Lilith, Símbolo del Feminismo Moderno.

La rebelde expulsada.

La mitología de Lilith es fascinante. En anteriores artículos hemos analizado las múltiples facetas de #LILITH. Algunas fuentes la describen como un demonio, otras como una oscura deidad de los paganos, símbolo de la libertad y rebeldía contra un orden establecido.

Con su pedigrí, Lilith se ha convertido en un icono feminista moderno. Fue la primera mujer que dijo NO.

LILITH, LA PRIMERA MUJER QUE DIJO NO.

Lilith representa el arquetipo de lo femenino negado por una cultura patriarcal y ha servido como estandarte del feminismo.   Ayer, Lilith representaba la mujer rebelde, expulsada del Paraíso.  Hoy, Lilith representa a la mujer liberada y la expresión completa del impulso sexual en el paganismo moderno y en el feminismo, pero creo que es un error ponderar esta figura como ejemplo del Feminismo Moderno.

La mujer hasta hace algunos años únicamente expresaba la faceta de la Luna Blanca. Imaginémonos una mujer viviendo el arquetipo de Lilith hace 100 o 200 años, estaríamos hablando de la prostituta y no precisamente sagrada (tema del que hablaremos próximamente). Por lo tanto Lilith en la conciencia femenina es el lado sombrío (prostituta libertina) ya que la cultura nos ha enseñado que expresar a Lilith es ser una «mala mujer».

No es fácil rastrear los caminos que toman los mitos y Lilith es uno de los mas complejos. A Lilith, quizas deberíamos tomarla como alegoría de aquellos deseos que pugnan en nuestro inconsciente por aflorar o por realizarse, y que no siempre son acordes a la vida civilizada, o que son fruto del instinto con poco dominio propio.

Hoy Lilith ha sido adoptada por la comunidad neopagana. pese a sus orígenes bíblicos. Más específicamente por aquellos que tienen un ángulo feminista. Su enfoque principal es en la elección de Lilith de volar del paraíso, e incluso sufrir la muerte de cientos de sus hijos, en lugar de vivir bajo sumisión a Adán. En esto, ella se supone representa el desafío y la fuerza femenina.  Creo que no es asi, ni es fuerte ni es feminista. Ella se une a los demonios del desierto para sobrevivir, tiene hijos con ellos, multitudes de demonios son esos hijos que nego a Adan. Ella es una madre-patria que envia a sus hijos a la guerra, a la muerte por venganza.

Desafortunadamente, hay una tendencia moderna en la cual la «liberación» de todo personaje mitológico femenino se intenta. De acuerdo con este punto de vista, no había absolutamente ningún personaje femenino malvado en ninguna mitología.

Lilith siempre se escapa, huye volando.

LILITH, UN ESPIRITU LIBRE.

En su origen. en Mesopotamia, Lilith es, literalmente, un espíritu libre, «la mano de Ishtar», dedicada a los sagrados placeres del amor sexual. La llegada del patriarcado puso fin a los ritos sexuales celebrado en el templo de la diosa, eliminando así la fuente principal del poder femenino, al considerarlo como, algo digno de ser temido por su influencia sobre los hombres, y que por lo tanto debía mantenerse bajo control. De ese modo, la sexualidad femenina se convirtió en algo diabólico

Lilith es una de las figuras femeninas más antiguas del mundo; de origen mesopotámico, en la tradición judía se le considera la primera esposa de Adán, anterior a Eva. Según la leyenda, se negó a obedecer los caprichos del primer hombre sobre la tierra y abandonó el Edén por propia iniciativa, desafiando así al mismísimo Yahvé.

Lilith era una mujer íntegra y como tal quería gozar, al igual que Adán, de la vida y de todo lo que ésta implicaba, incluidos la sexualidad y el erotismo. Al igual que Adán, Lilith fue creada a imagen y semejanza de Dios, por eso se negó a vivir el resto de su vida como una esclava de Adan y se marchó del Paraíso.

Lilith, de un espíritu del viento libertario pasó a ser un demonio alado. Pero sus alas son uno de sus atributos más importantes, gracias a ellas jamás puede ser atrapada. Personifica ese aspecto de lo femenino que no puede ser sometido por nada ni por nadie, porque es libre, y esto es algo que queda reflejado en todos los mitos en los que aparece.

El escrito que plasma la tradición popular asociada a Lilith pertenece a un documento escrito en la Edad Media, el Alfabeto de Ben Sira, escrito entre los años 700 y 1000 de nuestra era, aunque se desconoce si estos textos sólo están describiendo una tradición más antigua que ahora se ha perdido. Dicho documento cuenta la historia de Lilith de la siguiente forma:

Adán y Lilith enseguida empezaron a pelear, cuando él deseó yacer con ella, esta se negó, a lo que Adán respondió: “Yo no yaceré debajo tuya, solo estaré encima, ya que soy el superior”, a lo que Lilith respondió “ambos hemos sido creados de la Tierra, por lo que ambos somos iguales”. Dicho esto Lilith pronunció el prohibido nombre de Dios, lo que le dio el poder de levantar el vuelo y abandonar a Adán.

Lilith es salvaje como el viento . En Lilith resalta su ser salvaje y su unidad con las fuerzas de la naturaleza, su independencia y su negativa a someterse a la autoridad, junto a sus cualidades profundamente sensuales y seductoras. Aunque en la actualidad protagonice series de anime y videojuegos fantásticos y se haya ganado el dudoso honor de ser considerada reina de vampiros, madre de demonios o ambas cosas a la vez, Lilith, mucho más anciana que los cultos que la han demonizado, no siempre fue un ser diabólico.

Lilith  es el espíritu guerrero que la lleva a pelear por sus propias causas, y las causas de los demás. Lilith es el modelo de rol renegado, rebelde y , sin status quo definido. Esta puede ser la razón por la que los Cabalistas la adoptaron del paganismo y la trataron como a un espíritu maligno, ya que ella estaba en contra de su Dios, y por lo tanto, contra ellos, el pueblo de ese Dios.

LILITH, UNA MUJER EMPODERADA.

Ser en la vida, lo que potencialmente estamos destinados a Ser.

Como podemos observar, el arquetipo Lilith como expresión de uno de los estadios del Ánima, es un arquetipo complejo y por qué no, oscuro. Pero también es un arquetipo empoderado y autoafirmado, que prefiere perder su lugar en el Paraíso con tal de Ser.

Ser en la vida, lo que potencialmente estamos destinados a Ser. Lilith es la primera huella psíquica que todos poseemos que nos invita a rebelarnos frente al dominio del Animus negativo. Lilith es el primer halo del espíritu que nos hunde en la noche oscura del alma, otorgándonos a través de esta travesía, un incomparable dominio de las tierras psíquicas inconscientes, así como también la osadía necesaria para Ser en la vida, lo que potencialmente estamos destinados a Ser.

Lilith es la primera mujer rebelde, caracterizada por una poderosa energía no sometida al dominio patriarcal. Actualmente con todos las situaciones que están aconteciendo con las mujeres desaparecidas y asesinadas en nuestra sociedad, el arquetipo Lilith y la revisión de un Animus agresivo y peligroso se vuelve una necesidad ineludible.

Lilith es lo que jamás podrá ser dominado, ni eliminado, ni manipulado, porque ella esta por encima de todo, permanece fiel a su propia verdad. Y en virtud de esa lealtad siempre elige aquello que esta en armonía con su naturaleza, no permite que los de mas elijan por ella, no hace concesiones. Nadie la expulso del Paraíso, y nadie le negó tampoco la entrada, por tanto Lilith sigue siendo libre de volver y puede , por la misma razón, indicarnos el camino de regreso al hogar.

Lilith como Arquetipo Personal.  Lilith como fuerza psíquica también es una gran portadora de luz, en la medida en la que la reconozcamos y la animemos a regresar al mundo de la inocencia y del Paraíso perdido. Nadie la expulso del Paraíso, y nadie le negó tampoco la entrada, por tanto Lilith sigue siendo libre de volver y puede , por la misma razón, indicarnos el camino de regreso al hogar.

Las connotaciones feministas están claramente presentes en la tradición de Lilith. Una mujer que rechaza someterse al hombre al considerarlo igual a ella y que por ello se ve alejada del paraíso y condenada a una vida miserable como demonio de la noche. Por otro lado, Eva se ve como una sumisa compañera de Adán, claramente inferior a él (el hombre es el primero y la mujer es creada a partir de él), pero que no pierde su carácter negativo ya que su desobediencia es la que causa la expulsión del paraíso.

Todas las historias referidas a Lilith resaltan su libertad de movimiento, en una época en que las mujeres tenían cada vez más restringida su autonomía mientras el patriarcado se establecía, con más fuerza.  Podemos identificar el arquetipo de Lilith en la figura de Ladgerda, la primera esposa del legendario caudillo Ragnar Lodbrok en la serie Vikingos. Finalmente la Lilith reprimida en Ladgerda  acaba asesinando a  la segunda esposa  del rey vikingo.

Lilith, tiene apetitos sexuales, es una mujer que se va a la cama con quien le place y a quien nadie posee. El goce de la sexualidad, sin animo de procreado, otra de las de las prohibiciones habituales en contra de las mujeres en casi todas las culturas. Lilith no es tierna, no es dependiente, no busca el amor sino sexo. Por ello puede enloquecer a los hombres como una «femme-fatale».

Ella fue la única capaz de articular el impronunciable y verdadero nombre de Dios. Es la efigie del erotismo femenino, de la sexualidad desbordante y natural de la mujer que aparece intensamente atractiva, y a la vez, potencialmente peligrosa en los sueños de los hombres solos. «Lilith comparte la misma historia de las sirenas, las amazonas, las hetaira, todas ellas figuras femeninas que han intentado asumirse como mujeres libres, sin ninguna necesidad de someterse a los hombres

LILITH, EL ARQUETIPO DEL FEMINISMO.

Lilith representa el arquetipo de lo femenino negado por una cultura patriarcal y ha servido como estandarte del feminismo.   Las mujeres que aceptan a Lilith deben dejar de ver a la familia como una unidad de objetivos comunes.

Simone de Beauvoir, autora de la obra pionera feminista El Segundo Sexo, admitió en 1975:

«Mientras la familia, el mito de la familia, el mito de la maternidad y el instinto maternal no se destruyan, las mujeres serán oprimidas».

Es  símbolo del feminismo y un demonio al mismo tiempo. Hoy, una mujer puede sentirse libre y fiel a si misma sin sentirse culpable por ello. Puede ser creativa teniendo un hijo o creando una obra de arte, o «viviendo con alegría que es otra forma de creación»buscando su lugar en el mundo, dice Clara Giner, autora del libro «Lilith nunca estuvo sola». Una mujer sola puede ser feliz y completa y no necesitar ningún hombre o mujer, perro o gato para ello. El placer de la soledad es un regalo que una mujer puede hacerse a sí misma.

Este arquetipo femenino no es exclusivo de las mujeres. Jung dice que en el hombre, el aspecto femenino se halla personificado en lo inconsciente por el ánima, igualmente las mujeres tienen un ánimus, y sostiene que existe una base biológica para estos opuestos sexuales.  En todo hombre hay una mayoría de genes masculinos y una minoría de genes femeninos. El ánima se corresponde a la minoría femenina de los hombres, y en las mujeres a la inversa. Sólo se puede alcanzar la integración de la personalidad a través del ánima para los hombres y del ánimus en las mujeres, pues estas figuras constituyen la personificación autónoma del inconsciente para ambos sexos.

Lilith, una Mujer Emancipada.

