FIESTA DE LA LUZ.

2 de FEBRERO, DÍA DE LA CANDELARIA.

La Fiesta de la Candelaria es una celebración de la religión católica en pleno invierno que cierra el ciclo navideño.  Es también conocida como la Fiesta de las Candelas, Fiesta de Luz, Purificación de la Virgen y Presentación del Señor. Tiene lugar el 2 de febrero, Día de la Candelaria, y en algunos lugares (Canarias, Pedrera, Palencia, Valls…) se extiende durante varios días, generalmente por ser la patrona del lugar.

La Virgen de la Candelaria.

La Virgen de la Candelaria o Nuestra Señora de Candelaria es una advocación mariana de la religión católica.

Su festividad se celebra, según el calendario litúrgico, el 2 de febrero.  Se considera a la Virgen de Candelaria aparecida en las Islas Canarias, la que da inicio a la proliferación de imágenes con la advocación de «La Candelaria» en el mundo, ​ y por lo tanto su origen como advocación mariana.​ La Virgen de Candelaria se venera en la Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria en Tenerife.

Según la tradición, la Virgen se le apareció en 1392 a dos aborígenes guanches que pastoreaban su rebaño, quienes, al llegar a la boca de un barranco, notaron que el ganado no avanzaba, como si algo impidiera seguir adelante. Para ver qué era lo que pasaba, uno de los pastores avanzó y vio en lo alto de una peña una imagen de madera como de un metro de alto de una mujer. Porta una vela en la mano izquierda y cargaba a un niño en el brazo derecho. El niño llevaba en sus manos un pájarito de oro. De las Islas Canarias la devoción a la Virgen de la Candelaria se extendería a otros lugares del mundo, principalmente a Latinoamérica y actualmente se encuentran imágenes suyas en lugares con importantes colonias de canarios donde suele usarse para representar al Archipiélago Canario.

La Virgen de la Candelaria es, en su lugar de origen, la patrona de las Islas Canarias​ y se la clasifica como una Virgen negra. Al mismo tiempo, fue una de las primeras advocaciones introducidas en América por los conquistadores españoles, de hecho, se sabe que ya Hernán Cortés llevaba al cuello una medallita de la Virgen de la Candelaria cuando llegó a México.

La fiesta católica es conocida y celebrada con diversos nombres: la Presentación del Señor, la Purificación de María, la fiesta de la Luz y la fiesta de las Candelas; todos estos nombres expresan el significado de la fiesta. Cristo, la Luz del mundo presentada por su Madre en el Templo, viene a iluminar a todos como la vela o las candelas, de donde se deriva el nombre de Candelaria.

La Diosa Guanche Chaxiraxi.

La diosa Chaxiraxi era uno de los nombres por los que los guanches, primeros pobladores de la isla de Tenerife −Canarias−, denominaban a una de sus divinidades que fue sincretizada posteriormente con la imagen de la virgen de Candelaria que habían encontrado en la isla antes de la conquista europea.

Según fuentes más heterodoxas, el culto a la Virgen de la Candelaria surgió a partir de la incorporación en el siglo XVI al catolicismo de la devoción a la estrella Canopo, por parte de la cultura de los antiguos canarios o guanches, preexistente a la llegada de los europeos. La Virgen de la Candelaria sería fruto de un sincretismo entre la devoción a la Purificación de la Virgen María y la diosa nativa guanche Chaxiraxi, cuyo nombre significa ‘la que carga o sostiene el firmamento’ .​

La Purificación de María Virgen.

La Virgen de la Candelaria es una de las advocaciones más antiguas de la Virgen María.

Como ya se ha indicado, el 2 de febrero es la festividad de la Purificación de María. En ella se celebra la recuperación de la Virgen después del parto. Hasta no hace mucho tiempo, las mujeres, después del parto, debían esperar seis semanas antes de volver a asistir a misa o pisar una iglesia, ya que se consideraba estaban impuras. María dio a luz el 24 de diciembre; así que hasta el día 2 de febrero no recuperó su pureza virginal. Por esta razón, asimismo, los más puristas de la tradición dictan que no se puede quitar el belén —ni los adornos de Navidad— hasta que no llegue esa fecha.

Jesús no sólo fue circuncidado a los ocho días de su nacimiento , de acuerdo con las prescripciones judaicas, sino que en el momento de la purificación de la madre -cuarenta días después de dar a luz un varón primogènito-, sus padres efectuaron la presentación del hijo en el santuario y lo rescataron ofreciendo un sacrificio de un par de palomas o pichones, como correspondía a las familias humildes (las ricas tenían que ofrecer un cordero).

Hasta hace pocos años, en las iglesias se recreaban procesiones muy similares a las que debió hacer María una vez pasada la cuarentena. Se encargaban de ellas mujeres, sobre todo las que habían sido madres hacía poco, y llevaban grandes candelas encendidas. Por eso, es una de las muchas fiestas de la luz que se celebran, y se cree que las velas bendecidas ese día tienen virtudes protectoras.

Durante la Edad Media, las gentes hacían en esos días procesiones por los caminos y campos con los cirios encendidos y previamente bendecidos en las iglesias, que adquirían poder sagrado contra el demonio y las brujas. Esta vieja costumbre, condenada en Inglaterra durante la reforma luterana, permaneció durante mucho tiempo, y las procesiones y bendiciones de las velas o candelas siguen haciéndose hoy día dentro de las iglesias.

Es una de las fiestas , la Candelaria, que goza de mayor veneración no sólo en toda España, sino también en muchos países de Centroamérica y Sudamérica.

Todo el ritual que significa la celebración del Día de la Candelaria es resultado del sincretismo de dos culturas y religiones: la católica, que remite a cuando la Virgen María llevó al niño Jesús al templo, y la prehispánica, en la que se llevaban tamales al rendir culto a los dioses. La tradición prehispánica establecía que se debía llevar tamales cuando se rendía culto a Tláloc, a Chalchiuhtlicue (dioses del agua) y a los tlaloques (ayudantes del primero), quienes derramaban su lluvia sobre la tierra asegurando así buenas cosechas. Tal festividad se asocia e integra a la celebración católica de la Candelaria que también se hace coincidir con la fertilidad de la tierra y los beneficios del agua.

Sincretismo Religioso de la Candelaria.

La Virgen de la Candelaria está identificada o sincretizada con otras entidades sagradas de otras religiones:

  • En la mitología guanche, la Virgen de la Candelaria fue identificada como Chaxiraxi como hemos leido anteriormente.
  • En la santería cubana se identifica con Oyá y Oba.
  • En el Candomblé brasileño, la Virgen de la Candelaria se identifica con Oshun.
  • Para las religiones andinas, esta advocación está vinculada al culto a la Pachamama (la Madre Tierra).
  • La comunidad hindú de Canarias la identifica con la diosa Durga y con Kali.

La Candelaria, heredera de antiguas costumbres paganas.

El primer día de  febrero los celtas festejaban el IIMBOLC o OILMEC, la fiesta de luz, reflejando los días cada vez más largos y la esperanza de la primavera. Imbolc  era una fiesta pagana dedicada a la diosa Brigid de gran protagonismo y por ello, la Iglesia se apresuró a dedicarla a la Virgen en su advocación de la Candelaria.

Brigid era una diosa de tanto alcance para la cultura celta que al llegar el cristianismo la transformaron en Santa Brígida y cambiaron la fiesta de Imbolc por la fiesta de La Candelaria. La Iglesia católica, la Iglesia ortodoxa, y algunos anglicanos sincretizaron Imbolc como la fiesta de Santa Brigida; el festival también se conoce como Presentación de Jesús en el templo y purificación de la Virgen (Fiesta de la Candelaria).

 La festividad fue introducida en la liturgia cristiana en 496 por el Papa Gelasio I , para intentar sustituir varias tradiciones romanas anteriores.  Pero, como ocurre muy a menudo en el calendario festivo, esta fiesta religiosa tiene un trasfondo anterior, pagano. Hay quien cree que podría ser heredera de antiguas costumbres romanas que se hacían durante las Parentalia, en las que había procesiones con velas. No obstante, parece que el sentido de la fiesta era totalmente diferente: servía para rendir una especie de culto a las almas de los difuntos.

La Candelaria es la fiesta religiosa católica que sustituyó a las Parentalia y Lupercalias paganas.

Concretamente en el mismo momento del calendario anual los romanos celebraban las parentalia, Unas fiestas de purificación y de culto a los difuntos, en las que se visitaban los cementerios con velas para guiar las almas y rememorar la búsqueda de la diosa clásica Proserpina , y también las Lupercalia , unos ritos ganaderos de finalización del invierno que pretendían garantizar la fecundidad, o varias festividades de inversión social.

La Candelaria fue instituida en el siglo V después de Cristo para que los cristianos olvidasen la Lupercalia o Fiesta de Pan, celebrada por los romanos a mediados del mes de febrero y que incluían el culto al dios Pan, o Luperco, o Fauno; fiestas en las cuales los jóvenes –los luperci– desfilaban entre antorchas, vestidos únicamente con pieles de cabra, mientras bailaban y azotaban con palos la tierra y la vegetación para asegurar la fertilidad de la naturaleza. .  Ciertamente, no lo lograron del todo, porque la diversión y los excesos que acompañaban la adoración de Pan sobrevivieron en la celebración de los Carnavales.

La Candelaria marca el comienzo del periodo de Carnaval, cuando retorna ese tiempo luminoso al final del invierno.

En el mundo de la Gran Madre (pagana o cristiana), el ciclo de la purificación y penitencia inicia con la fiesta de la Candelaria, continúa con el carnaval, la cuaresma y la Semana Santa, es decir en sentido diferente al calendario católico tradicional, que marca el inicio de dicho ciclo con el segundo. Si se sabe que la siembra y las estaciones del año marcan la vida religiosa, social, comercial y cultural de los pueblos, esto queda demostrado con las festividades del Día de la Candelaria.

El nombre de la Candelaria viene de vela o candela.

El rito popular de las candelas se integra en el marco de los fuegos iluminadores de las noches de invierno características Navidad y de la fiesta de San Antonio . Pero los pequeños cirios, bendecidos y llevados en procesión -las candeles-, cumplen también otras funciones. Guardadas en casa durante todo el año, se utilizan en situación de riesgo, como las tormentas. La tradición cuenta que, de forma paralela al cirio bautismal, las candelas se ponían en manos de los moribundos.

FUENTES: 

POSDATA

Espero que este artículo  te haya gustado, y sobre todo que haya respondido a tus dudas. Si es así, por favor, dale un “me gusta” o compártelo con tus amistades o familiares en las redes sociales. También puedes dejar un comentario con tu opinión.

Si te gusta, por favor ¡comparte!

About Post Author

Maria Mercedes

Cosmopolita. Soy gnostica de raíces cristianas , mi parte pagana es mi amor incondicional a la Madre Tierra. No Teista y universalista. Anti-dogmatica por naturaleza- Políticamente humanista.
Previous post 1 de Febrero: Imbolc, Celebración de la Diosa Brigid.
Next post La Diosa Guanche Chaxiraxi. La «Madre Tierra Canaria».

2 comentarios en “LA VIRGEN DE LA CANDELARIA

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: