Meditaciones: Practicas de Creación

Nuestra mente limitada concibe sólo una parte de la realidad, pero si abrimos la mente a los Principios Hermeticos, podremos encontrar diversas soluciones a nuestros problemas. Hemos dedicado los anteriores articulos a conocer estos Principios, sus origenes y sus coincidencias con otras filosofias y la ciencia. Vayamos a la practica, pero antes un breve resumen…

Hemos estudiado que,

«Los principios de la verdad son siete: el que comprende esto perfectamente posee la clave mágica ante la cual todas las puertas del Templo se abrirán de par en par».

Los Siete Principios sobre los que se basa toda la Filosofía Hermética son los siguientes:

1. El Principio del Mentalismo
2. El Principio de Correspondencia
3. El Principio de Vibración
4. El Principio de Polaridad
5. El Principio del Ritmo
6. El Principio de Causa y Efecto
7. El Principio de Generación

En Alquimia, las enseñanzas contenidas en los Siete Principios Universales constituyen la base y el punto de partida para lograr la transmutación del hombre de plomo en el hombre de oro. En el momento en que el ser humano haya logrado ese cambio, cuando haya logrado el dominio de sus fuerzas mentales, será cuando realmente pueda considerarse el arquitecto de su propio destino

Estos principios se caracterizan por ser invariables, inmutables, eternos. Es decir, no responden a fuerzas o condiciones humanas o del limitado mundo en que vivimos. En otras palabras, el hecho que un ser humano no los conozca, no significa que no están en acción. Son una explicación de cómo funciona y cuál es el diseño intrínseco del Universo. Permanecen inalterables a lo largo del tiempo, ofreciendo a quien los estudia una forma de explicar y comprender todo cuanto hay y ocurre a su alrededor.

La comprensión y el conocimiento que podemos extraer de estos Principios Universales hace posible percibir y actuar en el mundo con una perspectiva amplia, abarcadora y un marco de referencia apropiado para considerar, entender y valorar las experiencias vividas como aprendizajes. Esta forma de ver los procesos vividos propician una actitud que capacita al ser humano para construir las estructuras mentales que servirán para crear su mañana.

La Vida funciona como una computadora. Cuando sabes tocar las teclas adecuadas, obtienes el resultado que deseas. Los siete principios que hemos estudiado hasta aquí son las teclas principales que debes aprender a oprimir para mejorar tu vida. Has dado un paso gigante en tu crecimiento espiritual por haber llegado hasta aquí, y ahora te toca poner en práctica este conocimiento.

Todas las cosas existentes en el Universo están compuestas por energía y su constante vibración es lo que nos permite ver  a nuestro alrededor. El manejo de la energía es una disciplina que se adquiere con la práctica constante y a conciencia de ciertos ejercicios, algunos de los cuales explicaré:

vida
Hay ojos que a menudo se quedan mirando fijos la puesta del sol y que apenas consiguen ver el alba de un nuevo día.

Aprender a Seleccionar los Pensamientos.

El primer paso para poder cambiar la dirección de nuestra vida es aprender a seleccionar los pensamientos. Tal como lo vimos en el Principio del Mentalismo, se debe “cancelar” lo negativo, afirmar y aceptar lo positivo. Para hacer esto en forma fácil, debemos recordar que a la hora de ir a dormir nuestra mente se relaja naturalmente. Este es el momento menos conveniente para mirar noticieros o películas de violencia. Por el contrario, debemos aprovecharlo para leer o pensar en algo positivo que llevaremos con nosotros al sueño.

Personalmente, antes de dormir hago lo siguiente: agradezco por escrito cinco o más cosas buenas que me hayan sucedido en el día. De esta manera, me duermo con la sensación de que todos los días me suceden cosas buenas… aún cuando estoy en medio de problemas o crisis, y mi mente se prepara para seguir recibiendo sólo lo bueno para mí.

El polo de la creatividad se aumenta gracias a las actividades recreativas y de diversión. Para eso, es importante darse tiempo a fin de desarrollar algún pasatiempo, juego, deporte o alguna actividad artística. La concentración en alguna de estas actividades permite a la mente abrirse a un mundo de infinitas posibilidades. De otra manera, el mantenerse en la rutina solamente va a generar más rutina.

¿Cómo se accede a ese campo de posibilidades infinitas? La respuesta es una sola: a través de la “meditación”. La mente se abre a este campo cuando ingresamos en el nivel Alpha de relajación. La mente se encuentra facilmente en estado Alpha dos veces al día naturalmente: en el momento previo al sueño y después de comer, cuando se siente el estado de modorra. Son los momentos mas indicados para iniciarse en esta practica.

EJERCICIO: Crea 21 días de magia.

El Principio de Generación también puede usarse para “crear” alguna conducta nueva en tu personalidad. El proceso de auto-definirse o gestarse a uno mismo no es sencillo; sin embargo, tampoco es imposible. En primer lugar, debes saber que “lo que se repite durante veintiún días en forma consecutiva se incorpora a nuestra Alma”. Aquello nuevo que ensayas se convierte en hábito o “nueva creencia”. Se debe comenzar practicando una cualidad por vez, como por ejemplo; la paciencia, la perseverancia, ser más ordenado, no criticar, ser más puntual.

La Sabiduría de Dios se manifiesta de una manera muy simple. Las grandes verdades son fáciles de entender. Muchas veces no les prestamos atención precisamente porque nos parecen demasiado sencillas. El verdadero saber se manifiesta en el hombre como sentido común, no como una acumulación de información organizada y clasificada. Esto significa que para funcionar bien en la vida, no es necesario que todo el mundo estudie metafísica. Con sólo escucharse a sí mismo y seguir los dictados de su Conciencia, cada persona puede saber a cada momento ¿Qué es lo mejor que puede hacer?. El Conocimiento es una gran herramienta que está a nuestra disposición.

La Vida funciona como una computadora. Cuando sabes tocar las teclas adecuadas, obtienes el resultado que deseas. Los siete principios que hemos estudiado hasta aquí son las teclas principales que debes aprender a oprimir para mejorar tu vida. Has dado un paso gigante en tu crecimiento espiritual por haber llegado hasta aquí, y ahora te toca poner en práctica este conocimiento. ¡Constancia! Esa es la clave.

REFLEXIÓN FINAL

Reconoce tu Poder personal, agradécelo, bendícelo y comprométete a utilizarlo para hacer el Bien. Renuncia a toda limitación en tu vida y acepta todo lo mejor para ti. Eres Uno con Dios; por lo tanto, nada ni nadie te puede impedir ser feliz aquí y ahora

¿Son sólo palabras?

Lee, Informate e ¡Investiga!

¡PRÁCTICA!

Hay una diferencia muy grande entre “haberlo leído y haberlo vivido”, y en ese sentido la meditación es para los valientes que no temen entregarse a la aventura de vivir el Espíritu. Y vivir el Espíritu significa experimentar y tomar las riendas de la propia evolución sumando todas las herramientas posibles que me conduzcan a la mejor manifestación de mi espíritu en esta encarnación.

La experiencia no es transmisible. Yo podría escribir varias líneas acerca del gusto que tiene una manzana, pero hasta que no muerdas tú mismo la fruta nunca lo sabrás.

Nada de lo que escuches, sin importar quien lo diga. Nada de lo que leas, sin importar dónde esté escrito. Nada debes aceptar, sin previo discernirlo. Y por ti mismo, deberás decidir su validez o no.

Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Paz, Luz y Bendiciones

FUENTES:

2 Respuestas a “Meditaciones: Practicas de Creación”

Deja un comentario