«EL KYBALIÓN»: 2. Principio de Correspondencia

como-es-arriba-es-abajo

De acuerdo con el libro El Kybalión,  el primer Principio del Mentalismo nos enseñó que  “EL TODO es Mente; el Universo es mental”

2. Principio de Correspondencia

El principio de correspondencia es el segundo de los siete principios herméticos de El Kybalion. Este principio nos enseña que todo el Universo es regido por los mismos principios.

Dice textualmente: «Como arriba es abajo, como abajo es arriba»

La segunda ley del Kybalion dice en latín:

Quod est inferius, est sicut id quod est superius, et quod est superius, est sicut id quod est inferius, ad perpetranda miracula rei unius”.

La traducción aforística sería: “Como es arriba, así es abajo, y como abajo, así es arriba. Así en lo grande como en lo pequeño”.

El segundo Principio denominado “de Correspondencia”, te permitirá entender ¿cómo y por qué a veces creamos situaciones negativas o desfavorables; por qué atraemos a personas que nos mienten, nos engañan, nos roban dinero, y demás?. La comprensión de este principio es la clave para encontrar soluciones a esos problemas.

Si odias a alguien, te estás destruyendo a ti mismo; si quieres vengarte de una persona, lo que pongas en movimiento caerá finalmente sobre ti. Recordemos los principios cristianos, que se basan en puro hermetismo: “No hagas a otros lo que no quieras que te hagan a ti”, o “Amaos los unos a los otros”. Este principio de correspondencia se explica porque Todo es mente; el Universo es mental. La energía mente es un nexo común de todo lo que existe.

Existe aquí un principio de retroalimentación, cuyas exactas proyecciones no podemos vislumbrar. Se dice que si una persona tira una piedra a un lago, este acto simple llegará algún día a influenciar los confines del Universo de alguna manera. Existe la unidad universal, en el sentido de que todo está unido a todo; no podemos separarnos de la gente ni de nuestro medio ambiente. Tú mismo, lector, estás unido por un hilo invisible a cada habitante de nuestro planeta y a todo ser que existe en el Cosmos.

0_HPhsNskqZjfmlhh9
Sello de Salomón , portada de «Dogme et Rituel de la Haute Magie» de Éliphas Lévi

MICROCOSMOS EN EL MACROCOSMOS

Este principio nos enseña que todo el universo (macrocosmos) y todo lo que vive en el (microcosmos) esta regido por las mismas leyes 

Todo lo micro es fiel reflejo de lo macro. Lo que encierra la verdad de que hay siempre una cierta correspondencia entre las leyes y los fenómenos de los varios estados del ser y de la vida. Hay muchos planos que no conocemos, pero cuando aplicamos esa ley de correspondencia sobre ellos, mucho de lo que de otra manera nos sería incomprensible se hace claro a nuestro entendimiento.

Este principio es de aplicación universal en los diversos planos, mental, material o espiritual del cosmos: es una ley universal. Los antiguos Hermetistas consideraban este principio como uno de los más importantes auxiliares de la mente, por cuyo intermedio se puede descorrer el velo que oculta lo desconocido a nuestra vida.

“Es cierto sin mentir, cierto y más verdadero. Lo que está abajo es como lo que está arriba y lo que está arriba es como lo que está abajo”.

-Isaac Newton-

arbol
«Como arriba es abajo, como abajo es arriba»

Tu mundo exterior es un reflejo de tu mundo interior

Expresa la idea de que siempre hay una correspondencia entre las leyes de los fenómenos de los diversos «planos» del ser y la vida.

Este principio de las correspondencias o analogías significa que la idea central de un ser se repite en diversos planos y de manera muy parecida. Lo vemos por ejemplo en la estructura septenaria del cosmos, que se refleja en la estructura septenaria del hombre, y ésta a su vez en la estructura septenaria de cada cuerpo, y después en los subcuerpos… etc. Lo esencial se hace presente en todos los planos una y otra vez, y lo podemos descubrir en todos ellos. La autosemejanza es un aspecto científico de ese principio de la correspondencia.

En el Universo todo se corresponde entre sí: tal como es aquí abajo, va a ser allá arriba, cuando uno logre entender todo lo que ocurre en el mundo material entonces podrá entender todo lo que sucede en el mundo espiritual. Es un auxiliar de la mente que nos permite entender lo que ocurre en el resto del universo conociendo solamente una de sus partes.

La Naturaleza nos proporciona infinita imágenes acerca del Universo. Las flores, por ejemplo, muestran un núcleo central, con los elementos de supervivencia de la especie, alrededor del cual crecen los pétalos. En la física moderna, el átomo ocupa igualmente el lugar central, el “corazón” de la materia con su núcleo alrededor del que giran elementos con carga eléctrica positiva, negativa y neutra.

Estudiando el funcionamiento de una estrella, como consecuencia se entenderá el funcionamiento de las galaxias, si se estudia el comportamiento de un habitante de una sociedad, se podrá llegar a entender cómo funciona dicha sociedad, estudiar una parte del todo nos permite comprender el resto.

sin-titulo-2
El Hombre de Vitruvio es un famoso dibujo acompañado de notas anatómicas de Leonardo da Vinci realizado alrededor del año 1492 en uno de sus diarios. Representa una figura masculina desnuda en dos posiciones sobreimpresas de brazos y piernas e inscrita en un círculo y un cuadrado.

El hombre, como forma de vida integrada por miles de millones de átomos es un microcosmos en el macrocosmos; un ser dotado de energía eterna y pura.

Según expresó Proclo en su comentario del Timeo de Platón: “El hombre es un pequeño mundo (mikros cosmos), ya que, como el universo mismo, posee tanto mente como razón, tanto un cuerpo divino como un cuerpo mortal. Está dividido en concordancia con el universo».

Una versión más actualizada de esto es explicada por Manly P. Hall:

El hombre está sujeto a su mundo por una simpatía de similitud. Aunque el cuerpo humano es menor en magnitud que el mundo, es similar en el arreglo de las partes. A través de esta similitud ciertos vínculos se mantienen y debido a esta simpatía mística la energía universal fluye dentro del hombre y hacia su vida objetiva. Los cabalistas llamaron al hombre «Espejo del Universo».

En síntesis, puedes considerar tu situación actual como un Espejo de tu estado interno. Llevando este principio al nivel humano, podemos modificar las palabras y decir: “Como adentro es afuera, como afuera es adentro”. Como es abajo es arriba. Como es arriba es abajo. Como es adentro es afuera. Como está tu interior esta tu mundo físico, tu exterior. Así de exacto, así de preciso. Es una ley.

La forma de controlar tu mundo interior no es tratar de controlar el mundo exterior. Eso no funciona. La forma de obtener resultados duraderos para controlar el mundo exterior es comenzar a controlar tu mundo interior. Piensa que tu mundo interior es ese lugar donde tienes un poder casi absoluto. Sin embargo, fuera ese poder, aunque no deja de ser influyente, no es igual de dominante.

El mundo interior es la causa, el mundo exterior es el efecto. Para cambiar el efecto tienes que cambiar la causa. Si hay caos y estragos en tu mundo exterior, eso significa que hay caos y estragos en tu mundo interior. Si hay muy poco amor en tu mundo exterior, es probable que tampoco cuentes con demasiado en tu mundo interior.

Al calmar nuestro interior se calmará nuestro mundo físico, nunca al contrario, que es como normalmente queremos que sea. Lo que sucede alrededor de una persona refleja lo que le está ocurriendo por dentro, esto significa que cuando una persona es desordenada con sus cosas, está demostrando su desorden interno. Igualmente quienes están en el otro extremo, son muy rígidos con el orden y están reflejando una rigidez mental en sus ideas. Lo de adentro es como lo de afuera y viceversa.

Para poner en práctica este principio tienes que ser totalmente sincero, sincera, y responderte a la pregunta: ¿Qué hay en mi interior? Si hay envidia, ira, malestar, orgullo, falta de perdón, prepotencia…Puedes contestarte tu sólo, tu sola, por que tu vida no va bien. Cuando pongas en calma tu interior, el exterior empezará a aliviarse como por arte de magia. Como es adentro es afuera, como es afuera es adentro. Compruébalo. Por favor compruébalo.

  • ¿Estás mal por dentro?, sentirás tu vida de forma negativa, analiza tu vida con sinceridad y compruébalo, quieras o no el universo funciona así, no falla jamás, siempre es exacto y preciso.
  • ¿Te sientes en la pobreza?, si te sientes poca cosa, si eres criticado constantemente, si no te soportan en tu trabajo, si sólo te rodeas con personas negativas… siento decirte que es tu interiorquien está generando esa situación que NO quieres.
  • ¿En tu interior hay sentimientos de violencia?, la violencia se manifestará en tu mundo, si en tu interior hay sentimientos de pobreza, la pobreza se manifestará en tu vida…Y así con cada área de tu vida. Así de estricto, así de exacto.

Es muy importante ser honestos con nosotros mismos, por mucho que nos rechine o duela mirar hacía adentro y ver nuestro dolor, será la única forma de encontrar solución y poder sanar nuestra vida, siempre desde nuestro ser interno, él posee la verdad absoluta.

El Principio de Correspondencia es útil, además, para ayudarnos en momentos de crisis. Si en un momento determinado te sientes deprimido, angustiado o preocupado, arreglarte físicamente o mejorar tu aspecto personal externo inmediatamente influirá en tu estado interno. Si tu vida es muy caótica y problemática, comienza por poner en orden tu escritorio, tu guardarropas o tu dormitorio. El orden en lo exterior te ayudará a encontrar el orden en lo interno.

“Como es arriba, es abajo”, se lee en El Kybalion egipcio. Para crecer, primero debes aceptar la responsabilidad de tu propia vida. De esta manera, evitarás encontrar un culpable externo a tus propios problemas. Tampoco es necesario que te sientas culpable por lo que te sucede. Sólo tienes que sentirte responsable,  ser Consciente,  saber que algunas pautas de pensamiento erróneas te están llevando a elegir mal.

