¿QUE ES EL CAOS?

800px-Lotto_Capoferri_Magnum_Chaos
Magnum Chaos. Taracea del coro de la basílica de Santa María la Mayor, por Capoferri y Lotto (1522-1532).

La misma idea del Caos desafía su propia descripción.

Según el Diccionario ingles Oxford, la palabra «caos» es griego en su origen. Su significado original era: «un inmenso golfo o quiebro, abismo, espacio vacío, infinita oscuridad, el primer estadio del universo».

La palabra que los griegos utilizaban para orden como lo opuesto a Caos era Cosmos. Universo o conjunto de las cosas que existen, especialmente concebido como un todo ordenado, por oposición a caos.

En el siglo V a. C. se lo identificó con el aire, adquiriendo solo tardíamente el sentido de «confusión elemental», con Ovidio (Metamorfosis I, 7: «rudis indigestaque moles»). 

Tradición Grecorromana

En la antigua cosmología griega el Caos era la primera cosa que existió y la matriz de la cual surgió todo. Caos existe antes que el resto de los dioses y fuerzas elementales, ya que es el estado primigenio del cosmos infinito. 

En su obra Las metamorfosis, Ovidio describió al Caos como rudis indigestaquemoles, «una masa bastante cruda e indigesta, un bulto sin vida, informe y sin bordes, de semillas discordantes y justamente llamada Caos», descripción que se aparta del más antiguo significado del elemento mítico (‘resquicio’ brecha o ‘hueco’), pero que ha determinado la orientación de las interpretaciones en uso desde entonces, hasta llegar al actual concepción familiar de ‘completo desorden’.

Las culturas más arcaicas del mundo (como los pueblos aborígenes de Australia ) prácticamente no tienen concepto de caos, y por el contrario, el concepto de caos se ha desarrollado completa, ampliamente y con éxito en la antigua Grecia a través de la mezcla de tradiciones científicas mitopoyéticas y tempranas

En algunos relatos cosmogónicos griegos, el Caos es aquello que existe antes que el resto de los dioses y fuerzas elementales, es decir, el estado primigenio del cosmos. La palabra Caos en griego no tiene género, pero cuando esta entidad es representada como una deidad se la considera de género masculino.

Según la Teogonía (‘origen de los dioses’) de Hesíodo, el Caos fue el primer dios elemental antiguo en surgir en la creación del universo. Tras él surgieron rápidamente Gea (la Tierra), Tártaro (el Inframundo) y Eros (el Deseo que trae la vida). Aunque así se narra en la Teogonía, es frecuente sin embargo cometer el error de considerar a estas deidades descendientes del Caos.

De esta forma, justo al comienzo de su historia, Hesíodo establece las deidades relacionadas con cada elemento conocido por el hombre, empezando por los elementos primordiales: la Tierra, el Cielo estrellado, el Mar. Para Hesíodo y los mitos olímpicos el Caos es el   «vasto y oscuro» vacío, la Nada,  del que surgió la primera deidad, Gea./Gaia. Esta es la versión castellana de su relato:

En el principio existió el Caos. Después Gea, la de amplio pecho, sede siempre segura de todos los inmortales que habitan la nevada cumbre del Olimpo. En el fondo de la tierra de anchos caminos existió el tenebroso Tártaro. Por último, Eros, el más hermoso entre los dioses inmortales, que afloja los miembros y cautiva de todos los dioses y todos los hombres el corazón y la sensata voluntad en sus pechos. Del Caos surgieron Érebo y la negra Noche…

a1a3c19b547dcbf8274d7cf48333e8f3
Gaia, como diosa tierra es la representación de la materia, el cosmos, en contraposición a la nada que representa Caos.

En griego antiguo Caos significa ‘espacio que se abre’, o ‘hendidura‘. En el siglo V a. C. se la identificó con el aire y con Ovidio adquirió el sentido de “confusión elemental“. Según la Teogoníade Hesíodo, Caos fue lo primero que existió, y luego enumera otras figuras cosmogónicas elementales como Gea (la Tierra), Tártaro y Eros. Pero Caos no engendró estas deidades elementales, sino que es cabeza de una genealogía de dioses asociados a lo incorpóreo, tales como Nix (la Noche) y Érebo, que son sus hijos, mientras que Éter y Hemera (el Día) son sus nietos.

También se considera que Caos es la hendidura o resquicio situado entre el cielo y la tierra.  Hesíodo relata en la Titanomaquia que Zeus, al lanzar el rayo a los Titanes, hace estremecer a Caos. Y compara este hecho con el acercamiento entre Urano (el Cielo) y Gea (la Tierra).

Geoffrey Stephen Kirk y John Earle Raven piensan que lo que Hesíodo quiso significar es que al principio había un todo informe, que el cielo y la tierra formaban una masa indiferenciada y en el principio relatado se separaron: primero es la separación, que luego se representa figurativamente en el nacimiento de Urano a partir de Gea y se mitifica en el relato de la castración de Urano por parte de Crono. Olof Gigon indica que Hesíodo parte de la imagen del cosmos como cavidad formada por la bóveda el cielo y la tierra como suelo, y luego suprime mentalmente a ambos para llegar a un concepto como Caos. Es algo completamente indeterminado, esto viene indicado por el hecho de que la palabra para designarlo es gramaticalmente neutra. Esto lo acerca al concepto de ápeiron, “lo indeterminado“, de Anaximandro. Para Gigon, bajo la faz de una divinidad cosmogónica semejante se esconde el concepto filosófico de un principio anterior a todo.

1024px-Assistants_and_George_Frederic_Watts_-_Chaos_-_Google_Art_Project
Caos de George Frederic Watts

La tradición órfica (corriente religiosa relacionada con Orfeo) en sus fragmentos presenta un Huevo primordial, equiparado con el Caos de Hesíodo. Este Huevo no es lo primero que surge, sino que proviene de Crono.

La tradición grecorromana de Prima Materia , que incluye notablemente la cosmogonía órfica de los siglos V y VI, se fusionó con las nociones bíblicas ( Tehom ) en el cristianismo y fue heredada por la alquimia y la magia del Renacimiento .

El huevo cósmico del orfismo fue tomado como materia prima para la obra alquímica magnum en la alquimia griega temprana. La primera etapa del proceso de producción de la piedra filosofal , es decir, nigredo , se identificó con el caos. Debido a la asociación con la narrativa de la creación del Génesis , donde «el Espíritu de Dios se movió sobre la faz de las aguas» (Génesis 1: 2), el Caos se identificó aún más con el elemento clásico del Agua .

Otra variante importante presenta Cayo Julio Higino en sus Fábulas. En el prólogo de dicha obra presenta una cosmogonía, donde pone a Caos como descendiente de la Oscuridad. Caos y la Oscuridad conciben luego a la Noche, el Día, el Érebo y el Éter.

Ramon Llull (1232–1315) escribió un Liber Chaos , en el que identifica el Caos como la forma o materia primaria creada por Dios.

El alquimista suizo Paracelso (1493-1541) usa el caos como sinónimo de «elemento clásico» (porque el caos primitivo se imagina como una congestión sin forma de todos los elementos). Paracelso identifica así a la Tierra como «el caos de los gnomi «, es decir, el elemento de los gnomos , a través del cual estos espíritus se mueven sin obstáculos, como lo hacen los peces a través del agua, o las aves a través del aire.

Un tratado alquímico de Heinrich Khunrath , impreso en Frankfurt en 1708, se tituló Caos . La introducción de 1708 al tratado establece que el tratado fue escrito en 1597 en Magdeburgo, en el año 23 del autor de practicar la alquimia. El tratado pretende citar a Paracelso sobre el punto de que «La luz del alma, por la voluntad del Dios Triuno, hizo que todas las cosas terrenales aparecieran del Caos primario«.  Martin Ruland the Younger , en su Lexicon Alchemiae de 1612 , afirma: «Una mezcla cruda de materia u otro nombre para Materia Prima es Caos , como lo es en el principio».

El término gas en química fue acuñado por el químico holandés Jan Baptist van Helmont en el siglo XVII basado directamente en la noción paracelsa del caos. La g en gas se debe a la pronunciación holandesa de esta letra como espirante, también empleada para pronunciar griego χ .

Las propiedades del caos, que se atribuyen constantemente a los pueblos del mundo, pueden considerarse como la conexión con las aguas , el infinito del tiempo y el espacio , la desintegración o viceversa, la fusión de todos los elementos (estado amorfo de la materia que rechaza no solo la materialidad sino , desorden y, por lo tanto, el máximo de tendencias entrópicas ; es decir, la caída completa del caos fuera del ámbito de la previsibilidad (una coincidencia ciega que pasa por alto la categoría de causalidad) o, en otras palabras, la distancia extrema con lo que se puede llamar la esfera humana «culta», el logos , la mente , la palabra , por lo que el caos es a su vezhorror , oscuridad Pero quizás la característica más importante del caos es que es el útero del que se origina el mundo , la acumulación de algún poder que determina su origen.

El término caos ha sido adoptado en la mitología comparativa moderna y en los estudios religiosos como una referencia al estado primordial antes de la creación, combinando estrictamente dos nociones separadas de aguas primordiales o una oscuridad primordial de la cual emerge un nuevo orden y un estado primordial como una fusión de opuestos, como el cielo y la tierra, que deben estar separados por una deidad creadora en un acto de cosmogonía.  En ambos casos, el caos que se refiere a una noción de estado primordial contiene el cosmos in potentia pero necesita ser formado por un demiurgo antes de que el mundo pueda comenzar su existencia.

El uso del caos en el sentido derivado de «desorden o confusión completa» aparece por primera vez en el inglés moderno isabelino temprano , lo que originalmente implica una exageración satírica. » Caos » en el sentido bien definido de sistema complejo caótico se deriva a su vez de este uso.

El reino de la muerte, con el que también se asocia el miedo, a menudo se describe como una especie de caos (ya sea como falta de forma y desorden o como lo contrario de este mundo).

CAOS:

  • Es la masa informe original a partir de la cual se crearon orden y universo.
  • Es un abismo sin fondo donde todo cae eternamente.
  • Es un lugar sin ninguna posible orientación, donde todo cae en todas las direcciones.
  • Es un espacio que separa, que divide la Tierra y el Cielo.
  • No es solo una representación del arte mitopoyético, sino también un concepto científico y filosófico
MAS INFORMACIÓN: 

LA MAGIA CAOTICA O MAGIA DEL CAOS


FUENTE:

  • Wikipedia

Deja un comentario