La Artemisa, Hierba Mágica de San Juan

La Artemisa o hierba de San Juan es una planta medicinal analgésica, antiparasitaria, anticonvulsiva, antiséptica, emoliente, antibacteriana, antiinflamatoria

Todas las artemisas pertenecen al grupo de plantas de San Juan.

La artemisa está consagrada a las diosas de la luna, en especial a Artemisa/Diana, Selene y Hékate entre otras. Y los atributos de estas diosas influye en el uso mágico de esta hierba que lleva el nombre de la diosa griega Artemisa.

Esta planta es conocida como “la madre de todas las hierbas”. La artemisa se usa como hierba protectora mágica.

Es una de esas plantas que, por su relación orgánica con el solsticio de verano, tiene múltiples usos en la botánica oculta. En la noche de San Juan se coronaban la cabeza y rodeaban la cintura de tallos de artemisa para conjurar las enfermedades, la pobreza y la mala suerte. Se utiliza para alejar las influencias negativas sobre cualquier ser u objeto, lugar o persona.

La Artemisa adquiere un gran protagonismo en esta noche mágica, donde, como sustituto del Graal, se emplea junto a otras hierbas griálicas en el tradicional caldero de cobre (que representa el recipiente griálico) para elaborar la poción mágica que potencia el poder mental, cristaliza los deseos y favorece la salud y la suerte durante todo el año. Para este mismo fin se lavan la cara y las manos con el líquido de la poción y se quema la planta en las típicas hogueras rituales, junto a un papel donde se debe poner todo aquello que se quiere hacer desaparecer o purificar por el fuego. En ciertos lugares las personas participantes en estos ritos suelen llevar guirnaldas de artemisa sobre la frente, al igual que hacían los iniciados en los antiguos cultos telúricos para activar la catalización de las energías y el poder del centro del tercer ojo.

Si se recoge por la noche la Artemisa constituye un poderoso amuleto contra toda clase de hechizos o embrujos. Herencia de este conocimiento secreto es la tradición de pedir, en esta fase lunar, tres deseos a la diosa de la noche, en éstos se acompañaba y potenciaba la petición quemando Artemisa, como incienso y tomando su infusión; de hecho se ha demostrado que tomar una infusión de Artemisa cuando empieza la luna llena, activa el poder de clarividencia.

En tiempos de los faraones fue muy apreciada su magia, empleándose contra toda energía negativa; e incluso en las ceremonias religiosas se llevaba en procesión a modo de cirio para atraer y sintonizar las energías cosmo-telúricas y ahuyentar cualquier interferencia negativa.

En Alemania, por ejemplo, la mañana de San Juan se confeccionaban coronas de Artemisa para dejarlas al llegar la noche junto a las hogueras. Después se recogían y se colgaban en las paredes de las casas con la firme convicción de que preservaban de los embrujos a las familias que en ellas habitaban.

En la campiña normanda la Artemisa recolectada en la noche de San Juan se usaba para destruir los maleficios que privaban de dar leche a las vacas. En Austria, ni el diablo ni los brujos, tenían ningún poder sobre el campesino que llevara encima esta planta.

Hechizo de encantamiento de la Artemisa:

“Hierba de San Juan, Hierba de Artemisa,
Necesito tus beneficios con prisa.
Un encantamiento debo voltear,
y un camino de vida limpiar.
Siete rayos tiene el sol,
Siete rayos tiene la Luna,
que esta artemisa se haga mágica de una.
Los maleficios contigo desaparecerán,
y los encantamientos se desvanecerán”
Hecho está, hecho está, hecho está!

USOS EN LA MAGIA

REFERENCIAS PARA SU USO

  • Género: Femenino.
  • Planeta: Venus /Luna
  • Elemento: Tierra.
  • Deidades: Artemis y Diana.
  • Poderes energéticos: fuerza, poderes psíquicos, protección, sueños proféticos, curación y proyección
  • Usos mágicos en general: Resuelve problemas en el hogar. Mejora el amor entre la pareja. Favorece la visión clara. Muy bueno como incienso de limpieza del hogar. Elimina las larvas astrales con poderes de purificación y exorcismo.
  • Para pociones de trance, adivinación y sueños proféticos. Se usa también en la meditación.
  • Inciensos con polvo de sándalo para la canalización, adivinación o simplemente para usarlo como aroma.
  • Saquitos colocados en la almohada para los sueños proféticos (no se recomienda uso continuado)
  • Infusiones para la limpieza de materiales como cristales y péndulos.
  • Antiguamente se usaba como “repelente” para los demonios y para combatir los venenos (no se recomienda esto último).
  • Se considera sagrada para la diosa Artemisa, puedes colocar flores en su altar o quemar incienso.

OTROS USOS:

La Artemisa es una de las plantas más energéticas y poderosas. Masticando hojas se ayuda a la fatiga y estimula el sistema nervioso. Por ello la usan muchas videntes y  suelen colocar un ramito al lado del mazo de cartas

En Galicia y otros lugares del norte, las curanderas aplicaban emplastos confeccionados con hojas de Artemisa para cualquier tipo de picadura. Los efectos resultaban asombrosos al decir de quienes los utilizaban.

La artemisa tiene un olor aromático. La gente pobre la usaba, a veces mezclada con otras hierbas, como sustituto del tabaco. Se lo ha fumado mezclado o substituyendo a la marihuana, porque genera sueños evocativos en estado de conciencia.

La moxa es un puro de planta de artemisa prensada que se utiliza en la medicina tradicional china para calentar algunos puntos energéticos del cuerpo y así equilibrar el Qi (la energía vital). Se utiliza quemando esta hierba-puro a unos 2 cm de la piel, vigilando de no quemar.  Es importante consultar el tratamiento individualizado con una acupuntora/o o un/a terapeuta de Shiatsu.

Las brujas le reconocían la propiedad para atraer el amor, recomendando a quienes desearan aumentar sus poderes de seducción llevarla prendida de la camisa.

La tradición mágica asegura que quien lleve encima un amuleto de Artemisa no debe temer a las brujas, a los espíritus malignos o demoníacos, ni a la mala suerte, porque nada puede dañarle.

Con las hojas de esta planta se elaboraban perfumes contra los espíritus y contra los demonios. En muchas partes de la península Ibérica se elaboraban perfumes con las flores de Artemisa para preservar del mal de ojo a quienes los usaban.

Limpiar los cristales y otras herramientas mágicas en infusión de Artemisa también los mantiene purificados y protegidos, lo que ayudará en los resultados de cualquier ritual mágico. Antiguamente era utilizado como insecticida contra la polilla; como inhibidor del crecimiento de plantas cercanas; y como repelente de insectos, entre otros usos.

La Artemisa es la hierba del viajero. Protege los viajes y las vacaciones seguras y felices. Se dice que si se usa mientras se viaja, se estará protegido de cualquier eventualidad o accidente. En épocas más remotas se usaba como remedio contra la fatiga y proteger a viajantes contra malos espíritus y animales salvajes. Como protector, se le conoce como la planta de los viajeros, por lo que cargarle en una bolsita como amuleto, se dice que protege de todo mal en el camino. Los soldados romanos se lo ponían dentro de sus sandalias para proteger sus pies de la fatiga

Antigua Orden Rosacruz

PLANTA INICIÁTICA 

La Artemisa es una de las plantas griálicas más poderosas.

Tiene relación con la energía secreta, los cultos y las ceremonias. Está muy ligada a los poderes de la tierra y la naturaleza. La Artemisa tiene raíces que se relacionan a las corrientes telúricas y a los antiguos cultos de tipo matriarcal, así como a las vírgenes negras. Durante muchos años, esta hierba estuvo asociada con los dragones míticos y con una antigua diosa serpiente. de ahí su nombre en inglés tarragon, derivado de la palabra griega drakon, que significa dragón.

La Artemisa formó parte de las doce plantas mágicas de la Orden de la Rosa cruz, orden de carácter gnóstico fundada en el siglo XIII por Christian Rosenkreuz, que pretendía unir ciertas concepciones religiosas orientales con otras derivadas del cristianismo.

Es una planta de tipo iniciática y posee la habilidad para revelar las claves del saber que se ha ido perdiendo con el paso de los años.  Se usa mucho uso en hechiceria y brujería, era porque se decía que inducía sueños lúcidos, y viajes astrales.

Además de producir en quien la toma un estado alterado de conciencia muy propicio para la iniciación y el desarrollo de las facultades paranormales de la mente (como la videncia), es una gran catalizadora de las energías telúricas; por ello, aparte de utilizarse como planta iniciática, fue empleada en forma de bebida dinámica por las célebres pitonisas para potenciar sus poderes proféticos. Cuando se deseaba obtener resultados rápidos y predicciones espectaculares, se situaba a la pitonisa junto a una falla terrestre para que las emanaciones de la misma, catalizadas por el poder de la artemisa, permitieran a estas mujeres-oráculo la apertura temporal del tercer ojo, principalmente si la sesión se realizaba en el período de luna llena, que es cuando las energías telúricas alcanzan su cenit.

LA HIERBA DE LOS SUEÑOS

Se le conoce como la hierba de los sueños Se usa para inducir viajes astrales, trances para adivinación y memorias de sueño profundo. Se dice que también induce sueños proféticos y premoniciones, y también aumenta las facultades síquicas de la persona que le ingiere.

Para algunas culturas, beber los jugos de la Artemisa era necesario para abrir la mente y estar en contacto real con las fuerzas sobrenaturales y proféticas. Se la debe utilizar durante la Luna llena y en la noche de San Juan, que es cuando su energía alcanza el cenit.

Fumar, o consumir de la planta, o con una tintura, antes de dormir, incrementaría la intensidad del sueño, el nivel de control, y ayudar a recordarlos al despertar. Más seguro, una mata de artemisa seca debajo de la almohada cumple el mismo efecto.

La Artemisa es una planta esencial en la medicina Ayurvédica al igual que en la medicina tradicional China, especialmente en aplicaciones de acupresión y acupuntura con moxibustión.  Como planta medicinal es un vermífugo, pero hoy en día apenas se utiliza por su contenido en alcaloides, que pueden causar efectos secundarios en altas dosis.

LIMPIAS CON ARTEMISA

La Artemisa es ideal para limpiezas auricas y protección astral

Elimina las larvas astrales con poderes de purificación y exorcismo. La artemisa fresca se puede usar en pequeños ramitos y colgarlos frescos de la esquina de las habitaciones, quemarlos cuando ya esten secos en luna menguante para hacer un sahumerio potente de limpieza aurica de una casa y sus habitantes

También se añade a los baños purificadores para eliminar todo lo negativo, al igual que quemarla o para uso en curaciones. Las curanderas usan sus hojas contra las picaduras.

Limpiar los cristales y otras herramientas mágicas en té de Artemisa también los mantiene purificados y protegidos, lo que ayudará en los resultados de cualquier ritual mágico.

La Artemisa también se usa como planta de protección, pues repele espíritus y entidades bajas, al igual que limpia malas energías.  Si requiere invocar sus poderes para la protección de un ambiente o un espacio amplio entonces, desde la noche de Luna llena  durante la fase de luna menguante se debe quemar la planta mientras se solicita su protección.

En la mano derecha se sostiene un cuenco de barro o de metal donde se quemará la artemisa seca, en la mano izquierda se toma una cruz (sea cristiana o no), y se dice:

Por medio de esta planta santa yo llamo a los espíritus de la tierra  para que bendigan este lugar y todos los seres que aquí habitan
Expulso con este humo sagrado todos los espiritus hostiles, todas las energías opresoras deberán salir y nunca más volver
Ordeno que salgan y nunca más molesten, alejense de aquí en nombre de los espiritus de luz que me resguardan.

Decir en cada habitación y luego de haberlo dicho golpear con el pie el piso tres veces. Se puede decir Amen, Así sea, o cualquier palabra que selle la oración.

Sahumerio de Artemisa

Un sahumerio nocturno ayuda a promover un buen descanso. 