Para algunas personas la vida es extraordinaria, se sienten felices. Para otras personas la vida es sufrimiento, lucha, esfuerzo, calamidad, etc. La gran diferencia entre ellas está en su mente. En su manera de pensar, de sentir, de actuar y de hablar. Si se piensa en positivo se tendrá una vida positiva. Si se piensa en negativo el Universo devolverá una vida negativa. Existe el libre albedrío para elegir como pensar en cada momento. El universo no interviene en nuestra forma de pensamiento, sino que sólo devuelve las semillas sembradas en cada área de nuestra vida. El universo no va a hacer nada por nosotros. Todo tenemos que construirlo previamente nosotros en nuestra mente.

«Una vez que cambies tus Pensamientos… cambiarás tu Vida».

“El asiento del alma es donde el mundo interno y el mundo exterior se encuentran”.

-Joseph Campbell-

El hombre, como forma de vida integrada por miles de millones de átomos es un microcosmos en el macrocosmos; un ser dotado de energía -vida cuya fuente de sostén se oculta en el alma. Su corazón espiritual, la fuerza que nutre al alma es la misma fuerza energética del sol Central Primario que se manifiesta de un modo individual, personal. Esta presencia viva Cósmica actúa en el hombre a través del cerebro y del sistema nervioso. La existencia de ambos es clave para el funcionamiento orgánico, pero cuando el alma se retira del organismo físico, este se queda “sin pilas”, por decirlo de un modo gráfico. Entonces se dice que alguien ha muerto. Dejó de existir, mas no de ser, pues el alma es energía pensante y sintiente que simplemente cambia de campo de operaciones hacia otros planetas más sutiles que el presente donde seguimos siendo y sintiendo.

Cada persona, cada animal o cada planta se nutre de esa misma Vida que suministra y ordena la mente activa universal a la que llamamos de muchas maneras: Espíritu Universal, Fuerza Primaria, El Ser, Dios, Jehová, Alá, o de otros modos. Da igual el nombre, pues se trata de lo mismo: de la Consciencia Universal eternamente donante, tanto como fuerza impersonal como Creador Personal de la Vida, esta energía manifestándose permanentemente en cualquier forma.

Parte de lo que se dice aquí no es científico, argumentarán algunos, pero la Ciencia ni tiene todas las respuestas ni las tendrá, porque la clase de ciencia que hoy prevalece no sirve a la Verdad, sino al Mercado, pues no existen investigaciones científicas que no tengan un fin lucrativo para alguna empresa o Gobierno. Pero quien no sirve a la verdad no puede ser un verdadero científico y solo obtendrá verdades parciales y limitadas a los intereses del pagador. En cambio quien busca la Verdad desinteresadamente descubre que esta es universal, y sirve desinteresadamente a todo cuanto existe. Quien actúa de esta manera vive en armonía con la Inteligencia que rige al Cosmos, es así el microcosmos que se integra en la Gran totalidad.

Principio de Correspondencia a través de la Ciencia

¿Cómo conecta este principio mental con algunas teorías científicas actuales?

En biología, la hipótesis Gaia, de James Lovelock y Lynn Margulis (1970-1980), considera a la Tierra como un ser vivo. Observaron que la Tierra tiene sistemas de homeostasis, es decir, es capaz de autorregularse, como lo hace un ser vivo. Un sistema que mantenga condiciones de temperatura, de salinidad, de gases en la atmósfera, indica que tiene que haber una cierta homeostasis, y eso evidencia que la Tierra es un ser vivo.

En matemáticas, la geometría fractal. Hasta hace poco se pensaba que una forma irregular no respondía a un criterio armónico, hasta que se descubrió la geometría fractal. Fractal significa trozo. Las formas de la naturaleza, las flores, los árboles, los copos de nieve, las montañas, funcionan sobre la base de fractales, pequeños fragmentos que se van repitiendo innúmeras veces.

En medicina, esta idea de correspondencia de la parte con el todo es la base de terapias como la reflexología podal, la auriculoterapia o la iridología, donde el pie, el oído o el iris del ojo se relacionan con los distintos órganos del cuerpo.

NOTA:

En la Filosofía Hermética hay una distinción entre lo que es una Ley y un Principio. Los Principios los definimos como la instancia superior de donde derivan todas las Leyes Naturales de cada plano vibratorio. En El Kybalión, se explica que para poder actuar y gobernar sobre las leyes de cada plano, es necesario utilizar los Principios, en vez de luchar en contra de las leyes. La propuesta Hermética nos capacita como magos, dueños de nosotros mismos, capaces de gobernar armoniosamente las leyes naturales, porque escogemos participar conscientemente en el Universo utilizando el conocimiento que nos dan los Siete Principios Universales.

Si te gusta, por favor ¡comparte!


FUENTE:

  • Wikipedia
  • «EL KYBALION» – Los tres iniciados

2 Respuestas a “«EL KYBALIÓN»: 2. Principio de Correspondencia”

Deja un comentario