Aleister Crowley, la Bestia 666 del Imperio Británico

Crowley5
Crowley en una ceremonia, 1912.

Edward Alexander Crowley,  fue un personaje extraño, carismático y que, en plena era victoriana, rompió todos los moldes y escandalizó a la sociedad. Se le conocía con diferentes apelativos, como “La Bestia 666” o “El hombre más perverso del mundo”.

Maestro del ocultismo, poeta y escritor, alpinista, mago, profeta, fundador de sectas y consejero de numerosas personalidades del siglo XX, otra de las facetas de Crowley es la de viajero, estuvo en París, El Cairo, China, Marruecos, Túnez, España, Italia, México, Chile, Nueva York, India, Birmania, Argentina y Canadá. Pero además,  fue un agente de las Cloacas del Estado Britanico, agente doble, experto en desinformación. Crowley «dejo atado y bien atado» la transformación post-colonial  del Reino Unido tras la Primera Guerra Mundial.

Aleister Crowley  tuvo el dudoso honor de ser nombrado persona non grata en Inglaterra, su propio país, al que sin embargo servía entre bambalinas en el seno de los servicios secretos durante las dos grandes contiendas del siglo pasado. La realidad, por supuesto, es más compleja. Los británicos utilizaron las fuerzas de la tecnología oculta, la Magia, y no sería la primera vez que la Corona inglesa se valía del poder de sus magos más infames.

Se han escrito muchos trabajos sobre la máquina nazi que instigó dos guerras mundiales, aunque pocos han seguido los pasos de los financieros extranjeros y los actores que preferimos llamar «políticos».

Alesteir Crowley,  el mago protector de Britania en su ocaso imperialista fue uno de los más grandes ocultistas de siglo pasado (por no decir el mayor). La apología del individualismo extremo y del hedonismo de Crowley y sus ataques contra los dogmas religiosos y las autoridades sociopolíticas, abrazadas por los verdaderos mesías del siglo XX (las estrellas del rock), son la base de la cultura moderna y sin embargo  Inglaterra y su reina, mantienen el orden intacto . Al final Crowley sí cambió el mundo, pero no como él pretendía. 

Aleister Crowley  era masón de grado 33, maestro de Winston Churchill y Gerald Gardner (ambos masones también) y del fundador de la Cienciología, L. Ronald Hubbard. Todos los Gran Maestres de la Gran Logia de Inglaterra han sido miembros de la nobleza inglesa, incluyendo al Rey Eduardo VII (quien contaba entre sus asesores a la Familia Rothschild).

El 6 de febrero de 1952 falleció Jorge VI, tras un complicado reinado marcado por la Segunda Guerra Mundial. Su hija Isabel II, su sucesora, accedió al trono a los 25 años: Si, la misma edad que tenia su antecesora,  Isabel I, la reina Virgen que dio origen al Imperio Britanico.  

LA MASONERÍA INGLESA

Es interesante ver cómo los símbolos de poder de Crowley aparecerán en lugares de poder.

elisabeth-2-infirmiere-franc-maconnerie
¿Por qué la enfermera de la reina Isabel de Inglaterra llevaba un cinturón masónico?

Desde hace tres generaciones, la familia real está abonada a la homeopatía. Isabel II viaja siempre con un botiquín de remedios homeopáticos. Su madre fue patrona de la Asociación Británica de Homeopatía y su hijo Carlos intentó interceder ante el Gobierno para que fuera más flexible con las medicinas alternativas. Pero la reina también se cuida, y mucho, con la medicina convencional.

La enfermera de la Reina lleva una hebilla de cinturón con símbolos masónicos. Esta enorme hebilla del cinturón cuenta con el compás masónico y la escuadra y un pentagrama – otro importante símbolo masónico utilizada en rituales de magia. Actualmente, es el Principe Eduardo, Duque de Kent, quien ejerce como Gran Maestro de la Gran logia Unida de Inglaterra.

La familia real británica ha estado siempre cerca de la Masonería y sus propias órdenes como los Caballeros de la Jarretera, la Orden del Cardo, y la Orden Real Victoriana se interconectan con las redes masónicas. Así, por supuesto, lo hace la orden de San Juan de Jerusalén –Caballeros de Malta-. La expansión de la masonería en Inglaterra en el siglo XVIII coincidió con la llegada de la dinastía Hanoveriana alemana

El día de San Juan Bautista de 1717 los miembros de cuatro logias masónicas se reunieron en la taberna del Ganso y la Parrilla de Londres para crear una nueva, que recibió el nombre de Gran Logia de Inglaterra. Nació así la masonería especulativa moderna. Así se celebraron los 300 años de la Masonería Moderna en Londres, el 31 de octubre de 2017, con la presencia del Duque de Kent y una salutación especial de la Reina Isabel II. El festejo incluyó un compás y una escuadra doradas de 20 metros de altura con un holograma gigante del «Ojo que todo lo ve» Actualmente, es el Principe Eduardo, Duque de Kent, quien ejerce como Gran Maestro de la Gran logia Unida de Inglaterra.  El duque de Kent toma compromisos reales en nombre de su prima, la reina Isabel II.

El 31 de mayo de 1875 muere Eliphas Lévi, mago y ocultista francés y que Crowley asegura ser su encarnación. En Nueva York se funda de la Sociedad Teosófica, Según la cofundadora y figura de referencia del movimiento, Helena Blavatsky, se trataría de «una sociedad para la búsqueda de la sabiduría divina, sabiduría oculta o espiritual». En septiembre de 1875, Blavatsky publicó su primera gran obra, Isis sin velo, (Isis  /Isabel) donde pretendió sistematizar muchas de las convicciones del espiritualismo angloamericano.

Pronto ha de empezar, o mejor dicho, ha empezado ya la era restauradora. El ciclo está por terminar su carrera, y vamos a entrar en el siguiente. Las páginas de la historia futura contendrán pruebas evidentes de que “si en algo hemos de creer a los antiguos es en que los espíritus descendieron de lo alto para conversar con los hombres y enseñarles los secretos del mundo oculto”.

Helena Blavatsky – Isis sin velo

En 1914, Europa estaba en el cenit de su dominio mundial. Tras la Revolución Industrial y la explosión demográfica, Europa había logrado establecer una dominación política, económica y militar a nivel mundial, basada en una abrumadora superioridad técnica e intelectual. Reunía a una cuarta parte de la población mundial y cada año cientos de miles de europeos emigraban a países de Ultramar, una emigración (la mayor del mundo) que no hacía sino cimentar el dominio europeo sobre el resto del mundo

El 28 de junio de 1917 en Sarajevo (Imperio austrohúngaro) es asesinado el archiduque Francisco Fernando ―y heredero al trono del Imperio austrohúngaro― y su esposa Sofía Chotek, en el atentado de Sarajevo. Este crimen desatará el caos y  la Primera Guerra Mundial.

Cuando estalla la Primera Guerra Mundia, Crowley se dedicará a los juegos de guerra como hacer propaganda pro-alemana contratado por los alemanes. También se hará pasar por independentista irlandés y organizará actos de protesta contra el gobierno. . En lo que respecta a su apoyo al nacionalismo irlandés, el disfraz separatista de Crowley en realidad lo ayudó a ganarse la confianza de los agentes del servicio secreto alemán durante la Primera Guerra Mundial.   Los constantes juegos de rol de Crowley durante la guerra, en los que encarnaba a un agente alemán, un independendista irlandés o un agente doble británico pudieron haberle costado la vida al finalizar la contienda… Pues no

Porque  también es sabido que Crowley fue amigo y consejero de Churchill desde sus primeros añós de juventud 

Crowley trabajó para la inteligencia británica a través de sus vínculos con el Servicio Diplomático en su juventud de Cambridge. Su interés en el conocimiento oculto lo convirtió en un topo perfecto para espiar en muchas facciones diferentes de la sociedad, desde masones hasta oficiales militares, comunistas y financieros internacionales.

Crowley pasó algún tiempo en los Estados Unidos entre 1915 y 1919, donde difundió una propaganda anti-británica, o pro-Hitler, aunque más tarde afirmó que él era un partidario británico, Tampoco dudó al distinguirse como doble agente norteamericano, en una prueba más de su falta de escrúpulos y de sus facultades volátiles, con tal de estar siempre en el candelero y de ganar notoriedad a toda costa.

En 1920 se trasladará al norte de Sicilia con su segunda mujer, Patricia MacAlpine, con quien fundaría la Abadía de Thelema, una sociedad utópica basadas en sus enseñanzas y en el “libro de la ley”. Como líder de su comunidad usaría el pseudónimo de ‘Master Therion’ y allí cambiaría el opio por la heroína para combatir su enfermedad. Fue la cobertura de la prensa que la hizo famosa en todo el mundo. Fue acusado de realizar orgías sexuales, sacrificios masivos de animales y personas, así como todas las formas de la magia negra.

“Simplemente fui cerca de Satanás, y todavía no sé por qué. Pero me encontré apasionado de servir a mi nuevo maestro… no estaba contento en creer en mi diablo personal y servirlo, en el sentido ordinario del mundo. Lo quería conocer personalmente y convertirme en el principal miembro de su staff.”

The Confessions of Aleister Crowley

En el mes de julio de 1908, Aleister Crowley junto con Victor Neuburg viajaron desde París a Burdeos y, desde allí, alcanzaron Bayona. El viaje a España, siguiendo la tradición romántica del XIX era una constante para muchos europeos cultos y no pocos de los que venían a visitarnos lo hacían como turistas. De España les atraía la idea de que era un país todavía atrasado en el que todavía pensaban poder encontrar secretos mágicos. España seguía siendo a principios del siglo XX un destino muy atractivo para muchos ocultistas. Rainer Maria Rilke vino a España siguiendo los dictados de sesiones espiritistas, también hizo su visita al pais  el ocultista alemán Dietrich Eckart (mentor de Adolf Hitler) visitando Barcelona, Jaén y Granada. El interés que tenían estos hombres por España venía mediante una ilusión que se habían creado por el país en que los moros astrólogos y los judíos cabalistas habían vivido, y que según George Borrow,  todavía vivían en el siglo XIX ocultos bajo el disfraz cristiano

Aleister Crowley había intentado venir a España con anterioridad, cuando una delegación carlista visitó Cambridge (donde este estudiaba) para reclutar británicos en sus filas. Según confesó, quiso unirse a ellos en un plan que consistía en recoger armas y municiones que luego esconderían en un barco para intentar que llegase a las costas españolas. El plan falló ya que las autoridades detuvieron a la embarcación y descubrieron el arsenal.

Crowley y Neuburg saltaron de Francia a España, desde Bayona cruzaron la frontera pasando a Pamplona, Logroño, Soria, El Burgo de Osma, Aranda de Duero y así hasta llegar a Madrid. Una vez en la capital y su destino era Granada, Ronda y Gibraltar para luego llegar al norte de África. En su periplo levantaron en muchos lugares la suspicacia de la Guardia Civil siendo detenidos hasta en tres ocasiones. En la primera ocasión, su aspecto (iban vestidos con ropas de los montañeros de la época) les hizo parecer vagabundos o bandidos, mientras que en las siguientes, los agentes pensaron que eran libertarios clandestinos, pues en esos momentos el país, sobre todo Cataluña y Madrid, se debatían entre: las bombas y atentados anarquistas y la represión gubernamental, un autentico caos.

Es sabido que Franco,  gozó  del silencioso apoyo de los gobiernos de Londres, Washington y París. En el año 1930, el agente doble Crowley volvería a la península ibérica, esta vez, con el propósito de visitar al poeta portugués Fernando Pessoa con quien tenía una relación ligada al ocultismo. Pessoa  practicó el ocultismo, aunque en «El libro del desasosiego» leemos pasajes que podemos interpretar como la confesión de una decepción por todo ese mundo. Ambos mantuvieron una relación ambigua, con vaivenes ideológicos y de la cual salen a la luz estos días detalles inéditos. hay la sospecha de que Pessoa era un agente ruso encubierto. Finalmente Crowley tuvo que aparentar un suicidio para desaparecer de la escena hispanica. Se aludieron motivos económicos y amorosos. Reaparecio en Alemania

pessoacrowley ajedres
Crowley jugando al ajedrez con Fernando Pessoa

Crowley y Pessoa comenzaron a cartearse y el autor de «Mensaje» le convenció para viajar a Lisboa y dar rienda suelta a sus pasiones astrológicas, compartidas en cafés y restaurantes. Aquellas semanas calaron en la memoria de Aleister, a quien no le temblaba el pulso a la hora de realizar ciertos «trabajos» de manera consecutiva para el Servicio Secreto Británico, para los masones y hasta para los rusos.

Durante la guerra civil española y fiel a su forma de ser contradictoria, Crowley apoyó al bando republicano; curiosamente al mismo tiempo apoyaba la ascensión de Hitler y el partido nazi, Crowley definía a Hitler como el “señor de la guerra”de la década de los 40 y que le había sido revelado en “El libro de la Ley”. Curiosamente acertó, pues en 1939 estallaba la Segunda Guerra Mundial.

La Segunda Guerra Mundial fue el conflicto más sanguinario de la historia.

Tras mútiples escandalos de indole sexual y la extraña muerte de uno de los discípulos de Crowley (con el consiguiente rumor de sacrificios humanos), Mussolini le invita a abandonar Italia donde habia establecido la Abadia de Thelema. Con lo que Aleister regresará a su natal Inglaterra, ahí se cartearía con el presidente Churchill (masón de grado 33) ofreciendo sus servicios.

Crowley no soportaba la autoridad y la desafiaba siempre que podía.  Si los fascistas italianos lo expulsaron de Sicilia, los nazis prohibieron la sección alemana de O.T.O. y no permitieron que se imprimieran más traducciones de sus libros, con la consecuencia merma económica para las arcas del mago.

La II Guerra Mundial está llena de referencias mágicas y esotéricas por ambos bandos. Los nazis buscaban la fuerza en ritos paganos y en objetos como la lanza de Longinos. Hasta Himmler fue a buscar el Santo Grial a la abadía de Montserrat. Los aliados, por su parte, deben su triunfo en la contienda a los desvelos del mayor mago del siglo XX: Aleister Crowley.

Crowley actuó como agente doble durante la segunda guerra mundial, amén de liderar la supuesta guerra mágica que sostenía Alemanía contra los aliados. Tanto Churchill como DeGaulle eran fervientes defensores de esa teoría y ambos se rodearon de gente versada en conocimientos ocultistas.

Churchill_V_sign_HU_55521
Winston Churchill haciendo la señal de la victoria.

Crowley y la V de Victoria de la Bestia Britanica 666

La historia la escriben los que ganan,

El que se ahoga no repara en lo que se agarra. El premier británico no dudó un momento a la hora de aprovechar cualquier recurso, por extravagante que fuera, a la hora de hacer la guerra a Adolf Hitler. Además, teniendo en cuenta los antiguos contactos de Churchill con la inteligencia británica, con seguridad estaba al corriente de las tareas de espionaje que el mago inglés había llevado a cabo durante la Primera Guerra Mundial.

A pesar de un interés inicial por Hitler, ahora el oculista inglés detectó en el alemán elementos y símbolos que no eran azarosos desde el punto de vista de la magia. Crowley llegaría a definir a Hitler como un mago negro por el uso que hacía de signos como LA ESVÁSTICA. Esta cruz, de origen hindú y que simbolizaba el movimiento del sol, en el caso de los nazis estaba invertida. Sus aspas giraban en sentido contrario y su significado original, por tanto, se pervertía, pasando de ser una cruz positiva a una cruz negativa.

Consciente del peligro nazi, con el tiempo Crowley abandonó su apatía y comenzó a tomar partido en la guerra. En 1939 escribió el poema propagandístico England, stand fast!, que posteriormente incorporaría a una obra más ambiciosa titulada Thumbs up! Pero su mayor aportación fue el establecimiento de la “V” como símbolo de la Victoria y, en consecuencia, único elemento capaz de parar a Hitler en el campo esóterico.

 Según el mago, si la esvástica era una cruz en movimiento, su rotación podía detenerse trabando sus aspas con una cuña o una V. Aunque son muchos los historiadores que niegan que el consejo del mago tuviera efecto alguno en el político británico, lo que es cierto es que Churchill aparecía en las fotografías y actos públicos haciendo la V de la victoria con sus dedos y que Hitler perdió la guerra.

Según John Symonds, biografo de Crowley , sería este y no Víctor de Lavaleye, miembro del gobierno belga en el exilio y al que se le aporta la autoría del símbolo, quien “inventase” la V de la victoria que se forma con los dedos índice y medio de la mano. Aunque si bien es cierto que Lavelaye propuso que la V sustituyese a las siglas de la RAF (contra la invasión nazi en el continente).

Crowley afirmó haber aportado el uso del signo de la “V” formada con dos dedos como un gesto mágico para contraatacar al símbolo de la esvástica. Según él, esta idea se la comunicó a sus amigos en la BBC y a la División de Inteligencia Naval Británica a través de sus conexiones en el MI5, para finalmente, ganar la aprobación de Winston Churchill.

El 23 de septiembre de 1939 publicaba un poema propagandístico sobre ello, “England, Stand Fast!”(¡Inglaterra, mantente firme!):

¡Inglaterra, mantente firme!
¡Mantente firme ante el adversario!
Ellos han dado el primer Golpe:
nosotros daremos el último.
¿Paz al precio de la libertad?
Nosotros decimos ¡NO!¡Inglaterra, mantente firme!

En el verano de 1941, cuando Londres estaba siendo asediado constantemente por la aviación alemana, el ocultista incorporó England, Stand Fast! a una extensa obra en verso titulada Thumbs Up! («Pulgares hacia Arriba»), de la que publicaría una corta tirada mientras se hallaba residiendo en su apartamento del 10 de Hanover Square.

 

800px-Baphomet
Baphomet según Eliphas Lévi.

La V no era otra cosa que los cuernos de Baphomet, un dios pagano cuya representación fue adoptada por la cultura cristiana como la imagen del Demonio y era el nombre mágico de Crowley reencarnación según él de Eliphas Lévi.

Que el inventor de la letra V como símbolo de la victoria de los Aliados fue Aleister Crowley puede ser probado por varios detalles relevantes de su vida y hazañas. El primero de ellos serían las iniciales del nombre mágico que adopta al alcanzar el grado de Magisler Templi: V.V.V.V.V. Además, existe una foto suya, publicada en el frontispicio de su obra Eight lectures on Yoga en la temprana fecha de 1939, en la que aparece tocado con un turbante, y en la que puede apreciarse cómo la mano que sostiene su mandíbula forma, con sus dedos índice y medio, la V que Churchill haría popular durante la guerra.

El símbolo “V” forma un triángulo invertido, un símbolo de Ra-Hoor-Khuit (deidad del Libro de la Ley como “el Niño Coronado y Conquistador” y “el dios de Guerra y de Venganza”) y Hoor-Apep, un híbrido del dios Horus y la serpiente Apophis (Apep) como aparece en Liber Pyramidos. Debido a esta conexión simbólica, la “V de victoria” invoca al demonio-serpiente Apophis que “destruye la esvástica” (devora a Ra, el Sol) y al mismo tiempo evoca la ley del Thelema: “Haz lo que quieras”.

En marzo de 1938, poco después de la anexión de Austria por parte de Hitler, se creó en el seno del MI6 un nuevo departamento, llamado Sección D y encargado de desarrollar operaciones de subversión en Europa.  En aquella época, los británicos eran los más experimentados en materia de operaciones secretas y guerra no convencional

Muchas personas creen que Aleister Crowley era un espía para el gobierno británico. Esta es una interesante afirmación dada la cantidad de viajes que Aleister realizaba extendiendo la propaganda durante la Segunda Guerra Mundial. Crowley viajó por casi todo el mundo, visitando las colonias inglesas, buena parte de Sudamérica y casi toda Europa, incluida España y Portugal, siempre en momentos de profunda crisis del pais a donde viajaba que curiosamente, quedaba sumido en el caos.

Hay un libro que revela los lazos de Crowley con el Servicio de Inteligencia Britanico llamada «Secret Agent 666» por Richard Spence. Crowley desempeñó un papel importante en el hundimiento de la Lusitania, un plan para derrocar al gobierno de España, el fracaso de las conspiraciones nacionalistas irlandesas e indias, y El vuelo de 1941 de Rudolf Hess.

Las redes stay-behind, que permiten a la OTAN controlar la vida política de los Estados miembros de la alianza atlántica, se construyeron a partir de las redes de resistencia al nazismo que británicos como Crowley habían organizado y apoyado durante la Segunda Guerra Mundial. En ese combate, que marcó la historia del siglo XX como pocos sucesos lo han hecho, la antigua superpotencia colonial británica tuvo que renunciar a su hegemonía en beneficio de los Estados Unidos.

Ni siquiera con su muerte cesaron los ataques furibundos, incluso del máximo representante de la justicia británica, el Ministro de Su Graciosa Majestad, quien declaró: «Aleister Crowley es el personaje más inmundo y más perverso del Reino Unido». Si, vale, pero bien que os fue con él, porque es habitual descalificar  a quien representa el Poder /Magia de las cloacas del Estado

 La BBC encuestó a 30.000 británicos en cuanto a su británico más importante y se ubicó en el puesto 73 en un campo de 100, superando a Yeats, Byron y Shelly. No esta nada mal, para el considerado el «hombre mas malvado del mundo»

Crowley y el Nuevo Orden Mundial

A principios del siglo XX, comenzó a desarrollarse un plan para hacerse cargo lentamente del gobierno de los Estados Unidos.

Franklin D. Roosevelt quedó tan impresionado con las enseñanzas de Crowley le puso una imagen diseñada por Crowley en la parte posterior del billete de un dólar. El ojo en el triángulo, ahora en el billete de un dólar, fue creación de Crowley. Es el ojo de Horus mirando a través de la pirámide, lo que significa que un día todos estaremos vigilados por el gran hermano bajo el Nuevo Orden Mundial. Creo que ya lo estamos.

Aleister Crowley y Pauline Pierce, la madre de Barbara Bush, pertenecían al mismo círculo social. Según los informes, Pauline estaba trabajando como asistente de Crowley en 1924, cuando intentaba alcanzar el más alto grado de la OTO a través de las prácticas de libertinaje sexual. Pauline regresó a Estados Unidos a principios de octubre de 1924. El 8 de junio de 1925, dio a luz a una niña llamada Barbara. Barbara Pierce se casó con George HW Bush, quien finalmente se convirtió en el 41º presidente de los Estados Unidos «.  De este modo, Aleister Crowley aportó su semilla al devenir de la historia mundial.  Y no cree que sea casual que las biografías autorizadas de los miembros del clan Bush-Walker destaquen su descendencia directa de los reyes Plantagenet y Tudor.

Caballero libertino y bisexual, pionero en el consumo de las drogas alteradoras de la conciencia, poeta decadente, humorista inveterado, espía y doble agente al servicio de Su Majestad durante la Gran Guerra, montañista, pornógrafo y experto ajedrecista, pintor que estuvo a punto de exponer en las mejores galerías del Berlín de los años 30, Crowley fue odiado, amado, temido, ridiculizado y admirado a lo largo de toda su vida, sin que pueda separarse su figura real de su leyenda, ni su obra artística y literaria de sus ideas y sistemas mágikos (así, con «k») o de su filosofía hermética.

Quienes lo recordaban en México contaban que se exhibía en sus paseos con una corona dorada y una capa escarlata, convencido de su invisibilidad. Un tiempo antes había escrito esta frase que podría explicar su comportamiento y su obra: La vida es un juego, aunque a veces la tome en serio por lo real que parece.

Como veis los «tentáculos» de Crowley son muy largos.

OBAMA-CROWLEY
¿Es un fake o no?

Aleister Crowley murió venerado por muchos y odiado por otros tantos.   Sus enseñanzas, sin embargo, perduraron y muchas sectas y cultos secretos se valen hoy de ellas.   Pero ojo, no estamos hablando de las sectas que vemos en la televisión, sino de cultos poderosos, cuyos líderes son mujeres y hombres conocidos y respetados. Cultos que tal vez acojan en su seno a nombres públicos que creen en la trascendencia del ser humano y la abolición de la figura de la deidad como la entendemos.

El ser humano es el único animal capaz de ver más allá de lo que ven nuestros ojos, y creer en cosas que solo son posibles mediante la fe. Algunos lo ven como una debilidad. Otros, como el motor que ha hecho de la Humanidad lo que somos ahora. A fin de cuentas la mayoría de los cambios culturales, económicos y sociológicos los han provocado las religiones,  los dioses y los maestros del Caos..

Sólo añadir que otro de sus discípulos fue L. Ron Hubbar, el padre de la Cienciología, que hoy domina la clase dirigente a través del control mental.  Sobre Crowley es bien cierto que se necesitarían libros para escribir sobre su enigmática vida, y sus relaciones con la elite y gobiernos mundiales y también con los extraterrestres.

¡¡¡Todo ello da YUYU!!!. Y quién sabe, quizás muchos de los rituales que promulgaba la demoníaca figura de Aiwass se celebren actualmente en tu propia ciudad… en la oscuridad de las entrañas urbanas.


FUENTES DE LA SERIE DE CAPITULOS SOBRE ALESTEIR CROWELL:

  • WIKIPEDIA
  • Las confesiones de Aleister Crowley. Londres; Crowley, Aleister.  (1979).  Boston:  Routledge y Kegan Paul.
  • Libro de la ley (1938; York Beach, ME, 1976).
  • Magick, Liber ABA, Libro 4 (1994; segunda edición, York Beach, ME: Weiser, 1997).
  • Magia en Teoría y Práctica  (1929; Nueva York: Dover, 1976).
  • 777 y otros escritos Qabbalistic de Aleister Crowley , ed. Israel Regardie (York Beach, ME: Weiser, 1977).
  • Crowley, Aleister,  El diario de un demonio de las drogas (Londres: Collins, 1922).
  • El ojo en el triángulo: una interpretación de Aleister Crowley (St. Paul, Minnesota: Llewellyn, 1970).
  • Aleister Crowley: The Biography  Churton, Tobias, (Londres: Watkins, 2011).
  •  La visión y la voz, con comentarios y otros artículos , ed. W. Breeze (York Beach, ME: Weiser, 1998).
  • El dilema mágico de Victor Neuburg Fuller, Jean Overton,(1965; segunda edición, Oxford: Mandrake, 2005).
  • Kaczynski, Richard,Perdurabo: La vida de Aleister Crowley
  • Martin Booth, Su satánica majestad, Alesteir Crowley (Melusina, 2008).
  • Francis King – Magia ritual en Inglaterra” 
  • Elie Howe – “Los magos de la Golden Dawn” 
  • John Symonds – “La gran bestia” 
  • Jean Overton Fuller “El dilema mágico de Victor Neuberg” 
  • Butler, Eliza Marian, El mito del mago (Cambridge: Cambridge University Press, 1948).
  • Sandy Robertson – “El libro de recuerdos de Aleister Crowley” 
  • Kenneth Grant – “Recordando a Aleister Crowley”
  • Kenneth Grant, eds.,  Las Confesiones de Aleister Crowley (1969; edición revisada, Londres: Routledge and Kegan Paul, 1979).
  • Kenneth Grant, eds.,  El Registro Mágico de la Bestia 666: Los Diarios de Aleister Crowley 1914-1920 (Londres: Duckworth, 1972).
  • Guiley, Rosemay Ellen, La Enciclopedia de Magia y Alquimia
  • Bogdan, Henrik y Martin Starr, editores,  Aleister Crowley y WesternEsotericism  (Nueva York: Oxford University Press, 2012).
  • Ocho conferencias sobre yoga  ( The Equinox  Vol. 3 n. 4, Ordo Templi Orientis, 1939).
  • El Libro de Thoth: Un breve ensayo sobre el Tarot de los egipcios (Berlín 1944: repr. York Beach, ME: 1969).
  • Aleister Crowley en América (Rochester, Vermont: Inner Traditions, 2018).
  • Booth, Martin,  A Magick Life: Una biografía de Aleister Crowley  (Londres: Hodder y Stoughton, 2000).
  • Aleister Crowley: La Bestia en Berlín  (Rochester, Vermont: Inner Traditions, 2014).
  • Owen, Alex, El lugar del encantamiento: el ocultismo británico y la cultura de lo moderno (Chicago: University of Chicago Press, 2004).
  • Spence, Richard B.,Agente secreto 666: Aleister Crowley, Inteligencia británica y el ocultismo
  • Lachman, Gary, Magick, Rock and Roll, y el hombre más malvado del mundo (Nueva York: Tarcher / Penguin, 2014).
  • Un ABC del pasado y el presente de la brujería, por Doreen Valiente
  • Brujería para el mañana – por Doreen Valiente
  • Enciclopedia de Wicca y brujería – por Raven Grimassi
  • La enciclopedia de brujas y brujería   – por Rosemary Ellen Guiley.
  •  Moradiellos, Enrique. La perfidia de Albión: el Gobierno británico y la Guerra Civil española, Siglo Veintiuno Editores, 1996.

 

 

Deja un comentario