En este caso, nos resultará muy útil preparar la siguiente mezcla:

  • Calcula 4 cucharadas soperas de artemisa y 2 de romero.(hierbas secas)

En un recipiente de metal o cerámico (mejor este último), deposita las hierbas y empapa lo justo las mismas con alcohol de 96º Etílico. Pon todo en un lugar seguro de la habitación, una hora antes de ir a dormir. Prende la mezcla y deja que se consuma. El efecto de bienestar y relajación que se experimenta durante el sueño es maravilloso. También sirve para repeler insectos.

Otra opción si no quieres complicarte, es adquirir, palitos de artemisa (sahumerios) y quemar uno cada noche justo antes de irse a dormir.

Al limpiar las malas vibras y proteger el ambiente, también aumenta el poder de cualquier ritual mágico por lo que quemar incienso de Artemisia Vulgaris antes, durante y después de cualquier ejercicio esotérico potenciará los resultados esperados. Se solía quemar en las ceremonias de los indios americanos.

Otro ritual con artemisa se realiza cuando una casa o comercio está bajo los efectos de un hechizo, se debe realizar una corona de artemisa y dejarla a la luz de la luna llena, para luego por la mañana colgarla en la puerta o la pared para que aleje las malas energías y no les permita volver.

Con ella se trenzaban figuras antropomorfas como protección mágica en las puertas de las casas, y se fabricaban flechas para lanzarlas a los cuatro puntos cardinales, a modo de conjuro contra los malos espíritus. Para eliminar la energía negativa de los malos espíritus, en muchas partes de la península Ibérica, se lanzaban al aire flechas confeccionadas con Artemisa.

800px-Van_Gogh_-_Stillleben_mit_Absinth
Vincent van Gogh Bodegón con ajenjo 1887, actualmente en la colección del Museo Vincent van Gogh de Amsterdam

PLANTA DE LA FELICIDAD 

Neutraliza la negatividad y nos ayuda a alcanzar mayor felicidad.

La Artemisa se ha considerado una de las plantas mágicas más poderosas y efectivas para atraer la buena suerte y alejar las desdichas, pues, como revela el lenguaje secreto de las plantas, es el símbolo de la felicidad. Cuando algo no marcha bien o se pasa por una época de mala suerte, la Artemisa puede lograr neutralizar las influencias más negativas gracias a su fuerza transmutadora. Su poder magnético forma además una especie de imán que atrae con fuerza las energías positivas. Estamos ante una de las plantas más mágicas del reino vegetal y posee mucha fuerza transmutadora

Si padecemos una depresión, transtorno de angustia, tristeza, de origen desconocido, toma una infusión de Salvia, por la mañana y al mediodía. Y toma una de Artemisa por la noche durante 7 días. Los resultados llegarán.

Se puede utilizar a la artemisa para curar los enfados prolongados o sin motivo aparente que suelen atacar a los más pequeños y a los ancianos. Se debe colocar una ramita sobre la cuna o la cama y quemar dos hojitas en el ambiente. Esto atraerá las buenas vibraciones y alejará los malestares.

La Artemisa era utilizada para alegrar a los bebés (también puede emplearse para las personas mayores que sean irritables y difíciles). La tradición mágica considera un excelente recurso colgar un ramito de Artemisa en la cuna y quemar un poco (muy poco) de la planta, como incienso, en la habitación; pues además de quitarles “todo enfado” resulta una gran protectora.

Aunque no negamos sus magnificas cualidades en este sentido, también tenemos que advertir que no es infalible cien por cien, pero digamos que la energía de la Artemisa potencia y favorece un ambiente con buenas vibraciones.

Se utiliza como planta medicinal, y la propiedad más importante es la aperitiva. Se utiliza como tónico estomacal (contrarresta la indigestión y el dolor gástrico), vermífugo y antiséptico. El aceite de ajenjo puro es muy venenoso. Afecta el sistema nervioso.


MAS INFORMACIÓN:

Artemisa, la Planta de la Diosa


Si te gusta, por favor ¡comparte!

 

Una Respuesta a “La Artemisa, Hierba Mágica de San Juan”

Deja un comentario