Lilith es llamada la Isheth Zenunim (la Mujer de la Prostitución) en la literatura folklórica judía, y vive dentro de espejos para seducir la vanidad de las jovencitas.

Hoy, el antiguo mito hebreo de Lilit se ha visto actualizado a través de la imagen de la nueva mujer que ya no se siente identificada con las representaciones heredadas de las generaciones anteriores. Hoy Lilit no parece estar tan vinculada a las antiguas leyendas sacadas de Babilonia, de la literatura bíblica o de las narraciones antiguas sino que se ha convertido en un símbolo de la mujer emancipada, en paradigma de la igualdad entre el hombre y la mujer, y en patrimonio de una sociedad que camina hacia el verdadero reconocimiento de los derechos de todos los seres humanos.

La imagen de Lilit como una mujer emancipada, que se negaba a realizar el acto sexual debajo y a someterse a los criterios del varón, se ha convertido en uno de los símbolos más actuales en las sociedades occidentales para determinados grupos y movimiento feministas. Su oposición a vivir bajo la imposición de una cultura patriarcal y machista ha llevado a Lilit a encabezar una guerra permanente en contra del varón, dispuesta a rechazar la propia maternidad, a negarse a engendrar o, simplemente, a luchar por una sexualidad libre, ambigua e indiferente.

Mae West

UNA FRASE QUE DEFINIRÍA A LILITH SERIA:

«Cuando soy buena, soy muy buena, pero cuando soy mala, soy mucho mejor.» (Mae West.)

Sed prudentes con este arquetipo ancestral, no lo uséis en vano.

Diosa, demonio, vampiro, madre, prostituta, feminista y virgen todos estos títulos son las mascaras con las que Lilith ha caminado con nosotros.

HAY TEMA PARA VARIOS ARTÍCULOS.

FUENTES SOBRE LILITH:

  • Wikipedia
  • Biblioteca digital mundial
  • Imagenes de Pixabay
  • La biblia de las criaturas míticas, de Brenda Rosen
  • Danzando en la sombra, de Marcia Starck y Gynne Stern, Gaia Ediciones
  • Los demonios y espíritus malignos de Babilonia, por Reginald Campbell Thompson 07 1973, AMS Press, ISBN: 0404113532
  • Magia Semítica: Sus Orígenes y Desarrollo, por R. Campbell Thompson Samuel Weiser ; ISBN: 0877289328
  • Magia y Hechicería babilónica: Siendo la Oración de la elevación de la mano, por Leonard W. King Samuel Weiser; ISBN: 0877289344
  • La Diosa hebrea, por Raphael Patai, Merlin Stone (Diseñador) Wayne State University Press, ISBN : 0814322719
  • La Cueva de Lilith: Cuentos judíos de lo sobrenatural, por Howard Schwartz, Uri Shulevitz Oxford Univ Pr (Comercio); ISBN: 0195067266
  • Gilgamesh y el Árbol-Huluppu: Un texto sumerio reconstruido, por S.N. Kramer de la Universidad de Chicago 1938
  • https://es.scribd.com/document/68694663/Lilit-Manuscrito-Del-Mar-Muerto
  • http://focusonwomen.es/lilith-o-la-demonizacion-de-la-mujer/
  • https://www.letraslibres.com/mexico-espana/lilith-una-figura-feminista-entre-la-tradicion-y-la-posmodernidad

POSDATA:

Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Si te gusta, por favor ¡comparte!

Nos leemos en el próximo post.

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.
Previous post El Espíritu del Pollo: la Valentía del Vigilante
Next post Madame Blavatsky: Isis sin Velo

7 comentarios en “Lilith, Símbolo del Feminismo Moderno

  1. hola, tienes unos blogs muy interesantes, he buscado a ver si en facebook tenias pag, pero no la encuentro y me encantaria seguirte y escribirte, gracias un saludo, me llamo Juan Carlos

  2. tienes excelentes articulos que aclaran mucho dogma religioso y de atrazo a la humanidad…adelante

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: