La Manigua, el Alma del Mundo.

Hipótesis Gaia

He disfrutado viendo la corta serie de Neflix, «Frontera Verde». La cinta explora la cosmogonía indígena a través del género negro. La Manigua es la autentica protagonista, su simbolismo enlaza con lo mas representativo de las culturas chamanicas de la Madre Tierra.

La manigua es una palabra usada, al menos, en territorios como Cuba, República Dominicana y Puerto Rico. En el Novísimo diccionario de la lengua castellana el término aparece anotado como americanismo.​ El término, al que se ha atribuido una función de santuario para los luchadores revolucionarios y que en origen haría referencia a un tipo de ciénaga litoral, posteriormente habría adquirido connotaciones más relacionadas con la de zona boscosa impenetrable, selvatica: La Tierra Virgen,

La miniserie da un lugar privilegiado a lo femenino y presenta a las mujeres como las tejedoras de hilos entre varios mundos, las guardianas de los misterios de la selva. Además, tiene un trasfondo medioambiental y plantea la Amazonia como “EL ALMA DEL MUNDO”.

El alma del mundo es aquella realidad que hace que todo microcosmo forme parte de un macrocosmo.

En la filosofía antigua se asumía que la naturaleza estaba viva y participaba de la inteligencia divina.  Para los antiguos, todo en el Universo estaba vivo, todas las cosas estaban «animadas» pues tenían «Anima» (Alma).

El Alma del Mundo (en latín: anima mundi) es el espíritu etérico puro, el cual fue proclamado por algunos filósofos antiguos como lo subyacente en toda la naturaleza. Es lo que anima la naturaleza de todas las cosas como la misma alma anima al ser humano.

Por tanto, es de resaltar que: este mundo es, de hecho, un ser viviente dotado con alma e inteligencia […] una entidad única y tangible que contiene, a su vez, a todos los seres vivientes del universo, los cuales por naturaleza propia están todos interconectados.

Platón, Timeo 29, 30

La idea se originó con Platón y también está presente en doctrinas orientales como el Brahman (Dios) y el Atman (alma) en el hinduismo.

 Los estoicos, consideraban al cosmos como un inmenso organismo dotado de un alma o pneuma universal o logos, que posee los gérmenes de todo cuanto existe, o razones seminales, y también afirmaron que el pneuma del hombre no es más que una parte de este logos cósmico que marca inexorablemente el destino, y con el que se reúne de nuevo con la muerte. Consecuentemente los estoicos creían que era la única fuerza vital presente en el universo. Los estoicos destronaron a dios y le dieron su lugar al Ánima Mundi ya que la consideraron el principio fundamental de la vida y la única fuerza que la impulsaba.

En la filosofía hermética, el hombre es concebido como el gran jardinero de la naturaleza, el guardián de la Tierra que busca ayudar al perfeccionamiento de todas las cosas vivas.   Y si atendemos al axioma hermético «Así como es arriba es abajo»podemos deducir que, del mismo modo que hay un Alma humana (Anima Homo), también tiene que existir un Alma del Mundo o del Universo (Anima Mundi), las cuales están interconectadas.

Similares conceptos fueron sostenidos por filósofos tales como Paracelso (1493-1541), Baruch Spinoza (1632-1677), Gottfried Leibniz (1646-1716) y Friedrich Schelling (1775-1854).

En la Edad Media, algunos pensadores escolásticos(Abelardo o Teodorico de Chartres, por ejemplo) identificaron el alma del mundo con el Espíritu Santo .. También Nicolás de Cusa (1401-64) aceptó la expresión de Platón, pero para él, el «alma del mundo» es Dios mismo.

Giordano Bruno vio en el Anima Mundi la forma real de todas las cosas del universo, le otorgó la capacidad de proporcionar vida vegetativa y por tanto si la vida está en todas las cosas el alma del mundo formaba parte de todo. Hegel habló de un alma universal que se dividía en las almas individuales de los seres vivos y a la Tierra la consideraba un organismo vivo.

EL-MUNDO-XXI-Arcanos-Mayores-del-Tarot.jpgLos alquimistas, al igual que los filósofos, entendieron que el alma del mundo era la esencia divina o espíritu etéreo que daba vida a todo el universo. Desde el Renacimiento, en que los artistas basaban su arte en la reproducción de las proporciones sagradas que veían en la naturaleza, los alquimistas buscaron la “chispa divina en la materia”. También la magia se hizo eco de esta creencia como podemos ver en la última carta del Arcano Mayor, la XXI, que representa al mundo como una mujer: el “Anima Mundi”.

Desde los años sesenta ha sido recobrada por defensores de la hipótesis de Gaia (que considera que la Tierra es un ser vivo), tal como James Lovelock que en su «HIPÓTESIS DE GAIA» postuló que la Madre Tierra es  «una entidad compleja que implica a la biosfera, atmósfera, océanos y tierra» y su colaboradora Lynn Margulis amplió esta definición al decir que «se ha llamado Gaia a la diosa de la Tierra o a la Tierra considerada como un organismo. 

No hay separación, no puede haberla y como dijo el Jefe Seattle:

«Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el ciervo, el caballo, el gran águila, son nuestros hermanos. Los picos rocosos, los surcos húmedos de las campiñas, el calor del cuerpo del potro y el hombre, todos pertenecen a la misma familia. (…) Esto es lo que sabemos: la tierra no pertenece al hombre; es el hombre el que pertenece a la tierra. Esto es lo que sabemos: todas la cosas están relacionadas como la sangre que une una familia. Hay una unión en todo. Lo que ocurra con la tierra recaerá sobre los hijos de la tierra. El hombre no tejió el tejido de la vida; él es simplemente uno de sus hilos. Todo lo que hiciere al tejido, lo hará a sí mismo».

Muchas personas de hoy, piensan que la vida debe de haber venido del espacio exterior. Pero no podemos encontrar ninguna fuente de vida en el universo.
Entonces, ¿dónde podemos encontrar la fuente de la vida? ¿Cuál es el origen de la vida? ¿Dónde está la fuente de la vida en nuestro universo?

Para mi la respuesta esta bajo nuestros pies, la Madre Tierra que nos sustenta…  De la Madre Tierra todo procede, a la Madre   Tierra todo retorna. El Gran Espíritu que todo lo abarca y todo lo protege. Nuestra salud depende, en gran medida, de la conexión que establezcamos entre nuestra alma individual y el Anima Mundi.

Los indigenas creen que los humanos son una parte intrínseca de la naturaleza. A diferencia de mirar al hombre moderno como terribles invasores, los chamanes  creen que estamos desconectados de nuestras raíces. Quien ha perdido la consciencia de su propia alma es imposible que pueda mantener una conversación con el espíritu de la naturaleza. Todo lo que se necesita es volver a conectarnos y sanarnos a nosotros mismos, así como recuperamos nuestra alma, recuperamos el alma de nuestro planeta., la fuente de la vida, el Paraíso perdido. la Manigua

Gracias por venir aquí hoy. Feliz Domingo

0 Respuestas a “La Manigua, el Alma del Mundo.”

Deja un comentario