Ángel González.

Ángel González Muñiz (1925-2008), uno de los más importantes poetas de la segunda mitad del siglo XX en España. En solo unos pocos versos este gran poeta era capaz de incluir frases que martillean nuestras sienes y agitan nuestros corazones. 

BIOGRAFIA

Ángel González Muñiz (6 de septiembre de 1925 en Oviedo, España – 12 de enero de 2008 en Madrid, España) fue un poeta español de la Generación del 50. Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 1985 y académico y Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 1996, publicó su primer libro de poemas en 1956.

Durante la Guerra Civil Española, su hermano Manolo fue asesinado por el bando franquista en 1936, su hermano Pedro hubo de exiliarse por ser un activista republican y a su hermana Maruja no se le permitió ejercer como maestra por la misma causa.

En 1943 contrajo una tuberculosis, por lo que hubo de recluirse durante un largo tiempo en el Páramo del Sil, donde comenzó a escribir poesía. Cuando se recupero cursó la carrera de derecho en la Universidad de Oviedo, y en 1950 se trasladó a Madrid para estudiar en la Escuela de Periodismo.

En 1955 se trasladó a Barcelona, donde entabló amistad, entre otros con Carlos Barral, Jaime Gil de Biedma y José Agustín Goytisolo; y en 1956 publicó su primer libro: «Áspero mundo», en el que transmitió sus experiencias como hijo de la guerra y por el que obtuvo un accésit del Premio Adonais.

El libro Palabra sobre palabra reúne la obra completa del poeta Ángel González desde 1956 hasta 2001.

En la madrugada del 12 de enero de 2008 falleció el poeta, a los 82 años, en Madrid.

OBRA

La obra de  Ángel González es una mezcla de intimismo y poesía social, con un particular y característico toque irónico, y trata asuntos cotidianos con un lenguaje coloquial y urbano, nada neopopularista ni localista. El paso del tiempo y la temática amorosa y cívica son las tres obsesiones que se repiten a lo largo y ancho de sus poemas, de regusto melancólico pero optimistas. Guillermo Díaz-Plaja define así su poesía:

Canta el dolor o la desesperanza, la gris manquedad de la frustración o la tristeza irremediable del fracaso de los sueños.

El  lenguaje de Ángel González es siempre puro, accesible y transparente; se destila en él un fondo ético de digna y humana fraternidad, que oscila entre la solidaridad y la libertad, al igual que el de otros colegas generacionales como José Ángel ValenteJaime Gil de BiedmaCarlos BarralJosé Agustín Goytisolo y José Manuel Caballero Bonald.

Cuando Ángel González se refiere a su obra, enlaza siempre su experiencia personal con la historia colectiva. Si en sus poemas aparece con cierta frecuencia la palabra derrota es porque su infancia – nació en Oviedo, en 1925 – y su adolescencia están muy marcadas por la tragedia española de los años treinta. En una entrevista con Luis García Montero, incluida en el homenaje que Litoral dedicó a Ángel en 2002, el poeta evoca estos años terribles :

Pero yo, que vivía en pleno campo de batalla — Oviedo fue una ciudad sitiada durante casi dos anos — y en el seno de una familia perseguida con saña por los que resultaron vencedores de la contienda, no fui nunca inocente. El horror que viví por entonces llegó a ser parte de mi intimidad, y no necesité reflexionar para comprender su alcance

Es evidente que la obra poética de Ángel González  es mucho más conocida que su figura humana. Pero aquella no se puede entender del todo sin tener en cuenta esta. Si en general, los poetas, aunque a veces lo intenten, no pueden evadirse del contexto que los rodea, Ángel González no sólo no lo busca, sino que quiere que su poesía sea altavoz y reflejo de un momento histórico, de la situación del hombre y de la sociedad en este momento. Como muestra valga esta afirmación suya:

Es necesario apuntar al tiempo que se conoce, dirigirse al hombre con el que se convive”

Ángel González derriba con la chanza y el sarcasmo citas literarias, creencias religiosas y asuntos bíblicos, pero deja en pie la verdad del amor frente al tiempo y la muerte, esta es la verdadera magia de su obra.

LA PALABRA

Ángel González colaboró con el cantautor Pedro Guerra en el libro-disco “La palabra en el aire” (2003) y también con el tenor Joaquín Pixán, el pianista Alejandro Zabala y el acordeonista Salvador Parada en el álbum “Voz que soledad sonando” (2004). El cantautor Joaquín Sabina le rendiría tributo con su canción “Menos dos alas”.

 A continuación reproduzco uno de los poemas que mas magia contiene,  lo elijo por motivos personales.

La Palabra

Hace miles de años,
alguien,
un esclavo quizá,
descansando a la sombra de los árboles,
furtivamente,
en un lugar aislado
del fértil territorio
conquistado por su dueño el guerrero,
al contemplar los campos
regados por el río
-probablemente
no ocurrió nada así:
reconstruyo, sin datos, una escena
que nadie sabe cómo ha sucedido-
y ver cómo otros hombres
cuidaban de las viñas, podaban
los olivos, transportaban el agua
que habría de mojar la tierra donde
crecían las hortalizas,
o conducían los rebaños hacia el monte,
o extraían la miel de las colmenas

-me parece escuchar el rumor duro
del estío,
las metálicas hojas de los árboles
(perdida su humedad) crujiendo casi
al ser rozadas por el seco viento,
el batir firme y alto de las alas
de águila, la viva luz
aplastándolo todo con su peso-,
y fijándose acaso especialmente
en el volumen firme e insinuado
bajo el gastado lino
del vientre grávido de una mujer joven,
cerró los ojos
(el hombre que miraba todo aquello)
y articuló un suspiro
o bien dijo un sollozo, o algo semejante
que repitió y creció, y dejó su pecho
estremecido -así la rama
abandonada por un pájaro…

Igual que un pájaro
salta desde una rama,
de este modo
surgió en el aire limpio de aquel día
la palabra:
amor.
Era
suficiente.

Pronunciada primero,
luego escrita,
la palabra pasó de boca en boca,
siguió de mano en mano,
de cera en pergamino,
de papel en papel,
de tinta en tinta,
fue tallada en madera,
cayó sobre las láminas
olorosas y blancas,
y llegó hasta nosotros
impresa y negra, viva
tras un largo pasaje por los siglos
llamados de oro,
por las gloriosas épocas,
a través de los textos conocidos
con el nombre de clásicos más tarde.
Retrotraerse a un sentimiento puro,
imaginar un mundo en sus pre-nombres,
es imposible ahora.

La palabra fue dicha para siempre.
Para todos, también.
Yo la recojo,
la elijo entre las otras muchas,
la empaño con mi aliento
y la lanzo,
pájaro o piedra,
de nuevo al aire,
al sol,
hoy
(rostros, árboles,
nubes: todo es distinto en esta
primavera. En el vaso,
el agua huele a río.
Como una larga cabellera, el viento
ondea por las calles y se abate
de pronto
rizado y frío sobre el suelo.
Y en ocasiones,
¿por qué mi pensamiento
no acompaña a mis ojos
y se aleja
de lo que ven, perdido
y a la vez fijo en algo…?)
porque quiero.

Palabra sobre palabra (1965)

Aquí empezó todo.  La historia de la Navidad gano la atención de los hombres sobre la emoción mas pura de totas EL AMOR, cuando el Verbo, la Palabra, se hizo carne.

Que la Magia de la Palabra os acompañe.

AMOR Y PAZ EN ESTAS NAVIDADES.

FUENTES:

  • Wikipedia
  • Palabra sobre palabra, de Ángel González.
  • http://www.cervantesvirtual.com/portales/angel_gonzalez/su_obra_viva_historia/
  • Imagen Portada de Maria Zangone en Pixabay

Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Nos leemos en el próximo post.

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.
Previous post La Magia de las Palabras: la Sabiduría
Next post ¡Felices Fiestas!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: