LA LIEBRE Y LA DIOSA.

Las liebres y los conejos están vinculados a la vieja divinidad Tierra Madre, al simbolismo de las aguas fecundantes y regeneradoras y especialmente con la Luna. Muchas diosas conectadas con los ciclos reproductivos femeninos se vincularon con el Conejo como tótem de la fecundidad y sexualidad terrena.

En todas las tradiciones como se ha visto la liebre está asociado con el astro de la noche pues este animal duerme de día y despierta en las horas nocturnas. Es uno de los animales simbólicos de la diosa lunar. muchas Muchas diosas conectadas con los ciclos reproductivos femeninos se vincularon con el Conejo como tótem de la fecundida y sexualidad terrena.

La Liebre o Conejo, totém de la Diosa Lunar.

La liebre al ser un animal lunar es  atributo de todas las deidades lunares en muchas de las antiguas mitologías.

Segun las creencias paganas, la liebre que está conectada a la Luna, ambas son un  símbolo de feminidad y fertilidad. Al igual que la Luna, la liebre nocturna se interna en la oscuridad cada día y emerge de nuevo por la noche. La Luna sigue un ritmo similar, renaciendo noche tras noche, por lo que también se cree que la Liebre está conectada a diosas de la fertilidad. Se asocia a muchas deidades paganas tanto celtas como del norte de Europa. En la cultura alemana, se relaciona a este animal con Ostara, una diosa de la fertilidad, de la celebración de una nueva vida.

La liebre se equipara menudo en simbología con el conejo, ambos son animales lunares o que representan a la Luna, tanto por ser principalmente un animal nocturno y por su fecundidad. Hace tres mil años, las liebres simbolizaban la muerte y el renacimiento para los pueblos antiguos de la cuna del Mundo, Mesopotamia y Siria. Con el tiempo, las asociaciones hechas con las liebres se pasaron a los conejos porque comparten muchas características. En todas las culturas, el conejo (o liebre) se ha mantenido como un fuerte símbolo de fertilidad y reproducción.

La mitología mesopotámica acredita a la liebre como un icono del poder femenino. Esto se debe a su asombrosa capacidad de reproducción.  Además, por su capacidad genésica y por su costumbre de vivir en grietas o madrigueras, se relacionaron con la Madre Tierra y son símbolo de su constante regeneración. Se relacionaba con la Madre Tierra por su capacidad progenitora y se interpretaba como la renovación continua del la vida.

En la mitología de la India y Egipto algunos dioses aparecen reencarnados en conejos. La relación del conejo con el Poder Femenino de renovación, viene de la Diosa de la fertilidad mesopotámica Ishtar, (Astarté, Asera, Astaroth, Inanna) .

Desde antes de Cristo, el conejo era un símbolo de la fertilidad asociado con la diosa fenicia Astarté, a quien además estaba dedicado el mes de abril. En alusión a esa diosa, en algunos países a la festividad de pascua se la denomina «Easter». The Westminster Dictionary of the Bible (El diccionario Westminster de la Biblia) recoge que Easter era «originalmente la festividad de la primavera para honrar a la diosa teutónica de la luz y de la primavera, a quien se conocía en anglosajón como Easter». Adorada por los babilonios, asirios, fenicios, cananeos e incluso los hebreos. También es por eso que en inglés Pascuas aún se nombra Easter y en alemán Oestern.

La mitología griega asociaba al conejo con la diosa Hécate, diosa de la muerte y el renacimiento. Esta asociación con la muerte y el renacimiento puede ser el porqué los conejos eran representados en tumbas del mundo grecorromano. Los primeros cristianos adoptaron al conejo como símbolo para sus tumbas también. Como puede ver, ha existido una conexión de larga data de las liebres y los conejos con la muerte y el renacimiento; o, en el sentido cristiano, con la resurrección.

En la época romana, el conejo blanco simbolizaba el amor y la sexualidad. Se creía que el conejo era la mascota de la Diosa del amor, Afrodita. La liebre alguna vez fue considerada como un animal sagrado para Afrodita y Eros debido a su alta libido. Las liebres vivas a menudo se presentaban como un regalo de amor.

Estas bellas criaturas siempre han sido asociados a la Diosa en diversas culturas y fueron considerados en muchos de los casos uno de sus animales sagrados: la liebre de Artemisa, Hécate y Holda quien particularmente estaba acompañada de varias liebres portadoras de antorchas

Las  liebres se asocian a Eostre y también a  la diosa nórdica Freyja como diosas de la aurora y el amanecer. Las liebres  eran sus mascotas que las representaban, y representan la fecundidad de la primavera, y el amor y el placer carnal que lleva a la fecundidad. La Luna sigue un ritmo similar, renaciendo noche tras noche, por lo que también se cree que la Liebre está conectada a diosas de la fertilidad  como Ostara.

Eostre u Ostara es una diosa celta, cuyo nombre  es el mismo nombre de la fiesta de la Pascua. Las liebres y los conejos fueron reverenciados por los celtas en Europa, y asociados a la Diosa Eostre u Ostara, deidad asociada a la Primavera. Según las historias celtas, Ēostre / Ostara era una diosa de la luna que es la mecenas de la fertilidad. En cada luna llena, se transforma en una liebre para realizar sus tareas.

En el folclore irlandés, la liebre es a menudo asociada a los sídhe (feéricos) u otros elementos paganos. En estas historias, los personajes que dañan a las liebres a menudo sufren terribles consecuencias.

El conejo sagrado de Afrodita, Cerridwen y Freyja, quienes tenían de asistentes alguna de estas especies varía según el mito, y por supuesto, a Eostre de quien se decía que tenía la forma de una liebre en cada luna llena y cuya contraparte anglosajona es Ostara, a menudo estaba representada con una liebre blanca a su lado. Hay muchas más diosas asociadas o atendidas tanto por conejos como por liebres y de ese modo, estas gentiles criaturas pueden ayudarnos a estar más sintonizados con el ciclo lunar.

Goddess_O_Ixchel
La diosa de la luna maya con frecuencia se representa sosteniendo un conejo

Los mayas tradicionales generalmente asumen que la luna es femenina, y las fases de la luna se conciben como las etapas de la vida de una mujer.

En la mitología maya Ixchel era diosa del amor, de la gestación, del agua, de los trabajos textiles, de la luna y la medicina.  Ixchel fue como nombraron a la diosa de la luna, por la connotación femenina de esta. Y esta diosa representó la fertilidad estrechamente ligada con la tierra, ya que son los ciclos de la luna los que rigen los tiempos de siembra y cosecha. También se le asocia con la lluvia y con el dios Chaac por este mismo concepto. Ixchel, era representada con un conejo en sus manos.

En algunas ocasiones se le representaba acompañada de un conejo.  La diosa de la luna maya ejerce una gran influencia en muchas áreas. Al estar a imagen de una mujer, está asociada con la sexualidad y la procreación, la fertilidad y el crecimiento, no solo de los seres humanos, sino también de la vegetación y los cultivos. Dado que el crecimiento también puede causar todo tipo de dolencias, la diosa de la luna también es una diosa de la enfermedad. En todas partes de Mesoamérica , incluida el área maya, está específicamente asociada con el agua, ya sean pozos, lluvia o la temporada de lluvias.

Los aztecas los referían como parte de su bestiario lunar y como representación de la abundancia agrícola.

En China, la combinación de la Luna y la liebre simboliza el poder. La leyenda del conejo lunar también es popular y forma parte del folclore local en toda Asia. Se puede encontrar en diversas culturas en China, Japón, India, Corea, Sri Lanka, Camboya, Tailandia, Vietnam y Myanmar.

En China se dice que la liebre hembra concibe mirando la luna, con esto se establece la relación entre el astro lunar, el conejo y la fertilidad. Tienen a la liebre como animal de presagios y se supone que habita en la Luna. La liebre es la cuarta criatura en el zodíaco chino y a veces se la llama “liebre de jade” y es el principio del yin lunar.

Para el Taoismo, la liebre  como la luna muere para renacer, es la representación de la inmortalidad espiritual y del renacimiento.

conejojade

El conejo de Pascua y las representaciones de la Virgen María con una liebre a sus pies simbolizan el triunfo del espíritu sobre la carne, o básicamente: la vida sobre la muerte.

La liebre era un motivo popular en el arte de la iglesia medieval. En la antigüedad, se creía ampliamente (como Plinio , Plutarco , Filostrato y Aeliano ) que la liebre era hermafrodita . La idea de que una liebre podría reproducirse sin pérdida de virginidad condujo a una asociación con la Virgen María , con liebres que a veces aparecen en manuscritos iluminados y pinturas del norte de Europa de la Virgen y el Niño Jesús . También puede haber estado asociado con la Santísima Trinidad , como en el motivo de las tres liebres.

Conejo virgen
El célebre cuadro de Tiziano «Virgen con el Niño, San Juan y Santa Catalina», más conocido como Virgen del conejo. La Virgen, en el centro de un cuadro bucólico, agarra con su mano un conejo blanco, símbolo de pureza

El miedo a las liebres y conejos ha cambiado con los siglos y hoy son vistos como el símbolo de la pascua (primavera o renacimiento); así cuando el conejo deja huevos de chocolate a los niños —el huevo recordemos es símbolo del principio de las cosas— estamos recordando antiguos mitos de muerte  (invierno) y resurrección (primavera) Esto es especialmente para las naciones cristianas. Además, son un símbolo de sacrificio, nueva vida y redención

Se le menciona por primera vez en la obra de Georg Franck von Frankenau De ovis paschalibus (Acerca de los Huevos de Pascua), que habla de una tradición de Alsacia sobre una liebre que trae los Huevos de Pascua. El hecho es que el conejo, aunque castigado por la Biblia y «casualmente» asociado con las brujas (también perseguidas por la religión cristiana), el símbolo pagano del conejo se transformó con el tiempo en el amigo de los niños, que en Pascua les trae los huevos de chocolate y también fue bendecido por la Virgen, sincretizado  el simbolismo del paganismo al cristianismo.

Un abrazo y nos vemos en la siguiente entrada

Si te ha gustado esta, puedes compartir

FUENTES:

POSDATA: Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Haz posible mantener este blog! 

SUSCRIBETE Y RECIBE GRATIS LAS NOVEDADES EN TU CORREO, CLIC AQUÍ.

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.
Previous post La Magia de Laskmi y Ganesha, promotores de la Prosperidad
Next post El Espíritu del Conejo: El Miedo y la Humildad

3 comentarios en “La Liebre y el Conejo: Símbolos de la Diosa Lunar

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: