EL CIRCULO DE LA DIOSA OSTARA.

Ostara es la Diosa Liebre, la que representa la rapidez, los recursos, la abundancia y la fertilidad.

Desde hace siglos, la llegada de la primavera ha sido celebrada con ceremonias que invocan la fertilidad, la prosperidad y el bienestar para el resto del año. El conejo o la Liebre han sido sus símbolos totémicos, por su relación con la diosa lunar.

EL EQUINOCCIO DE PRIMAVERA.

21 de marzo en el hemisferio norte o 21 de septiembre en el hemisferio sur.

El 21 de marzo, equinoccio de primavera, celebramos la llegada de la primavera.  Es una fiesta dedicada a la renovación de todo lo vivo y a la alegría por haber superado un crudo invierno más. Es la segunda festividad solar y se ubica tras el equinoccio de primavera,  Su origen parte de la diosa Eostre  u Ostara.

Símbolo de la fertilidad y la abundancia, la Luna ha estado en el centro de atención de las diferentes culturas desde la antigüedad. Y esta en especial, ya que es la primera luna llena de la primavera (en el hemisferio norte), la estación que representa el amor.

Son fiestas de confianza y de abundancia, donde se confía en la fertilidad tanto de la comunidad como individual, de la tierra, de las familias, de los animales y de la vida. La gente se intercambiaba -y hoy en día tambiénhuevos pintados, decorados: este fue el origen de la pascua. Los huevos pintados, de caramelo o de chocolate, son un símbolo de abundancia y alegría para celebrar la proximidad de la primavera.

Para algunas religiones neopaganas, como la Wicca, Ostara, es una representación de las fuerzas femeninas generadoras y una de las ocho festividades de la rueda del año, relacionada con rituales y fiestas diurnas dedicadas al renacimiento y renovación de la Naturaleza. Estas celebraciones marcan el fin del invierno, de la época oscura, donde el esposo, hijo y amante de la Diosa, pasó los meses invernales en la muerte. Ahora empieza la época del renacimiento, de la luz. Es la época en que la Diosa despierta de su descanso y cubre la tierra con su fertilidad.

Es tiempo de renovación, de desprendernos de nuestra «piel», de transformarnos, cambiar y crecer al calor del sol, a la sombra de los árboles, al arrullo de las aguas del deshielo…Es tiempo de salir de la cueva e interaccionar con el Mundo. De saltar de alegría.

liebre-símbolo-de-Ostara
La Liebre, símbolo de Ostara u Eastre

EL ESPÍRITU DE LA LIEBRE Y LA PRIMAVERA.

En este día mágico de energía que se abre y explota en color y vida, vamos a trabajar con la energía del Conejo o la Liebre. En términos espirituales, la liebre representa el amanecer, el renacimiento, la inmortalidad del Espíritu. Este animal está dedicado a las diosas de la luna, soberanas y hebras del destino. La liebre es un mensajero celestial, un intermediario entre mortales y dioses. Pero también es un gran engañador, con el poder de transformar, cambiar eventos y cosas. Los celtas leyeron las huellas de pistas de liebre en la nieve como presagios de los próximos eventos, dibujando patrones del destino.

En Occidente, la liebre y el conejo  eran animales asociados a las brujas.

Las liebres son criaturas de la Tierra, que viven cerca del suelo donde pueden esconderse fácilmente si es necesario. El significado aquí puede ser doble: necesita camuflaje o se ha vuelto poco reconocido entre sus compañeros. Los animales están más cercanos a la Tierra y a sus poderes; ellos oyen la música del universo a la cual la mayoría de nosotros hemos cerrado nuestros oídos. De entre todos, por su conexión con la Madre Naturaleza, destaca el humilde conejo y sus poderosas orejas.  Pero si hay un animal, más que muchos otros, que durante mucho tiempo se ha asociado con la brujería, la hechicería y el cambio de forma es la liebre, que cae en la misma familia que el conejo.

En el Planeta Tierra, el Espíritu del Conejo y la liebre es un navegante de sonido, que tiene percepciones que lo conducen a través de la oscuridad. Debido a esto, el conejo representa a los sensibles y videntes y sus poderes psíquicos. También simboliza esos momentos de la vida en los que debemos «saltar» incluso en entornos desconocidos, utilizando nuestra luz interior para dirigirnos.

Que los conejos saltan no es ninguna novedad y todo el mundo lo sabe. Con solo mirar el cuerpo de un conejo se puede suponer o deducir que ese animal debe ser un gran saltador. Las patas traseras de la liebre son grandes, poderosas y sirven para ascender por terrenos empinados. En cambio, las patas delanteras son pequeñas y débiles. Esas patas hacen que al conejo le sea fácil ascender y difícil descender. Esto era utilizado para representar  el «salto espiritual para sortear obstaculos.»

El tótem conejo es miedo y prudencia, humildad, movimiento, vida, fertilidad, sensibilidad y agilidad mental En muchos mitos y leyendas, los conejos actúan como guías entre el cielo, la tierra y el inframundo. Como tales, son un potente emblema de los viajes chamánicos e incluso pueden ser llamados para controlar esos rituales.

¿Un circulo de liebres?

RITUAL PARA EL EQUINOCCIO DE PRIMAVERA.

La danza de las liebres, saltar a través del circulo.

Desde el principio, la música y la danza fueron unidas. ¿Cuál engendró a cuál? ¿Fue la música la que provocó el movimiento?, ¿o por el contrario fue la danza la que con sus cadencias sugirió el ritmo? Probablemente nunca lo sepamos, y tampoco interesa especialmente, pero estas dos artes se han complementado desde siempre. La danza es una necesidad del alma, con ella se puede viajar a los sentimientos más profundos.

La danza es una manifestación artística que coordina estéticamente el movimiento. Como el resto de las artes, nace de la necesidad espiritual de expresar algo. El hombre es por naturaleza expresivo y tiene necesidad de comunicar sus inquietudes y movimientos. En el principio de los tiempos esta necesidad expresiva no iba dirigida al hombre mismo, sino a algo considerado superior. Por lo tanto, se convirtió en un rito revestido de caracteres mágicos.

La Transformación: Saltar en el aire.

Como conejos hemos pasado el invierno en la madriguera con poca actividad, este “ritual” permite canalizar la energía contenida .

Los saltos en el Aire, potencian este elemento predominante de la Primavera. Para la danza, el vestuario tradicional es de color blanco, blusa y pantalones. El pelo corto o recogido. Los pies  protegidos con calzado que permita el taconeo y el salto,

Los deportes de rapidez y que requieran una alta dosis de reflejos y de astucia son muy apropiadas para aquél cuyo espíritu es amigo del conejo o la liebre. Esta danza alterna momentos de astucia inmóvil con momentos de acción y rapidez

La percusión corporal es el sonido básico para la danza de la Liebre. La percusión corporal es una disciplina que crea sonidos y ritmo. La percusión corporal es la creación de sonido con el propio cuerpo con la ayuda de las manos, los pies, los dedos y la boca.

Se inicia la danza, cuando el cazador se apodera del tambor que estaba en poder de la diosa. La Liebre blanca simboliza el amor y la sexualidad de la diosa. El tambor, su latido. La percusión es la expresión sonora que tiene la naturaleza para comunicarse. El tambor incita a las liebres huir del cazador. El salto es volver a la realidad.

El conejo y sobre todo la liebre, simbolizan el animal-espíritu que traza el camino para aquel que esta atento, abriendo la posibilidad de otra realidad.  En otras palabras, el mantra del espíritu del conejo es: «Mira antes de saltar» y mantén un pie en la realidad. 

La Liebre posee la habilidad intemporal de saltar a través del tiempo o saltar sobre la luna. Lo que pasa con los símbolos es que tienen un significado completo que las palabras solo pueden tratar de pintar. En otras palabras, llevan su propia magia viva vista alguna vez. ¿Te atreves a desarrollar  esta danza ritual? ¿Has comprendido donde reside su poder sanador?

Una de las causas principales por las que un conejo salta es porque está feliz o contento.

El tótem Liebre nos recuerda que no tengamos miedo.  El conejo te enseña a moverte a través del miedo, en atreverte a avanzar caminando por encima del temor y llegar a donde deseas llegar. El conejo burlará al depredador, golpeándoles mientras salta por encima de ellos, llegando a donde nadie habría creído que podrían llegar.

Los antiguos creían que la liebre, por su contacto con los dioses, disponía de una información que a los seres humanos les estaba negada. Y el hecho de que la mayoría de los animales, entre ellos el hombre, nazcan con los ojos cerrados, en tanto que los conejos llegan al mundo con los ojos abiertos de par en par, les confirió una imagen de sabiduría. En realidad, es la liebre la que nace con los ojos abiertos porque el conejo lo hace con los ojos cerrados. Los pensamientos de miedo se reproducen (como conejos) y nos traen aquello mismo que más tememos, la aprensión conduce a atraer lo negativo, y el tótem conejo intenta enseñarnos a no ser aprensivos como él.

¿Cuándo llamar a la liebre?

Deberías recurrir al animal tótem Liebre/Conejo cuando:

  • Necesitas ayuda para superar algunos miedos profundamente arraigados.
  • Desea comunicarse libremente con las personas y hacer nuevos conocidos, por lo que necesita ayuda para superar su timidez natural.
  • Desea centrarse en una cosa a la vez, para que pueda terminar todas sus tareas y deberes.
  • El espíritu de la liebre es un buen aliado cuando se aprenden formas rituales.
ostara01
El totem del conejo acude a la llamada del tambor, el latido de la Madre Tierra

OTRO RITUAL ALTERNATIVO : Invocando el espíritu de la Liebre.

El conejo nos enseña a vivir con astucia, y además su sensibilidad nos dará una gran percepción del peligro cuando éste aceche. Por ello es difícil tomarle por sorpresa.

  • Purifica tu espacio y tierra. Crea el círculo mágico .
  • Si trabajas con Elementales, puedes invitarlos a presenciar el ritual.
  • Utiliza el tambor como instrumento mágico de sonido y danza dejándote llevar por la música de tus pies ligeros.
  • Ve al frente de tu altar e invoca al Animal del Espíritu de la liebre con una oración como esta:

“Espíritu de la liebre, de que mi llamada sea escuchada, liebre de la creatividad préstame tu creatividad, para que pueda ver mis problemas bajo una nueva luz, liebre de la abundancia, préstame tu resilencia, para que pueda traer prosperidad a mi hogar, liebre de la inteligencia préstame tu ingenio, para poder aprovechar las oportunidades, correctas.”

  • Visualiza cómo se ve. Que tan grande es el animal de poder ¿De qué color es su pelaje? ¿Se ve en forma o no? ¿Es joven o viejo? ¿Es más una liebre o un conejito? Visualmente, el conejo también puede representar una vida de oración, ya que coloca sus patas en la posición de oración cada vez que se lavan la cara.
  • Por ejemplo, si ve que una liebre se cruza en su camino, ¿se dirigió hacia la izquierda (energía lunar femenina) o hacia la derecha (energía solar masculina). ¿Se dirigía al norte, sur, este u oeste? El simbolismo de las cuatro direcciones cardinales puede ayudarlo a observar más profundamente lo que este Animal de Poder está tratando de decirle.
  • Cuando tengas ganas, pregúntale si tiene alguna lección para ti. Escucha realmente lo que entra en tu corazón y en tu mente. ¿Es una emoción? ¿Un recuerdo? ¿Una imagen? ¿Una persona? ¿Un objeto? Incluso si parece ridículo, tómalo en serio. Profundiza y encuentra el significado oculto de lo que sientes.
  • Medita en esto todo el tiempo que quieras. Luego, cuando hayas terminado, agradece a tu Guía espiritual. Puede hacerlo verbalmente, o puede visualizar una acción (por ejemplo, acariciarlo).
  • Regresa lentamente a tu respiración. Luego mueve tus pies, tus dedos, tu cabeza. Ahora, vuelve al mundo exterior.
  • Por ultimo puedes dejar una ofrenda y escribe todo lo que viste.

¡Comienza la Primavera!

Que el poder  del Circulo os acompañe.

POSDATA: Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.
Previous post La Diosa Eostre u Ostara.
Next post La Tradición de los Huevos Decorados

6 comentarios en “Invocando al Espíritu de la Primavera: La Liebre.

  1. Gracias, los he leído, ahora he de encontrar un momento de tranquilidad, en las tareas de mis hijos y del día a día con todo esto que vivimos. En cuanto pueda lo voy a poner en práctica y ya te contaré (;
    Besos

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: