Ostara, Diosa de la Primavera.

El culto pagano de la fertilidad.

Hay muchas diosas en todo el mundo asociadas con la temporada de primavera. Una Diosa que parece llamar más la atención sin embargo, es Ostara.

Ostara (en antiguo inglés, Eostre) es el nombre de una antigua divinidad germánica de la primavera, cuyo primer antecedente documental procede del monje benedictino Beda el Venerable, quien en su libro historiográfico, «De Temporum Ratione», afirma que los anglosajones llamaban al mes de abril eosturmonath, en homenaje a una divinidad de ese nombre, Ēostre, quien se halla detrás del nombre de la pascua en inglés: Easter. Luego es Jacob Grimm quien vuelve a retomar el tema de la diosa germana de nombre Ostara en su «Mitología Alemana».

Eostre u Ostara es una diosa celta, cuyo nombre  es el mismo nombre de la fiesta de la Pascua. Ostara como diosa de la fertilidad asociada al comienzo de la primavera, es una diosa del «amanecer» o del «despertar» de las fuerzas germinativas,

Eastre u Ostara fue  la divinidad de la aurora radiante de la primavera. Ostara es  luz, un espectáculo que trae alegría y bendición, es por eso que su significado podría ser fácilmente adaptada por la resurrección del Dios de los cristianos .Ostara significa ‘sol que se eleva’ o ‘moverse hacia el sol’ y proviene de la mitología teutónica,  concretamente de la diosa ‘Eástre’’.

Los orígenes de la diosa Ostara comienzan en Alemania, y se dijo que traería renacimiento, renovación y fertilidad a la tierra durante el mes de abril. Ella fue responsable de despertar la creatividad y apoyar el crecimiento de una nueva vida. Fue Ostara quien calentó los vientos, ayudó a que brotaran los árboles y se derritiera la nieve. Fue la presencia de Ostara lo que ayudó a la Madre Tierra a experimentar un renacimiento.

Desde el punto de vista etimológico, Ostara o Ēostre deriva del proto-germánico austrō, así como también de la raíz proto-indoeuropea aues-, «brillar». Se puede vincular a Eostre y la diosa griega del amanecer, Eos, o la Aurora de los romanos.

En en siglo XIX, el filólogo e historiador Jacob Grimm propone una deidad indo-europea llamada Hausos de la cual derivan una serie de diosas con el mismo significado:  la diosa védica Ushas, la griega Eos y la romana Aurora. El nombre de la diosa Eostre derivaría del nombre de una anciana deidad germánina llamada Austron.

El nombre de la diosa Eostre y su significación han sido recopilados en el siglo VIII por un monje inglés llamado Bede en el tratado “De temporum ratione” . Bede establece que esta diosa da el  nombre al mes anglosajón de Eostremonath y que éste corresponde al mes latino de abril en el cual se celebra Pascua. Diversos estudios posteriores plantean la cuestión si Eostre es una invencion de Bede, pero de todas maneras, la significación y el culto de esta diosa siempre incluye elementos comunes a la simbología de juventud, fertilidad, renacimiento, etc

Ostara_by_Johannes_Gehrts
Ostara 1884 por Johannes Gehrts.

Liebres y conejos aluden al culto a Eostre .

El conejo es sagrado para Ostara (o Eostre), la diosa doncella germana de la fertilidad.

El huevo y el conejo eran símbolos de ela celebración de Ostara, fiesta celta ya mucho antes de que los cristianos los utilizaran para su Pascua. El huevo porque representa todo nacimiento y principio, además de ser un alimento ideal para salir del crudo invierno, por lo nutritivo que es,  y el conejo porque es uno de los animales más prolíficos y fértiles  y que en primavera  sale de su madriguera.

La Liebre es un tótem especial para la Diosa. Las liebres y los conejos fueron reverenciados por los celtas en Europa, y asociados a la Diosa Eostre u Ostara, deidad asociada a la Primavera. Según las historias celtas, Ēostre / Ostara era una diosa de la luna que es la mecenas de la fertilidad. En cada luna llena, se transforma en una liebre para realizar sus tareas.

Según la primera referencia documental que se remonta al siglo VII, y que se debe al monje benedictino Beda el Venerable, los anglosajones llamaban al mes de abril eosturmonath. Este nombre se debe a la mencionada Eostre, a quién se veneraba en este mes. A pesar de que no existen más referencias hasta la llegada de los hermanos Grimm, Ostara, según Beda, era una diosa de la fertilidad asociada al comienzo de la primavera y del «despertar» de las fuerzas germinativas. Aunque se asociaba con la luz, la identidad de los huevos y los conejos como referencias de vida (desde lo desconocido a la procreación) parece encajar mucho mejor.

Una aclaración: En la Europa celta tardaron en llegar los conejos, y en las islas británicas sólo hubo liebres hasta bien avanzada la edad media. Ambos tienen el mismo significado, simplemente abundaban mas las liebres en la época prerromana.

Constelación de Lepus

La Diosa Ostara y la Leyenda de Lepus.

Liebres y conejos aluden al culto a Eostre . Y es que es muy popular la costumbre ancestral de implicar a  la liebre en todo el período de Pascua en el norte de Europa. Existe una leyenda relacionado con ello.

Si bien hay algunas variaciones en la leyenda, la historia cuenta que ella transformó un pájaro herido en una liebre que podría poner huevos de colores. Un día, Ostara se enojó con la liebre, así que lo arrojó al cielo formando la constelación de Lepus, pero dijo que podía regresar una vez al año en la primavera para compartir sus huevos de colores especiales.

Ostara u Oestre, la diosa germana del amanecer que era responsable de traer la primavera cada año, se sentía terriblemente culpable por llegar tan tarde un año. Para empeorar las cosas, lo primero que vio cuando llegó fue un lamentable pajarito que yacía moribundo, con las alas congeladas por la nieve. Con amor, Ostara acunó a la criatura temblorosa y le salvó la vida.

La leyenda dice que ella lo convirtió en su mascota o, en las versiones para adultos, su amante apasionado. Lleno de compasión por él, ya que ya no podía volar porque sus alas habían sido tan dañadas por la escarcha, la diosa Ostara lo convirtió en un conejo, una liebre de nieve. Ella lo llamó Lepus.

Ella también le dio el maravilloso regalo de poder correr con una velocidad tan asombrosa que podría evadir fácilmente a todos los cazadores. Y para honrar su encarnación anterior como pájaro, ella también le dio la capacidad de poner huevos (en todos los colores del arco iris, nada menos). Sin embargo, solo se le permitió poner huevos en un día de cada año.

Pero todas las cosas buenas deben llegar a su fin.

Finalmente, Ostara perdió los estribos con Lepus (algunos dicen que el conejo obsceno estaba involucrado con otra mujer), y ella lo arrojó a los cielos donde permanecería por toda la eternidad como la constelación de Lepus (La Liebre), posicionada para siempre bajo los pies del constelación de Orión (el cazador).

Pero más tarde, recordando todos los buenos momentos que habían disfrutado juntos, la diosa Ostara se suavizó un poco y permitió que la liebre volviera a la tierra una vez al año, pero solo para regalar sus huevos a los niños que asistían a los festivales de Ostara que se celebraban cada uno. primavera.

Así, se ha concedido la liebre como atributo a la antigua diosa germánica Eostre (de donde el inglés Easter, «pascua»), diosa primaveral que representa el renacimiento de la naturaleza (Eostre tendría la misma raíz que aurora, siendo la primavera el amanecer del año) y a la que, aunque es cuestión que se discute, se ha identificado con Freyja, diosa del amor. 

La Primavera, la Fiesta de Ostara y la Pascua.

Ostara, es una de las ocho festividades paganas de la rueda del año, relacionada con rituales y fiestas diurnas. Su celebración es durante el equinoccio de primavera, en el hemisferio norte cercano al 21 de marzo, mientras que en el hemisferio sur alrededor del 23 de septiembre.

Ostara  era el nombre que los celtas daban al mes de abril, pero como siempre, dependiendo de las lunas, podía caer a finales de marzo, o incluso en mayo, cuando se celebraba el equinoccio de primavera tras el duro trabajo de la siembra.

Se celebra el Festival de Primavera. En Ostara, las doncellas se visten  de blanco,  en honor de la antigua diosa. Ostara es la renovación y muerte del invierno.

Guido von List afirmaba que «Ostern» era el festival del matrimonio del Dios Sol con la Diosa Tierra, concibiendo a Ostara como una representación de las fuerzas femeninas generadoras. También existe una relación entre Ēostre (brillante) con el viento del este Austri, que es el «espíritu de la luz».

Los paganos celebraban Ostara como el despertar de la fertilidad (adorando a las Diosas que correspondieran con el perfil más maternal de sus respectivos panteones) la Madre Tierra se vuelve fértil . Se iniciaban  los cultos a la fertilidad de la tierra, que ya venían del neolítico. Los cultos a la diosa madre, que según la época iba adoptando diferentes nombres.

El símbolo de Ostara fiesta celta es la liebre.

En el norte de Europa , las imágenes de Pascua, y de  Ostara celta, se suele ilustrar con liebres y conejos. El Conejito de Pascua puede ser el símbolo de conejo más famoso en Occidente, pero en realidad se inspiró en las leyendas de la diosa celta Ēostre (observe la similitud con Pascua). La llamemos Ostara o se le llame Pascua es una celebración a la resurrección, al amanecer y es un primer indicio de la fertilidad de los campos.

La tradición del «conejo de Pascua», o el conejo de Ostara, refleja este simbolismo primaveral de resurrección. En primavera se tiene la costumbre de adornar la casa con huevos de pascua y con la liebre o conejo en representación de la fertilidad y la prosperidad unida al resurgir de la Madre Tierra en la estación primaveral.

Ostara fue sincretizada por el cristianismo, como todas las fiestas celtas, y se asoció a la pascua de semana santa, con la resurrección de Cristo. Los cristianos, adoptaron esta fecha con el nombre de ‘Easter’ que en inglés significa ‘Pascua’ y el significado pasó a ser: ‘el hijo que se eleva’., concepto muy acorde con la resurrección de Cristo. Ya en el siglo VIII los anglosajones habían transferido dicho nombre a la fiesta cristiana que designa la celebración de la Resurrección de Cristo, adaptando el nombre de la fiesta pagana en las tradiciones cristianas.

Que el poder  de la Gran Madre os acompañe.

conejo pascua
Los conejos son el símbolo supremo de la primavera y el tiempo de Pascua.

NOTA: 

Ostara también fue el nombre de una revista tristemente célebre. En efecto, Ostara, subtitulada Briefbücherei der Blonden und Mannesrechtler (Revista de los hombres rubios y varoniles), era una publicación darwinista y racista alemana publicada entre 1905 y 1913, que se ocupaba de temas de historia y de las costumbres de los antiguos pueblos germánicos. Adolfo Hitler, que era un lector de esta revista cuando hacia sus estudios en Viena, habría encontrado allí sus  argumentos racistas y los símbolos del folclore germánico neo-paganos para formar el misticismo nazi en el cual se inspiró el nacionalsocialismo alemán. La revista había sido fundada por un ex monje cisterciano, Jörg Lanz Liebenfels (1874-1954), como un órgano de un movimiento racista para la mejora de la raza aria. Lanz Liebenfels justificaba su ideología racista neognóstica  intentando darle una base bíblica.

FUENTES:

POSDATA: Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Si te gusta, por favor ¡comparte!

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.
Previous post La Liebre en la Cultura Celta
Next post Invocando al Espíritu de la Primavera: La Liebre.

7 comentarios en “La Diosa Eostre u Ostara.

  1. ¡Qué historia tan bonita! Una vez tuve un lebratillo al que golpeamos sin querer en el campo ya que estaba bajo una mata donde se estaba cavando y no lo vimos, lo tuvimos un tiempo pero no son animales que se adapten a vivir cautivos….se camuflan perfectamente con la tierra, las de aquí tienen los colores de la tierra, ya que casi nunca nieva…a veces se las ve en el campo, nunca dejan que te acerques demasiado en cuanto nos ven desaparecen, son listas.
    España es un país con suerte entonces pues eso significaba para los romanos Hispania, tierra de conejos.
    Gracias por estar ahí, a pesar de todo. Leerte me alegra y me da ánimos
    Besos

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: