prueba de superioridad sobre la tonta creación. Por otro lado, para él es un don peligroso. El Indio cree profundamente en el silencio, señal de un equilibrio perfecto. El silencio es el balance o equilibrio absoluto de cuerpo, mente y espíritu. El hombre que mantiene su individualidad siempre calmada y firme ante las tormentas de la existencia —ni una hoja, por así decirlo, se mueve en el árbol, ni una ola en la superficie del reluciente estero— tiene la actitud y conducta de vida ideal en la mente del sabio iletrado.

Si le preguntas «¿Qué es el silencio?», responderá «¡Es el Gran Misterio! ¡El silencio sagrado es Su voz!» Si preguntas: «¿Cuáles son los frutos del silencio?», él dirá: «Son el autocontrol, la verdadera valentía o resistencia, la paciencia, la dignidad y la reverencia. El silencio es la piedra angular del carácter.»

Sobre la Valentía

Ni siquiera los peores enemigos del Indio —aquellos que lo acusan de traición, sed de sangre, crueldad y lujuria— han negado su valentía, aunque en sus mentes se trate de una valentía ignorante, brutal y fantástica. Su propia concepción de bravura la convierte en una virtud altamente moral, pues para él no consiste en fuerza agresiva sino en autocontrol absoluto. Nosotros sostenemos que el hombre verdaderamente valiente no se rinde ante el miedo o el enojo, el deseo o la agonía; él es amo de sí mismo en todo momento; su valentía se eleva a las alturas de la caballerosidad, el patriotismo y el verdadero heroísmo.

«No permitas que el frío, el hambre, el dolor, o el miedo a ellos, o que los dientes erizados del peligro o las mismísimas mandíbulas de la propia muerte, eviten que hagas una buena acción», le dijo un viejo jefe a un explorador que estaba a punto de partir en busca del búfalo a mitad del invierno para aliviar el hambre de su gente.

Los blancos sólo contaron un lado. Lo dijeron para complacerse a sí mismos. Dijeron mucho que no es verdad. Sólo sus propias acciones buenas, sólo las peores acciones de los Indios ha contado el hombre blanco.

Lobo Amarillo de los Nez Percés, 1879

Que sea justo y trate con amabilidad a mi gente, pues los muertos no están impotentes. ¿Muertos, dije? La muerte no existe. Sólo un cambio de mundos.

Jefe Seattle de los Suquamish, 1853

Sobre la Muerte y Reencarnación

Creador del mundo, padre nuestro, escúchame. La vida que llevamos en la tierra es lastimosa. Caídos y moribundos, tropezamos a lo largo del camino. Es cierto, nos has dicho lo que había que hacer para obtener los bienes y riquezas de la vida. Eso, lo sabemos. Llevar una vida de bien tal y como has pedido, eso sabemos hacerlo y lo intentaremos. En verdad, intentaremos asegurarnos la luz y la vida. Pero Tú, no obstante, haz que la verdadera vida aparezca entre nosotros. Te lo pedimos humildemente.

Tribu sioux Ho-Chunk

La actitud del Indio hacia la muerte, prueba y trasfondo de la vida, es enteramente compatible con su carácter y filosofía. La muerte no guarda terror para él; la encara con sencillez y perfecta calma, buscando sólo un fin honorable como su último regalo para su familia y sus descendientes. Por ende corteja la muerte en la batalla. Por otro lado, consideraría una desgracia ser muerto en una disputa privada. Si uno está muriendo en casa, es costumbre llevar su cama al exterior conforme se acerca el fin, para que su espíritu pueda marcharse bajo cielo abierto.

Muchos Indios creían que uno podía nacer más de una vez, y había algunos que afirmaban tener pleno conocimiento de una encarnación pasada. También había quienes sostenían pláticas con algún «espíritu gemelo» nacido en otra tribu o raza

Creo que todos somos parte del Espíritu de Dios y el Espíritu de Dios habita dentro de todo lo que vive.
Para comprender el concepto del Camino del Nativo Americano es preciso volver a definir la palabra Medicina. Medicina es cualquier cosa que mejora tu conexión con el Espíritu de Dios, con el Gran Misterio de la vida y con toda la vida.

Lin Ekstam

aparicic3b3n-indios

CONSEJOS PARA SEGUIR EL CAMINO ROJO.

1. Abre tu corazón y tu alma al Gran Espíritu. Sigue los ritmos de la naturaleza, levántate y retírate con el sol. Levántate con el sol para orar …. Ora sola(o). Ora frecuentemente. El Gran Espíritu oirá, ciertamente, si le hablas.

2. Toda tu vida es sagrada; trata a todas las cosas con respeto. Sé tolerante con aquellos que han perdido el camino. La ignorancia, la presunción, la ira, los celos y la avaricia, provienen de un alma perdida. Ora para que ellos encuentren guía.

3. Búscate a ti mismo, por tus propios medios. No permitas que otros hagan tu camino por ti. Es tu senda, y sólo tuya. Otros pueden caminar contigo, pero nadie puede hacer tu camino por ti.

4. Honra todas tus relaciones. Trata a los huéspedes en tu casa con mucha consideración. Sírveles la mejor comida, dales la mejor cama y trátalos con respeto y honor.

5. Honra los pensamientos, deseos y palabras de todas las personas. Nunca los irrumpas, ni te burles de ellos, ni los imites de manera grosera. Permite a cada persona el derecho a su expresión personal.

6. La tierra es nuestra madre, cuídala. Respeta todas las cosas que están sobre esta tierra, sean personas o plantas. La naturaleza no es PARA nosotros. Es PARTE de nosotros. Ella es parte de tu familia del mundo.

7. Toma de la tierra lo que se necesita y nada más. No tomes lo que no es tuyo, sea de una persona, una comunidad, de la selva o de una cultura. No fue dado ni ganado. No es tuyo.

8. Haz lo que hay que hacer para el bien de todos. Nunca hables de los demás de mala manera. La energía negativa que pones en el universo se multiplicará cuando retorne a ti.

9. Disfruta el viaje de la vida, pero no dejes huellas. Todas las personas comenten errores. Y todos los errores pueden ser perdonados. Malos pensamientos causan enfermedad a la mente, al cuerpo y al espíritu. Practica el optimismo.

10. Los niños son las semillas de nuestro futuro. Siembra amor en sus corazones y riégalos con sabiduría y lecciones de vida. Cuando crezcan, dales espacio para crecer.

11. Di la verdad, pero solo de lo bueno de los demás. Evita herir los corazones de los demás. El veneno de tu sufrimiento retornará a ti.

12. Da las gracias constantemente al Gran Espíritu por cada nuevo día. Abre tu corazón y tu alma al Gran Espíritu. Sé verdadero todo el tiempo. La honestidad es la prueba de la voluntad de uno en este universo.

13. Garantiza tu estabilidad vital. Consérvate balanceado. Tu persona Mental, tu persona Espiritual, tu persona Emocional, y tu persona Física: todas tienen la necesidad de ser fuerte, puras y saludables. Ejercita al cuerpo para fortalecer la mente. Crece mucho espiritualmente para curar enfermedades emocionales.

14. Sé fiel eternamente a tus sentimientos  Haz decisiones conscientes acerca de quién serás y acerca de cómo reaccionarás. Sé responsable por tus propios actos.

15. Focalízate en lo que haces. Sé verdadero ante ti mismo primero que todo. No puedes nutrir y ayudar a otros si no puedes nutrirte y ayudarte a ti mismo primero.

16. Respeta las creencias religiosas de los demás. No impongas en los demás tus propias creencias.

17. Respeta la privacidad y el espacio personal de los demás. No toques la propiedad personal de los demás, especialmente los objetos sagrados y los objetos religiosos. Esto está prohibido.

18 Comparte tu buena fortuna con los demás.

Para andar por el Camino Rojo,
tienes los derechos otorgados por el
Gran Misterio:
Tienes el derecho de rezar,
tienes el derecho de bailar,
tienes el derecho de pensar,
tienes el derecho de proteger,
tienes el derecho de conocer
a tu madre,
tienes el derecho a soñar,
tienes el derecho a la visión,
tienes el derecho de enseñar,
tienes el derecho de aprender,
tienes el derecho de llorar,
tienes el derecho a la felicidad,
tienes el derecho de enmendar
los errores,
tienes el derecho a la verdad,
tienes derecho al mundo espiritual.

Si recorres el Camino Rojo
sabes que todo dolor conduce a una mejor comprensión,
no se pueden explicar todos los horrores,
pero pueden trascender.
Recorrer el Camino Rojo
es saber que algún día
cruzaras al mundos de los espíritus,
y no tendrás miedo…

wakan-tanka-chefs-sioux-espace-543po

La tradición antigua y la condición actual del hombre

La historia está llena de falsificaciones e imposturas, pero el exterminio del indio norteamericano es una de las más dolorosas. Las mentiras que la potente industria cinematográfica difundió durante años sólo demuestran la incapacidad de los hombres para reconocer sus crímenes, y aún hoy son un agravio no sólo a la nación y a la memoria de los indios, sino a la causa de los derechos humanos y del de los pueblos a vivir en paz.

Hermano, no deseamos destruir ni quitarte tu religión. Únicamente queremos gozar de la nuestra. 

Jefe Casaca Roja de los Seneca, 1805

No se deberia tener que elegir entre dos mundos. Las antiguas practicas nativas son compatibles  con el cristianismo como demostró NICOLAS ALCE NEGRO. La capacidad  de adaptar la espiritualidad con la religión  es lo mas positivo para seguir avanzando en el CAMINO DEL CONOCIMIENTO. 

La espiritualidad no es algo exclusivo de los religiosos, de los cristianos. Es patrimonio de todos los seres humanos. Todos son animados por algún espíritu. No hace falta, adherirse a una religión determinada o seguir a una institución religiosa para desarrollar la espiritualidad. El vínculo entre el hombre  y Dios puede ser personal e íntimo, sin manifestaciones exteriores ni rituales al público y al ego. El lado sagrado de la vida no tiene nada que ver con todo eso que se define una religión, sino con la relación de uno mismo con las leyes de Dios.

En el cada vez menos religioso Occidente, la nueva espiritualidad que esta surgiendo no debería ser montar los viejos altares  a Júpiter, a Venus, Isis, Odín, al Tao; ni a Wakan Tanka, o Ahau o Pachamama o Shiva…, entre infinidad. No hay que adoptar estas concepciones  religiosas, sino dar con la esencia mental o psíquica de la que ellas son resultado. Considerar sus contextos míticos como valores y no como conceptos, divinidades y creencias; pues lo segundo es transitorio, pero lo primero permanece. Este era el mensaje de Dios cuando repudiaba que se adorasen imágenes en la Biblia.

Espiritualidad y religión se complementan pero no se confunden.

MAS INFORMACIÓN:

Espiritualidad versus Religión


FUENTES

  • Wikipedia
  • El camino rojo El camino espiritual de los indios americanos
  • Jamie Sams y David Carson («Medecine cards»),
  • La Pipa Sagrada. Los Siete Ritos Sagrados. Alce Negro
  • Black Elk Speaks : Siendo la historia de vida de un hombre santo de Oglala Sioux (contada a John G. Neihardt ), Bison Books , 2004 (publicado originalmente en 1932): Black Elk Speaks
  • El sexto abuelo: Enseñanzas de los alces negros dadas a John G. Neihardt, editado por Raymond J. DeMallie, University of Nebraska Press ; Nueva edición, 1985. ISBN  0-8032-1664-5 .
  • El tubo sagrado: relato de los siete ritos de Oglala Sioux de los alces negros (según se lo contó a Joseph Epes Brown ), MJF Books, 1997
  • Legado espiritual del indio americano (según se lo contó a Joseph Epes Brown), World Wisdom , 200
  • EL EFECTO ISAÍAS – Gregg Braden.

0 Respuestas a “EL CAMINO ROJO 5: Una Filosofía de Vida”

  1. Una información y principios muy importantes para tener en cuenta y aprender en los días que corren. Gracias

Deja un comentario